Escuela virtual de Sabiduría de Pamplona.

fcondetorrens@hotmail.com

Espionaje y Criptografía

En «Espionaje y Criptografía» vamos a hablar de espías, de espías en la Antigüedad.

.

© Copyright Fernando Conde Torrens

.

……….No es que se sepa mucho de tal arte, porque, como ya es sabido, es deber de todo espía no ser descubierto. Y sólo cuando se descubre a un espía se sabe que es espía y cómo hace para espiar. Por su parte, los Estados que se servían de espías, casi todos, no elaboraban memoranda para dejar constancia de cómo espiaban sus espías. Todas estas consideraciones explican por qué sabemos tan poco de los espías, sobre todo de los antiguos.

……….Parece ser que el primero que usó espías a escala industrial fue Julio César. Julio César luchaba contra los galos, principalmente. Los galos, como su nombre indica no eran romanos, y por tanto no sabían latín. Pero, por si acaso, Julio César tampoco mandaba a sus emisarios con mensajes para sus observadores (espías en lenguaje llano) escritos en latín. Dícese que primero dictaba el mensaje a su secretario. Éste tenía escribía el mensaje tal como lo dictara Julio César. Era su deber tener un alfabeto latino sobre la mesa de campaña. Y luego, cuidadosamente, volvía a escribir el mensaje sustituyendo cada letra por la que estaba 4 puestos más adelante. Así cada «A» pasaba a ser «D» y así sucesivamente. Si un galo se hacía con un mensaje de Julio César y no sabía latín, ni idea. Y si había sido educado en Roma y lo sabía, tanto peor. Así ganó Julio César la guerra contra lo galos, con la fuerza de la pluma. Es la primera clave criptográfica de la que se tiene noticia.

……….Los griegos eran más imaginativos. Para enviar mensajes a sus aliados allende los mares o a cientos de estadios (medida de longitud equivalente a un campo de fútbol moderno) empleaban el método de la cinta. Ambas partes tenían guardado un tronco de árbol joven perfectamente cilíndrico, todo él del mismo diámetro. El rey emisor tomaba una larga cinta y la enrollaba en el cilindro. Una vez cubierto el cilindro de cinta, escribía el mensaje en el sentido del cilindro, cuidando de que cada letra estuviera en una tira de la cinta. Escrito el mensaje, la cinta de desenrollaba del cilindro, con lo que el mensaje se volvía ilegible.

……….Se cosía la cinta a la indumentaria del mensajero, que a veces se hacía que fuera un leproso o alguien poco apetecible. Hecho esto, el mensajero partía con su mensaje cosido en las enaguas o en el cinturón del pantalón. Para que el mensaje fuera descifrado, el enemigo debía localizar el escondite del mensajero y, además, tener un cilindro del mismo diámetros que el original, lo que resultaba harto difícil.

……….Otro método consistía en pelar al mensajero al rape. Escribirle el mensaje en la cabeza con tinta y dejar que le creciera el pelo sin lavarse mientras tanto la cabeza. Pasado un mes, el mensajero podía soportar un cacheo concienzudo sin que el mensaje cayera en manos del enemigo. Las mujeres no eran aptas para este tipo de mensajes, dado que había que esperar 6 meses a que su cabellera alcanzara el tamaño habitual de la época. Y la ciudad sitiada podía haber muerto de hambre.

……….En la Antigüedad, otro peligro era el de los centinelas nocturnos. Un método para conquistar una ciudad solía consistir en ofrecer una gran recompensa a un centinela que vigilase un portillo. Se dice que Constantinopla fue tomada a través de un portillo que, inexplicablemente, quedó abierto y sin vigilancia en las inmensas murallas que rodeaban la ciudad. Es de resaltar lo que hizo el Emperador cuando comprobó que se luchaba en las calles y que la muralla había sido flanqueada. Sabiendo la ciudad perdida y su vida amenazada, cuenta la Historia que se vistió de soldado raso y salió a pelear a las calles. Murió como tantos soldados rasos, con la lanza o la espada en la mano. Su cadáver pasó desapercibido entre tantos otros y los conquistadores no se dieron el gusto de capturarle o de profanar sus restos.

. Espionaje y Criptografía

……….En la Antigüedad, los correos entre los soberanos iban por parejas. Así y todo, su suerte era un tanto incierta. Había monarcas que retenían a los correos durante meses y aun años. El monarca emisor se quejaba del retraso del correo, pero para quejarse debía enviar un nuevo correo, con el riesgo inherente. Además, los caminos eran inseguros, los asaltantes, a la orden del día, las posibilidades de que los mensajes fueran interceptados eran nada despreciables. ¿Qué hicieron los faraones para precaverse contra la posibilidad de que su correspondencia fuera falsificada? Pedir a su escriba que ideara claves secretas a introducir en el texto para asegurar la correspondencia con sus reyes aliados y que si alguien interceptaba al correo, no pudiera preparar una respuesta falsa que pasara por buena. ¿Que cómo sé eso? Porque se ha descubierto todo un mundo de claves y mensajes secretos hasta en el Nuevo Testamento cristiano.

……….Imagínese el lector que el faraón egipcio se propone reunir tropas para hacer al guerra al lejano imperio asirio. Manda diez correos a sus diez monarcas vasallos pidiéndoles que reúnan a sus ejércitos y le manden refuerzos en tres lunas al punto de reunión, la ciudad de Jamat, en las orillas del Orontes. Supongamos que varios de tales correos caen en manos de reyezuelos vasallos de los asirios. Éstos podrían sustituir los mensajes por otros en los que el faraón se interese simplemente por la salud del monarca receptor y le invite a visitar su capital junto al Nilo. Y enviar falsos emisarios con el falso mensaje, con lo que la petición de ayuda quedaría abortada.

……….El escriba del monarca receptor ha de tener la manera de comprobar que el mensaje es correcto y no una falsificación. Por poner un ejemplo irreal, una firma con la palabra «Simón» colocada entre las posiciones 10 y 16 a partir de la sexta frase y al final de las frases sería una clave imposible de hallar para otra persona que el conocedor de la clave. Así, nada más leer el mensaje, el escriba sabría que el mensaje era una falsificación y no provenía del faraón. Y su soberano también. Ni les cuento lo que les esperaba a los falsos correos. Añadiré tan sólo que en cada corte había, que yo sepa, tres personajes de la máxima importancia, sobre los que descansaba la esperanza de supervivencia del monarca y la propia dinastía: El escriba, el cocinero y el copero real.

. Espionaje y Criptografía

Espionaje y Criptografía

  Espionaje y Criptografía

.

……….El escriba se encargaba de la correspondencia real y, como acabamos de ver, su lealtad era vital o al rey se la darían con queso hasta el más pintado. El escriba se encargaba de las entradas y salidas inmateriales. El cocinero y el copero, de las reales entradas materiales. El cocinero preparaba al comida y se cuidaba de que nadie echara venenos mortíferos a las reales viandas. El copero se encargaba de seleccionar y elegir las bebidas, allá donde las pócimas eran muy fácil de diluir disimuladamente. Tengo para mí que uno y otro pagarían con sus vidas si al rey le ocurría algún accidente fatal durante su copiosa digestión.

……….Viniendo hacia aquí en el tiempo y llegándonos a nuestra península, he conocido personalmente una manera de enviar mensajes secretos que muy pocos saben leer. Se trata del ladino. En la Edad Media, cuando en nuestra piel de toro habitaban numerosos judíos, éstos conservaban su alfabeto, claro está, y sus costumbres. Hablaban también el castellano. El ladino, si no estoy mal informado, consistía en escribir en castellano con grafía judía. He leído personalmente un libro en ladino en el Monasterio de Yuso, en La Rioja, y he escrito en ladino el verso de «Cuentan de un sabio que un día …» Cuando uno tiene ante sí un libro en ladino, lo da por ilegible. Le bastaría conocer el alfabeto hebreo para poderlo leer, porque realmente es castellano.

……….¿Ha muerto la criptografía en nuestros días? Criptografía viene del griego kruptos (pronunciar criptos) = oculto, secreto, disimulado, engañoso. Y grafía, escribir. Escribir algo de manera oculta, disimulada, para engañar. O para denunciar un engaño. Pues bien, la criptografía no ha hecho sino crecer y dotarse de mejores medios. En las dos últimas guerras mundiales, la de 1.914-17 y sobre todo en la de 1.939-45 ha sido clave para descifrar los mensajes interceptados al enemigo. Hoy en día se ha dado un paso más y creo que se llama esteganografía, es decir, envío de algo que ni siquiera aparenta ser un mensaje. Por ejemplo, se envía una canción, aparentemente inofensiva, por las ondas. Se toma la grabación, se escucha al revés cierta parte de la misma y determinadas notas del acompañamiento reproducen un mensaje cifrado acordado previamente. Una canción aparenta no ser un mensaje en clave y sin embargo lo es. Me viene a la mente una película en la que la protagonista, Judie Foster, descubre una señal desde las estrellas, que resulta contener no sólo una imágenes de la primera emisión televisiva de la Alemania nazi, sino unos complicados mapas tridimensionales par construir no sé qué artefacto. Eso sería esteganografía, la moderna criptografía. Del griego steganos  (pronunciar steganos) = Impenetrable, reservado, discreto, opaco. Es decir, más que oculto, imperceptible.

……….Y no sólo en tiempos de guerra. Hoy en día la transacciones seguras para hacer pagos con VISA por la red se codifican y descodifican mediante complicados algoritmos realizados por ordenador, como puede enterarse cualquiera que busque en Google la palabra «encriptación«. La red no es segura. Cualquier hacker espabilado y curiosón puede meter las narices en mi ordenador conectado a la red. Si quiero trabajar con seguridad, encripto todos mis ficheros y, cada vez que me siento al ordenador, desencripto los que voy a usar. Al ir a cerrar, encripto de nuevo las versiones modificadas. De ese modo, mis archivos pueden ser accesibles, pero no serán leídos.

. Espionaje y Criptografía

……….Suponer que los antiguos eran un canelos y escribían sin ton ni son no es sino un síntoma de ser un canelo, aunque moderno. Los antiguos hicieron de la escritura un arte y eso se ha perdido modernamente. Más adelnte  demostraré este último aserto con un trabajo de investigación sobre escritura antigua que guardo en la recámara. Pero eso será dentro de unas semanas, cuando reúna la batería entera. Decía que los antiguos nos aventajaban en diez pueblos en eso de jugar con la escritura. Las firmas de Simón halladas en los documentos base, los acrósticos y la clave alfa-numérica lo demuestran. Lo demuestran para todo aquél que tenga ganas de enterarse de las cosas y no esté cegado por los prejuicios. Sorry.

……….Otro día más, amigos.

 . Espionaje y Criptografía

Siguiente artículo: Sabiduría y Ocultismo.

 . Espionaje y Criptografía

……….Fernando Conde Torrens es autor de «Simón, opera magna», «El Grupo de Jerusalén», «Año 303. Inventan el Cristianismo», «La Salud» y una serie de artículos sobre el mundo de las ideas. En  http://sofiaoriginals.com expone los resultados de sus investigaciones sobre la eterna búsqueda del ser humano.

……….

 . Espionaje y Criptografía

 . Espionaje y Criptografía

 . Espionaje y Criptografía

Espionaje y Criptografía

2 comentarios en “Espionaje y Criptografía”

  1. José Orlando Ladino V dice:

    Bueno Dr. F. Conde he visto algunos vídeos de sobre su exhaustiva investigación sobre los evangelios y la creación de la religión cristiana por emperadores romanos( siglo IV). Toda esa información cambia nuestras creencias religiosa que aquí en latino américa fue impuesta a sangre y espada por los conquistadores cristianos españoles y europeos. Tengo que adquirir estos importantes libros pues sus conferencias ha despertado en mi esa curiosidad de cristianismo.Gracias

    1. Fernando Conde Torrens dice:

      Lea ante todo «Año 303. Inventan el Cristianismo». Es el último y el más completo. Luego hablamos. Un abrazo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *