Escuela virtual de Sabiduría de Pamplona.

fcondetorrens@hotmail.com

Evolución

El proceso evolutivo (tanto de una persona, como del Cosmos) se puede representar como una espiral áurea, o de Fibonacci (en realidad, no son iguales, pero son muy parecidas). De hecho, puede que valga cualquier espiral. Es decir, la evolución pasa por unas fases similares que siguen la máxima de “la Historia se repite, pero de distinta manera”, y ello de forma acelerada.

Existe un patrón de cambio, pero que nos lleva a estadios distintos y cada vez más rápido. Es importante ver también, la idea del fractal, es decir, una estructura que en cada parte reproduce una y otra vez la estructura general. No digo que sea la única forma, pero sé que la evolución se puede analizar e interpretar desde la idea de la espiral y el fractal (sobre todo, la espiral).

Analizando mi propio camino evolutivo, puedo ver como el proceso llamado “El Camino” sigue el mismo patrón que cada una de las partes dentro de ella, lo que, en el artículo de la “Masa crítica”, llamaba iniciaciones. Que no son sino el salto de un estadio a otro.

Esta imagen lo mostrará mejor.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

  

 

Así, podemos ver como hay una espiral que, puesta en tres dimensiones, refleja un “itinerario” en el que se va pasando de un nivel de vibración (podríamos llamarlo también paradigma, o nivel de realidad) a otro cada vez más elevado, y cómo el transito de una etapa a otra se da cada vez de forma más rápida. 

Pues bien, ya hace unos meses en los que mi Mente Superior se anda activando otra vez y me habla acerca del funcionamiento de los procesos evolutivos. Además de darme unas ideas generales sobre cómo funciona la evolución, también me ha dado pistas sobre mi propia evolución. De tal manera que todas esas emociones tan densas que había estado viviendo y toda esa actividad durante los sueños hay que situarla en el contexto del tránsito de un cubo a otro cubo más elevado, de un nivel de vibración a otro.

Sería como tratar de sintonizar con una emisora de radio. Hay ocasiones en que, mientras estás sintonizando la radio, te encuentras en un estado intermedio, en el que se oyen de manera confusa dos emisoras, hasta que llegas al punto que buscabas y sólo escuchas tu emisora deseada. Es decir, ese proceso supone la liberación de energías y patrones del cubo inferior y la incorporación de energías del cubo superior. Una imagen gráfica podría ser la del agujero de gusano que hay que atravesar para pasar de un universo a otro (en este caso, la imagen es una metáfora). 

También me llegó que ese proceso de tránsito se está acabando, y que en ese siguiente nivel podría encontrar aquello que siento que me impulsa dentro de mí, y que tanto está moviendo mis energías. La cosa es que el día que empecé a escribir este artículo, al meterme a la cama pedí ayuda a los Guías y Afines, y esa misma noche soñé como una cruz con los cuatro brazos de igual tamaño y una rosa en cada una de las puntas entraba dentro de mi corazón.

Al despertarme, enseguida lo identifiqué como un símbolo de lo que en el mundo de los arquetipos se llama el Sí-Mismo, un símbolo de totalidad. Y no creo que fuera algo casual, ya que ese mismo día se dio lo que se llama una sincronicidad. Ayudándole a un alumno a buscar una cosa en su cuaderno, vi como había dibujado como una cruz celta en una página (enseguida me vino la cruz del sueño a la cabeza). Además a la pregunta de si aquello trataba de indicarme algo, enseguida se dieron esas coincidencias numéricas en las matrículas de los coches que desafían a las estadísticas. 

Pero es más, dentro del Camino en cada una de las partes, o iniciaciones, que la componen, la sensación ha sido de estar luchando en una serie de aspectos concretos. Durante años los avances en esos aspectos eran aparentemente inexistentes, y luego la cosa entraba en una fase crítica de unos cuantos meses, en las que parecía que ese problema contra el que se había estado luchando de repente se venía abajo y aparecía un nuevo “campo de batalla”, pero en un estado evolutivo superior. Muchas cosas en mi vida me están mostrando (trabajo, vida personal, problemas físicos…) que estoy de lleno en esa fase, en la que el conflicto se está deshaciendo y todo está preparándose para el salto a la siguiente etapa. Etapa, que no sabría decir en que nivel está (Meseta, Contactos con el Fondo, superación del Trauma Nuclear …).

……….

Siguiente artículo: Dos evacuaciones 1.

……….

……….Fernando Conde Torrens es autor de «Año 303. Inventan el Cristianismo», recientemente editado, «La Salud», «El Grupo de Jerusalén»,»Simón, opera magna», recientemente,   y una serie de artículos sobre el mundo de las Ideas. En la Web http://sofiaoriginals.com expone los resultados de sus investigaciones sobre la eterna búsqueda del ser humano.

………..

Evolución          Aportación de T. 

.  Evolución

.  Evolución

.  Evolución

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *