La escritura griega y 2

© Copyright  Fernando Conde Torrens

 

 

 

        Seguimos con lo que vimos ayer. Los primeros idiomas derivados del fenicio, y que adoptaron su alfabeto, no empiezan por las letras a, b, c y d, sino que los hacen con las letras a, b, g y d. En griego serán alfa, beta, gamma y delta. Así era el alfabeto fenicio y así serán el griego y el hebreo, cuyas primera letras son alef, beth, guimel y daleth. La tercera letra, la gamma, equivale a nuestra letra "g" suave y también copia el modelo fenicio y más tarde le da la vuelta. La delta es simétrica, de manera que no hay necesidad de darle media vuelta, ya que igual se escribe en un sentido que en otro.

        El resto de las letras vienen en el cuadro siguiente y siguen las reglas ya indicadas. Gracias a los fenicios hoy sabemos leer y escribir todos. No es para olvidarlo.

Alfabetos jeroglífico, hierático, fenicio, griego antiguo, griego menos antiguo, latino y hebreo.

(Fuente: Diccionario Básico Espasa Quince. Espasa-Calpe, 1.985)

 

        Dos palabras sobre las mayúsculas y minúsculas. Al principio sólo había mayúsculas, letras de palo. Téngase en cuenta que se escribía sobre papiro, pergamino y piedra. Y para la piedra, hacer las letras a base de trazos rectos, sin curvas, era muy conveniente. Siglos más tarde surgirá la escritura con minúsculas, especialmente para lo escrito a pluma. Pero al principio, solo existían lo que hoy llamamos mayúsculas.

        Una matización para los amantes de los detalles, en otra fuente distinta aparecen pareados los signos para cada letra en fenicio y griego, versión antigua y menos antigua. La letra "U", que no aparece en fenicio, se inventa. La mayúscula de la "U" es lo que nosotros llamamos la "Y" griega, porque así se escribía. Y su pronunciación en la mayoría de los casos era como la "U" francesa, se pone la boca como para decir "U" y de dice "I".

Comparativa detallada entre alfabetos fenicio y griego.

(Fuente: Historia de la Humanidad, tomo 7. M. Picazo et alia. Arlanza Ediciones, 2.000)

 

        Por último, voy a repetir un gráfico que intervino en el artículo anterior sobre la escritura, porque ahora sabemos más y podremos ampliar algo lo que entonces dijimos. La escritura nace en la Sumeria mesopotámica, antes del año 3.000 AEC. El sumerio es un idioma pictográfico. Los egipcios lo adoptan, pero dándole un pequeño cambio,  y pasa ser la forma de escritura jeroglífica. Más tarde nace la hierática, como se sabe, una simplificación de los dibujos.

        De Egipto copiarán la idea los minoicos, los de Cnossos y Faistos, en Creta, y hacia el 2.000 AEC. escribirán en su lenguaje Lineal A. El Lineal B, que también será usado por los micénicos, de Micenas y Tirinto, es el Lineal A adaptado a su habla griega y ha sido descifrado. No así el Lineal A. Ambos son jeroglíficos. También los hititas usan una escritura jeroglífica. Pero de ellos no nos ocupamos ahora.

        Así están las cosas hasta que hacia 1.200/1.300 los fenicios dan un cambio radical a la situación, inventando el alfabeto: En lugar de dibujar "ideas" se dibujan "sonidos" simples. Ya en el Lineal A se dibujaban sílabas, pero mejor será no complicar las cosas. Parece que los griegos toman prestado el alfabeto a los fenicios hacia el siglo IX y VIII, en plena edad oscura. Pero la cosa no está clara hasta que nos llega la primera vasija con tal alfabeto y eso es hacia el año 730 AEC. En la parte central de la figura siguiente se aprecia esta historia literaria.

(Fuente: Historia de la Humanidad. Arlanza Ediciones, 2.000)

 

        De modo que los europeos hemos tenido tres escrituras,

                        * la Lineal A, jeroglífica, en Creta,

                        * la Lineal B, también jeroglífica, en Creta y Micenas y

                        * el griego alfabético, prestado de los fenicios, en la Hélade y en las colonias griegas.

        Recordemos una muestra de cada una de ellas. 

        La más antigua, la escritura minoica, hacia el año 2.000 AEC.

Escritura Lineal A. Disco de Festos.

(Fuente: Historia de la Humanidad, tomo 7. M. Picazo et alia. Arlanza Ediciones, 2.000)

        La usada en Micenas y demás ciudades de la civilización micénica, también jeroglífica, entre los años 1.500 y 1200 AEC.

Tablilla Lineal B. Micenas.

(Fuente: Historia de la Humanidad, tomo 7. M. Picazo et alia. Arlanza Ediciones, 2.000)

 

        En comparación con ellas, el griego antiguo es coser y cantar. He elegido una muestra con escritura griega antigua que tiene una curiosa cualidad, que el lector debe descubrir antes de leer el párrafo que viene después de la imagen.

 

Tablilla con la Constitución de Gortina, en Creta, siglo VI AEC.

(Fuente: Historia de la Humanidad, tomo 7. M. Picazo et alia. Arlanza Ediciones, 2.000)

        La curioso de esta tablilla es que está escrita al estilo que "los bueyes aran", una línea en un sentido y la siguiente, en el contrario. Fíjese el lector en el sentido de las letras "E" de líneas consecutivas. Teóricamente, evita al lector la necesidad de hacer un recorrido sin leer nada. Pero realmente - lo comprobaron los griegos ante la protesta de los lectores que terminaban con dolor de cabeza tras cuatro tablillas como la anterior - era complicar las cosa, de modo que ya escribieron siempre de izquierda a derecha. Y así ha quedado hasta el día de hoy, lo cual es de agradecer.

        De modo que cuando el lector tome confiadamente un periódico, como el ABC, entre las manos, no piense que siempre las cosa se dijeron tan claras ni que siempre se leyó el periódico en este país. No hasta que no vinieron los fenicios o los griegos y nos pusieron las cosas fáciles.

Enlace al próximo día

Fernando Conde Torrens es autor de "Simón, opera magna", "El Grupo de Jerusalén", "La Salud" y una serie de artículos sobre el mundo de las ideas. En www.sofiaoriginals.com expone los resultados de sus investigaciones sobre la eterna búsqueda del ser humano. En http://simonoperamagna.blogs.com  hay comentarios y más información sobre este libro.