Escuela virtual de Sabiduría de Pamplona.

fcondetorrens@hotmail.com

Gimnasia ocular 2

© Copyrigth Fernando Conde Torrens, el 2-10-2.013

 ……….

 ……….

 ……….

……….En el artículo anterior hemos visto cómo Julio César derrota a Farnaces del Ponto. en un abrir y cerrar de ojos y el origen de su famosa frase “Veni, vidi, vici.” que, como todo el mundo sabe, significa “Llegué, ví y vencí.”

……….Pero por unos días vamos a cambiar el panorama. La razón es la siguiente: El presente blog tiene cerca de 1.500 artículos o páginas. De todas ellas tenemos estadística de las 30 páginas más visitadas. Y en la posición nº 25 figura el artículo titulado Gimnasia ocular. A este artículo entran alrededor de 7 Usuarios al día. Puesto que podemos ampliar dicho artículo con nuevas imágenes en tres dimensiones, para que el lector haga gimnasia ocular con nuevo material, vamos a hacerlo. En los próximos tres artículos aparecerán imágenes para verlas en tres dimensiones. Ya dijimos en su día qué había que hacer para ver las tres dimensiones. Convendrá que el lector recuerde aquellas instrucciones.

……….Hoy daremos nuevas instrucciones, para que el lector lo tenga más fácil. Lo que hay que hacer es desenfocar la mirada. es decir, no mirar a la imagen que tenemos delante, sino poner el foco del ojo medio metros por detrás de dicha imagen, mirar como si el objeto a ver estuviera medio metro por detrás de la pantalla del ordenador, si en el ordenador se mira la imagen. Mantener el ojo enfocado a esa distancia. Poco a poco la imagen se desenfoca, perseverar con el ojo en esa posición de desenfoque. Llega un momento en que parece que todo se nubla y no vemos nada con nitidez. Hay que pasar por ese momento. Perseverar. Un poco después aparece con toda claridad la imagen en tres dimensiones que tratábamos de ver.

……….Si movemos ligeramente la cabeza de derecha a izquierda, con los ojos enfocados igual, la imagen tridimensional se moverá en sentido opuesto. No es fácil. Las primeras veces cuesta un riñón. Pero cuando uno ha logrado ver la primera, las demás cuestan menos. Hoy ofreceremos imágenes sumamente difíciles de ver en 3D. Empecemos por una fácil.

 ……….

Manos que ayudan

(Fuente: El Ojo Mágico. Ediciones B, S.A. Barcelona, 2.005.)

……….

……….Vamos a irnos preparando para las imágenes difíciles. Son difíciles porque no tenemos algo concreto en el plano situado a medio metro por detrás para podernos fijar en él. En esta primera que sigue tenemos el cielo, algo es algo. En otras posteriores, no tendremos ni eso. Conformémonos con ese cielo, que hay que enfocar, suponiéndolo medio metro detrás a las cartas.

 ……….

Solitario

(Fuente: El Ojo Mágico. Ediciones B, S.A. Barcelona, 2.005.)

……….

        La que sigue aún es peor. Detrás no hay nada. Ese fondo neutro y claro es lo peor que existe para enfocar el maldito medio metro por detrás de las pildoritas. Pero … No hay otra solución. A quemarse las pestañas …

 ……….

Chuches

(Fuente: El Ojo Mágico. Ediciones B, S.A. Barcelona, 2.005.)

……….

        Más difícil todavía, como se decía en el circo cuando yo era pequeño.

 ……….

Gafas flotando

(Fuente: El Ojo Mágico. Ediciones B, S.A. Barcelona, 2.005.)

……….

……….Como premio de consolación, uno fácil. Hay que llevar la foco del ojo cada vez más lejos, despreocupándose por completo de cómo de poco nítidas veamos las imágenes. Enfocando el ojo cada vez más lejos, detrás, al final la escena en tres dimensiones acaba por aparecer.

……….

Buscar una espiral

(Fuente: El Ojo Mágico. Ediciones B, S.A. Barcelona, 2.005.)

 ……….

        Y lo dejamos aquí por hoy. El próximo día, más.

……….

Siguiente artículo: Gimnasia ocular 3.

 ……….

……….Fernando Conde Torrens es autor de “Simón, opera magna”, “El Grupo de Jerusalén”,  “La Salud”, recientemente “Año 303. Inventan el Cristianismo” y una serie de artículos sobre el mundo de las ideas. En  http://sofiaoriginals.com/ expone los resultados de sus investigaciones sobre la eterna búsqueda del ser humano.

……….

Un comentario en “Gimnasia ocular 2”

  1. Bernardina González Bermúdez dice:

    Buenas…me gustaron.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *