Escuela virtual de Sabiduría de Pamplona.

fcondetorrens@hotmail.com

Grecia antigua o Hélade

Grecia antigua o Hélade

.

.

.

……….   Vamos a conocer a fondo Grecia antigua. Me propongo que en la memoria del lector se queden algunos nombres, no todos, de las partes en que se dividió la Grecia antigua. Ya sé que esto no tiene interés práctico alguno. No sirve para ganar más dinero, ni para caerle mejor a nadie, salvo al Profesor de Historia, si es que todavía estamos en esas felices edades, cosa harto improbable.

.

……….   Lo primero que debemos saber es que los griegos llamaban a su país Elas, o Hélade. Y ellos eran «helenos». Como se escribe esto para personas que no saben griego antiguo, escribo como se pronuncia. Realmente se escribía «Ellas», pero lo cambio por «Elas», porque se pronuncia como una simple «l». Conviene tener en cuenta que la lengua griega era con la que se nombraba y clasificaba todas las cosas existentes. Y ese nombre ha perdurado. Por ejemplo, los griegos supieron del país situado entre los ríos Tigris y Eúfrates, y con toda naturalidad lo llamaron «Mesopotamia», de «mesos» = «en medio» y «potamos»=»ríos». Y así con todo. Todos los conocimientos de Historia, Geografía, Matemáticas, Botánica, Medicina, etc. del tiempo estaban escritos en griego.

.

……….   Hoy vamos a fijarnos en las partes de la Hélade. Si miramos el mapa que viene a continuación, en la parte Norte se sitúa Macedonia, la que será patria de Alejandro. La capital de Macedonia era Pella, situada al Sur. Desgraciadamente, cuando Roma asomó por la peníbsual helénica, el rey de Macedonia se opuso al avance de Roma. Perdió la guerra y los romanos destruyeron Pella, de la que sólo quedan unos restos muy efímeros hoy en día. Le sucedió a  Pella lo mismo que a Cartago, desaparecer casi de la Historia. Comentar que Macedonia era una nacion bárbara para los griegos en tiempos de Demóstenes, contemporáneo de Alejandro (356-323). Para los griegos eran bárbaron todos los no griegos, los no helenos. En la Antigüedad la xenofonia, agresividad hacia el extranjero, era «el pan nuestro de cada día».

 

……….   Al Oeste de Macedonia está el Épiro, reino de donde será la esposa de Filipo II y madre de Alejandro, Olimpia. Aunque el Épiro es pequeño en extensión geográfica, va a dar bastante que hablar a lo largo de la Historia. Uno de sus últimos reyes, llamado Pirro, tuvo el atrevimiento de mandar una expedición a Italia para luchar contra Roma. Y la venció en un par de batallas, cuando Roma era aún una joven república. Lo que pasó es que los reyes de entonces estaban acostumbrados a que el enemigo, cuando se veía superado, huyera en desbandada, dejando el campo de batalla vacío. Los legionarios romanos no reaccionaban así, y seguían haciendo frente incluso al que les estaba derrotando, causándole mucha bajas, aunque estuvieran perdiendo la batalla. De ahí el nombre de «victoria pírrica», porque tras dos «victorias» suyas – pírricas, claro – Pirro tuvo que abandonar la campaña y volverse a su reino del Épiro, ya que su ejército era la mitad del inicial y no podía reemplazar las bajas. Y de seguir peleando, iba a conocer una derrota de verdad.

.

……….   Debajo de ambas está la Tesalia. Ya hemos dicho que Grecia es muy montañosa, plagada de sierras que dejan estrechos valles entre ellas. En cambio, en la Tesalia hay amplias llanuras, donde crecen los pastos y se crían caballos, actividad impensable en otras latitudes. Ése fue el motivo de que Filipo II, que tenía in mente forjar un Imperio macedónico, lo primero que hizo fue anexionarse la Tesalia y aprovechar los caballo que allí se criaban para aumentear fuertemente la caballería de su ejército, arma que veía indispensable para aumentar la fortaleza de sus tropas. Con esa caballería, hábilmente dirigida, su hijo Alejandro venció a los Persas y se hizo con un Imperio inmenso.

……….   La península se estrecha todavía más y en esa parte están la Beocia y el Ática, con la capital de ésta, Atenas. A la altura de éstas y al Este discurre la mayor isla de Grecia, la isla de Eubea.

.

……….   Por debajo del Ática el terreno se estrecha y el istmo de Corinto une todo lo citado con la parte inferior  de la península, el llamado Peloponeso. En esta península al Sur de la Hélade, y en las islas, tanto en la mayor, Creta, como en las menores, las Cícladas, es donde se desarrollaron las primeras civilizaciones de Europa: La civilizacion minoica, la cicládica y la micénica. Esto fue en los siglos anteriores al X antes del cambio de era. Pero eso ha quedado atrás y, tras «los tiempos oscuros», cuando se volvió a la etapa de mera subsistencia, sin signos de civilización, el progreso de pone de nuevo en marcha, según estamos viendo.

.

Partidarios de Atenas (verde) y de Esparta (rojo) en la Grecia del siglo V AEC.

Grecia antigua o Hélade

[Fuente: The Historical Geography of Europe. Edward A. Freeman. London. Longmans, Green and Co. 1.881.]

.

……….   El Peloponeso es el extremo inferior de la península helénica, y a su vez una península. Consta de tres regiones: La Acaya, la Arcadia y la Laconia. La Acaya es esa franja estrecha debajo del Golfo de Corinto. Está en blanco en el mapa. Poco se puede decir de ella.

……….   La Arcadia es la parte central del Peloponeso. Sus pobladores eran pastores y cazadores. Su vida sencilla, patriarcal, hizo que fuera cantada por los poetas de la Antigüedad como un paraíso de inocencia, felicidad y paz. Aun hoy en día se mantiene esa idea, aunque se la califica de utópica, como sin duda lo fue también antaño.

……….   En la parte Sur del Peloponeso se sitúa la Laconia, con su capital, Esparta. Los espartanos eran punto y aparte respecto a los demás helenos. Ya se ha comentado que las tierras de la actual Grecia fueron invadidas por dorios, jonios y eolios. Estos pueblos desalojaron a los primitivos habitantes y ocuparon sus tierras. La Historia la escribieron ellos, los vencedors, los invasores, con sus logros y sus hazañas. De los únicos aborígenes que se tiene hoy noticia es de los naturales que habitaron antaño la Laconia, de los sumisos meketos.

……….   Sabemos muy poco de ellos, sólo que fueron conquistados por los espartanos y que se convirtieron en sus siervos. No puede hablarse de esclavos, sino un poco menos humillante el papel que jugaron. Los trabajos serviles los hacían los meketos. Los espartanos llevaban la dirección de la comunidad, la guerra,  se entrenaban continuamente para ella, y llegaron a ser los mejores guerreros helenos. En las demás polis funcionaba la esclavitud, las labores inferiores las hacían los esclavos. En Laconia tenían a los meketos, los primitivos habitantes. Pudiera sospecharse que esa política inicial de dominar a los aborígenes pudo haber influido en la obligación asumida de mantenerse siempre preparados para una rebelión de los que eran más que ellos. Nunca se rebelaron los meketos, o si lo hicieron, sin éxito.

……….   Esparta y Atenas serán las ciudades que centrarán gran parte de la historia de Grecia. Desgraciadamente para Grecia, no se llevaron bien y guerrearon entre ellas, lo que las debilitó y favoreciá la conquista de toda Grecia por Filipo II, padre de Alejandro. Hubo Ligas de ciudades, de las que quizás hablemos un día. Pero ellas no impidieron ni la conquista por Filipo II y Alejandro, Magno, en el siglo IV AEC., ni la posterior por Roma, en el siglo I AEC.

.

Partidarios de Atenas (verde) y de Esparta (rojo) en la Grecia del siglo V AEC.

Grecia antigua o Hélade

[Fuente: The Historical Geography of Europe. Edward A. Freeman. London. Longmans, Green and Co. 1.881.]

.

……….   Precisamente las dos partes en que se dividió la Magna Grecia tras el triunfo sobre los Persas fueron lideradas por Atenas, (en verde) y Esparta (en rojo). En el mapa vienen en verde las «polis» partidarias de Atenas, y en rojo las que defendían a Esparta. Como se ve, toda la costa Oeste de la actual Turquía eran colonias griegas. Finalmente, Esparta se impuso a Atenas y el poderío de Atenas y su flota fue decayendo.

……….  Para entender mejor el núcleo de lo que va a pasar a lo largo de la Historia, vamos a dotar al lector de dos reglas universales, que el mismo lector comprobará si lo son. La primera es «la Ley del vecino», original de esta Casa. Dice así:

.

……….  «Ley del vecino: Todo vecino, por el mero hecho de serlo, si se vuelve más fuerte que nosotros, es fácil

que sus líderes le convenzan de invadir nuestras tierras, matar a nuestros hombres, quedarse con nuestros bienes,

violar a nuestras mujeres y someter a esclavitud a los que queden de nuestro pueblo. Por tal motivo, y antes de que

se den tan enojosas circunstancias, es conveniente y hasta indispensable, invadir sus tierras, matar a sus hombres,

quedarse con sus bienes, violar a sus mujeres y someter a esclavitud a los que queden de ese pueblo.»

.

………. Ello explicaría, practicada en modo suave, la xenofobia, tan extendida antiguamente y hasta en nuestros días. Y, llevada a sus últimas consecuencias, las continuas guerras que se dieron entre polis vecinas, reinos vecinos e Imperios vecinos.

………. Si esta primera Ley indica cuándo se inician las guerras, la segunda establece cuándo se acaban, a saber:

.

…… «Ley del Imperio caput«: Nuestro Imperio sobrevivirá y medrará si, y sólo si, nuestro poderío

militar es superior al de TODOS nuestros vecinos. En el momento en que UNO SOLO de nuestros vecinos  

nos supere en poderío militar – bien por haber crecido súbitamente su poder, o por habernos dormido nosotros

en los laureles, -desapareceremos de la Historia.»

.

……….  Armado de tan excelentes máximas, el lector será capaz de entender todo lo que cualquier historiador o aficionado le ponga por delante.

.

Grecia en el siglo V AEC., antes de las Guerras del Peloponeso y tras derrotar a los Persas en las «Guerras Médicas».

Grecia antigua o Hélade

[Fuente: The Historical Geography of Europe. Edward A. Freeman. London. Longmans, Green and Co. 1.881.]

.

………. En la Antigúedad no había medios de comunicación en tiempo real. En un país lejano pasaba algo importante y los griegos no se enteraban hasta pasados dos o tres generaciones. No había periódicos donde se dijeran cosas tales como el cambio de la dinastía reinante. Eso explica que a los Medos, que dominaban la Mesopotamia y cercanías, les sutituyeron los Persas Aqueménidas allá por el año 538 AEC. Los griegos no se enteraron. Un rey local, Ciro II el Grande, conquistó todo Mesopotamia, expulsando a los Medos y se hizo proclamar «Rey de Reyes». Inauguró la dinastía Persa. A Ciro II le sucedió su hijo Cambises II, que reinó sólo 6 años, y en ellos conquistó Egipto, venciendo al Faraón reinante, Psamético III. Estando ausente, se le rebeló un usurpador en el otro extremo del Imperio Persa y, cuando volvía, murió en el largo camino.

………. Después de él subió al trono Persa Darío I, que fue el de la batalla de Maratón. Darío I no viajó a Grecia; mandó un ejército al mando de sus mejores generales, ejército que fue derrotado en la llanura de Maratón. Su hijo Jerjes se tomó muy a mal la derrota de su padre y años depués vino en persona a castigar la insolencia griega. Salió tan mal parado como su padre.

………. El caso es que tanto a la guerra con Darío I como a la posterior con Jerjes, los griegos las denominaron «Guerras Médicas», o con los Medos, que hacía ya cien años que estaban fuera del reino contra el que lucharon y al que vencieron, el reino Persa Aqueménida. Porque tras los Persas vinieron al poder los Partos Arsácidas, en el 248, a los que los romanos siguieron llamando «Persas», cuando realmente eran «Partos», no Persas. Pero, bueno, pelillos a la mar …

.

.

.

.

.

Grecia antigua o Hélade  Grecia antigua o Hélade  Grecia antigua o Hélade  Grecia antigua o Hélade  Grecia antigua o Hélade  Grecia antigua o Hélade 

Grecia antigua o Hélade  Grecia antigua o Hélade  Grecia antigua o Hélade  Grecia antigua o Hélade  Grecia antigua o Hélade  Grecia antigua o Hélade

Grecia antigua o Hélade  Grecia antigua o Hélade  Grecia antigua o Hélade

2 comentarios en “Grecia antigua o Hélade”

  1. José Pujante Molina dice:

    Por desgracia, así es (Ley del vecino) para el planeta Tierra. Y ello nos ha llevado donde nos encontramos hoy… Fortunas en armamentos en manos de psicópatas. Tragedia humana.

    Si tenemos dos grupos más o menos similares en cantidad de personas, uno formado por un líder y el resto le sigue obedientemente (una pirámide militar) y otro por «anarquistas» que NO hacen nada en común si no están de acuerdo con lo que se propone … el primer grupo vence, casi siempre, al segundo. Lamentable, pero así es. La unidad a la hora de atacar y defender es más fuerte que la dispersión sin organizar.

    «Denme un punto fijo y moveré el mundo» Arquímedes … El Universo NO tiene puntos fijos, pero los humanos se apalancan a uno si esperan obtener cierta seguridad a cambio. Si nuestro jefe es un mando (jefe jerárquico superior) no es lo mismo que si nuestro anhelo es estar en consonancia con la Divinidad, pase lo que pase … El resto de seres siguen esto último, la especie humana no.

    Un abrazo.

    1. Fernando Conde Torrens dice:

      La Ley del vecino es el resumen del pasado de la Humanidad y aun del presente, parece. Es la ley del más fuerte aplicada en toda su crudeza. Coincido con tu diagnóstico, «armamento en manos de psicópatas», de personas con una mentalidad desquiciada. Y no todos los desquiciados son negros, ni africanos. Los hay de otras etnias y continentes. El poder emborracha, pero sólo a los que son proclives a ello.

      Al final, que los incendios provocados por medio mundo sin humanidad no contagien a los que son la única esperanza de esta Humanidad. Por eso merece la pena luchar y porfiar.

      Un fuerte abrazo, José.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *