Escuela virtual de Sabiduría de Pamplona.

fcondetorrens@hotmail.com

Historia de una epidemia 18 Cómo se atisba el futuro

Historia de una epidemia 18 Cómo se atisba el futuro

.

.

.

……….   Enlace al artículo anterior: 

.

http://www.sofiaoriginals.com/nos-conocimos-a-finales-de-diciembre-hasta-siempre-koldo/

 

……….   A menos de una semana de poder dejar trás el estado de alarma, que tantos sudores ha costado, tantas protestas ha suscitado y tantos discursos en tono mayor ha posibilitado, veamos cómo se barrunta el futuro inmediato y cómo de decente o escabroso podemos conformarlo. Las libertades se recuperan, las restricciones disminuyen. Y quienes más las reclamaban se dan cuenta ahora, parece, de que el panorama no es tan idílico como lo suponían, visto desde lejos y sin responsabilidad sobre él.

……….   Hemos pasado, toda la nación, un calvario demasiado penoso como para no temer repetirlo. Miraba ayer a media tarde por la ventana de mi casa y se veían las aceras vacías, sin viandantes, y las calles desiertas, sin vehículos circulando. «Parece una ciudad muerta …», pensé. Espero que no fuera muerta de miedo. Quiero pensar que mis conciudadanos no están llenos de miedo, sino de determinación. Determinación a no arriesgarse más allá de lo imprescindible. Hoy han dicho que el 65% de los hispanos no piensa irse de vacaciones. Empezamos bien …

……….   Estamos rodeados de incertidumbres. Se sabe poco del virus, tanto de su pasado como de su futuro. No se sabe de dónde vino, ni cómo se va a poder superar de manera segura, tan seguros como estamos de que la próxima temporada de gripe no se nos llevará por delante, aunque se lleve a entre 6.300 y 15.000 compatriotas cada año, según que sea año bueno o año malo en esto de la gripe. También salimos a la carretera cada verano para irnos de vacaciones, aunque sabemos que mueren unos cuantos cientos de conductores y ocupantes cada verano.

……….   Es decir, estamos acostumbrados a vivir con unas probabilidades desconocidas de no llegar vivos a fin de año. Lo asumimos, y ni pensamos en ello. Algo parecido deberemos hacer con esto del Coronavirus. Claro que como es algo nuevo, algo a lo que no estábamos acostumbrados, tendremos que acostumbrarnos. La ventaja que contamos es que tenemos unas posibilidades, también desconocidas, de evitar riesgos de contagio. Esto para los no «negativistas». Pero los tales no parece que tengan problema, ya que no creen que haya nada que temer; creen que las mascarillas no sirvan para nada, por eso no las llevan. Luego no son personas que deban cuidarse, ni preocuparse por lo que ha pasado que, según creen, no es nada importante.

……….   Los demás podemos hacer algo por evitar situaciones de riesgo. En breve trataremos de medir, de cuantificar tales situaciones. Las precauciones, ya las conocemos. Nos las han repetido docenes de veces en las  últimas semanas: Evitar las aglomeraciones, tener en cuenta la distancia con las personas a tratar, llevar mascarilla al salir de casa, sobre la nariz, no en el bolsillo o en la mano.

……….   Podemos resumir la actitud en tener capacidad de sacrificio, tener auto-disciplina. La experiencia de la vida, haber pasado por situaciones comprometidas, tener auto-control, todas ellas características más frecuentes en personas mayores, mayores de 40 años. En la gente joven es más disculpable que las posean en menor proporción. Y ello corre paralelo a la posibilidad de tener un contagio serio, no asintomático, que conlleve hospitalización, e incluso UCI. De modo  que las posibilidades de defensa están más desarrolladas en las personas no tan jóvenes por un doble motivo: Por experiencia de la vida y por el instinto de supervivencia.

……….   Vamos a ver la posibilidad o las condiciones que deben darse para que no haya un rebrote a nivel nacional. Distingamos en primer lugar un rebrote a nivel nacional de otro a nivel local, o autonómico. El que nos va a afectar, eventualmente, a cada uno de nosotros será un contagio a nivel local, en nuestra ciudad, en nuestro barrio. Ése es imprevisible. Es muy poco probable, y sólo se puede combatir con las medidas ya conocidas, tapabocas y distancia social. Eso es ampliable a no subir en el mismo ascensor con un vecino, mantener el metro y medio si se acerca a exponernos su punto de vista, comprobar, visualmente y antes de sentarse,  la mesa más separada en una terraza, y otras del mismo tenor.

……….   Es posible que no en nuestra ciudad, pero habrá algunos rebrotes de contagio en nuestro país. Eso es seguro, en un momento u otro de las próximas tres semanas. Cifremos en 150 los nuevos Contagios al día que podemos permitirnos en el conjunto del país. Y dividamos tal cantidad en dos mitades. Una para las dos ciudades principales del mismo, y el resto para las demás Comunidades Autónomas. Por tanto, si vivimos en otra ciudad y no en las dos más densamente pobladas, tenemos 75 contagios al día para repartir entre las 15 Comunidades más discretas en población. Tocamos a 5 Contagios por Autonomía y día. Eso nos dará una idea de nuestras posibilidades dañinas para el resto de españoles sin estropearles el panorama general. Si no superamos la parte alícuota que nos corresponde, lo estaremos haciendo bien. Si traspasamos esa «línea roja», nuestra ciudad, y con ello nuestra Comunidad, estará «metiendo la pata», profundamente, hasta las cejas.

………..   Si nuestra Comunidad Autónoma supera su lote correspondiente, los 5 Contagiados diarios que le están «permitidos», pero  las demás no hacen lo mismo, y nos «ceden» sus «Contagios permitidos» para ese día, en el conjunto de la nación no superaremos la cota de «Curados» totales, que luego veremos cuál es. En ese caso tendremos un repunte local, pero no un repunte a nivel nacional. Y la cosa pasará desapercibida. Saldremos en los periódicos y en los Telediarios, pero «no llegará la sangre al río».

……….   ¿Cuál sería el problema más serio? Adelantemos que para ser un problema serio deberíamos subir dos escalones. Un solo escalón no es suficiente, deben ser dos. Primer escalón, que sumando todas los repuntes locales, en todas las Autonomías, superemos la cifra de Curados de ese día, que todavía es una incógnita, pero sólo para el lector. Si tal cosa ocurriera, habriamos dado el primer paso hacia el problema serio. Ese día tendríamos un «repunte» a nivel nacional, cuando los «Contagiados» son más que los «Curados» y el «remanente de enfermos por Coronavirus» aumenta ese día.

……….  Esto, con ser inquietante, todavía no sería fatal. Lo grave sería que a este hecho se uniera otro: Que el mismo suceso – superar los «Contagiados» a los «Curados» de ese día – se repitiera varios días seguidos. Porque eso sería una señal dolorosa: Podriamos estar repitiendo la secuencia de cifras que se dio a principios de la crisis anterior. Para que el lector esté informado, reproducimo a continuación la secuencia del total de Contagiados acumulados de los primeros días:

.

Día de la crisis Contagiados acumulados
1 9
2 13
3 25
4 33
5 58
6 84
7 120
8 165
9 228
10 282
11 401
12 525
13 674
14 1.231

.

……….   El primer día de la crisis fue el 25 de Febrero. Ya se aprecia que las cifras de los primeros días no auguraban los acumulados que se iban a alcanzar dos semanas después. Pues bien, así podríamos empezar un nuevo calvario si fueran muchos los «negacionistas» de hecho. Hay un indicio tranquilizador: Esas mismas personas han estado actuando hasta ahora con su modo particular de juzgar el proceso en el que todos estamos involucrados, bien a nuestro pesar. Veamos cuál es la situación en este momento.

………. Hay previsiblemente 6.183 enfermos de Coronavirus en los Hospitales del país. El lunes pasado (última día del que tenemos constancia oficial) hubo 76 nuevos Contagiados y 4 Defunciones (25 en una semana). Teniendo en cuenta los «Contagiados» de semanas anteriores, los «Curados» serían ese día del orden de 177.

 

76 – 177 – 4 = – 105 enfermos dados de alta el Lunes 15-6

 

………. Ello da un saldo que indica que este último Lunes disminuyeron los hospitalizados en 105 personas. Este es el margen – no demasiado abundante, si hablamos de todo el país – que nos separa de un «rebrote» a nivel nacional. Mientras el saldo diario de estas tres cifras sea negativo, vamos bien. Por un día que sea positivo, todavía no pasa nada. Es una mala señal , pero no es definitiva. Lo tremendo sería que, como consecncia de cómo se mueve el personal en «la piel de toro», las cifras de nuevos «Contagios» acumulados empezaran a parecerse a la secuencia de los primeros días de la crisis, en Febrero pasado.

………. Hay todavía un factor a nuestro favor. Allá por Febrero no había «Curados» en los Hospitales, porque no se había infectado nadie todavía. Hoy tenemos del orden de 150 «Curados» al día. Ése es un margen complementario. Es decir, los «Contagios» para producir un rebrote a nivel nacional deben ser 150 más que las cifras que se dieron en Febrero y Marzo, un poco más arriba indicadas.

.

Remanente de enfermos del virus bajo cuidados médicos al 15.6

Historia de una epidemia 18 Cómo se atisba el futuro

.

……….   Como cada vez que representamos nuestra historia en la crisis por el maldito Coronavirus, no podemos dejar de señalar que cada punto azul de este gráfico es un día de confinamiento, en grado mayor o menor. Que 46 millones de personas han soportado dicha cuarentena y que no nos merecemos tener que volver a pasar por otra experiencia similar. Amén de los sufrimientos de los nuevos «Contagiados», de las «Defunciones» que se ocasionen y del dolor de sus familias.

……….   Esto es toda una amonestación a navegantes «negacionistas». Si estuvieran ellos solos en el país, no habría recriminación alguna que hacerles. Pero no están solos. Esto es como el que conduce bebido, o habiendo tomado drogas. Si le cogen, le sancionan, porque pone en riesgo su vida y las de los demás … Pues igual.

……….   Podemos todavía obtener más conclusiones tras analizar la evolución de Curados, Contagiados y variación del remanente de enfermos por Coronavirus. La gráfica que mostraremos a continuación no la hemos enseñado antes. Hay que explicarla.

……….   En verde y arriba, los «Curados» diarios, los enfermos dados de alta. Como ya se ha dicho, resultan de prever las altas de los «Contagiados» del pasado que todavía no se habían curado. Como se dan también «Contagiados» en los días últimos, hemos supuesto que va a haber una media de 150 nuevos «Contagiados» diarios en esta semana y en la «nueva normalidad». Si la realidad empeora o mejora nuestra previsión, haremos las correcciones oportunas.

……….   Inmediatamente debajo y en rojo, las cifras de «Contagiados» diarios que dan las autoridades sanitarias. Todo irá bien siempre que esa curva en rojo «se meta», se sitúe, debajo de la curva verde de «Curados». Y debajo de ambas, en el cuarto cuadrante, en naranja, el saldo Contagiados – Curados – Defunciones. Digamos que en estos momentos las Defunciones diarias están siendo de un solo dígito, menos de 5 al día. Por eso, felizmente, no influyen a la hora del saldo, aunque se tienen en cuenta en los gráficos.

.

Curados, Contagiados y variacion diaria de enfermos en Hospitales al 15-6 en España

Historia de una epidemia 18 Cómo se atisba el futuro

.

……….   Para que todo vaya bien, la curva en rojo debe estar por debajo de la curva en verde. Eso significará que la curva en naranja no suba por encima del eje horizontal que empieza en «cero», llamado «eje de abscisas». Ahora se entiende mejor qué condiciones debemos conseguir para no repetir la experiencia de Marzo. Podemos superarla un día o dos, pero no continuamente. Es impresicindible controlar los «Contagios» diarios y no permitir que el virus se propague con libertad, como lo hizo anteriormente, con una población que circulaba libremente, se besaba, se abrazaba, se daba la mano, se tosían encima  y vívían una vida «alegre y confiada». Es incómodo llamar al orden, pero nos jugamos la relativa tranquilidad en la eufemística «nueva normalidad».

……….   Y, además, y por si fuera poco, con turistas … Definitivamente, la economía ha de comprarse con sensatez. O si no  organizaremos un «zipi-zape» de mil demonios a nivel de Europa. Y seremos el hazmerreír del mundo. Cosa que me jodería … De ahí esto.

.

.

.

Historia de una epidemia 18 Cómo se atisba el futuro  Historia de una epidemia 18 Cómo se atisba el futuro  Historia de una epidemia 18 Cómo se atisba el futuro 

Historia de una epidemia 18 Cómo se atisba el futuro  Historia de una epidemia 18 Cómo se atisba el futuro  Historia de una epidemia 18 Cómo se atisba el futuro 

Historia de una epidemia 18 Cómo se atisba el futuro  Historia de una epidemia 18 Cómo se atisba el futuro  Historia de una epidemia 18 Cómo se atisba el futuro 

Historia de una epidemia 18 Cómo se atisba el futuro  Historia de una epidemia 18 Cómo se atisba el futuro  Historia de una epidemia 18 Cómo se atisba el futuro 

Historia de una epidemia 18 Cómo se atisba el futuro  Historia de una epidemia 18 Cómo se atisba el futuro  Historia de una epidemia 18 Cómo se atisba el futuro 

Historia de una epidemia 18 Cómo se atisba el futuro  Historia de una epidemia 18 Cómo se atisba el futuro

.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *