Escuela virtual de Sabiduría de Pamplona.

fcondetorrens@hotmail.com

Historia de una epidemia 32 Dos métodos distintos

Historia de una epidemia 32 Dos métodos distintos

.

.

.

………..   Si no se ha hecho, se recomienda vivamente leer el artículo anterior, necesario para seguir el hilo de éste:

 

http://www.sofiaoriginals.com/historia-de-una-epidemia-31-dos-visiones-antagonicas/

 

………..   A la vista de que los datos son completamente distintos, que denotan dos situaciones muy diferentes, debemos preguntarnos cuáles han sido los criterios empleados para decidir el número de «Contagiados» y el número de «Defunciones» en los primeros 100 días, con las curvas fuertemente ascendentes y Máximos de 8.568 «Contagiados» diarios 955 «Defunciones» diarias. Y ver si han sido los mismos criterios para definir unos y otros, «Contagiados» y «Defunciones» en el perído posterior, entre los días 101 y 143.

………..  Habrá que echar mano de la memoria para recordar cuáles eran las circunstancias en los Hospitales en Febrero y Marzo pasados. Había un desabastecimiento general. Faltaba de todo, hasta mascarillas para el personal sanitario. Se estuvieron semanas reclamando EPIs (Equipos de Protección Individual) para los sanitarios. Entonces nos enteramos de que existían unos stest, llamados test PCR, para diagnosticar el virus, pero tampoco había test PCR disponibles en cantidad. También faltaban los «kits» para poder hacer tales test. Luego supimos que los tales «kits» tenían forma de hisopo, un palito con algodón en un extremo, a introducir en una mucosa de nariz y/o garganta. Y faltaban «respiradores«, para permitir respirar a los pacientes con insuficiencia respiratoria aguda. Faltaba de todo. Y se fletaron aviones para traer todos estos materiales desde China o la India. Desde donde hiciera falta.

………..  A lo largo del mes de Febrero y Marzo las personas con los síntomas del virus – que se conocían bien y jamás olvidaremos – acudían a los centros médicos y Hospitales. Y los médicos, basándose en los síntomas que referían, decidían si se hospitalizaban  o los mandaban a casa, a esperar síntomas más claros, más fuertes. Pues se parecían mucho a los de una gripe. Y cuando llegaba alguien con síntomas evidentes, en especial dificultad seria para respirar, tras una radiografía del tórax, decidían su hospitalización. El diagnóstico era con frecuencia neumonía bilateral. Resaltemos que el diagnostico lo realizaban los Médicos, basándose en los síntomas y las pruebas médicas que veían convenientes, para ratificar que era un caso serio, digno de hospitalización.

………..  Ésta fue la praxis hasta llegar al Máximo de «Contagiados», que se dio el 31 de Marzo. A lo largo del mes de Marzo unos cuantos aviones fueron trayendo el materia del que carecíamos. Se pasaron a contarse en el país con número suficiente de mascarillas como para poderse suministrar a la población y venderse en Farmacias. Hasta entonces, cuando salíamos a la calle a operaciones imprescindibles, íbamos sinmascarilla. Sólo estaban disponiblea para el personal sanitario, como es lógico. También se consiguieron adquirir test PCR, que en primer lugar se aplicaban a los pacientes de Hospitales y al personal sanitario, para ver si estaban infectados. Cuando el país se suministró de test PCR en cantidad suficiente, se pudo empezar a suavizar la cuarentena para pasar de la fase de «Contención», con el confinamiento general,  a una fase más activa, atacando al virus allá donde estuviera. Ya teníamos armas. Se fue suavizando la cuarentena y se fue aplicando el test PCR para diagnosticar los «Contagiados» de forma más amplia, más general.

………..  Culminada la desescalada, a partir de primeros de Junio, la situación era ya muy distinta. Habia suficientes test PCR en el país y cada Comunidad Autonómica llevaba ahora el control de la epidemios en su territorio, realizaba tantos test PCR como podían, para diagnosticar a las personas que podían estar contagiadas. Se había salido a la calle a combatir al virus con las armas que se contaba. Armas de las que se carecia el principio, allá por Febrero y Marzo.

.

Historia de una epidemia 32 Dos métodos distintos

.

………..  De forma que a partir del día 100, o su entorno, con los Contagios en franco retroceso – muchos días con menos de 100 «Contagiados» al día –  la definición de «Contagiados» no la daba el Médico a la vista de los síntomas referidos por el paciente, sino que la daba un test PCR. No vamos a entrar en detalle de cuándo exactamente se fue pasando de un método de diagnóstico a otro. Lo que parece evidente es que en Junio y Julio los diagnósticos de «Contagiados» se dan por un test PCR. Y que se aplica un test PCR a las personas que tiene algún síntoma, como fiebre, incluso la llamada «febrícula», apenas unas décimas algún día. Las personas que dan positivo en ese test PCR se diagnostica que están «Contagiadas».

………..  Resumiendo, al principio la decisión de cuándo una personas estaba «Contagiada» la daba un Médico, según sus conocimientos y práctica médica. En los últimos 45 días, el diagnóstico lo da un test PCR, test que se aplica en cuanto hay un síntoma menor en una persoan que se acerca a un Centro médico.

………..  Conviene añadir – para no crear una idea errónea – que, siguiendo los protocolos de la Unión Europea, para diagnosticar que un paciente tenía el virus era imprescindible hacerle un test PCR. De lo contrario, no podía entrar en las estadísticas de «Contagiado». Como no había muchos test PCR en el país, se reservaban para los pacientes con síntomas evidentes y para el personal sanitario sospechos de haber contraído la enfermedad. Gracias a ellos hubo que mandar a  casa, a pasar una cuarentena de 14 días, a numerosos sanitarios que dieron positivo en un test PCR. Es decir, test PCR había desde un principio, pero no en cantidad suficiente como para aplicarlos masivamente a una parte significativa de la población.

………..  Creo que fue en esta época del final de la «desescalada», cuando se tuvo noticia de que había «Contagiados», definidos por un test PCR, que resultaban ser «positivos asintomáticos», sin síntomas. Como no se conocían todos los detalles sobre la epidemia, se aceptó tal hecho. También creo oportuno reflejar una noticia que me sorprendió, precisamente de esta época. Si bien las cuarentenas para personas diagnosticadas como positivas por un test PCR se les decretaba un confinamiento de 14 días, se dio una orden para que los sanitarios que estuvieran pasando una cuarentena en su casa por haber dado positivo en un test PCR y fueran asintomáticos, la guardasen sólo de 10 días, y pasados esos días se incorporaran a sus puestos de trabajo (?).

………..   Esto sobre los dos métodos distintos para diagnosticar como «Contagiado» a un ciudadano español. Para determinar su defunción, los métodos no han cambiado, no pueden cambiar. Y el método empleado no puede incluir ningún error. Las condiciones para diagnosticar una defunción las conocen muy bien todos los Médicos. Y son ellos los que extienden el Certificado de Defunción.

………..   Los síntomas que exponían las personas que acudían a solicitar ayuda médica eran la clave para determinar qué se iba a hacer con ellos en ese momento. Los sintomas y las pruebas sobre determinadas constantes, que el Médico decidía y practicaba. Los test PCR  son los que deciden en este segundo período de los últimos 45 días si alguien está «Contagiado» o no. Esto conviene dejarlo muy claro hoy.

………..   La longitud que ha tomado el artículo para describir ambos métodos obliga a dejar la continuación para el próximo día.

.

.

.

Historia de una epidemia 32 Dos métodos distintos  Historia de una epidemia 32 Dos métodos distintos  Historia de una epidemia 32 Dos métodos distintos  Historia de una epidemia 32 Dos métodos distintos 

Historia de una epidemia 32 Dos métodos distintos  Historia de una epidemia 32 Dos métodos distintos  Historia de una epidemia 32 Dos métodos distintos  Historia de una epidemia 32 Dos métodos distintos 

Historia de una epidemia 32 Dos métodos distintos  Historia de una epidemia 32 Dos métodos distintos  Historia de una epidemia 32 Dos métodos distintos  Historia de una epidemia 32 Dos métodos distintos 

Historia de una epidemia 32 Dos métodos distintos  Historia de una epidemia 32 Dos métodos distintos  Historia de una epidemia 32 Dos métodos distintos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *