Escuela virtual de Sabiduría de Pamplona.

fcondetorrens@hotmail.com

Jan Vermeer de Delft y sus retratos La Pintura 106

Jan Vermeer de Delft y sus retratos La Pintura 106

© Copyright  Fernando Conde Torrens, el 5-3-2.008

.

.

.

……….Conozcamos algo de la vida de nuestro Pintor invitado. Ya sabemos que fue hijo de un tejedor. Posiblemente el padre inculcó en su hijo el amor al cuidado, a las cosas bien hechas, porque sus cuadros son el fruto de un amor al detalle que no era habitual en los pintores de su tiempo. Por otra parte, el padre legó al hijo su segundo oficio como marchante de  obras de arte y posiblemente su afición por el arte. Parece que Vermeer tuvo como maestros de Pintura a Leonaert Bramer y a Carel Fabritius, pues en el inventario realizado a la muerte de Vermeer figuran varios cuadros de ambos Pintores. El segundo de ellos se caracterizó por la importancia que diera a la iluminación en sus cuadros, cosa que Vermeer habría aprendido y luego desarrollado al máximo.

……….Vermeer tuvo una vida reposada, no exenta de dificultades financieras. Casó con una católica, Catharina Bolnes, de una buena familia local, que le dio nada menos que once hijos, y fue varias veces directivo del gremio de Pintores de Delft, pequeña ciudad holandesa. A raíz de su casamiento, Vermeer se convirtió a la religión católica. Parece ser que no vendió ninguno de sus cuadros, casi todos los cuales son de tamaño pequeño. De modo que Vermeer no tuvo tensión alguna por darse a conocer, ni acudió a Salones, ni organizó Exposiciones particulares, ni colectivas, pintaba por puro placer y para disfrutar luego de sus obras. Parece, no obstante, que a lo largo de su vida y con tan larga prole, Vermeer tuvo problemas económicos. Pero parece también que sus cuadros no supusieron demasiada ayuda para tal contrariedad y que serían sus otros oficios, como posadero y marchante de cuadros, los que le solucionarían las mismas.

……….Diría que la sociedad holandesa de su época era una sociedad satisfecha con su presente, dedicada mayoritariamente al comercio, en el que Holanda logró el casi monopolio europeo. Tal vez el hecho de que muchos holandeses estaban ausentes de viaje hizo que Vermeer tomara como motivo de varias de sus obras la carta, la carta que escribe o recibe una mujer que guarda ausencia a su esposo.

……….Otro tema que veremos asomar a varios de sus cuadros son los instrumentos musicales, síntoma de una sociedad con un grado de educación alta y capacidad económica holgada. Donde reina la pobreza no cabe el clavicordio. Pero siempre Vermeer nos mostrará estancias apacibles de casas normales; eso sí, limpias y bien ordenadas, donde damas o doncellas de la clase media realizan labores cotidianas, ensimismadas en su trabajo y sin ninguna preocupación por el espectador, según quiso el pintor. He aquí un ejemplo típico de cuadro de Jan Vermeer. Recuérdese, iluminación procedente de una ventana situada a la izquierda, detalles minuciosos sobre los utensilios que se ven sobre las mesas, sillas y suelo. Y la luz y sus efectos como protagonista de segundo orden.

 ……….

Jan Vermeer de Delft. Mujer con una jarra. Óleo sobre lienzo.

Metropolitan Museum of Art, Nueva York

Jan Vermeer de Delft y sus retratos La Pintura 106

(Fuente: Grandes de la Pintura. Pintura Barroca. Sedmay Ediciones, 1.979.)

 ……….

……….En el cuadro que viene a continuación Vermeer vemos algunas de la características ya indicadas: La luz incidiendo desde la parte superior izquierda, el suelo ajedrezado, lo que sería un indicio de realización tardía, cuando Vermeer incorpora detalles geométricos del entorno, la matización luminosa de un mismo objeto, como el marco dorado, el lujoso vestido de la mujer, los clavos del tapizado de las sillas. Miran al espectador, detalle anómalo, tanto la modelo como el Cupido, que sostiene el as en su mano izquierda, con las demás cartas a sus pies, dando a entender que …

 ……….

Jan Vermeer de Delft. Dama ante un clavicémbalo. Óleo sobre lienzo, 52 x 45 cm.

National Gallery

Jan Vermeer de Delft y sus retratos La Pintura 106

(Fuente: Grandes de la Pintura. Pintura Barroca. Sedmay Ediciones, 1.979.)

 ……….

……….Si un cuadro había en el cuadro anterior, otro cuadro luce tras la modelo del que viene. Se ha especulado mucho sobre ese Juicio Final, en el que las almas serán pesadas, se creía en la época, como la dama embarazada pesara las perlas, ya que no se conoce ningún Juicio Final con ese formato. Algunos apuntan si no será un cuadro del propio Vermeer, de su primera época, que haya desaparecido a través del tiempo. El cuadro será quizás el más tenebrista de los realizados por Vermeer.

 ……….

Jan Vermeer de Delft. La pesadora de perlas. Óleo sobre lienzo, 52 x 45 cm.

National Gallery of Art, Nueva York

Jan Vermeer de Delft y sus retratos La Pintura 106

(Fuente: Grandes de la Pintura. Pintura Barroca. Sedmay Ediciones, 1.979.)

 ……….

……….En el extremo opuesto, el cuadro de la lechera, todo luz. Se sabe que Vermeer era amigo del inventor del microscopio, Leeuwenhoek, y a través de él conocía las teorías de la luz que Huyghens y Newton estaban elaborando por aquella época. En este cuadro parece adoptar la teoría de Newton, de que la luz era una radiación discontinua de energía, haciendo que un chorro de luz ilumine y bañe a la joven lechera que, a su vez, vierte otro chorro, éste de leche, sobre la ancha vasija que contendrá el pan en breve.

 ……….

Jan Vermeer de Delft. La lechera. Óleo sobre lienzo. Rijksmuseum, Amsterdam

Jan Vermeer de Delft y sus retratos La Pintura 106

(Fuente: Grandes de la Pintura. Pintura Barroca. Sedmay Ediciones, 1.979.)

 ……….

……….En una de sus obras cumbre, Vermeer realiza un perfecto retrato de quien, absorta en su trabajo, ignora tanto al pintor como al espectador.

 ……….

Jan Vermeer de Delft, hacia 1.665. La encajera. Óleo sobre lienzo, 24 x 21 cm.

Museo del Louvre, París

Jan Vermeer de Delft y sus retratos La Pintura 106

(Fuente: La Pintura en el Barroco. José Luis Morales y Marín. Espasa Calpe, 1.998.)

 ……….

……….Y para terminar hoy, un ejemplo de aficionada a la Música, cuadro donde el instrumento apenas se manifiesta, pero es que Vermeer era así …

 ……….

Jan Vermeer de Delft. La flautista. Óleo sobre lienzo, 52 x 45 cm.

National Gallery of Art, Washington

Jan Vermeer de Delft y sus retratos La Pintura 106

(Fuente: Grandes de la Pintura. Pintura Barroca. Sedmay Ediciones, 1.979.)

……….

……….

……….Fernando Conde Torrens es autor de “Simón, opera magna”, “El Grupo de Jerusalén”, “La Salud” y una serie de artículos sobre el mundo de las ideas. En www.sofiaoriginals.com expone los resultados de sus investigaciones sobre la eterna búsqueda del ser humano.

.

Jan Vermeer de Delft y sus retratos La Pintura 106  Jan Vermeer de Delft y sus retratos La Pintura 106  Jan Vermeer de Delft y sus retratos La Pintura 106 

Jan Vermeer de Delft y sus retratos La Pintura 106  Jan Vermeer de Delft y sus retratos La Pintura 106  Jan Vermeer de Delft y sus retratos La Pintura 106 

Jan Vermeer de Delft y sus retratos La Pintura 106  Jan Vermeer de Delft y sus retratos La Pintura 106  Jan Vermeer de Delft y sus retratos La Pintura 106

Jan Vermeer de Delft y sus retratos La Pintura 106

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *