Escuela virtual de Sabiduría de Pamplona.

fcondetorrens@hotmail.com

Jan Vermeer pinta su ciudad Delft La Pintura 105

Jan Vermeer pinta su ciudad Delft La Pintura 105

© Copyright  Fernando Conde Torrens, el 3-3-2.008

.

.

.

……….Hay Pintores especiales que no han salido en este rápido paseo nuestro por la Pintura mundial. Y hay géneros que no hemos tratado de manera específica. Hemos hablado del paisaje, primero como fondo, luego con protagonismo propio. No quisiera terminar esta saga, pues ya en saga se ha convertido, sin dejar de hablar del retrato. Y para ello traeré a este lugar algún que otro espécimen que haya descollado en el difícil arte del retrato. Me precio de dibujar decentemente y sin embargo he palpado las dificultades de realizar un buen retrato. Y entiendo por buen retrato aquel que tiene notable parecido con el modelo. Captar ya su personalidad … eso ya es para los genios.

……….Hoy vamos a analizar de cerca a un pintor de provincias, a un humilde artesano del color, a Jan Vermeer (1.632-1.675). Su padre era tejedor y marchante de obras de arte. Su hijo heredaría el negocio del padre, amén de sus buenas cualidades como Pintor. De modo que Vermeer llevó una vida de trabajo alternando la pintura con la venta de cuadros ajenos. Casi podría decirse que el sueldo se lo sacaba con el comercio de obras de arte, porque no hay noticia de que vendiera sus pinturas, no en vida del artista. Tampoco fue en vida cotizado, no se dio a conocer, pintaba, a lo que parece, para su solaz.

……….Tampoco a su muerte se dispararon los precios de sus obras. La posteridad inmediata pasó de él. Sólo en el siglo XIX los anticuario se fijaron en las cualidades de sus cuadros para la época en que vivió y sus obras se buscaron, alcanzándose cifras desmesuradas, motivado en parte porque pintó no muchos cuadros, tal vez unos 40, que son escasos si se comparan con los 700 de Renoir, cifra que conocemos. Pero es que Renoir vivía de la Pintura y Vermeer, del comercio con cuadros ajenos. Los suyos … eran otra cosa.

……….En Vermeer se pueden distinguir dos etapas claramente diferenciadas. La primera, que llega hasta 1.660, con un Vermeer de 28 años, se caracteriza por los cuadros del gusto de la época, la religión y la Mitología. Es incluso muy evidente la influencia de uno de sus maestros, Vermeer estaba en período de formación. Al pasar la treintena – Vermeer vivirá sólo 53 años – Vermeer se desvía hacia lo que le gusta y da origen a los cuadros que le darán fama mundial, las plácidas escenas domésticas.

……….Hoy sólo veremos su primera etapa, con un Vermeer que no es lo que el lector espera, posiblemente porque son más conocidos los cuadros de su segunda y final etapa, cuadros llenos de personalidad. No obstante, ya desde los principios Vermeer adopta ciertos hábitos. Por ejemplo, en muchos de sus cuadros se ve una cortina plegada. En muchos de sus cuadros la luz entra por una ventana situada en la parte izquierda, visible o no.

……….En éste que veremos a continuación se dan ambas particularidades, y eso que es un cuadro de su época religioso-mitológica. Recuérdese que, incluso a mediados del XIX, sólo se admitían ciertos tipos de cuadros y de temas, siendo lo mitológico, lo histórico y lo religioso temas bendecidos por las autoridades académicas.

……….

Jan Vermeer de Delft. Alegoría de la Fe. Óleo sobre lienzo, 98×105 cm.

Jan Vermeer pinta su ciudad Delft La Pintura 105

(Fuente: Grandes de la Pintura. Pintura Barroca. Sedmay Ediciones, 1.979.9

……….

……….Otro detalle frecuente en Vermeer, en sus cuadros aparecen cuadros. Quizás porque con ello hacía propaganda de su oficio, que era marchante de telas, de lienzos. Esto no es válido cuando se trata de una escena mitológica que tiene lugar en pleno Monte Olimpo, donde, como todo el mundo sabe, no hay cuadros, ya que no hay paredes.

……….

Jan Vermeer de Delft. Diana y las ninfas. Óleo sobre lienzo, 98 x 105 cm.

Jan Vermeer pinta su ciudad Delft La Pintura 105

(Fuente: Grandes de la Pintura. Pintura Barroca. Sedmay Ediciones, 1.979.9

……….

……….Otra característica de los cuadros de Vermeer es la luz. Tanto que se ha dicho de él que fue el primer Impresionista, por el papel que en sus cuadros jugó la luz. En los dos que acabamos de ver ya se percibe esto, sobre todo en el de la Fe. Vermeer puso siempre especial cuidad en reproducir el entorno, y en hacerlo con minuciosa fidelidad. Note el lector los matices de luz y sombras en la túnica de la fe, en las patas de las sillas, en la manzana caída, en el libro abierto, en la cortina.

……….Esto se verá con  más precisión en el cuadro que viene, donde también hay una cortina en idéntica posición, una ventana a la izquierda, un tapiz en lugar de un cuadro, un suelo ajedrezado y una fémina. Porque, no lo habíamos dicho, los modelos de Vermeer serán casi siempre damas, mucho mas pictóricas que los burdos y panzudos machos de su pueblo. Nótense las sombras de la banqueta sobre el suelo, los dobleces del tapiz, diferentemente iluminados, las tachuelas de los sillones y la cara, entre sol y sombra, de la protagonista, la modelo obediente.

……….

Jan Vermeer de Delft. El pintor en su taller. Óleo sobre lienzo

Jan Vermeer pinta su ciudad Delft La Pintura 105

(Fuente: Historia del Arte. A. Fernández y otros. Vicens-Vives, 1.992.)

……….

……….Vermeer apenas se dedicó al paisaje. No es que lo hiciera mal, a juzgar por los dos únicos paisajes que se han conservado de él. Uno es de su ciudad, que él quería, pues en ella nació y en ella le enterraron. Es un documento histórico de cómo eran las ciudades de la época.

 ……….

Jan Vermeer de Delft. La ciudad de Delft, detalle de una parte del cuadro. Óleo sobre lienzo

Jan Vermeer pinta su ciudad Delft La Pintura 105

(Fuente: Grandes de la Pintura. Pintura Barroca. Sedmay Ediciones, 1.979)

 

        Como se ve, Vermeer es minuciosos y deja constancia de cada detalle, como la hora en que terminaba su cuadro, las 7 y 10 de la tarde.

 ……….

Jan Vermeer de Delft. La ciudad de Delft detalle de la otra parte del cuadro. Óleo sobre lienzo

Jan Vermeer pinta su ciudad Delft La Pintura 105

(Fuente: Grandes de la Pintura. Pintura Barroca. Sedmay Ediciones, 1.979.)

 ……….

……….Realmente, el cuadro es ambas mitades, pero la curvatura del libro destroza la parte central. Una idea del cuadro completo

……….

Jan Vermeer de Delft. La ciudad de Delft. Óleo sobre lienzo

Jan Vermeer pinta su ciudad Delft La Pintura 105

(Fuente: Grandes de la Pintura. Pintura Barroca. Sedmay Ediciones, 1.979.)

……….

……….Hay una anécdota curiosa con el otro cuadro de tema paisaje. Vermeer se entera de que el Gremio de Pintores, del que es directivo, ha decidido derribar dos viejas casas de la ciudad para construir su nueva sede. Vermeer, que es un romántico, decide pintar ambas casas antes de que sean derribadas. Y éste es el cuadro que resultó. La de la derecha es la vieja residencia de ancianos y la de la izquierda, la de ancianas. En el medio, la callejuela que da nombra al cuadro, donde una doncella restriega unos calzones, mientras los críos hacen lo que siempre hacen en su mundo, jugar.

 ……….

Jan Vermeer de Delft. La callejuela de Delft. Óleo sobre lienzo. Rijksmuseum, Amsterdam.

Jan Vermeer pinta su ciudad Delft La Pintura 105

(Fuente: Grandes de la Pintura. Pintura Barroca. Sedmay Ediciones, 1.979.)

 ……….

……….El día próximo entramos en la segunda etapa, de la que el taller del Pintor ha sido un adelanto.

.

.

……….Fernando Conde Torrens es autor de «Simón, opera magna», «El Grupo de Jerusalén», «La Salud», «Año 303. Inventan el Cristianismo» y una serie de artículos sobre el mundo de las ideas. En www.sofiaoriginals.com expone los resultados de sus investigaciones sobre la eterna búsqueda del ser humano.

……….

Jan Vermeer pinta su ciudad Delft La Pintura 105  Jan Vermeer pinta su ciudad Delft La Pintura 105  Jan Vermeer pinta su ciudad Delft La Pintura 105 

Jan Vermeer pinta su ciudad Delft La Pintura 105  Jan Vermeer pinta su ciudad Delft La Pintura 105  Jan Vermeer pinta su ciudad Delft La Pintura 105 

Jan Vermeer pinta su ciudad Delft La Pintura 105  Jan Vermeer pinta su ciudad Delft La Pintura 105  Jan Vermeer pinta su ciudad Delft La Pintura 105 

Jan Vermeer pinta su ciudad Delft La Pintura 105

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *