Escuela virtual de Sabiduría de Pamplona.

fcondetorrens@hotmail.com

La amenaza persa en la Grecia clásica 42

«La amenaza persa en la Grecia clásica 42» pinta los antecedentes del enfrentamiento que se fragua entre dos, ¡ay!, vecinos.

.

© Copyright  Fernando Conde Torrens, el 6-3-2.006

.

.………En el período comprendido entre los siglos VI y VIII AEC, entre los años 800 y 600, vemos a los helenos como un pueblo asentado no sólo en la península helénica, sino en gran parte de las costas mediterráneas. A partir del 800, colonos procedentes de la península inician la formación de colonias en lo que ellos llaman Ponto Euxino, mar hospitalario, Mar Negro para nosotros. Otros fundan Cirene, en la costa africana. Se funda Siracusa en la isla de Sicilia, ciudad que originará más de un quebradero de cabeza a los griegos en el futuro. Y otras muchas colonias que configuran el mapa que ya conocemos, cuajado de poleis griegas por toda la costa del mar común.

……….La jefatura de tales ciudades, también lo hemos esbozado, varía en cada caso. Algunos tiranos son verdaderos hombres de estado y dan a sus ciudades unas leyes modelo, que serán copiadas por otras ciudades posteriores. Así, Dracón establece un código con las leyes que regirán en Atenas. Solón, arconte de Atenas, pasará a la Historia como uno de los siete sabios de Grecia, por la ejemplar constitución que dio a su ciudad. Más tarde, Clístenes introducirá unas reformas que democratizarán aún más la ciudad que llevará el liderazgo durante mucho años entre los helenos. Otras ciudades no tienen tanta suerte y son regidas por tiranos, como la cercana Megara, gobernada por Teágenes.

……….Para estas fechas ya había santuarios por toda Grecia. Los santuarios se construían en lugares sagrados, lugares que eran propiedad del dios que allí se había manifestado. En ellos existía en ocasiones un oráculo, o adivino del futuro, o bien se celebraban fiestas anuales en honor del dios titular. Estas fiestas eran una ocasión de reunión panhelénica, de todos los helenos (pan = todos). En estas fiestas se organizaban carreras, concursos y juegos, cosa natural. Como se organiza un campeonato de mus en mi tierra en cuanto se juntan 8. Esta costumbre de institucionalizó en cuatro ciudades, dotada cada una de sendos santuarios, en Olimpia, Delfos, el istmo de Corinto y Nemea.

……….Zeus era el dios festejado en Olimpia. Allí, el año 776 se organizaron las primeras Olimpíadas, que se celebrarían cada 4 años. Se cursaba invitación a todas las ciudades. Si dos ciudades estaban en guerra, establecían una tregua de 40 días, para que los atletas pudieran viajar a Olimpia sin problemas. Las fiestas duraban 5 días. En el primero, un gran desfile y presentación de los atletas. Éstos debían ser griegos, libres y no condenados por delitos infamantes. Sólo los hombres podían presenciar los juegos. El último día se entregaban los premios, una corona del laurel sagrado, plantado por el mismísimo Hércules en Olimpia. Ser el vencedor de una prueba daba al afortunado un enorme prestigio en su tierra.

……….

Graderías del estadio de Olimpia

La amenaza persa en la Grecia clásica 42

(Fuente: Historia de la Humanidad, tomo 7. M.Picazo et alia. Arlanza Ediciones, 2.000)

 ……….

……….Un inciso. Tengo un libro antiguo en el que se habla de los Juegos celebrados en Olimpia. Dice así alguien a uno que se queja de que en la vida suceden cosas desagradables:

        «¿Y en Olimpia no suceden? ¿No os tostáis? ¿No sufrís apreturas? ¿No os veis mal para bañaros? ¿No os hartáis de tumulto y vocerío y de las demás molestias? Pienso que si sufrís y aguantáis todas estas cosas, es porque contraponéis a ellas el mérito del espectáculo …» (Epicteto. Pláticas. Alma Mater, 1.972)

        Estas frases nos pueden dar una idea de algo que todos conocemos en las fiestas de nuestro pueblo, que la mucha gente algo entorpece, a pesar de que deseemos vivirlas cada año. 

……….Parecidas ceremonias y juegos se organizaron en Delfos, durante los Juegos Píticos en honor a Apolo, iniciados el año 582 AEC. En Delfos se daba prioridad a los Juegos de índole musical, con pruebas de cítara, lira, flauta, canto y poesía, así como declamaciones, danzas y espectáculos dramáticos. Luego se añadirían las clásicas carreras y luchas, habituales en Olimpia. Además, en Delfos había un oráculo famoso, la Pitia, o pitonisa. Ello daba un mayor aliciente a tales Juegos, que rivalizaban con los de Olimpia.

……….Similares circunstancias se daban en los Juegos Ístmicos, organizados por Corinto, y en los Nemeos, éstos en honor de Zeus. El premio fue una corona hecha con ramitas de pino, que luego pasó a ser de ramas de apio. Éstos se celebraban también cada 4 años, en fechas que no coincidieran con los anteriores. Las pruebas consistían en carreras de velocidad y de fondo, carreras de antorchas, lanzamiento de jabalina y disco, lucha, pancracio, boxeo y carreras de carros. Además, se estableció una cuádruple marca, ser ganador de lucha, carrera, lanzamiento (disco y jabalina) y salto. Un ganador de las cuatro pruebas era el no va más, susceptible incluso de recibir culto en su ciudad natal después de muerto. Tal fue el caso de una atleta de Tasos que fue vencedor 2 veces en Olimpia, 3 en Delfos, 9 en Nemea y 10 en el Istmo. Resulta difícil creer que se mantuviera en forma 36 años de su vida como para ganar a todos los demás, pero así lo indican los libros de Historia.

……….Indudablemente, estos Juegos sirvieron de aglutinante para los helenos y forjaron la patria griega, amén del cultos  a los mismos dioses, según el modelo establecido por Hesíodo. Casi todos los santuarios se dotaron de un Templo, de piedra. Los escultores de esforzaron en dar a dicho Templo un aspecto majestuoso, como correspondía a su ilustre habitante, el dios local, uno de los habitantes del Olimpo. El estilo que nacería sería el dórico, del que detallaremos más en breve. Veamos una primera imagen de un Templo de este estilo, uno de los más antiguos de la Hélade.

……….El estilo es dórico, las columnas, estriadas, casi carecen de capitel en la parte superior. Era el dórico un estilo austero, sobrio, hoy diríamos minimalista. Pero, al mismo tiempo, elegante.

……….

Templo en honor a Hera, en Olimpia. Estilo dórico. Siglo VII

La amenaza persa en la Grecia clásica 42

(Fuente: Historia de la Humanidad, tomo 7. M.Picazo et alia. Arlanza Ediciones, 2.000)

 ……….

……….También los escultores de relieves mejoraron mucho en pocos siglos y las imágenes ganaron en complejidad y realismo. Las sepulturas era el lugar más frecuente para colocar relieves, junto con las partes altas de los Templos, como veremos en días próximos. Ya hemos comentado que los juegos panhelénicos citados y la Mitología, conocida en todos sus detalles gracias a Hesíodo, eran temas muy frecuentes, tanto en la escultura como en la cerámica y en los relieves. Esta lápida funeraria puede ser un ejemplo.

……….

Jóvenes gimnastas en estela funeraria de finales del siglo VI (hacia 525 AEC.) 

La amenaza persa en la Grecia clásica 42

(Fuente: Historia de la Humanidad, tomo 7. M.Picazo et alia. Arlanza Ediciones, 2.000)

……….

……….Estos son los nexos entre todos los helenos, la religión y los juegos panhelénicos. Y éste es el pueblo que va a verse confrontado con una circunstancia problemática. Claro que para llegar a esa circunstancia algo hicieron los helenos. Lo veremos en breve.

……….

Enlace al próximo día:  El hoplita heleno en la Grecia clásica 43.

……….

……….Fernando Conde Torrens es autor de “Año 303. Inventan el Cristianismo”, «Simón, opera magna», «El Grupo de Jerusalén», «La Salud» y una serie de artículos sobre el mundo de las ideas. En www.sofiaoriginals.com expone los resultados de sus investigaciones sobre la eterna búsqueda del ser humano.

.

La amenaza persa en la Grecia clásica 42 La amenaza persa en la Grecia clásica 42

La amenaza persa en la Grecia clásica 42 La amenaza persa en la Grecia clásica 42

La amenaza persa en la Grecia clásica 42 La amenaza persa en la Grecia clásica 42

La amenaza persa en la Grecia clásica 42 La amenaza persa en la Grecia clásica 42

La amenaza persa en la Grecia clásica 42 La amenaza persa en la Grecia clásica 42

La amenaza persa en la Grecia clásica 42 La amenaza persa en la Grecia clásica 42

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *