Escuela virtual de Sabiduría de Pamplona.

fcondetorrens@hotmail.com

La Escuela de la Vida 4

            Veamos ahora por qué podríamos decir que todo buscador debiera poner su empeño en adjudicarse como don permanente la Mente Superior. Y esto tanto más cierto cuanto más alejado haya estado de nosotros la utilización de la mente lógica inferior. O lo que es lo mismo, cuanto más sentimentales seamos. Puede también decirse que los más necesitados de emplear la Mente Superior son los  buscadores sensitivos. Tras ellos, lo sentimentales, y por último, los mentales. La Escuela de la Vida 4


……….. Esta mayor necesidad va a ir en paralelo con la dificultad que van a tener en hacerla suya. Quienes más dificultad van a tener, los sensitivos, son los más necesitados de ella. En el otro extremo, los que más fácilmente la puedan hacer suya, los mentales, son los menos necesitados. No porque sean felices sin ella, sino porque su idiosincrasia lógica no supone “per se” un alejamiento de la Felicidad, como sucede con los sentimentales y con los sensitivos.


……….. Hemos dicho recientemente que la Felicidad y la Plenitud son lógicas, incluso sencillas, fáciles de comprender. Por eso los mentales tienen
más facilidad para desarrollar en su persona la Mente Superior, porque están acostumbrados a regirse por la lógica, por la lógica de la mente inferior. El hecho de que la mente inferior sea dual, capaz de pensar en positivo y en negativos, es el obstáculo. La Mente Superior sólo es capaz de pensar o dictar en positivo, de acertar. Pero, además, imprime en quienes la usan la invulnerabilidad a las jugarretas del mundo que les rodea.

………..

Las Capacidades Superiores, la Mente Superior, en concreto, no es sólo un doble de la mente inferior, no es sólo una mente que siempre acierta. Hacerse con la Mente Superior, aunque sólo sea los miércoles por la tarde, supone incorporarte en lo mental a la Forma de Ser de la Plenitud. Supone ser Plenitud mentalmente. Y eso es  mucho logro, amigo que esto lees.

 

………. Incorporar la Mente Superior a tu porcentaje del total de las capacidades que te están destinadas es un cambio en la Esencia, en tu Esencia. Significa que con ella en marcha vas a pensar a lo divino, como la Plenitud. Y la Plenitud no está sometida al Mal. Entonces, tú, tampoco. De ahí que la Mente Superior se pueda identificar con la Felicidad permanente. Así es la Plenitud y así podemos ser nosotros, si nos hacemos con Ella, si la hacemos nuestra. Porque la Plenitud, también esta dicho, no pretende ser adorada, ni reverenciada, ni querida, sino compartida. Sólo le interesa
esto último, no lo anterior.              

 

¿Por qué los sentimentales deben incorporar, como primera medida hacia una vida plena, la Mente Superior en la mayor proporción posible de su vida? Porque ellos, o ellas, han optado por otro camino como forma de actuar por defecto. Han optado por el camino de la emoción, de su receptividad, de la sensación que el hecho sobrevenido marca en su “corazón”, o bien, por el tinte que su estado anímico del momento da al hecho sobrevenido. Si su “corazón” fuera el Corazón Superior, sólo capaz de sentir a lo divino, el mal no sería grave. Pero no; sienten con el corazón inferior, y éste es dual, capaz de sentir en positivo o en negativo. Y con frecuencia la novedad exterior impulsa sentimientos negativos, y ésa será la reacción del sentimental. Ésta es su dificultad intrínseca, que todo lo filtra por su sentir. Por eso necesita tanto de la Mente Superior, que le situará por encima del Mal, inasequible a la adversidad, porque para la Forma de Ser de la Plenitud no hay adversidades, ni Mal, ni problemas.

 

El buscador sentimental necesita la Mente Superior para equilibrar, o compensar, esa tendencia suya de filtrarlo todo por su subjetividad. El buscador sentimental observa, pero a la vez es filtro. Y eso le hace perder objetividad, le hace perder lógica. Por eso se lleva mal con el mundo, que es lógico, con la Felicidad, que también lo es y con la Plenitud que ¡vaya si lo es!

.

La Escuela de la Vida 4

    La Escuela de la Vida 4

.

……….. No trate el lector de entender las afirmaciones anteriores con la mente inferior. Son de otro nivel. Deben ser entendidas con la Mente Superior. En el momento en que los párrafos anteriores le aparezcan claros como el agua, Verdad de la buena, en ese momento lo está leyendo con la Mente Superior. Aproveche este pequeño examen que aquí le ofrecemos para aprender a distinguir qué hace previamente para ser capaz de leer algo con la Mente Superior, cómo se ha preparado para esa rara habilidad. Y luego, debe aprender a distinguir cuándo está empleando la mente inferior, o su emotividad – lo que aún sería peor – para filtrar las cosas y analizarlas. No es lo mismo. Por ejemplo, la seguridad que dan una y otra mente.


……….. ¿Y por qué los sensitivos? Porque sus extraordinarias facultades pueden haberse convertido en una dificultad para considerarse a sí mismos seres normales. No ya permanentemente felices, sino permanentemente normales. Y deben cambiar la forma de mirarse, su forma de analizarse y considerarse. Deben mirarse desde el Conocimiento, desde la Realidad. Y eso lo da la Mente Superior, ninguna otra instancia, lo siento.


……….. Además, si son sensitivos es porque han llevado al límite su forma de ser sentimental. Tienen todas las cualidades de los sentimentales al máximo. Y cuanto más sensitivos y perceptivos sean, más al máximo las tienen. Lo que significa que su alejamiento del mundo de la lógica puede ser mayor. Lo que se traduce en una mayor necesidad de la forma de ver plena, la que dice la Verdad, y nos hace sentir que eso que nos llega pertenece a la Verdad Universal. Y eso – por mucha gente que se empeñe en negarlo, sólo porque ellos no la conocen – es la Mente Superior.


……….. De modo que hasta aquí la fórmula sí que es universalmente válida: El primer paso hacia la maduración, hacia la Plenitud de Vida, es la Mente Superior implantada en uno mismo como mente por defecto; es decir, a tiempo completo. Claro de, de momento, posiblemente habrá que conformarse con agenciársela uno a tiempo parcial. Menos da una piedra …

. La Escuela de la Vida 4

Siguiente artículo: Conceptos previos

. La Escuela de la Vida 4

………. Fernando Conde Torrens es autor de «Año 303-Inventan el Cristianismo», recientemente editado, «Simón, opera magna«, «El Grupo de Jerusalén«, «La Salud» y una serie de artículos sobre el mundo de las ideas. En  http://sofiaoriginals.com  expone los resultados de sus investigaciones sobre la eterna búsqueda del ser humano.

………..

La Escuela de la Vida 4       En colaboración con Delfín.

           La Escuela de la Vida 4

           La Escuela de la Vida 4

           La Escuela de la Vida 4

. La Escuela de la Vida 4. La Escuela de la Vida 4

2 comentarios en “La Escuela de la Vida 4”

  1. Buenas tardes Dr Conde ¿Se podria afirmar categoricamente, que todas las personas que estamos a diario buscando como abejas en las flores de lo transcendente, es sólo debido a la MS?

  2. Fernando Conde Torrens dice:

    Buena pregunta, Roberto. No, no se puede afirmar exactamente eso de manera general. En algunos, sí. La causa de que algunas personas estén buscando su mejora personal es su «nivel de Evolución». ¿Qué es el «nivel de Evolución»? Es cómo de desarrolladas tenga esa persona una o las dos Capacidades Superiores. De modo que puede decirse que es casi una tautología, decir lo mismo con distintas palabras.

    No se entiende nuestra situación actual, nuestro comportamiento cotidiano, si prescindiomos de todo nuestro pasado, de todo lo que hemos aprendido y hecho crecer en nosotros, en nuestro interior, en nuestra Semilla, a lo largo de todas nuestas existencias. Si somos precisamente esa Semilla, con el tamaño que tenga, lo crecida que esté, todos nuestros comportameintos están determinados por esa situación de Ella.

    Y lo brutal, lo kafkiano, es que no se hable de Ella, ni se la nombre, no se la conozca, nadie la mencione, nadie nos haya enseñado que existe, que somos Ella y que debemos hacerla creer, por ejemplo para ser felices, como fruto más inmediato.

    Hacer crecer la MS y el CS a la vez no es real. Cada persona obedece a una cierta idiosincrasia, es más bien mental, o es más bien emocional. Eso quiere decir que tiene más facilidad para «sintonizar», para conectar y desarrollar con más facilidad o bien la MS o bien el CS, uno de los dos.

    Hágalo, al menos en «El Camino» se explica cómo hacerlo. El grado de desarrollo de esa Capacidad Superior es lo que paulatinamente hace
    que ni nos preocupemos de nada relacionado con mejorar,
    que tengamos tendencia a creer lo que nos dicen personas vestidas de negro,
    que busquemos por nosotros mismos caminos con más Ética,
    que busquemos la Verdad a los 60 años, a los 40, a los 20 o a los 15.

    El grado de crecimiento de la Capacidad Superior predominante en cada uno es la causa, el motor de ser abejitas. Mi felicitación a quien esto lee por serlo …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *