Escuela virtual de Sabiduría de Pamplona.

fcondetorrens@hotmail.com

La Escuela de Olot y JA Lozano Enríquez

La Escuela de Olot y JA Lozano Enríquez

.

.

.

        El lector habitual ya conoce mi afición por la Pintura. Hemos dedicado una larguííííí…sima serie en este blog a la Pintura, remontándonos a sus orígenes, cuando era aún dibujo coloreado, hasta que, lo averiguamos, los etruscos, antepasados de los romanos, conquistado por ellos y casi desaparecidos de la Historia salvo para los historiadores profesionales, la inventaron tal y como nosotros al conocemos, imitando la realidad. Lo que nos ha llegado de la pintura de aquellos tiempos han sido en forma de sarcófagos, con la figura del difunto pintada sobre la tapa. Así luce una de las muestras que aparecen en los libros.

.

Retrato funerario procedente de El-Fayum, de la época helenística

La Escuela de Olot y JA Lozano Enríquez

(Fuente: Historia de la Humanidad, tomo 9. Grecia helenística. Rebeca Rubio et alia. Arlanza Ediciones,  2.000.)

.

        Ya comprenderá el lector que ver un retrato tan perfecto realizado allá por el año 200 AEC. atrajo mi atención. Pero de eso ya hemos hablado largo y tendido.

        Pasemos ahora a nuestro tiempo y a nuestra piel de toro. Concretamente este verano pasado estuve en Agosto visitando la “Cantabria Infinita” que dicen allá. Realmente es una tierra hermosa, en la que uno se pierde entre valles y desfiladeros, ríos y cañadas. Y en la pintoresca villa de Potes no encontramos con dos exposiciones el día que la visitamos. Entré a las dos y de ambas me fui con más o menos material, el que me propongo mostrar en las próximos días. Primero me dedicaré al Pintor del que tengo más información, a José Antonio Lozano Enríquez. Tiene el taller en Torrelavega (Cantabria) y es un Pintor maduro, en la plenitud de su arte.

        En cuanto vi sus cuadros me recordó a mi admirado Elías Garralda, del que también hemos hablado aquí. Y, como estaba solo, le abordé. En efecto, conocía muy bien a Elías Garralda y aprendió incluso con él. Por eso sus cuadros participan de esa luz y esa profundidad que caracteriza a los pintores de la Escuela de Olot. Charlamos amigablemente, lo cual lo consideré un privilegio, y me entregó varios catálogos de exposiciones pasadas. El no va más. Los cuadros que voy a mostrar hoy son de la celebrada en Madrid en 1.999.

.

Lozano Enríquez. Vista desde Linares (Peñarrubia). Oleo sobre lienzo, 65 x 81 cm.

La Escuela de Olot y JA Lozano Enríquez

(Fuente: Catálogo del Autor. Exposición en la Casa de Cantabria de Madrid. 1.999)

.

        Los voy a dejar a tamaño grande, para que el lector que se guste de la Pintura (como se dice hoy, vocabulario que no uso), se pasee por el cuadro. Me gustan los primeros planos, la soltura con la que están hechos y lo bien que, dentro de esa soltura, asemejan la realidad. Y el amor a los pequeños detalles. Fíjese el lector en el perfil del monte de la parte superior izquierda. La profundidad lograda para el monte central hace que parezca que se les puede tocar con la mano.

        Estos paisajes, para el lector que nos lee por primera vez, se ven con mucho realismo si uno hace un anteojo con la mano y se la coloca delante del ojo, de modo que sólo vea una pequeña parte del cuadro. Pruebe el lector a mirar un cuadro de paisaje a través del agujero que forma con su mano. Y pasee el anteojo por el cuado lentamente. Va a aumentar la sensación de profundidad.

        El anteojo potencia el efecto de contraluz y de profundidad en el cuadro que sigue.

.

Lozano Enríquez. Contraluz en Otoño. Oleo sobre lienzo, 60 x 73 cm.

La Escuela de Olot y JA Lozano Enríquez

(Fuente: Catálogo del Autor. Exposición en la Casa de Cantabria de Madrid. 1.999)

.

        En Agosto las cumbres de las montañas al fondo están sin nieve, pura roca. Aun así, destacan por su grandeza y majestuosidad. Imponen. Seguro que cubiertas de nieve y con frío, el efecto aumenta. Pero, de momento, tendremos que conformarnos con el cuadro para saber cómo es la cosa en pleno invierno.

.

Lozano Enríquez. Nieve en San Carlos (Desde Argüébanes). Oleo sobre lienzo, 38 x 46 cm.

La Escuela de Olot y JA Lozano Enríquez

(Fuente: Catálogo del Autor. Exposición en la Casa de Cantabria de Madrid. 1.999)

.

        Es típico de la Escuela de Olot, o al menos así lo entiendo, el amor por los árboles y los montes en los cuadros. Y los montes se pintan con detalle, no demasiado lejos como para que sólo sean una mancha azul, fácil de pintar con un solo color. Los montes en los pintores que aprecio, tienen volumen, se vienen hacia aquí. Y eso pasa con el monte que viene si lo miramos a través del anteojo de mano.

        Y que no falte el primer plano.

.

Lozano Enríquez. Paisaje de Liébana. Oleo sobre lienzo, 33 x 41 cm.

La Escuela de Olot y JA Lozano Enríquez

(Fuente: Catálogo del Autor. Exposición en la Casa de Cantabria de Madrid. 1.999)

.

        De cómo puede hacerse un hermoso cuadro con un tema anodino, cuatro árboles, un camino y una pequeña hondonada tras un chaparrón. Mal terreno para un automóvil. Nótese el espino de la parte inferior izquierda, junto al árbol. El agua es muy agradecida, todo lo embellece y dignifica y, bien aprovechada, imprime un toque especial al paisaje más impersonal. Pero eso lo logran los buenos pintores.

.

Lozano Enríquez. Charca en el bosque. Oleo sobre lienzo, 81 x 65 cm.

La Escuela de Olot y JA Lozano Enríquez

(Fuente: Catálogo del Autor. Exposición en la Casa de Cantabria de Madrid. 1.999)

.

        Nos despedimos por hoy. Seguiremos deleitándonos con las obras de este buen Pintor, José Antonio Lozano Enríquez, que, de no haber pasado por Potes el pasado Agosto, quizás nunca hubiéramos conocido. La vida es así de caprichosa …

.

Enlace con el próximo día.

.

………. Fernando Conde Torrens es autor de “Simón, opera magna”, “El Grupo de Jerusalén”, “La Salud” y una serie de artículos sobre el mundo de las ideas. En http://www.sofiaoriginals.com/ expone los resultados de sus investigaciones sobre la eterna búsqueda del ser humano.

.

La Escuela de Olot y JA Lozano Enríquez  La Escuela de Olot y JA Lozano Enríquez  La Escuela de Olot y JA Lozano Enríquez  La Escuela de Olot y JA Lozano Enríquez 

La Escuela de Olot y JA Lozano Enríquez  La Escuela de Olot y JA Lozano Enríquez  La Escuela de Olot y JA Lozano Enríquez  La Escuela de Olot y JA Lozano Enríquez 

La Escuela de Olot y JA Lozano Enríquez  La Escuela de Olot y JA Lozano Enríquez  La Escuela de Olot y JA Lozano Enríquez  La Escuela de Olot y JA Lozano Enríquez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *