Escuela virtual de Sabiduría de Pamplona.

fcondetorrens@hotmail.com

La sociedad griega 5 en la Grecia clásica 92

La sociedad griega 5 en la Grecia clásica 92

.

© Copyright  Fernando Conde Torrens, el 12-Julio-2.006

 .

 .

jul610sociedadgriega4.htm .

……….Habíamos dejado el hilo del relato en que los espartanos, monárquicos ellos, vinieron a Atenas a ayudar al pueblo, demos, a quitarse de encima la tiranía de Hipías. Clístenes, el líder de los partidarios de mejorar la democracia, no lo tuvo fácil, los espartanos no estaban mucho por la labor de la democracia ésa. Incluso hubo un aristócrata que, con el apoyo de los espartanos, nada favorables a las veleidades democráticas, tomó el poder, desterró a Clístenes y a todos los partidarios de las medidas democráticas. No voy a  recoger su nombre.

……….Pero esto duró poco, hasta que de nuevo el pueblo de lanzó a las armas, sitiando a la guarnición espartana, con Cleomenes a la cabeza, en la Acrópolis. Se repitió la historia, se dejó salir a los espartanos, con la condición de que no les ayudaran más y se volvieran a su tierra, y triunfaron Clístenes y sus partidarios. De inmediato acometieron la tarea de democratizar aún más las instituciones de Solón. Como se ve, los atenienses se ganaron su democracia.

……….Clístenes recibió poderes para modificar la Constitución de Atenas. Y actuó desde la raíz. Dividió a la población no según las 4 tribus ancestrales, lo que favorecía el predominio de las familias más pudientes, sino que creó tribus nuevas y, lo mas importante, hizo de estas tribus la base o cernso electoral. Serían 10 tribus y cada una aportaría, por sorteo, 50 varones mayores de 30 años al Consejo de los Quinientos, o Boulé. Los arcontes no serían ya más ciudadanos de primera clase, sino que serían 10, un representante de cada una de las 10 tribus.

……….La región de cada tribu quedó dividida en demos – el equivalente a los modernos municipios – y el nombre pasó a ser Fulano, hijo de Mengano, del demo Tal. Con ello borraba las distinciones entre atenienses, dando valor a los que hasta entonces no lo habían tenido, a los sin nombre, a los que no eran atenienses de siempre. El nuevo Consejo de los Quinientos era el órgano supremo legislativo y ejecutivo. Con ello, todos los atenienses tenían los mismos derechos jurídicos y todos podían intervenir en el gobierno de su ciudad a través de su participación en el Consejo o Boulé y en la Asamblea.

        Y es con esta Constitución con la que Atenas se expandió todavía más y con la que llegamos a nuestro tiempo, a la época de las guerras médicas y el período siguiente. Recordemos que Milcíades había sido el líder ateniense durante la primera, contra el ejército de Darío, y Temístocles durante la segunda, cuando derrotaron a Jerjes. Pues bien, terminada la segunda guerra médica, Temístocles fue atacado por los aristócratas y condenado al destierro en una votación de la Asamblea. El ostracismo había sido introducido por la reforma de Clístenes, como medio de evitar los protagonismos excesivos de determinados líderes en la vida pública ateniense. La Asamblea podía votar la expulsión de un ciudadano de la polis por 10 años. Más tarde se eliminó esta ley, por comprobarse que se prestaba a la eliminación del adversario político por parte de un bando.

……….

Trozos de cerámica donde se votaba la expulsión de la ciudad de Temístocles Neokleos

(Fuente: Historia antigua. J.M.Roberts. Ediciones Blume, 2.005.)

……….

……….Su legado en favor de la democracia lo tomará un joven, Efialtes. Tuvo que luchar en la política de su ciudad, pero finalmente logró el liderazgo y se opuso al Tribunal del Areópago, donde los aristócratas, o eupátridas, habían logrado que sus decisiones casi anularan las del Consejo de los Quinientos. Efialtes se propuso terminar con las trabas de los eupátridas y sustituir dicho Tribunal por jurados elegidos entre el pueblo.

……….Se había logrado democratizar el órgano legislativo, el Boulé o Consejo de los Quinientos, pero el poder judicial estaba aún en manos de los eupátridas y desde esa instancia se torpedeaban las decisiones adoptadas en la Asamblea y promovidas por una Boulé popular. La decisión de Efialtes fue eliminar dicho Tribunal, el último reducto de los eupátridas, y sustituirlo por jurados extraídos del pueblo.

……….Para ello, en la modificación de la Constitución que proponía, el Consejo del Areópago quedaba privado de sus facultades legislativas y judiciales y quedaba reducido a un Tribunal cuyas competencias eran, por elevación, el contacto con los dioses. El Alto Tribunal sería el encargado de juzgar los casos de homicidio, cuando un ateniense enviaba a otro junto a los dioses, el cuidado del olivo sagrado de Atenas y las propiedades de los dioses que se encontraban en el santuario de Eleusis. Me parece ver un rasgo de humor negro en estas prerrogativas del Tribunal aristocrático …

        Corría el año 462 y Efialtes logró pasar una ley en la Asamblea para pagar a los miembros de los Tribunales a crear, para sustituir al del Areópago. Pero al año siguiente, 461, fue asesinado y nunca se encontró a su asesino. No obstante, dejaba un sucesor en la persona de Pericles (495-429), quien dirigiría la democracia ateniense del año 443 al 429, al ser elegido jefe de los 10 estrategas, los 10 supremos representantes de las tribus. Pericles era también de buena familia, de educación privilegiada y dotado de grandes cualidades humanas.

……….Su honradez, el hecho de ser insobornable, era de todos conocida. De gran inteligencia y palabra fácil captaba la atención de todos los asistentes a la Asamblea, a los que con mucha frecuencia convencía de sus opiniones. Nunca adulaba a su auditorio, como hacían otros oradores, sino que aprovechaba sus discursos para formar a sus oyentes en las obligaciones que suponen el gobierno acertado de la ciudad. Todo ello le dio un inmenso prestigio ante sus ciudadanos, que le eligieron como su representante supremo mientras vivió.

……….

Efigie de Pericles, obra de Crésilas

(Fuente: Grecia antigua. El alba de Occidente. Furio Durando. Ediciones Folio, 1.997.)

……….

……….La labor de Pericles fue continuar la senda trazada por Efialtes. El año 452 logró que se aceptara la remuneración de jueces de los Tribunales y funcionarios del Consejo, para que ningún ciudadano se viera impedido por su trabajo para cumplir sus deberes cívicos. Ya puede comprenderse que estas medidas favorecían a los más pobres. De modo que veamos ahora lo que le suponía a un ateniense medio atender sus obligaciones si salía elegido miembro del Consejo.

……….A la Asamblea tenían acceso todos los varones atenienses, unos 43.000 a mediados del siglo V. ¡Se reunía cada 9 ó 10 días durante todo el año! Lo hacía en un lugar abierto, al aire libre, en un inmenso graderío con cabida para los miles de ciudadanos que solían acudir. Para que la votación tuviera  valor se requería al menos que hubiera 6.000 asistentes. De lo contrario, como se dice hoy, no había quorum.

……….La desproporción ente los 43.000 posibles asistentes y el quorum mínimo de 6.000 indica que una gran parte de los ciudadanos no acudía a las Asambleas, lo que hoy se llama abstención. Estudios realizados indican que sólo la octava parte de los ciudadanos intervenía efectivamente en la política de la ciudad, por lo que todas las listas de elegibles se basaban en el voluntariado. Los que no intervenían pensaban que los otros “ya lo harían bien”. Esto podía deberse a que la dieta por asistir a las asambleas, que acabó por implantarse, era escasa y no movía a los agricultores o a los vecinos de pueblos (demos) alejados a dejar su trabajo y cumplir sus deberes cívicos.

……….Tampoco debemos deducir de este hecho que las cosas no funcionaban. Podría ser ello señal de lo contrario, de que funcionaban perfectamente, incluso aunque el 75% del personal se desentendiera de las cuestiones del gobierno de la ciudad, puesto que los ciudadanos de Atenas ya velaban por sus intereses, que coincidían con los intereses de los ausentes. Y todos sabían que en cualquier momento tenían abiertas las puertas de la Asamblea y de la Boulé, si surgía algún tema importante.

……….De modo que lo que para algunos puede ser prueba de indiferencia social o de imperfecto funcionamiento, puede ser para otros señal clara de la fortaleza de un sistema que había evitado el que unos pocos, siempre los mismos, usaran los resortes de la ciudad para su propio y exclusivo beneficio, explotando a los más débiles.

.

Enlace al próximo dia: La sociedad griega 6.

……….

……….Fernando Conde Torrens es autor de “Año 303. Inventan el Cristianismo”, “Simón, opera magna”, “El Grupo de Jerusalén”, “La Salud” y una serie de artículos sobre el mundo de las ideas. En www.sofiaoriginals.com expone los resultados de sus investigaciones sobre la eterna búsqueda del ser humano.

.

.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *