Escuela virtual de Sabiduría de Pamplona.

fcondetorrens@hotmail.com

La vida de la buena pareja

.....Esto que voy a describir no es una idealización, tampoco es algo que pueda ser siempre así. Como toda obra humana, la convivencia a dos tiene momentos perfectos y otros que distan de serlo. Éstos últimos, que son los difíciles, trataremos de analizarlos desde nuestra perspectiva y desde la perspectiva del «otro», y sacar conclusiones prácticas. Por eso lo titulamos como «La vida de la buena pareja».

.....

.....Alguien ha dicho en el Foro, y con mucho acierto, que los primeros tiempos, entre 1 y 3 años, son como un período de gracia en el que no se le cae a uno de los ojos el velo que se puso cuando se convirtió en novio de su pareja. Pero que inexorablemente, pasado ese período de arrobamiento y ceguera mutua, la vida cotidiana hace evidentes las discordancias. Estas diferencias pueden tener su origen en la forma de ser de los componentes, en la forma de ser de sus padres y en consecuencia en la educación o manera de ser implantada en cada uno. Dos familias distintas forman de manera muy diferente. Nunca la manera de ver la vida de dos familias diferentes es idéntica. Aunque lo fueran en todos los aspectos, lo cual es poco menos que imposible, la forma de ser de los dos miembros de la pareja añadiría nuevas diferencias de sensibilidad.

.....

.....El nivel económico de las dos casas, el criterio de gastar o ahorrar, las prioridades en el gastar en lo básico o lo superfluo, la forma de tomas las decisiones en la casa familiar, los caracteres del padre y la madre, el mayor grado de tolerancia o posesión que se ha dado en la casa de origen … hacen que los dos tengan conceptos diferentes de lo que debe ser una casa normal, la suya.

.....

.....En la época del arrobamiento, dos de formas de ser opuestas se complementan. Uno no decide nunca, a otro le gusta decidir. Estupendo para decidir si ir al cine, al baile o a pasear. Pero cuando hay que decidir cuánto nos gastamos en el piso, la decisión se complica, porque quizás los dos quieren llevar allá la manera aprendida en su casa, la normal, diferente para cada uno. Y tal vez el que no decidía quiere hacer valer sus derechos.

.....

.....Hay algunos criterios que pueden ayudar a resolver conflictos. En ciertas cosas importantes, los dos tienen derecho al veto.

.....

La vida de la buena pareja

    La vida de la buena pareja

 

.....Una cosa en que he aplicado esto, al nombre de los hijos: O hay uno que gusta a los dos o se busca uno nuevo. Otro, a quiénes se invita a comer en casa, quién entra en casa.

.....

.....Si se trata de hacer algo o seguir como estamos, si no hay acuerdo para cambiar, no se hace nada y se sigue como se está. La continuidad es el criterio común si no hay acuerdo para una cierta modificación. Otra idea, caso, por ejemplo, de una inversión, si no hay acuerdo para lo mayor se hace lo menor.

.....

.....En las cosas cotidianas, repartir las áreas de poder o de decisión. No se puede, viniendo de hogares dispares, tener los mismos criterios en todo. El actuar de acuerdo en todo es una mala solución, es irreal. Y no vale argumentar, se llega al punto muerto muy pronto. Repartir los trabajos de la casa, la distribución y las previsiones de dinero, la decoración de la casa, la ayuda a los hijos para la tarea, todo lo que sea fuente de discrepancia real. Y cuando una cosa es de uno de ellos, el otro, aceptación y punto en boca.

.....

.....Las cosas van muy bien cuando existe criterio de Estado, criterio de futuro, cuando uno , basta que haya uno, sabe estar en su sitio y usa su clarividencia con realismo y sin tratar de abusar. Un enemigo de las parejas, la posesión. Uno es posesivo. Problema grave, bomba a futuro.

.....

.....La proliferación de las separaciones en parejas jóvenes diría que un origen parcial se deba a la poca capacidad de aguante. Y como padre con responsabilidad en estas lides he de reconocer que quienes ahora somos padres de hijos separables en potencia no hemos sabido hacer lo deberes. Quizás eso se deba a que nosotros fuimos criados en la escasez y el aguante, en la obediencia y en la aceptación del rol de los padres y de sus formas de ver la vida.

.....

.....Cuando hemos crecido, hemos tratado de llevar ese modelo con nuestros hijos, pero los tiempos habían cambiado, ya no estaba Franco, ni la Iglesia, ni la autoridad, ¡hasta los Gobiernos eran democráticos! Nosotros a las 10 estábamos en casa, a cenar. Nuestros hijos salían a las 11 hasta las mil … y había que ceder, porque todo el mundo lo hacía. Nosotros en verano nos quedábamos en nuestra ciudad y, como mucho, íbamos a la piscina los días pares los hombres y los día impares las mujeres, porque juntos, ni hablar, no estaba permitido. Eso imponía mucha disciplina, obediencia, humildad y aceptación. Más tarde, piscina todos los días, mañana y tarde. El dinero para el bolsillo, en tiempos pasados duraba un día, el que te lo daban, de escaso que era. Más tarde …

.....

.....Esa diferencia entre escasez y disciplina pasa su factura más tarde y no hay aguante. Jóvenes y queridos amigos, no se puede estar en la procesión y repicar las campanas, que se decía antes, cuando había procesiones frecuentes. Los padres no hemos sabido daros sentido de escasez y de disciplina, de aguante, de conformarse con lo que hay. Y no os conformáis. Puede ser lógico, pero el mundo es como todos los creamos.

.....

.....Las salidas ante una discrepancia continua han tenido diversas formas: La no aceptable es la sumisión y la anulación como ser humano. Cuando nos enteramos de casos de ésos por los medios de comunicación nos parece increíble que se haya podido llegar a ese extremo. Otro es la aceptación por falta de recursos económicos o de formación. Otro es la infidelidad, se busca fuera lo que no se encuentra en casa. No siempre la infidelidad será salida, puede ser entrada querida. Y uno muy moderno, en que cada miembro de la pareja es autónomo en plan económico, la separación, el mal rato que hay que evitar poniendo las defensas muy lejos de la torre del homenaje, que es donde duerme el conde del castillo. Hablemos de defensas.

.....

.....Diría que la buena pareja no deja que el arrobamiento se disipe por completo, lo hace volver con la frecuencia querida, sabe hacerse con ratos agradables tanto cuando están ellos dos solos como cuando vienen los hijos. Antes los hijos venían cuando Dios quería, sin impedimentos. No estoy anatematizándolos – los impedimentos – cada cual es cada cual, pero esa visión cómoda puede ser una consecuencia de la ausencia de escasez y disciplina comentada y eso resta a la pareja una fuente de satisfacciones y de unión. No se tome esto en plan exclusivo, como única fuente de unión. Pero sí defenderé que los hijos favorecen la unión, ya que procuran a los padres sensaciones y experiencias impensables sin ellos. Tampoco defiendo las familias numerosas, ni las ataco, que sean los dos, y no Dios, los que acuerden y corten. Cuando hay hijos, ellos son el objetivo primario de la pareja. El vital será la propia evolución, pero el inmediato son esos pequeñuelos.

.....

.....Tanto cuando se es dos, como cuando se añaden más, y de manera distinta en uno u otro caso, la ocupación en buscar momentos de encuentro es aconsejable y hasta imprescindible. Hay que cuidar la toma de decisiones, hay que respetar las áreas que son claramente de cada uno, como el trato con la propia familia, la propia carrera profesional, los temas de las áreas de decisión acordadas. Hay que trabajar conscientemente por hacer feliz a la pareja, no darle disgustos serios y repetidos. Si algo es motivo de discordia, evitarlo, por el futuro. Hay que llenarse de vida interior. Hay que luchar para no depender del humor de la pareja. ¿Cuántas preguntas se habrán hecho en Talleres sobre cómo aguantar a una madre «insoporteibol» y a un marido idem? Eso es lo que hay que trabajar a marchas forzadas para evitar escollos serios más adelante.

.....

.....La unión de la pareja consiste en dar. Dando, recibimos. Uno lo pasa bien cuando hace pasárselo bien a su pareja. No me he encontrado a nadie que me dijera, «¿sabes?, yo lo paso de miedo cuando mi pareja está con un genio de mil demonios …«. No digo que siempre se le conceda todo, pero que hay que trabajar para hacerle sonreír con frecuencia, para que tenga la sensación de que acertó con nosotros, que la vida es agradable a nuestro lado.

.....

.....Nadie nos obliga a trabajar para hacer la vida desagradable a nuestra pareja, ya se presentarán adversidades en la vida en las que el acuerdo sea más problemático. Pero que las cosas internas no originen conflictos repetitivos. Las herencias de nuestros padres, criterios, actitudes, que entren al 50% en nuestro hogar, siendo la otra mitad de la otra parte. Captemos la diferente educación y manera de pensar de la otra casa, de la casa de la pareja. Tratamos a los padres y podemos diagnosticarles.

.....

.....Tengamos en cuenta la «deformación» de que parte nuestra media naranja y así entenderemos sus criterios diferentes a los nuestros. Tener los ojos abiertos, la vida es cambio y el tren no pasa siempre por nuestra estación. Mientras pase, aprovechémoslo. Un día dejará de pasar y ya no podremos cogerlo. Y se añora el tren cuando ya no pasa.

……. La vida de la buena pareja

.....«Toda acción provoca una reacción igual y de sentido contrario«, dijo Newton, refiriéndose a otras cosas. El estudio de las reacciones comienza captando las acciones que las originaron. Estas líneas no pretenden resolver situaciones concretas. Son sólo un punto de reflexión, un examen de conciencia para que cavilemos en cuánto damos a nuestra pareja, en qué ve ella en nosotros, en qué parte de nuestro tiempo en casa lo dedicamos a actuar a favor del futuro y de su abienestar presente, en favor de nuestro común bienestar futuro.

……. La vida de la buena pareja

.....¿El motor que hace esto posible? ¡Ahí va, nuestro Nivel de Evolución …!.....

………. La vida de la buena pareja

Foto http://www.freejpg.com.ar         Siguiente artículo: Medias naranjas.

………. La vida de la buena pareja

……….Fernando Conde Torrens es autor de «Simón, opera magna», «El Grupo de Jerusalén», «Año 303. Inventan el Cristianismo», «La Salud» y una serie de artículos sobre el mundo de las ideas. En  http://sofiaoriginals.com expone los resultados de sus investigaciones sobre la eterna búsqueda del ser humano.

………. La vida de la buena pareja

© Copyright Fernando Conde Torrens    41

.La vida de la buena pareja

.La vida de la buena pareja

.La vida de la buena pareja

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *