Escuela virtual de Sabiduría de Pamplona.

fcondetorrens@hotmail.com

Lactancio visto por su traductor

«Lactancio visto por su traductor» es una descripcion imparcial de Lactancio.

.

© Copyright Fernando Conde Torrens  del  10 Diciembre 2.006

.

.

.

……….Decíamos ayer que en la Antigüedad el abogado griego era llamado sofista y no tenía demasiado buena fama, era un vendido. En nuestros días nadie pide a los abogados que defiendan sólo causas justas. Los abogados defienden la mitad a inocentes y la otra mitad a culpables de tomo y lomo. Es obvio y nadie se escandaliza por ello. lactancio era el equivalente a un abogado. Más aún, era profesor de abogados. Hoy veremos a Lactancio visto por su traductor.

.

………. De sofistas y rétores    Lactancio visto por su traductor

.

……….Pero en la Antigüedad la defensa verbal de un ciudadano la realizaba el mismo ciudadano, en la Asamblea de ciudadanos y ello con sus meninges, sus razones y su lengua. Recurrir a un abogado, o sofista, era cosa de los ciudadanos pudientes y no era poco frecuente que un pudiente sin razón ganara el pleito a un cuitado ciudadano, gracias a las habilidades retóricas de un sofista refinado, hábil y bien pagado. Todos los reyes y príncipes tenían un retórico a su servicio, no faltaba más. De ahí la fama poco halagüeña que fueron acumulando los sofistas-abogados en una sociedad tan sencilla y romántica como la griega, si se la compara con la nuestra.

……….En el Imperio romano, las personas de buenas familias podían enviar a sus retoños varones a estudiar Retórica, o ponerle un tutor particular Profesor de Retórica. Luego podría hacer la carrera política, para lo que se necesitaba hablar bien y saber convencer. En la Roma imperial a los sofistas se les llamaba rétores, profesionales de la Retórica, el arte del bien argumentar par atraer la adhesión de los escuchas a las ideas que uno defiende. Los rétores romanos no estaban mal considerados, Roma era un Imperio, Grecia era una aldea. Tampoco los eruditos, abogados y notarios egipcios, que yo sepa, estaban mal vistos.

……….Un Imperio tiene necesidad de personal formado, no demasiados, pero sí el suficiente. Herodes tuvo un rétor y su hijo primogénito, otro. El de Herodes tuvo que actuar ante la Corte de Augusto, y ganó el pleito. El del hijo, ante la corte del padre. Y lo perdió. Por eso el hijo no sucedió a su padre; no le sobrevivió. La importancia de un buen rétor, o de un buen padre, cosas de las que este hijo, Antípater, carecía.

……….En las Escuelas de Retórica, a los alumnos se les encargaba que defendieran una opción y, acto seguido, que escribieran otro discurso defendiendo la opuesta. Algún autor de la Antigüedad que tampoco recuerdo en una misma obra incluyó un amplio legajo defendiendo una postura, sea a título de ejemplo, la monogamia, y acto seguido, otro, defendiendo la poligamia. Y para ambos encontró nutridos y contundentes (?) argumentos. Esto escandalizó a más de uno, pero tal vez de eso se trataba.

.

Lactancio visto por su traductor

.

………. Lactancio y su traductor    Lactancio visto por su traductor

.

……….Del traductor de «La muerte de los perseguidores», obra de Lactancio de la que hablaba en un artículo reciente, entresaco algo sobre la mentalidad de los rétores, o abogados:

……….

… en Lactancio … se imponen en él sus sentimientos como rétor y el tradicional apego que éstos sentían a las tradiciones de la patria romana. El continuo contacto con las leyendas y el pasado de Roma llevaba a los rétores a una identificación casi total con las virtudes y los ideales aristocráticos que se remontaban a las viejas tradiciones republicanas.”  (Introdución, página 32)

. Lactancio visto por su traductor

……….Hay otras razones, no sólo las citas y sus fuentes de argumentación, sino el hecho de que trabajaban para esa élite económica capaz de soportar sus honorarios. Y también que la mayoría de ellos formaban parte de dichas élites, las únicas que podían costearse tales estudios. San Jerónimo nos dice que Lactancio trabajó, o fue llamado, primero por Diocleciano a Nicomedia, y luego por Constantino a la Galia, como preceptor de su primogénito Crispo, nacido hacia el año 305. Tal vez hacia el año 312 Lactancio entraría en contacto con Constantino, época interesante.

……….Como todos sabemos, un abogado defiende a su cliente, aun convencido de que su cliente no esté provisto de toda la razón del mundo. Y emplea, para suscitar la duda o la opinión favorable en sus oyentes, todo tipo de argumentos; le está permitido. Su argumentos no tienen por que coincidir con la verdad plena, todo vale. En el oyente atento está el captar hasta qué punto el abogado, o rétor, defiende la causa encomendada con argumentos sólidos y diáfanos, y captar también si en alguna ocasión mintiera descaradamente para arrimar el ascua a su sardina.

……….En el próximo artículo vamos a ver a Lactancio en acción. Merece la pena.

. Mas Lactancio visto por su traductor

……….NOTA: Estos artículos sobre Lactancio son muy conceptuales, de modo que pondré menos conceptos en cada uno. No dudo de la capacidad intelectual del lector, pero no quisiera ser pesado y cansar a nadie. El tema requiere claridad de mente, separado. No obstante, se admiten sugerencias en un buzón de Comentarios actualmente vacío de dudas.

………. Sino Lactancio visto por su traductor

Siguiente artículo: Descubriendo a Lactancio.

………. Aunque Lactancio visto por su traductor

© Copyright Fernando Conde Torrens  el  11 Diciembre 2.006

.Pero Lactancio visto por su traductor

……….Fernando Conde Torrens es autor de «Año 303. Inventan el Cristianismo«, recientemente editado, «Simón, opera magna«, «El Grupo de Jerusalén«, «La Salud» y una serie de artículos sobre Historia, Pintura, Cerámica, Viajes, Encuadernacion de libro antiguo y sobre lo de «Quién soy yo» y «Qué hago aquí«. En  http://sofiaoriginals.com expone los resultados de sus investigaciones sobre la eterna búsqueda del ser humano.

……….

Lactancio visto por su traductor  Lactancio visto por su traductor Lactancio visto por su traductor Lactancio visto por su traductor Lactancio visto por su traductor

Lactancio visto por su traductor  Lactancio visto por su traductor Lactancio visto por su traductor Lactancio visto por su traductor  Lactancio visto por su traductor

6 comentarios en “Lactancio visto por su traductor”

  1. Eduardo Hernandez dice:

    Tus artículos sobre Lactancio están interesantísimos. Y en ningún modo resultan pesados. Al contrario , lo conceptual se hace indispensable para tener una optica profunda. Saludos desde Guatemala, centnroamérica.

    1. Fernando Conde Torrens dice:

      Me alegro, Eduardo. Ya te puedes imaginar, tú y cualquier lector, la sorpresa que tuve al tener delante alguien que prácticamente confesaba ser el primer ideólogo del Cristianismo. Porque en vida de Constantino, y más por parte de alguien que lo conocía bien como para que lo nombrara Constantino pedagogo de su hijo Crispo, esa apología era superflua, innecesaria, máxime siendo tan larga. Para mí que la lectura de la obra de Lactancio te pone delante, claro como el agua, la mentalidad del inventor del Cristiansimo y a uno le viene a la cabeza «y pensar que durante 17 siglos Europa y el mundo hemos seguido a este desdichado …».

  2. Kefren Medina. dice:

    Me llama la atención, si como afirma usted Don Fernando, que el cristianismo se invento a partir del año 305 y hasta el 321; y antes de esto no existió ninguna religión, ni mucho menos santos cita a San Jerónimo, quien afima que Lactancio, …» fue llamado primero por Diocleciano y luego por Constantino a la Galia…» Entonces cuál es la ubicación histórica de de San Jerónimo ?

    1. Jerónimo (345-420) es muy posterior, contemporáneo del papa Dámaso y de Teodosio. Fue el que tradujo el NT al latín, para que no se vieran los acrósticos de «SIMÓN», puestos por Eusebio.

  3. Gilberto Flores dice:

    Cuando hablo en círculos de amigos acerca de lo que he ido aprendiendo en esta Web y en su libro, amigo Fernando, siempre me hacen preguntas, a las cuales por lo general respondo bien (o se hacen que me entienden, ya que no contradicen lo que les digo). Sin embargo, me han hecho una pregunta que respondí a medias y ahora me parece propicia la ocasión preguntarte directamente. ¿Dónde se encuentra actualmente la versión original del NT en griego que Jerónimo utilizó para traducir al latin? y ¿dónde has descubierto los acrósticos de Simón (aun no he llegado al final del libro y tampoco a los Anexos)
    Saludos desde California.

  4. Fernando Conde Torrens dice:

    Hola Gilberto: Eres afortunado con tus amigos. Consérvalos. Son moderados. Vamos con el bueno de Jerónimo (?).

    Más adelante de donde has llegado verás que yo divido las versiones habidas en primarias, secundarias y terciarias. Posiblemente, Jerónimo tuvo ante sí una versión primaria, una copia de los originales de Eusebio y Lactancio. Tambien es posible – no se puede descartar – que tuviera ante sí una versión secundaria, pero para hacer su traduccion, en la que altero el sentido de cosas profundas, como el Padre nuestro. Poco importa si usó una u otra, lo vas a entender al final del libro.
    De las copias secundarias sólo han llegado a nosotros el Códice Sinaíticus, el Alejandrinus y el Vaticanus, y tal vez alguno de los códices más antiguos. De als primarios creo que no existe ninguna. Se destruyeron, porque si la orden era cambiarlas por las secundarias, las primarias debían desaparecer, como si nunca hubieran existido. De forma que, ¿dónde están? Con toda seguridad, no quedan.
    A la segunda pregunta no voy a contestar, porque lo tienes explicado con todo detalle en el libro. Espera a llegar al lugar donde se explica. ¡¡¡Y NO TE ADELANTES!!! O perderá parte de la gracia el relato. Vas a tener cumplida rsspuesta a tu interrogante, descuida.
    Un fuerte abrazo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *