Escuela virtual de Sabiduría de Pamplona.

fcondetorrens@hotmail.com

Las raíces de la ignorancia 4

………. Con el artículo de hoy, Las raíces de la ignorancia 4, concluimos esta serie. Es bueno saber dónde estamos, cómo somos y por qué. Porque sólo así podremos salir de la caverna y disfrutar de la Luz. Amén, que significa «Así sea».

……….Las raíces de la ignorancia 4 12

……….Las raíces de la ignorancia 4 11

……….  Puesto que en Occidente tenemos desde tiempo inmemorial una ideología equivocada, estamos también desde siempre en similar situación a cuando los egipcios adoraban a los dioses encabezados por Amón-Ra, al mismo tiempo que los griegos adoraban a Zeus y sus adláteres, los romanos a Júpiter, Juno y Minerva, los tracios a Mitra y en Grecia apuntaban los primeros filósofos como Parménides, Pitágoras o Heráclito, es decir, en el siglo V antes del cambio de era. En tales situaciones surgen personas que, ya crecidos y sospechando que los ritos a los que asisten desde pequeños, oficiados por los miembros de la casta sacerdotal oficial, carecen en parte de sentido, les da por intentar averiguar cómo son realmente las cosas. Las cosas están puestas de manera que aquéllos que quieren con fuerza averiguar cómo son las cosas, aquello que buscan no les esté vedado. De hecho no está vedado a ser humano alguno, pero es imprescindible quererlo saber. Cosa que a la mayor parte de sus contemporáneos no se les ocurre.

……….  Las raíces de la ignorancia 4 10

……….  No sé si está bien que lo diga, pero para querer averiguar cómo son las cosas es imprescindible haber dejado de tener problemas con las cosas. Mientras se tienen problemas, uno está peleándose con las cosas. Se enfada con ellas y, enfadado, ya cree saber cómo son, adversas. Y uno trata de sobreponerse a ellas. Es decir, que mientras existe la lucha, a uno no le entran ganas de buscar nada, no tiene tiempo. Por eso hay tan pocos “buscadores”.

……….  Las raíces de la ignorancia 4 9

………. Los afortunados «buscadores»

……….

……….   Pues bien, el que puede busca. El que busca, encuentra. Y el que encuentra, lo cuenta. No lo hace de inmediato, ni a cualquiera. Lo que ha encontrado ya le dice que mejor está callado, que es más prudente. Pero, finalmente, encuentra la manera de ayudar a otros “buscadores” a avanzar en el Camino de la Realidad, el de saber cómo son las cosas. Y lo primero que ha de explicar es que hay que dejar de pelearse con las cosas, para poder encontrar algo que merezca la pena. Pero para detallar eso está esta Web.

……….  Las raíces de la ignorancia 4 8

……….   Lo que nos interesa ahora es cerrar el círculo de la Historia, pues de un círculo repetitivo se trata. El Conocimiento es un bien preciado, como decía el otro, el Autor del Libro de la Sabiduría, posiblemente antes del año 500 AEC. …

……….  Las raíces de la ignorancia 4 7

……….  «Dichoso el que alcanza la Sabiduría y adquiere el Conocimiento.

……….  Porque es su adquisición mejor que la de la plata y es más provechosa que el oro.

……….  Es más preciosa que las perlas y no hay tesoro que la iguale.»

……….  Las raíces de la ignorancia 4 6

Las raíces de la ignorancia 4

        El campo de la Sabiduría

.

………. El Conocimiento, la Sabiduría, la Meta.

……….

……….  Llegar a esa meta significa un cambio de vida. No es una vida sin adversidades. La diferencia estriba en la manera de tomarse las adversidades. Pero eso es algo que el lector ya intuye, o sabe por propia experiencia. Al final, no cabe quedarse callado, abrazado al zurrón con el tesoro. Y me viene a la mente una poesía que encontré no recuerdo muy bien dónde, ni tampoco muy bien cuándo. Lo único que recuerdo es que era en un libro francés. Como hablaba de estas cosas, aquí lo dejo.

……….  Las raíces de la ignorancia 4 5

                                                    A   M.

                               C´est dommage, trouvé un trésor,

                               ne pouvoir le partager.

                               Là voici que peu du monde

                               un air si souple peut goûter.

                               Mais quand on trouve quelqu´une

                               que du trésor est très près

                               on ne peut pas le dire «au revoir»

                               sans lui donner le secret

                               de toutes les choses comprendre,

                               d´avoir la joie et la paix :

                               Foncez la séjour profonde

                               sans préjugés, sans idées.

                               Oui, là se trouve votre Essence.

                               Avec Elle en unité

                               ne seras soumise au maux,

                               ni à plus souffrances, ni à plus peines,

                               vous aurez la joie toujours

                               quoi que ce soit à vôtre côté.

                               Si vous trouviez le trésor

                               sans doute le partagerais.

……….  Las raíces de la ignorancia 4 4

……….  De modo que … estamos en el siglo V antes del cambio de era, la invasión ideológica constantino-teodosiana nos ha supuesto un retraso de 2.500 años … Habrá que hacer lo que hicieron los otros, poquito a poco, cambiar el mundo, empezando por nosotros. Cambiar el mundo costará mucho, es un tema que nos supera. A cada uno nos basta con cambiarnos a cada uno. Y eso … cuesta mucho menos tiempo, aunque tampoco poco. Y tampoco es fácil, pero en eso estamos. Y no se olvide, las cosas están puestas para ser encontradas. Sólo permanecen escondidas para quienes no las buscan. Ellos se lo pierden.

……….  Las raíces de la ignorancia 4 13

© Copyrigth Fernando Conde Torrens, el 4-12-2.002

……….  Las raíces de la ignorancia 4 3

……….  Fernando Conde Torrens es autor de Año 303. Inventan el Cristianismo, recientemente editada, “Simón, opera magna”, “El Grupo de Jerusalén”,  “La Salud” y una serie de artículos sobre el mundo de las ideas. En  http://sofiaoriginals.com expone los resultados de sus investigaciones sobre la eterna búsqueda del ser humano.

……….  Las raíces de la ignorancia 4 2

……….  Las raíces de la ignorancia 4 1

Un comentario en “Las raíces de la ignorancia 4”

  1. Leonel Arellano dice:

    Estimado Fernando,
    Como bien dices «el camino es largo». Acabé el «Año 303». Sigo pendiente del blog cada noche. Cuando nos animas a los incipientes buscadores continuar orgullossos de serlo, me hace recordar un ensayo del Dr. Gregorio Marañon «Enciclopedismo y Humanismo».
    Decía él que el verdadero humanista es aquél que es capaz de sentirse feliz cuando comprueba que su pensamiento se ha diluido de tal manera en el público, que ya forma parte de él, sin tener que hacer la «cita» del autor cada vez que dice o actúa en consecuencia.
    En cierto modo modo, la poesía de este capítulo está dirigida al humanista. Me he permitido traducirla, procurando respetar la intención. Espero que no haya sido demasiada pretensión. En la versión en español reconocerás sin dificultad las marcas marcas en azul, por si te dicen algo…
    Un abrazo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *