Escuela virtual de Sabiduría de Pamplona.

fcondetorrens@hotmail.com

Lo que se debiera conocer de un maltratador

Lo que se debiera conocer de un maltratador

.

.

.

……….   Enlace al artículo anterior:

www.sofiaoriginals.com/lo-que-se-debe-saber-de-un-maltratador/

………   Hay que tener un aguante heroico para no sucumbir ante un maltrato psicológico permanente, por parte de alguien que no tiene corazón, que no tiene ni rastro de empatía para captar el daño que hace a su pareja y a los hijos. Ya lo hemos descrito en otra serie (cuyo primer capítulo era:

 http://www.sofiaoriginals.com/cambio-forzado-de-sexualidad-funcionamiento-del-cerebro/ )

y no insistiremos ahora, pero el maltratador psicológico siembra un pésimo ambiente en ese hogar.

 ……….   Los hijos, igual que su madre, están siendo intoxicados durante años con esa ponzoña que impregna el ambiente: La madre ya la conoció antes de que los hijos vinieran al mundo, o la conoció mucho mayor que los hijos, formada ya su personalidad. La de los hijos no está formada aún y ya están inmersos en ese odioso ambiente. Ambiente que van a considerar normal, pues es el de su casa, es el de siempre.

 ……….   Es forzoso distinguir, hablando de efectos, el sexo del hijo. Los hijos varones pueden ser influidos en menor grado que las hijas, del sexo opuesto al padre maltratador.  Los chicos de escaso «nivel de Evolución» (no encuentro otra característica que defina mejor la diferencia, o menos maduros, si se prefiere) se acostumbrarán a que «el macho domina a la hembra». Y tenderán a hacer lo mismo cuando les llegue el momento. Lo han aprendido en casa y ya saben cómo se hace. Y con eso la epidemia se perpetúa.

 ……….   Los de nivel de Evolución alto capearán la dificultad como mejor puedan, no serán influidos por el comportamiento del padre y no se volverán maltratadores en su momento, porque no aprobarán, ya adultos, la manera de actuar del padre. Y ello debido a su «nivel de Evolución» alto.

.

Lo que se debiera conocer de un maltratador

.

 ……….   Con las hijas la situación cambia, el efecto es más patente. Las de nivel de evolución alto, o más maduras, considerarán que su padre es un «capullo», despreciarán su forma de comportarse y no se verán influenciadas, conservarán sus valores innatos y seguirán su vida sin alteraciones. El peligro está en las hijas de escaso «nivel de Evolución». Ellas se verán asustadas por los arrebatos de furia del progenitor. Crecerán con miedo cuando son muy niñas. Y ese miedo se convertirá en odio, un odio íntimo, nunca expresado, cuando se desarrollen. Odio al padre, odio al hombre, a todos los hombres.

 ……….   Tal vez apoyado ese odio al ver que algunos de sus hermanos ven bien, o apoyan, o imitan, el proceder del padre maltratador. A qué final conduce ese resquemor inmenso al género masculino es fácil de suponer, a un cambio en sus preferencias sexuales. De manera que las jóvenes que han pasado por un proceso tan doloroso no debieran ser objeto de rechazo por la mayor parte de la sociedad. De una sociedad que las ha dejado solas, abandonadas, indefensas, cuando eran niñas, y las anatematiza cuando son adultas. Tal vez sólo porque la sociedad no es adulta en absoluto.

 ……….   De manera que éste es el efecto que causa un maltratador en el seno de una familia. En el seno de una sociedad que sigue siendo machista, tal vez no de la manera esdrújula y mayúscula que lo era hace una o dos generaciones, pero en una sociedad así, un maltratador deja un reguero de infelicidad y desdicha que comprende a dos generaiones, la suya y la siguiente. Y, lo que es peor, se reproduce como un mal virus, en las generaciones siguientes. Puede decirse que deforma y destruye todo lo que toca.

 ……….   Por eso se le debe poner coto – como si de un apestado se tratara – localizar e impedir que prosiga su nefasta labor. Se debería dar publicidad a su forma de operar, para que todas las jóvenes sepan distinguir a un maltratador desde sus primeras manifestaciones, desde sus primeras añagazas. Y se apresuren a poner pies en polvorosa, tierra de por medio. E impedir no sólo una existencia de sufrimiento y dolor para ellas, sino también que los futuros frutos de sus vientres caigan en las redes de un ser despreciable y horrible.

.

.

.

Lo que se debiera conocer de un maltratador   Lo que se debiera conocer de un maltratador  Lo que se debiera conocer de un maltratador  Lo que se debiera conocer de un maltratador  Lo que se debiera conocer de un maltratador Lo que se debiera conocer de un maltratador  Lo que se debiera conocer de un maltratador  Lo que se debiera conocer de un maltratador  Lo que se debiera conocer de un maltratador Lo que se debiera conocer de un maltratador  Lo que se debiera conocer de un maltratador  Lo que se debiera conocer de un maltratador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *