Escuela virtual de Sabiduría de Pamplona.

fcondetorrens@hotmail.com

Los antecedentes de las Termópilas en la Grecia clásica 48

En “Los antecedentes de las Termópilas en la Grecia clásica 48” vemos con detalle los planes helenos para poder triunfar contra un enemigo muy superior en fuerzas, con la única ayuda de su flota y la orografía de sus costas, accidentadas como pocas.

.

© Copyright  Fernando Conde Torrens, el 20-3-2.006

.

………Los atenienses, junto con el apoyo de la ciudad vecina de Platea han derrotado brillantemente a los persas de Darío I en la batalla de Marathón, lo que ha hecho que la flota persa torne velas a Asia Menor, de donde venían. Los espartanos han llegado tarde y a su paso por Atenas encuentran a los atenienses celebrando la victoria por todo lo alto. Pasada la euforia, los dirigentes atenienses y helenos se dan cuenta de que queda sin duda mucho por hacer y que hay que prepararse para la revancha que Darío I va a tomarse de la derrota sufrida. Felizmente para ellos, Darío I morirá el año 486 sin haber hecho nada en tal sentido, esto es, cuatro años después. Pero lo sucede su hijo Jerjes (486-465 AEC.), quien se propone nada menos que incorporar Grecia a su Imperio

………Tras la victoria de Marathón, los griegos se ponen en movimiento. En Atenas Temístocles, el dirigente político del momento, encarga una consulta al oráculo de Delfos. El oráculo emite un mensaje de los dioses un tanto oscuro: “Confiad en las murallas de madera”. Temístocles interpreta el oráculo como que los dioses están ordenando que los atenienses construyan una poderosa flota, precisamente la opción estratégica que él propiciaba. Parece mucha casualidad que los dioses, vía pitonisa, coincidan plenamente con el deseo del político que encarga la consulta a los dioses. Algunos líderes se oponen y, por el bien de la ciudad, Temístocles logra que los atenienses, reunidos en votación, los destierren. De modo que Atenas se prepara para la guerra que se ve venir, construyendo nada menos que 200 naves, lo que la obliga a potenciar sus puertos.

………Jerjes emprende una campaña diplomática para romper la unidad, jamás existente, entre las ciudades-estado griegas. Insta a casi todas ellas a convertirse en estados vasallos. Las decisiones se van atrasando, pero cuando la invasión comienza, las ciudades más cercanas al incómodo vecino optan por declararse neutrales, lo que significa que no entrarán en guerra, o por aceptar el vasallaje del monarca persa, lo que significa que abrirán sus puertas al ejército invasor. Con toda probabilidad, Jerjes tiene otros motivos internos para iniciar una campaña militar en Occidente. Su nobleza estará ocupada en una guerra de conquista y evitará maquinaciones internas. Además, debe demostrar antes sus vasallos de Occidente que el Imperio persa es fuerte, o corre el riesgo de que otros intenten lo que los dorios hicieron.

………Conocedores los helenos de los movimientos diplomáticos persas y cuando de Asia Menor llegan noticias de que el monarca persa está preparando un inmenso ejército por la misma zona donde su padre preparó el que fue derrotado en Maraton, una treintena de ciudades helenas deciden fundar una liga panhelénica, no todo lo pan = todas que ellas hubieran querido. Se llama la Liga de Corinto (481), porque su sede será esa ciudad, situada en el Istmo que une la península del Peloponeso con el resto de Grecia.

………Es tiempo, porque un año más tarde Jerjes pone en marcha su inmensa maquinaria de guerra, con la que piensa incorporar la Hélade al Imperio persa. Partiendo de Sardes, la capital de la satrapía, o provincia, persa más cercana a Grecia, la ciudad incendiada por los rebeldes jonios tiempo atrás, Jerjes, a principios de Abril, se dirige al estrecho que separa Asia Menor y la actual Europa, el Helesponto griego, hoy los Dardanelos, encima de la antigua Troya. Ha hecho construir dos puentes de barcas, de madera, (son menos de 2 km. de anchura) por los que pasa poco a poco su inmenso ejército, que los estudiosos modernos estiman en un total de 250.000 hombres, de los que 150.000 serían infantes, 60.000 jinetes y el resto servicios auxiliares. Un ejército enorme para la escala helena que se pone en marcha a primeros de abril de 480 AEC. El paso del Helesponto se realizó en el mes de Mayo. 

………Una inmensa flota, formada por unos 700 barcos, aprovisionará al ejército de tierra y bordea Asia Menor y el Mar Egeo a la vista del monarca, que esta vez marcha con sus huestes en pro de la fama. Semejante ejército parece imparable. La suerte de los helenos, una vez más, depende del acierto de las decisiones que sus líderes tomen y de la voluntad de los dioses que moran en el Olimpo. Pero si se analiza la situación más a fondo, se aprecia que, si bien su número es inmenso, ese ejército es un conglomerado de grupos de distintas etnias y lenguas, difícil de manejar y organizar de manera óptima. Sólo los medos y persas, auténtico corazón del Imperio, son tropas de confianza, motivadas y efectivas en el combate. Y éstos son unos 12.000 tan sólo. Pero esto no lo sabían los helenos.

………Tracia y Macedonia, ya formaban parte del Imperio persa como reinos vasallos. La regiones en azul, en el mapa que viene, son estados que, dada la cercanía, se han declarados vasallos del monarca persa. Las de color rosa, serán neutrales, así lo han manifestado a los embajadores de Jerjes. Las ciudades en verde lo forman las 30 ciudades agrupadas en la Liga de Corinto, como se ve, una flaca representación de toda la Hélade, menos del 50%. 

………

El siglo V y la hegemonía ática

Los antecedentes de las Termópilas en la Grecia clásica 48Los antecedentes de las Termópilas en la Grecia clásica 48

(Fuente: Grecia antigua. El alba de Occidente. Furio Durando. Ediciones Folio, 1.997)

        ………

………De forma que ya conocemos las fuerzas que están frente a frente. Recordemos que en la Antigüedad sólo se podía guerrear con buen tiempo. A la llegada del otoño, había que irse a casa. Por eso, Jerjes inició su campaña en cuanto comenzó aquel año el buen tiempo, a principios de Abril. Los griegos se reunieron para estudiar dónde tratar de parar el progreso de su enemigo. Los helenos de Tesalia, la región más al norte de las coaligadas, insistieron en que la defensa se planteara en el nordeste de su región, o toda Tesalia caería en poder del enemigo, pero los estrategas opinaron que el lugar propuesto, un desfiladero en el valle del Tempe podía ser franqueado por varios pasos entre montañas y era difícil defender todos los accesos. Se desechó la opción tesalia. Hubo que ir un poco más al sur. El ejército de Jerjes pasaba por Macedonia y su capital, la actual Tesalónica, en el mes de Julio. En la primera mitad de Agosto atravesaba la Arcadia, no defendida.

………De común acuerdo, los líderes militares decidieron plantar batalla en primera instancia en una línea situada al norte que fuera fácil de defender. Por tierra, en un lugar muy favorable, el desfiladero de las Termópilas. Por mar, a la misma altura, en la parte norte y este de la isla de Eubea, la isla donde estaba Eretria, la ciudad colega de Atenas ayudando a los rebeldes jonios. El lugar adecuado para concentrar la flota helena era el cabo Artemisio

………Los generales helenos se planteaban la siguiente opción victoriosa: Si obligaban a Jerjes a aceptar una batalla naval en aguas favorables a la flota helena, los persas podían tener grandes pérdidas. Eso daría a los helenos el dominio del mar. Contando con este dominio, el suministro de semejante ejército resultaba inviable y Jerjes debería batirse en retirada. La campaña estaría ganada, a pesar del desequilibrio de fuerzas. Todo lo que los helenos debían lograr era el dominio marítimo. La guerra en tierra se sabía de antemano perdida, dada la dimensión del ejército persa..

………Fíjese el lector que unas islas muy juntas unas a otras protegen la pequeña armada helena, de unos 270 barcos, 200 de ellos atenienses, e impiden maniobrar a la enorme flota persa. Además, los puertos en que refugiarse están entre la isla y tierra, y los persas, en el litoral exterior de la isla, carecen de puertos en los que protegerse de las tormentas. Los helenos sabían que no podían aceptar una batalla en alta mar. Y querían que la batalla naval con los persas fuera en los estrechos situados entre las islas y tierra, donde sólo una parte de las naves persas podrían entrar. Los persas, por su parte, querían atraer a las naves griegas a mar abierto.

 ………

Ruta seguida por los ejércitos de Jerjes

Los antecedentes de las Termópilas en la Grecia clásica 48

(Fuente: National Geographic Historia, nº 9. RBA Revistas)

………

………Digamos ahora que los sucesivos generales helenos, estrategos en griego, adoptaron una táctica muy inteligente, de hecho la única posible: Ante la inmensa superioridad numérica persa, ellos siempre elegirían lugares angostos para plantar cara a un enemigo varias veces superior en número. El tiempo estaba en cierto modo en contra de los persas, eran los invasores. Los helenosestaban en su tierra y la conocían palmo a palmo. El plan era detener el ejército de tierra para que Jerjes, que necesitaba éxitos rápidamente, se viera obligado a plantear la batalla naval donde los griegos querían, en el cabo Artemisio, lugar muy favorable para ellos. 

………Jerjes estaba obligado a moverse cerca del mar, para aprovisionar con sus naves su inmenso ejército. Las Termópilas era el paso obligado a la Grecia central. El paso de las Termópilas apenas tenía 200 metros de anchura entre las montañas y el mar. En ese espacio, el persa no podía desplegar su ejército, ni su caballería, y allí se apostaron el rey espartano Leónidas y sus 3.100 hoplitas. De ellos, 300 eran espartanos, unos 1.100 de Beocia y el resto, unos 1.700 guerreros, de varias regiones y ciudades helenas. La misión estaba muy clara, detener todo lo posible al persa. Como dispusieron de tiempo, reedificaron un fuerte, el muro focense, construido hacía muchos años y parcialmente en ruinas, que facilitara la defensa del lugar. Jerjes trató de rodear la flota griega, a la que no podía atacar en el estrecho lugar en que se había apostado. Al hacerlo, tuvo que hacer frente a una tormenta, que destruyó 150 de sus naves. Ante tal contrariedad, decidió forzar el paso terrestre. Jerjes llegó ante las Termópilas el 20 de Agosto.

………Esto se aprecia en el mapa de otro libro sobre batallas en la Antigüedad que mostraré al lector un día de éstos.

 ………

Las guerras “médicas”. La invasión de Jerjes

Los antecedentes de las Termópilas en la Grecia clásica 48

(Fuente: La guerra en el mundo antiguo. Víctor Barreiro Rubín. Ediciones Almena, 2.004)

………

Enlace al próximo día: El desastre de las Termópilas en la Grecia clásica 49.

………

………Fernando Conde Torrens es autor de “Año 303. Inventan el Cristianismo”, “Simón, opera magna”, “El Grupo de Jerusalén”, “La Salud” y una serie de artículos sobre el mundo de las ideas. En www.sofiaoriginals.com expone los resultados de sus investigaciones sobre la eterna búsqueda del ser humano.

Los antecedentes de las Termópilas en la Grecia clásica 48  Los antecedentes de las Termópilas en la Grecia clásica 48

Los antecedentes de las Termópilas en la Grecia clásica 48  Los antecedentes de las Termópilas en la Grecia clásica 48

Los antecedentes de las Termópilas en la Grecia clásica 48  Los antecedentes de las Termópilas en la Grecia clásica 48

Los antecedentes de las Termópilas en la Grecia clásica 48  Los antecedentes de las Termópilas en la Grecia clásica 48

Los antecedentes de las Termópilas en la Grecia clásica 48  Los antecedentes de las Termópilas en la Grecia clásica 48 

Los antecedentes de las Termópilas en la Grecia clásica 48  Los antecedentes de las Termópilas en la Grecia clásica 48

Los antecedentes de las Termópilas en la Grecia clásica 48  Los antecedentes de las Termópilas en la Grecia clásica 48 

Los antecedentes de las Termópilas en la Grecia clásica 48  Los antecedentes de las Termópilas en la Grecia clásica 48

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *