Escuela virtual de Sabiduría de Pamplona.

fcondetorrens@hotmail.com

Los Diadocos y la victoria de Antígono

«Los Diadocos y la victoria de Antígono» describe la actuación de Antígono tras hacerse con el poder máximo del Imperio de Alejandro.

.

© Copyright  Fernando Conde Torrens, el 5-5-2.010

.

……….Año 316 …  Los Diadocos y la victoria de Antígono

.

……….Mientras en el año 316 Eumenes y Antígono buscaban la supremacía en Asia, en Grecia los hados se volvieron favorables a Casandro, el hijo del difunto Antípatro. Un Epígono, por tanto. En una batalla planteada entre sus fuerzas y las de Poliperconte y Olimpia, salió vencedor Casandro. Olimpia cayó en manos de Casandro, quien sin pensárselo dos veces la hizo ejecutar. Terminaba así la carrera de una mujer que entró en la Historia no sólo por ser madre del mayor conquistador que en Occidente ha habido, sino por sus actuaciones personales, que solían estar impregnadas de sangre.

……….Falta comentar que a su primo, el rey del Épiro, y por instigación posiblemente de Casandro, que no podía olvidar que el ejército de Olimpia era realmente del monarca epirota, fue asesinado por partidarios de Casandro, que se ofrecieron a ser sus aliados. Ello daba a Casandro el control de la región lindante al Oeste con la Macedonia de Poliperconte.

……….

……….Año 315 …  Los Diadocos y la victoria de Antígono

 

……….Dijimos el día pasado que Antígono ser retiró a la Media a pasar el invierno. La Media, situada bajo el Mar Caspio , como se puede ver en el mapa que sigue, ya usado con anterioridad y que refleja las conquistas de Alejandro, había quedado en el reparto inicial a cargo de Pitón Crateas, uno de los generales de Alejandro. Antígono terminó por llevarse mal con Pitón y, acusándole de conspirar contra él, lo mandó ejecutar. A fin de cuentas Antígono tenía un ejército superior. Bajando hacia el Sur entró en Ecbatana y se apoderó del tesoro que allí se guardaba y que consistía en 5.000 talentos.

 ……….

Mapa que muestra varias satrapías del Imperio de Alejandro

Los Diadocos y la victoria de Antígono

(Fuente: Atlas histórico de los Imperios. Karen Farrington. Ediat Libros, 2.006.)

 ……….

……….Luego se dirigió a Persia, situada más el Este, donde también depuso como sátrapa a Peucestes, el Diadoco que había quedado al cargo de Persia en el reparto inicial, y colocó a una persona de su confianza. A continuación volvió hacia el Oeste y al paso por Susa se hizo con el tesoro que allí se guardaba y que aún consistía en 20.000 talentos.

……….Llegó a Babilonia, donde fue bien recibido por su antiguo aliado contra Pérdicas, Seleuco. Seleuco había recibido la satrapía de Babilonia tras la Primera Guerra de los Diadocos. Antígono también terminó, en su breve visita, por llevarse mal con Seleuco. Éste, viendo que Antígono campaba por el antiguo Imperio de Alejandro como Pedro por su casa, decapitando a unos, sustituyendo a otros y llevándose todo el oro del Imperio, al amparo de la noche y con algunas personas de su confianza abandonó su satrapía con harto dolor de su corazón y huyó a la corte de su amigo Ptolomeo, en Egipto, lejos de la activa mano de Antígono. Éste, que sin duda esperaba esta decisión antes de tener que tomar medidas más drásticas, nombró sátrapa de Babilonia a una persona de su confianza y con los bolsillos llenos y el ejército imperial a su mando, retornó al Oeste, más cerca de Macedonia.

……….Estableció sus cuarteles de invierno en Cilicia, la zona donde se encuentra Issos y Tarsus, en el mapa citado, en la costa mediterránea. Se forjó en su mente, y puso manos a la obra, construir una nueva capital, que se llamaría Antigonea, y a ello se dedicó.

……….Y aquí se termina la Segunda Guerra de los Diadocos. El vencedor de ella ha sido Antígono Monoftalmos, que, tras derrotar a Eumenes y los sátrapas a él aliados, se ha paseado por el Imperio de Alejandro rebañando tesoros, adjudicndo satrapías a personas de su confianza y eliminando a sus antiguos compañeros de armas, los Diadocos, o Sucesores. Con la salvedad de Seleuco, que, viéndoselas venir, salvó el pellejo poniendo pies en polvorosa camino de Egipto.

……….De modo que resumiendo, el reparto del Imperio de Alejandro en demasiadas manos de generales, ambiciosos muchos de ellos, provocó varias guerras que, invariablemente, eran de todos contra el hermano mayor. Si Pérdicas había sido el lugarteniente de Alejandro a su muerte y disfrutaba de una posición predominante, todos los demás se aliaron contra él. Cuando Pérdicas resultó derrotado y muerto tras la Primera Guerra de los Diadocos, surgió el advenimiento de Poliperconte como nuevo regente del Reino, a la muerte de Antípatro. Tocaba a Antígono y el resto de Diadocos posicionarse en contra de Poliperconte, al que en la Segunda Guerra de los Diadocos, que acabamos de analizar, redujeron prácticamente a la impotencia.

……….Esta Segunda Guerra terminó con el triunfo de Antígono  Monoftalmos, que sustituyó a Pérdicas en el mando del ejército imperial (alguno tenía que ocupar tal puesto …).

……….Ya se puede imaginar el lector contra quién será la alianza de los Diadocos restantes en la inminente Tercera Guerra de los Diadocos

……….Y, mantenemos aquí, lo que estamos viendo va a ser un adelanto de la Historia que nos espera hasta ya entrado el siglo XX.

……….¿Apabullante, verdad? …

……….

Enlace al próximo dia: La Tercera Guerra de los Diadocos.

……….

……….Fernando Conde Torrens es autor de “Año 303. Inventan el Cristianismo”, “Simón, opera magna”, “El Grupo de Jerusalén”, “La Salud” y una serie de artículos sobre el mundo de las ideas. En www.sofiaoriginals.com expone los resultados de sus investigaciones sobre la eterna búsqueda del ser humano.

.

 . Los Diadocos y la victoria de Antígono   . Los Diadocos y la victoria de Antígono    . Los Diadocos y la victoria de Antígono   

 . Los Diadocos y la victoria de Antígono   . Los Diadocos y la victoria de Antígono    . Los Diadocos y la victoria de Antígono   

 . Los Diadocos y la victoria de Antígono   . Los Diadocos y la victoria de Antígono    . Los Diadocos y la victoria de Antígono   

.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *