Escuela virtual de Sabiduría de Pamplona.

fcondetorrens@hotmail.com

Lozano Enríquez, Abril 2.011

Lozano Enríquez Abril 2011 rgb(244, 236, 232); text-align:center”>

Lozano Enríquez, Abril 2.011. Torrelavega.

        Ayer me enteré de una circunstancia favorable. En estos momentos y hasta el 17 de Abril, en la Sala de Exposiciones Mauro Muriedas, en la calle Pedro Alonso Revuelta 5, de Torrelavega – de 11 a 2 y de 5 a 9, salvo Domingos, que es sólo a la mañana, cosa habitual – expone sus cuadros nuestro amigo Pintor José Antonio Lozano Enríquez. Se trata, como él mismo dice en el Prólogo de su Catálogo, de rincones queridos de su natal Cantabria. A lo que se ve, con buen tiempo.

        Así que, para los que no podemos desplazarnos a Torrelavega a ver de cerca las texturas de nuestro ya conocido pintor, exponemos aquí los cuadros que figuran en su Catálogo. Me debo disculpar si el color no sale como otras veces. El material me ha llegado en formato pdf  y con una muy buena definición. Pero mis programas para sacar del archivo pdf  las imágenes una a una … eso ya es otra cosa.

        En la Portada del Catálogo se muestra una vista insólita de Santo Domingo de la Barquera, localidad que siempre te enamora cunado la visitas. La próxima vez que vaya, buscaré el raro paraje de donde está tomado este cuadro …

Lozano Enríquez. San Vicente de la Barquera.

Óleo sobre lienzo. 38×46 cm.

(Fuente: Catálogo de la Exposición.)

        Ya sabemos de la facilidad de Lozano Enríquez para reflejar con gran precisión y a la vez, con sumo desgaire, las rocas, los prados, los caminos y arbolados. El que viene es un cuadro que lo tiene todo, atmósfera, rocas lejanas, que apenas se dibujan contra el cielo nuboso, y, conforme el paisaje se acerca, se concreta, se colorea, se oscurece. Eso es saber pintar, dar profundidad al cuadro. Compare el lector los verdes intensos y sombríos de la parte cercana e inferior, con los colores mucho más desvaídos de la media distancia y los grises matizados de la lejanía.

Lozano Enríquez. Ruta de Tresviso. Óleo sobre lienzo 73×46 cm.

(Fuente: Catálogo de la Exposición.)

 

        En el bosque que sigue, el horizonte es más cercano, pero aun así, la lejanía se tiñe de gris, el dibujo se difumina y el brillo y el color se reserva para las partes más cercanas.

Lozano Enríquez. Otoño en el Saja. Óleo sobre lienzo. 81×100 cm.

 

(Fuente: Catálogo de la Exposición.)

        El último cuadro de hoy lo voy a dejar al  tamaño que resulta de la descarga. Los anteriores los he disminuido, para que ocupen la pantalla, pero no más. Por éste el lector tendrá que pasearse, usando el cursor horizontal y la rueda del ratón. La ventaja, y el encanto, es que se aprecia la forma en que le cuadro se pintó, las pinceladas, la manera de imitar la nieve, la hierba, la piedra, la roca.

        Siempre he pensado que la pintura al óleo, la materia, el óleo, es muy agradecido. Das cuatro pinceladas (eso sí, bien dadas) queriendo simular hierba, y ¡en efecto! aquello parece hierba. Y lo mismo con el agua, cuatro trazos combinados como Dios manda con los colores del agua que ves, y ¡zas! un arroyo claro. Pero, si se ve de cerca, se aprecia que son sólo eso, cuatro pinceladas locas, erráticas, casi absurdas.

 

Lozano Enríquez. Rincón de Pido. Óleo sobre lienzo. 54×65 cm.

(Fuente: Catálogo de la Exposición.)

        El mismo cuadro en el tamaño de los demás, donde la nieve es nieva, la piedra es piedra y la hierba húmeda, hierba húmeda. No obstante, me quedo con el  cuadro ampliado.

Lozano Enríquez. Rincón de Pido. Óleo sobre lienzo. 54×65 cm.

(Fuente: Catálogo de la Exposición.)

            Y como voy atrasado y estoy hecho un vago, me reservo los cuadros restantes para el artículo venidero.

Continuará.

Enlace con el próximo día.

Fernando Conde Torrens es autor de “Simón, opera magna”, “El Grupo de Jerusalén”, “La Salud” y una serie de artículos sobre el mundo de las ideas. En http://www.sofiaoriginals.com/ expone los resultados de sus investigaciones sobre la eterna búsqueda del ser humano. En http://simonoperamagna.blogs.com/  hay comentarios y más información sobre este libro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *