Escuela virtual de Sabiduría de Pamplona.

fcondetorrens@hotmail.com

Mi Hipotiroidismo, curado.

……….Lo que menos me podía esperar era contraer una dolencia psicosomática. Con todo lo que supuestamente sé sobre el tema … Pero así fue. Menos mal que sabía la manera de corregir mi fallo. Me agredí. En lo que menos me podía imaginar que me estaba agrediendo, en una afición. Mi Hipotiroidismo curado.

……….La historia comenzó a mediados de Julio de 2.013. Volvía de 15 días de vacaciones en la playa y al poco de llegar a casa noté un cansancio anormal. No es que estuviera bajo de energía. Es que la tenía en el subsuelo. Debía echarme una siesta antes de comer para poder comer. Y luego, otras, después de comer. Pensé en tener anemia. Así que me hice un análisis de sangre. Al decir que lo que notaba era un cansancio absoluto, también me miraron el tiroides, que también da cansancio como síntoma.

……….Y, efectivamente, tenía Hipotiroidismo. Una médico, que vio el análisis, dijo que convenía esperar dos meses y hace un análisis de confirmación antes de poner tratamiento. Supe que el tratamiento consistía en una pastilla de por vida. “Por tanto – me dije – tengo dos meses para intentar curarme”. Miré en Internet a ver qué era eso del Hipotiroidismo y me enteré de que era un funcionamiento deficitario del tiroides, una glándula no muy grande que está bajo la garganta. Repercutía en un mal funcionamiento de varios órganos, entre ellos el hígado. Y ello porque el tiroides segrega una serie de hormonas que regulan otros órganos. Si falla el órgano regulador, lo demás va manga por hombro.

Los síntomas del Hipotiroidismo eran cansancio, insomnio, facilidad para engordar y aumento del colesterol. También otros, que yo no tenía. Pero estos cuatro los tenía y bien. Tan malo era el cansancio como el insomnio. Era un insomnio que no te dejaba dormir hasta las 5 de la madrugada. Me resistía a tomas pastillas para dormir.

Al tiroides lo regula la hipófisis, excitando el tiroides con una substancia que denominan TSH. El nivel de TSH en sangre debe ser como máximo de 5. Es el límite de lo Normal. Hasta 10, tienes Hipotiroidismo de Grado I. De 10 a 20, de Grado II. Más de 20 lo tienes al máximo, Grado III. Yo tenía 12, de modo que iba bien servido. El análisis primero, de mediados de Julio de 2.013 en este enlace.

Esos dos meses, hasta el 27 de Septiembre, puse en práctica una técnica china basada en la respiración, que no me dio resultado alguno. Yo confiaba en ella, pero fue como si no. En esas fechas, el segundo análisis dio que el TSH había subido a 19´4, a punto de pasar al Grado máximo, el III. ¡Puf …! El segundo análisis, de finales de Septiembre, en este otro enlace.

A todo esto, y desde el principio, yo había desempolvado todos mis libros y apuntes sobre Salud. Necesitaba saber la agresión a que, sin saberlo, me había sometido. Y la sensación, o sentimiento negativo, que me había estropeado el tiroides. Y lo que leí coincidía: Ambas fuentes que utilizaba decían que el tiroides se estropea cuando su dueño tiene una sensación de falta de control, de incapacidad, de no ser capaz. Y, en efecto, yo había sentido esa sensación desde Noviembre del 2.012 hasta el 21 de Junio de 2.013, cuando acabó el curso de Encuadernación y me fui de vacaciones. Los primeros síntomas aparecieron hacia el 15 de Julio.

Conviene explicar esto para saber cómo se genera una dolencia psicosomática, la repercusión de una desazón, cómo funciona esto de los “disgustos”. Desde hace unos cinco años tengo como afición encuadernar mis libros antiguos deteriorados. Como tengo muchos deteriorados, 250 – porque son más baratos que los que están bien – procuro encuadernar bastantes al año. Y me hacía 10 ó 12 al año. Cuando ya sabía más, procuré encuadernar también en casa, ya jubilado. El año anterior había encuadernado 22. Y el Curso 2.012-2.013 me propuse encuadernar 75. Era una barbaridad, lo sabía, pero saqué cuentas y trabajando 20 horas por semana en casa, podía hacerse. Y lo logré.

……….Pero, aquí viene lo malo, dejaba de lado otras aficiones, no tenía tiempo para abarcarlo todo. Y me atrasaba en otras cosas. Eso me generó la sensación, que me duró todo el Curso lectivo, de no llegar, de no controlar. Pero no quería renuncia a mi meta de los 75 libros. En primavera me dejé 12 libros para hacer en vacaciones de verano y bajé un poquito el ritmo mensual. A finales de Junio había terminado 63 libros. ¡Uff …!

……….Pues bien, fue suficiente. No tuve trifulcas conmigo mismo, no me disgusté con nadie, no tuve tensión consciente. Sí la hubo, pero me pasó desapercibida. Nada me decía que me estaba perjudicando. Mi terapeuta sí vio que no me funcionaba bien el metabolismo de los hidratos de carbono, el hígado, y me lo dijo, pero no le di importancia, no sospeché nada.

………. Mi Hipotiroidismo curado.

Mi Hipotiroidismo curado.

      Mi Hipotiroidismo curado.

………. Mi Hipotiroidismo curado.

En esos dos meses, además de respirar a lo chino, procuré combatir los síntomas del cansancio y la facilidad para engordar. Traté de combatir ambos con ejercicio. Salía a andar un par de horas diarias. Y el insomnio, con hierbas. Empecé a dormir algo mejor, por días. Pero el resultado del análisis no podía ser más desalentador.

Tenía que coger el toro por los cuernos y acertar. De seguir con el tiroides descontrolado hasta el cerebro acabaría por sufrir y la memoria, por resentirse. Lo que me faltaba. Entonces decidí darme un tiempo sabático. Seguía manteniendo las aficiones, pero en su nivel normal. Y lo que no se hiciera hoy, quedaba para mañana. Nada de agobios, nada de prisas, calma, nada de ejercicio, no a las obligaciones. Dejé de tener correspondencia con tanta gente. A los de confianza les conté lo que pasaba y me dejaron descansar.

Dejé pasar dos meses. Quiero insistir en que la Medicina oficial no tiene, o al menos no se me ofreció, un tratamiento que recuperara mi tiroides. No. Todo lo que se me ofrecía era una pastilla de por vida que diera a mi organismo lo que mi tiroides, pobrecito, ya no era capaz de dar. Hablé de esto con personas de confianza y entonces vi que ¡¡casi en cada familia hay un enfermo de Hipotiroidismo!! ¡¡Somos legión!! Y todos con su pastilla diaria, que, a algunos les generaba efectos secundarios, que deben aliviar con una segunda o tercera pastilla, como aumento de la tensión y acidez de estómago, por las pastillas ingeridas.

Pasé los dos meses con un control fuerte de mi actividad. Dándome la buena vida. Hay que decir que no dejé toda actividad, hay obligaciones familiares que no se deben soltar, salvo caso de enfermedad grave, y la mía no lo era. Y alguna otra afición, como el piano, la Web o el  blog.

……….Al cabo de los dos meses medio sabáticos, en Diciembre, nuevo análisis. Y esta vez los resultados sí que mejoraron, había bajado a  16´1 el TSH. Ver análisis de  Diciembre de 2.013. No era mucho, pero era algo. De estar subiendo el nivel de TSH, había descendido, aunque sólo fuera un poco. Eso era prometedor, esperanzador. Debía seguir así, con una vida relajada.

……….Esta vez decidí que esperaría tres meses para hacerme el siguiente análisis, a fin de darle tiempo al tiroides a recuperarse. Así  que en Marzo de este año,  nuevo análisis. Y esta vez todas mis expectativas se vieron superadas, el TSH había bajado a 6´84. Estaba a un paso del límite superior, que es 5. Proseguí el “tratamiento” de calma y tranquilidad.

……….Lo termino en una próxima ocasión. Queda la conclusión.

……….

………..PD de fecha Agosto de 2.018. No estaba curado, estaba … controlado, relativamente. La historia era mucho más compleja. Cuando se domine definitivamente, se explicará. Casi da para un libro.

………. .Mi Hipotiroidism curado.
Siguiente artículo: No estamos solos.

………. .Mi Hipotiroidismo curado.

……….Fernando Conde Torrens es autor de «Simón, opera magna», «El Grupo de Jerusalén»,  «La Salud», recientemente «Año 303. Inventan el Cristianismo» y una serie de artículos sobre el mundo de las ideas. En  http://sofiaoriginals.com/ expone los resultados de sus investigaciones sobre la eterna búsqueda del ser humano.

………. .Mi Hipotiroidismo curado.

© Copyright Fernando Conde Torrens, el 18-6-2.014       164

 .Mi Hipotiroidismo curado.

.Mi Hipotiroidismo curado.

.Mi Hipotiroidismo curado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *