Escuela virtual de Sabiduría de Pamplona.

fcondetorrens@hotmail.com

Mundos y Planos Paralelos 5

En el desafortunado caso de que una persona muera en el momento en el que tiene lugar un acontecimiento traumático, ya sea un desastre natural, un accidente colectivo, un atentado terrorista, una batalla. .. existe un riesgo mayor. El plano paralelo originado por las energías desbordadas de todas las víctimas del suceso se abre inmediatamente. Unos regresarán a sus vidas cotidianas con la afinidad ya establecida a este nuevo plano paralelo, pero otros ya no regresarán. Mundos y Planos Paralelos 5

Los primeros podrán tener ocasión de sintetizar los acontecimientos y de ir suavizando su respuesta a dichos acontecimientos, y lo que su recuerdo desencadena en ellos. Pero los que ya no regresen sólo dispondrán de una oportunidad para superar ese desbordamiento de energía y sufrimiento que se provoque en ellos. La muerte es un misterio, pero hay un instante en que aún están unidas nuestras facultades físicas y la conciencia disociada capaz de viajar por los planos paralelos y de perdurar más allá de nuestra dimensión física.

Hay una función que sólo es capaz de realizar nuestra mente física, que es la de penetrar unos niveles de energía de una determinada vibración con otros de más bajo nivel, para resolverlos y disipar esa energía de bajo nivel vibratorio. Nuestra mente física tiene el poder de fundir unas energías con otras. Aquí todo esta dotado de unos límites y podemos jugar con esa densidad de los conceptos y sentimientos que les dota de unas fronteras.

Podemos hacer que un tipo de energía interfiera en otro tipo muy diferente de energía. Podemos aplicar aprendizajes, emociones y conceptos de elevada vibración a terrores y sufrimientos de muy bajo nivel de vibración. Pero sólo en esta dimensión física. Se escapa de nuestras posibilidades cuando abandonamos este mundo de alta densidad.

Por ello, es crucial cuando perdemos la vida en un acontecimiento traumático o al perder la vida en cualquier caso, el evitar que nos ciegue algún temor que nos desborde energéticamente, como los que se originan por una situación traumática. Ese terror, sufrimiento o incapacidad, que puede desbordarnos, es capaz de paralizarnos e impedirnos mirar hacia cualquier otro plano de mayor nivel de vibración energética, quedando atrapados eternamente en ese nivel de sufrimiento una vez que perdemos nuestras facultades físicas.

          Debemos, en vez de ello, aprovechar ese último instante de capacitación para establecer una afinidad con algo que nos evoque un elevado nivel de vibración energética, y desechar el terror paralizante que desea atraparnos en sus redes.

          Un plano paralelo de baja densidad podrá estar formado por imágenes, sensaciones físicas, sabores, olores, sonidos, sentimientos o emociones, incluso creencias personales o comentarios evaluativos («no merezco nada«, «no soy capaz de nada«…), aunque éstos impliquen un lenguaje o conceptos.

 

Mundos y Planos Paralelos 5

      Mundos y Planos Paralelos 5

Puede que estos elementos formen parte tan sólo de nuestra percepción de ellos, pero si pensamos en un plano de elevada vibración energética, como son aquellos planos de apertura a la Creación, es evidente que el primer elemento que se percibe es energético; sin embargo no por ello deja de haber emociones, sensaciones físicas, incluso imágenes y conceptos de trascendencia existencial.

No debemos pensar que un plano creado por un suceso traumático que nos ha ocurrido sólo a nosotros es tan sólo accesible por nuestra
propia conciencia; no se trata de un registro en nuestro sistema nervioso de un recuerdo con toda su representación mnemónica (de la memoria).

Un plano paralelo es una realidad existencial, ya que cualquier otra consciencia puede visitarlo. Pensemos, por ejemplo, en cuando leemos un relato que describe el sufrimiento de una madre a la que acaban de asesinar a su hijo. Su autor consigue crear en nosotros la afinidad a dicho plano, aunque sea una experiencia ajena a nosotros, y podemos sentir ese dolor como nuestro: Estamos viajando a esa realidad paralela creada como consecuencia de dicho trauma. Lo mismo que cuando vemos, por ejemplo, una película cuyo creador sentía una afinidad por un tipo de energía que quiso plasmar en aquellas escenas. Si nos impresionan lo suficiente, comprobaremos cómo al relajar nuestra mente de otras distracciones, volvemos a revivir toda una serie de sensaciones provocadas, porque estamos recibiendo las escenas, o mejor dicho, estamos viajando al plano paralelo al que se sentía afín el creador de la película. Sólo hemos necesitado ver unas imágenes para establecer ese camino hacia un plano paralelo ajeno a nuestras experiencias y tendencias.

Por lo tanto, habrá que tener en cuenta que en los planos paralelos podemos encontrarnos con otras conciencias, ya sean desprovistas de cuerpo físico, o bien conciencias disociadas de su cuerpo físico. Con dichas conciencias podemos establecer comunicación en ambos sentidos. Esta comunicación es telepática, de sentimientos y conceptos.

Podremos viajar a cualquier plano paralelo de forma inconsciente por afinidad natural, o bien estableciéndola a través de imágenes suficientemente evocadoras. También podemos viajar a estos planos de forma consciente, estableciendo la afinidad a través de nuestra voluntad de acceder a ellos y experimentarlos. Una herramienta válida suele ser la imaginación. 

Falta por profundizar en el mecanismo de resolución de los planos de alta densidad de sufrimiento, así como en la forma de propiciar dicha
resolución. 


Foto: Cortesía de MJC.                               Siguiente artículo: Mundos y Planos Paralelos 6.


Fernando Conde Torrens es autor de «Año 303. Inventan el Cristianismo», recientemente editado, «Simón, opera magna», «El Grupo de Jerusalén», «La Salud» y una serie de artículos sobre el mundo de las ideas. En http://sofiaoriginals.com expone los resultados de sus investigaciones sobre la eterna búsqueda del ser humano.

…….. Mundos y Planos Paralelos 5

Mundos y Planos Paralelos 5           Aportación de M.

. Mundos y Planos Paralelos 5

. Mundos y Planos Paralelos 5

. Mundos y Planos Paralelos 5

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *