Escuela virtual de Sabiduría de Pamplona.

fcondetorrens@hotmail.com

Muñoz Sola Más bodegones Pintores navarros 8 La Pintura 142

Muñoz Sola Más bodegones Pintores navarros 8 La Pintura 142

© Copyright  Fernando Conde Torrens

.

.

.

        Hoy veremos los últimos bodegones de César Muñoz Sola, para ver en la próxima ocasión sus paisajes. La manera de presentar los bodegones en Muñoz Sola es colocarlos de manera a-espacial, es decir, sin un entorno definido. Es cierto que hay un fondo, en el caso del cuadro que viene, en tono marrones rojizos. Y es verdad que las verduras se apoyan sobre el suelo, que también es marrón y rojizo. Pero suelo y fondo se funden sin solución de continuidad y el lector es libre de decidir dónde empieza el segundo y dónde termina el primero.

        Esto será una constante en la manera de hacer bodegones de Muñoz Sola. Otra constante es que el suelo estará iluminado y la luz decrecerá conforme ascendemos por el fondo, lo que da un adecuado contraste para que resalten las formas de los higos, las nueces o las berzas.

.

César Muñoz Sola. Bodegón de invierno. Pamplona. Óleo sobre lienzo

Muñoz Sola Más bodegones Pintores navarros 8 La Pintura 142

(Fuente: Muñoz Sola. Editorial La Gran Enciclopedia Vasca. Bilbao, 1.982.)

.

        En el cuadro que viene vamos a poder distinguir una manera de pintar los fondos de César Muñoz Sola, a toda velocidad. La pintura está muy diluida, disuelta en trementina, es casi como tinta china y con ella se pinta a gran velocidad, basta con manchar la tela con el líquido oscuro. Por eso se notan las rayas del pincel y las huellas de los pelos de cerda, duras, rígidas, quedan impresas sobre el blanco del lienzo, como se aprecia en la parte izquierda superior. A continuación, Muñoz Sola ha añadido un poco de blanco de tubo a la mezcla y eso ha dado ese marrón más claro y amarillento de la parte superior derecha, donde también se notan las huellas de las cerdas del pincel.

        Normalmente, se pintan las partes más lejanas primero y luego uno va acercándose al Pintor. Y conforme uno se acerca, la pintura es más gruesa, con menos trementina. El tema del cuadro, las cabezas de ajos, se pintan con pintura de tubo, convenientemente mezclada, sin trementina. Eso le da otra consistencia, otro cuerpo. El suelo, porque es poco importante, está hecho de nuevo con pintura diluida. No debe llamar la atención, la atención del observador debe irse hacia el centro del cuadro, donde está el tema principal, y eso lo consigue el Pintor eludiendo las formas de los extremos y resaltando las del centro.

.

César Muñoz Sola. Ajos. Pamplona. Óleo sobre lienzo

Muñoz Sola Más bodegones Pintores navarros 8 La Pintura 142

(Fuente: Muñoz Sola. Editorial La Gran Enciclopedia Vasca. Bilbao, 1.982.)

.

        Las ciruelas que ha elegido Muñoz Sola para su siguiente bodegón son de segunda. Creo que son claudias, pero lo son en tono menor. Hay otras ciruelas claudias mucho más lucidas. Tal vez el Pintor quería decir que no hacen falta frutos de primera calidad para componer y realizar un buen cuadro.

.

César Muñoz Sola. Ciruelas. Pamplona. Óleo sobre lienzo

Muñoz Sola Más bodegones Pintores navarros 8 La Pintura 142

(Fuente: Muñoz Sola. Editorial La Gran Enciclopedia Vasca. Bilbao, 1.982.)

.

        Incluso un cucurucho de castañas le bastan a nuestro invitado para conformar con ellas un cuadro. Un cuadro, desde luego, sin pretensiones, de los de tener en un rincón del salón y enseñar a los visitantes con el atractivo de decir, “es un Muñoz Sola …“. Nótese de nuevo el difuminado entre suelo y fondo

.

César Muñoz Sola. Castañas. Pamplona. Óleo sobre lienzo

Muñoz Sola Más bodegones Pintores navarros 8 La Pintura 142

 (Fuente: Muñoz Sola. Editorial La Gran Enciclopedia Vasca. Bilbao, 1.982.)

.

        El día pasado vimos una liebre en otro bodegón de Muñoz Sola. Hoy veremos un conejo. Y de paso, la receta, con ajo y cebollas en la salsa. Nótese cómo el fondo está hecho con la misma técnica de un marrón diluido a la izquierda y ese mismo color con un toque de pintura nueva en el fondo-derecha. El suelo, de color neutro y, en el medio, el quieto modelo, ya sea venado, humilde conejo, fruta o verdura. Y es que cuando se tiene el dominio del dibujo y del color, todo resulta fácil.

.

César Muñoz Sola. Conejo. Pamplona. Óleo sobre lienzo

Muñoz Sola Más bodegones Pintores navarros 8 La Pintura 142

(Fuente: Muñoz Sola. Editorial La Gran Enciclopedia Vasca. Bilbao, 1.982.)

.

        Dijimos que comentaríamos sobre el tiempo que lleva realizar un cuadro de los que estamos viendo, un humilde bodegón. El dibujo se hace en una hora, cuarto de hora arriba o abajo. Perfilar, si se hace, es un cuarto de hora  más. Hay Pintores que directamente ponen la pintura definitiva. Otros hacen primero la “mancha”, que es el cuadro hecho con pintura diluida en aguarrás. La “mancha” ayuda a componer el cuadro, los tonos, los contrastes. Por eso, los Pintores profesionales generalmente no la necesitan. Y menos en cuadros de poca responsabilidad, como los bodegones que nos ocupan.

        ¿Y pintar el cuadro, propiamente hablando? Un máximo de tres o cuatro horas, si éste no es muy grande, como no suele serlo un bodegón. De manera que al día pueden hacerse con cierta holgura dos bodegones como los que estamos viendo. Claro que el trabajo completo no se hace de seguido, hay que esperar a que una capa seque, antes de echar la otra. Pero un Pintor metido en harina trabaja simultáneamente con tres o cuatro cuadros a la vez, de modo que, de media, se pueden hacer dos cuadros al día. Yo, sin ser un profesional ducho, ni mucho menos, he hecho tres … claro que de tamaño pequeño.

.

César Muñoz Sola. Sardinas. Pamplona. Óleo sobre lienzo

Muñoz Sola Más bodegones Pintores navarros 8 La Pintura 142

(Fuente: Muñoz Sola. Editorial La Gran Enciclopedia Vasca. Bilbao, 1.982.)

.

        Con estas afirmaciones no se piense que quito valor al cuadro. Porque … ¿cuánto tiempo lleva ser capaz de sacar una obra de éstas en cuatro horas? La mayoría no lo consigue en toda su vida. Hay que tener “algo” de nacimiento para ser de los pocos que se dan a conocer manejando unos pinceles y unos tubos de pintura. Admiremos a los que lo logran, porque tienen “ese algo” y lo han trabajado …

.

………. Fernando Conde Torrens es autor de “Simón, opera magna”, “El Grupo de Jerusalén”, “La Salud” y una serie de artículos sobre el mundo de las ideas. En www.sofiaoriginals.com expone los resultados de sus investigaciones sobre la eterna búsqueda del ser humano.

.

Muñoz Sola Más bodegones Pintores navarros 8 La Pintura 142  Muñoz Sola Más bodegones Pintores navarros 8 La Pintura 142 

Muñoz Sola Más bodegones Pintores navarros 8 La Pintura 142  Muñoz Sola Más bodegones Pintores navarros 8 La Pintura 142 

Muñoz Sola Más bodegones Pintores navarros 8 La Pintura 142  Muñoz Sola Más bodegones Pintores navarros 8 La Pintura 142 

Muñoz Sola Más bodegones Pintores navarros 8 La Pintura 142  Muñoz Sola Más bodegones Pintores navarros 8 La Pintura 142 

Muñoz Sola Más bodegones Pintores navarros 8 La Pintura 142  Muñoz Sola Más bodegones Pintores navarros 8 La Pintura 142 

Muñoz Sola Más bodegones Pintores navarros 8 La Pintura 142  Muñoz Sola Más bodegones Pintores navarros 8 La Pintura 142

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *