Escuela virtual de Sabiduría de Pamplona.

fcondetorrens@hotmail.com

No estamos solos

……….Lo de siempre, experiencias compartidas por personas múltiples, colaboradoras habituales de esta Web, nos permiten exponer lo que sigue. No estamos solos.

Tenemos conceptos tremendamente, catastróficamente errados de la vida, de la muerte, de cómo es el Más Allá, del actuar de los que están en el Más Allá, y de la comunicación entre el Más Allá y el Más Aquí. Con la particularidad de que todos los errores que nos han imbuido, o incluso las conclusiones personales a que más de uno ha llegado, no sólo son crasos errores, sino que, además, operan en contra de nosotros. Nos hacen temer lo que no temeríamos si conociéramos cómo son realmente las cosas.

Así que bueno será exponer cómo son. Y que cada cual pueda comprobarlo personalmente. Y no cuando se “vaya”, sino mientras está aquí. Claro que para ello tendrá que poner en marcha sus Capacidades Superiores. Cosa un tanto ardua, o laboriosa; todo hay que decirlo.

Nuestro concepto de la vida. Algunos piensan que es para medrar, para ascender, para acaparar, para tener. O para pasarlo lo mejor posible, o lo menos mal posible. O que es una broma de dudoso gusto de Alguien desconocido. Hemos venido a crecer, mejorar, evolucionar, y así ser felices, con independencia del comportamiento del entorno. Eso lo sabe bien nuestra Esencia, nuestras Componentes Superiores. El problema es que conectamos con Ella muy raramente, salvo los buscadores, que operan con frecuencia con tales Componentes. Ellos ya lo saben, pero a veces les cuesta. Si la Esencia estuviera Ella solita, en estado puro, como en el Más Allá, sabría para qué es la vida terrena con claridad meridiana, cristalina, que se dice hoy. Pero al volver a la materia, al hacerse acompañar de la mente inferior, los recuerdos de la Mente Superior sólo pueden llegarnos, o manifestarse, con el permiso, con el querer, de la mente inferior. Y ésta suele ser tontorrona y orgullosa, y no deja hablar a la Otra. Por eso muchos permanecen a ciegas, porque sólo usan la inferior. Y equivocan el objetivo de su vida, viven despistados.

Nuestro concepto de la muerte. Confiando sólo en la mente inferior, creyendo no poseer otra, yerran y nos inculcan el error sobre qué es la muerte. Y se dice que es el final. Incluso hay quienes han deducido que es el final de todo, que no hay nada después. O que hay que esperar un montón de tiempo para no sé qué. No haciendo nada entretanto. Se piensa que la muerte es un corte. Hay vida mientras coleamos. Cuando morimos, se acabó la vida. La muerte sería, según el concepto de nuestra sociedad occidental, como una jubilación a nivel global. Antes trabajabas y te consideraban. Te llega la edad de jubilación y se acaba eso. Ya no hay adónde ir, no hay nada que hacer, dejas de contar. Muerto no se hace nada, nada que sepamos. Es como si nos tragara un agujero negro, opinan otros. Y no es así.

Cómo es el Más Allá. Lo esencial, lo fundamental de nosotros, la Conciencia de lo que somos, las Componentes Superiores, la Esencia, todo ello permanece invariable, consciente, en todo el proceso del paso a la Dimensión Trascendente. Y en Ella. Porque el Más Allá es sólo una “Tierra distinta”, un “País distinto”, pero donde se vive como en el que ahora creemos nuestro, aquí. Si llamáramos a las cosas por su nombre, aquí estamos viviendo como extranjeros, sobre todo si no somos buscadores. Y cuando volvemos a nuestro Hogar, al Lugar que es afín a nuestra Esencia, entonces, sólo entonces, estamos realmente en Casa.

………. No estamos solos

No estamos solos

     No estamos solos

………. No estamos solos

Allá sacamos, o nos quedan sólo, las Componentes sabias, las Capacidades más elevadas que hemos conseguido alcanzar dentro del pellejo que, por un tiempo, nos prestaron. Y vivimos y somos todo lo felices que no nos dejamos ser aquí. Que no nos dejó nuestra ignorancia, nuestra creencia de que éramos sobre todo, o – lo que es peor, sola y exclusivamente – mente inferior, corazón inferior y cuerpo inferior, lo que ven los sentidos. El Más Allá es Vida, Vida Superior. Y ella, graduada según el nivel a que nos izamos cuando éramos personas mortales.

El actuar de los que están en el Más Allá. En el Más Allá hay actividad, nada de jubilación integral. El error en el que vivimos es que los que se van, no vuelven, y nada tienen que ver ya con los que nos hemos quedado. Otro tremendo error. Seguramente a ellos no les corresponda ayudarnos. Eso ya lo hacen – cuando ellos y nosotros vivíamos – los miembros de nuestro Equipo sutil, los que planearon con nuestra Esencia las condiciones más favorables para aprender lo que nos quedaba por aprender, lo más importante de todo lo que nos quedaba pendiente, nuestras Asignaturas pendientes más sangrantes.

A eso se dedican los trascendidos, a apoyar a sus compañeros de Equipo, a sus hermanos. Y lo hacen con todo el Amor del Cosmos, con el Amor que se siente cuando se opera sólo con el Corazón Superior. Y con toda la Sabiduría de que es capaz la Mente Superior. Pero – aquí esta la explicación de nuestro error global – sólo cuentan con el Cuerpo Superior. Sólo hablan el lenguaje de la Energía sutil. Y, de los vivos, casi nadie habla ese idioma, casi nadie tiene esa Capacidad despierta. Y falla la comunicación. Y no les oímos. Esa ausencia de comunicación nos ha hecho suponer que nadie vuelve, que es un viaje sólo de ida, sin retorno. Que no hay forma de comunicarse. Y sí que la hay. Pero, para lograrlo, hemos  de volverse sensitivos. Y eso es lo que cuesta. Se trata de poner en marcha el Cuerpo Superior, “raro fenómeno que no se ve todos los días”.

La comunicación entre el Más Allá y el Más Aquí. Con los buscadores mentales, la comunicación se realiza a través de la Mente Superior. Ellos, como son mentales, no les llaman Guías. Tienen mucho más desarrollado su canal mental que su canal sentimental. Pero si su mente inferior acepta preguntar, tendrán las respuestas y sabrán todo lo que deseen / necesiten saber. Los mentales que no son buscadores, a los chivatazos de los Guías lo llaman intuiciones. Y, ya lo hemos dicho, no son muy propensos a dejarse llevar por ellas. Y la comunicación entre Mundos es escasa.  

Los buscadores sentimentales están mucho mejor dotados para entablar una relación más estrecha, afectiva incluso, con sus Guías, que también son sentimentales. Y, a fuerza  ampliar ese canal, o conducto, sentimental, pueden con más facilidad llegar a sensitivos. Y entonces la comunicación se acelera, se intensifica, y abarca una gama más amplia de actividades, o Capacidades. Su carencia es muy posible que esté en el canal mental-lógico, poco desarrollado, poco activo. Y que eso les suponga obstáculo, dificultad, para caminar con holgura, felizmente, en su vida terrena.

Pero los Guías de unos y otros no se rinden, y procuran, con todos los medios que tienen, que no son los nuestros, comunicar, y comunicar, y comunicar con sus pupilos, sus compañeros de viajes, nosotros. Si no fueran sólo Mente y Corazón Superior se frustrarían. Pero somos nosotros los que nos frustramos, porque con sólo las componentes inferiores desplegadas, somos más débiles, estamos más inermes, y no salimos de nuestros errores. Claro está, salvo que seamos buscadores

……….De modo que falla la comunicación, porque no hemos terminado de crecer, de madurar, de llegar a ser lo que estamos llamados a Ser.

Y ahí están los dos Mundos, las dos Dimensiones, la sutil y la material, en un “quiero y no puedo”. O en un “no sabe, no contesta”.

En todo lo que creemos, estamos errados. Casi podría decirse, herrados y no nos desviaríamos demasiado de la realidad.

Es una pena.

……. No estamos solos
Siguiente artículo: Sentimentales 100 % y MS.

………. No estamos solos

……….Fernando Conde Torrens es autor de «Simón, opera magna», «El Grupo de Jerusalén»,  «La Salud», recientemente «Año 303. Inventan el Cristianismo» y una serie de artículos sobre el mundo de las ideas. En  http://sofiaoriginals.com/ expone los resultados de sus investigaciones sobre la eterna búsqueda del ser humano.

……….

No estamos solos        En colaboración de Delfín, 15-7-2.014           165

 ………. No estamos solos

………. No estamos solos

………. No estamos solos

2 comentarios en “No estamos solos”

  1. Buenas noches Dr Conde:¿Serán los canalizadores serios ,como el Sr que dice canalizar a Kryon ,el producto de contactar con el Fondo?.El Sr Lee Carol en su canalizacion presenta a Kryon como una energia angelica informativa para los que el denomina Almas Antiguas,o sea,Buscadores

    1. Fernando Conde Torrens dice:

      A su primera pregunta: Lo dudo mucho. Sólo he leído en la red un artículo suyo y las ideas que expone son demasiado etéreas, nebulosas. No habla de lo fundamental, de cómo poner en marcha esa capacidad que dice que tenemos, y sí de ideas generales de amor y ayudar. Habla de la muerte y no dice que la muerte no existe. Habla del dolor por la muerte, y no dice que ese dolor es sólo fruto de nuestra ignorancia. Me da la fuerte impresión de que es un charlatán, que se ha documentado, ha cogido mil ideas de gente que sabe y, aglutinándolas, se quiere hacer pasar por sabio. No es el primero. Y que reúna a miles de personas no es prueba de que no sea así, hay mucha gente deseosa de repuestas inmediatas sobre la muerte.

      No creo que este señor tenga la idea de “buscadores” en el sentido que nosotros le damos. O tal vez lo ha sacado de esta Web de acceso libre. No habla el idioma de lo Uno. Ya lo siento.

      Un cordial saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *