Escuela virtual de Sabiduría de Pamplona.

fcondetorrens@hotmail.com

Nuestra visión de la Realidad 4

Nuestra visión de la Realidad 4

© Copyrigth Fernando Conde Torrens, el 5-1-2.008

.

.

.

……….Hemos hablado de Zoroastro, Lao Tsé, Buda … También, de nuestros Maestros griegos. Nos hemos dejado a alguien, nos hemos dejado a Isaías. No sabemos si se llamó así, pero lo que enseñó el Isaías de carne y hueso era Conocimiento. Y nos hemos dejado al Maestro de Plenitud de Qumrán. En esta Web tenemos algo suyo, y quizás también esto otro; aunque hay mucho más, que algún día esperamos colgar como se debe. 

.

Nuestra visión de la Realidad 4

.

……….Diría que en cada civilización, en cada lengua o idioma, ha florecido alguien que ha estado Allá Arriba. Y que ha dejado a su pueblo, a su gente, noticias de la manera de cumplir nuestro objetivo en la vida, que triste sería que no lo cumpliéramos. No obstante, y con lo triste que es, la mayor parte de esta Humanidad no lo cumple, porque ni se entera de que haya tal objetivo.

……….Esta realidad, comprobada a través de la Historia y de nuestro diario vivir, debe traer como consecuencia, o deducción, la idea de que la vida del personal es algo de lo menos importante, de lo más barato, de lo menos valioso. De modo que podamos desperdiciarla con la mayor tranquilidad, sin ninguna preocupación. Algo así como si nuestra vida presente fuera algo así como un vestido, y no demasiado costoso. ¿Se gasta el vestido, se pone viejo, deslucido, grasiento y andrajoso? Pues se tira a la basura y nos compramos otro. 

……….Esto no es un argumento, es una deducción. Pero sería algo improcedente comprobar que la inmensa mayoría del personal se muere sin haber nacido a la Vida y … «lo siento, Pepe, tenías una oportunidad y la has perdido, tú verás lo qué haces ahora, ahora que ya no tienes nada que hacer.« Sencillamente, no puede ser. No es que vayamos a defender que se puede quitar la vida de alguien como quien se espanta a una mosca de encima, la vida del prójimo es suya y es sagrada. Pero, dado que tanta gente malgasta de tal modo su existencia, hay que concluir en que deberá tener más oportunidades. No sé muy bien ni cuándo, ni dónde, pero haberlas, las habrá. 

……….Pero hablemos de lo que hacemos mientras estamos dentro del pellejo. Una cosa que se ha observado hasta la saciedad es que nadie se dedica a buscar la Realidad, la Felicidad o la Vida por intermediación de un tercero. El ser humano no puede ser empujado a madurar, mejorar, evolucionar o realizarse si en él mismo no se genera de manera autónoma el anhelo de hacerlo. Eso es una bonita prueba de que, aunque aparentemos ser humanos, de hecho no lo somos completamente. Hay seres humanos realizados, completos, y hay cuartas partes de ser humano, mitades o tres cuartos. Y todas las fracciones intermedias.

……….Cabría entonces preguntarse para qué se esfuerzan, los que lo han conseguido, en explicar al resto cómo se logra, si no van a hacerles caso más que los pocos que ya se interesen. Y si ya se interesan, ya lo lograrán por sí mismos. Pues bien, precisamente para esos pocos que se interesan es para los que los Maestros han dejado esas páginas escritas con un estilo tan peculiar. Conscientes de que sólo una mínima parte van a entender de lo que hablan. Pero esa mínima parte es suficiente. Ha de serlo, entre otras cosas porque no puede ser de otra manera.

……….Un profesor de la vida muy bueno que tuve me enseñó la idea de que cuando una cosa se hace por primera vez, por definición, se hace mal. Esto es, no se hace todo bien, se cometen errores aquí y allá, precisamente porque no somos capaces de prever todos los posibles peligros, todas las posibilidades de equivocar un camino que no sabemos por dónde va. Y resulta que verificar nuestro objetivo en la vida, realizarnos, madurar es algo que siempre se hace por primera vez. De ahí que nos equivoquemos tantas veces. Hay personas que se pasan toda la vida equivocándose y se mueren errados perdidos. La conclusión ha de ser que no importa pasarse toda la vida cometiendo error tras error. Con el paso a la otra Dimensión, forzosamente borrón y cuenta nueva.

        De modo que el problema no tiene solución de fuera a dentro. Sólo cabe la solución que yo sea capaz de darme a mí mismo, a mi propia vida. En buena teoría, eso debiera ser suficiente. Yo puedo arreglar mi propia vida, pero me está vedado solucionar la vida delos demás. No es tan grave … Al revés sí que sería problemático y doloroso.

……….De modo que es cada uno quien se debe interesar por solucionar su vida, su infelicidad, su falta de objetivos, su descontento con la vida. Bien, en ese caso, el lector de estas líneas no tiene problema, dado que las cosas están puestas de manera que cuando uno empieza a querer solucionar sus cosas, la solución llega siempre. Basta con que empuje el suficiente número de años.

……….

Siguiente artículo: Nuestra visión de la Realidad 5.

 ……….

……….Fernando Conde Torrens es autor de «Simón, opera magna», «El Grupo de Jerusalén»,  «La Salud», recientemente «Año 303. Inventan el Cristianismo» y una serie de artículos sobre el mundo de las ideas. En  http://sofiaoriginals.com/ expone los resultados de sus investigaciones sobre la eterna búsqueda del ser humano.

…………..

Nuestra visión de la Realidad 4  Nuestra visión de la Realidad 4  Nuestra visión de la Realidad 4  Nuestra visión de la Realidad 4  Nuestra visión de la Realidad 4 

Nuestra visión de la Realidad 4  Nuestra visión de la Realidad 4  Nuestra visión de la Realidad 4  Nuestra visión de la Realidad 4  Nuestra visión de la Realidad 4

……….

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *