Escuela virtual de Sabiduría de Pamplona.

fcondetorrens@hotmail.com

Nuestra visión de la Realidad

……….Introducción. Trataremos de resumir en esta serie de artículos nuestra visión sobre la historia de la tribu. Y definiremos a qué nos referinmos al hablar de «Nuestra visión de la Realidad», diferenciando entre lo que realmente sucede, la Realidad, y lo que se nos dice que es la realidad. Cosas que no siempre coinciden. Es más, podríamos asegurar que nunca coinciden. Y ello es así porque siempre ha habido numerosas instancias empeñadas en decirnos cuál es la «realidad», o lo que es lo mismo, la interpretación que  hacen tales instancias de lo que vivimos.

.

Copyrigth (c) Fernando Conde Torrens

.

.

.

……….Siguiendo la línea de concretar cada vez más, toca hoy abordar en toda su crudeza un resumen de lo sucedido desde los orígenes de la Humanidad hasta nuestros días. Es tan amplio el período y tan impresionantes los cambios sufridos por el género humano que es imposible detallar cada época. Nos conformaremos en esta ocasión con esbozar algunos rasgos principales de cada etapa evolutiva, dejando al cuidado del lector profundizar por su cuenta en aquéllas que le sean más queridas.

……….Debemos remontarnos hasta los primeros especímenes del homo sapiens, situado quizás entre el hombre de Neanthertal y el de CroMagnon. Su vida era primitiva, su observación de la naturaleza, temerosa. Pero incluso ya entonces se daba una reverencia por los difuntos, una clara conciencia del cambio que la muerte suponía para el ser humano. Nos tropezamos de inmediato con el concepto mágico de la naturaleza, de toda la existencia. El humano primitivo es un ser profundamente imbuido del sentido de lo mágico.

.

……….Lo mágico.

……….Lo mágico tiene dos etapas, mantenemos aquí. La primera, ingenua, fruto de la simple ignorancia, unas fuerzas desconocidas manejan el mundo y manejan a los humanos. Esas fuerzas son superiores y conviene estar a bien con ellas, honrémoslas, por la cuenta que nos trae, a fin de que nos sean propicias, de que nos traigan rebaños de animales cerca de la cueva, de que las mujeres del grupo sean prolíficas y no mueran al dar a luz, de que seamos más fuertes que nuestros vecinos, que a veces intentan arrojarnos de nuestra cueva. Cambiemos el nombre y a esas fuerzas llamémoslas divinidades o poderes, o dioses, unos entes difusos, múltiples, poderosos, lejanos, desconocidos.

……….Pero pronto algunos listillos se dan cuenta de ese temor reverencial del congénere hacia esas fuerzas y deciden aprovecharse, nombrándose representante, intermediarios, ministros de esa divinidad. Se crea así la casta sacerdotal. El sacerdote tiene el poder ideológico; el más fuerte, el poder físico. Ambos poderes unen sus fuerzas y ambos medran, apoyándose e imponiéndose al resto del pueblo.

……….Y lo mágico, que eran las explicaciones que los humanos de a pie daban a la adversa existencia, pasa a convertirse en la utilización que unos pocos hacen de la ignorancia de los más. Perduran ambos estratos, ambas concepciones, pero podemos afirmar que el concepto de lo mágico se ha maleado, de ha prostituído. Convendrá a los dirigentes que la visión mágica, su visión mágica, perdure para siempre. Es el instrumento que hace posible su disfrute de la situación.

.

Nuestra visión de la Realidad, lo mágico.

Nuestra visión de la Realidad.

.

……….La poca cultura.

……….Fundamento imprescindible de lo mágico es, pues, la ignorancia. Cuanto más amplia y extendida sea la ignorancia, más campo tiene libre para sí la magia. Al eliminarse progresivamente la ignorancia, disminuye el campo en que lo mágico puede reinar.

……….Hacia el año 9.000 antes de nuestra era el ser humano inicia, por conveniencia climática, la aventura de la agricultura y se reúne en lugares estables. Funda poblados, que luego serán pequeñas ciudades, y las defiende de vecinos menos cuidadosos y ambiciosos en extremo con murallas. Se ponen las bases de lo que serán las primeras civilizaciones. Deberán pasar aún 6.000 años para que surja la civilización sumeria y la egipcia.

……….En esta época el humano no sabe escribir, de ahí que no deja huella de sus actos ni de sus ideas. Sólo la Arqueología permite conocer cómo vivían y qué utensilios empleaban, basándose en los restos que han resistido el paso de tanto tiempo, para lo que debían ser restos de notable dureza, como huesos o piedras. Muchos de los materiales que empleó el hombre en tan lejanas épocas se destruyeron y descompusieron con el tiempo.

.

……….Civilizaciones.

……….Civilización significa muchas cosas. Significa organización, jerarquización, división, clases, castas, dirigentes y pueblo llano. Significa obediencia y autoridad, trabajo y defensa, jefatura y sacerdocio, guardia personal y manipulación de las conciencias. Civilización supone dioses y religión. A las fuerzas de la naturaleza identificadas, con una denominación y una apariencia, se les rinde culto según los ritos establecidos por la casta sacerdotal del lugar. En todos los cultos hay procesiones; a las castas de todo el orbe les encantan las procesiones, que ellas encabezan. Y el monarca local va en el centro de la procesión.

……….Cada civilización ha tenido su explicación del mundo, sus dioses, su dios principal, sus tríadas de dioses, su teoría sobre cómo vino el humano a la existencia, creado por los dioses del lugar, sus explicaciones para la muerte y el Más Allá. Civilización, en lo que nos atañe, el mundo de las ideas, significa sacerdotes, mentalización del pueblo, predicación, creencias.

……….Nuestra civilización occidental no es una excepción. Podemos caer en la tentación de pensar que somos diferentes. ¿Por qué? Eso mismo pensaron todas ellas, cada una a su tiempo.

……….

Siguiente artículo: Nuestra visión de la Realidad 2.

 ……….

……….Fernando Conde Torrens es autor de «Simón, opera magna», «El Grupo de Jerusalén»,  «La Salud», recientemente «Año 303. Inventan el Cristianismo» y una serie de artículos sobre el mundo de las ideas. En  http://sofiaoriginals.com/ expone los resultados de sus investigaciones sobre la eterna búsqueda del ser
humano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *