Escuela virtual de Sabiduría de Pamplona.

fcondetorrens@hotmail.com

Nuevas agresiones

Nuevas agresiones

© Copyright Fernando Conde Torrens    80

.

.

.

……….Si no hubiera sabido esto de las agresiones, la siguiente que vino me hubiera pasado desapercibida, con toda seguridad. Una noche, ya acostado, hace ya de esto un par de meses, noté dolor en ambas rodillas, sobre la rótula. El dolor era fuerte y totalmente simétrico. No me dejaba dormir. Tomé un Paracetamol y al día siguiente me propuse observarme, para ver por qué me tenían que doler ambas rodillas y en esa zona en concreto. El que el dolor se manifestara por la noche, ya se sabe, por entrar en Vagotonía, el ciclo débil del organismo. Luego debía haber una agresión … Nuevas agresiones

……….A las dos horas de estar ante el ordenador … hice lo que solía hacer con frecuencia. Estaba un poco cansado de la vista, eché la silla con ruedas hacia atrás, me puse los codos sobre las rodillas y apoyé la cara en las manos, cerrando los ojos. Descansaba la vista y el cuello. Pero de inmediato me di cuenta: «Esto es«. Ya estaba localizada la agresión, presión con el codo, puntiagudo, sobre una zona  que no está preparada para soportar esa presión. Apoyé los codos en la mesa, que no es parte de mi cuerpo. Y ya no he vuelto a tener dolores en las rodillas. Nunca más.

……….Si la agresión es corta, el dolor desaparece en cuanto la cesamos. Felizmente.

……….

Nuevas agresiones

      Nuevas agresiones

……….

……….He tenido otro capítulo recientemente, éste de más importancia. Llevaba ya varios días despertándome con lumbago, ese dolor continuo, consistente en pinchazos fuertes al mover esa parte del lomo, o costado, una pizca más abajo de la cintura. Es una molestia que dura todo el día, y se convierte en dolor, pinchazos, cuando haces un movimiento brusco con esa zona, cuando llevas pesos … No era la primera vez, ya conocía el dolor. Y pensé «¿qué agresión puede ser, si la hay, que me provoque esto?» Y me puse a observarme.

……….Y llegué a la conclusión, al cabo de un día de observación atenta, que quizás fuera frío, frío al dormir. Siempre duermo sobre el lado derecho y el lumbago aparece siempre en el lado izquierdo de la cintura, el que está arriba al dormir. Así que al noche siguiente, sobre el pijama me puse … una toalla extendida. Mano de santo, que decían nuestras abuelas en tiempos de Franco, católicas y creyentes ellas. El dolor empezó a disminuir y ya puedo decir que lo he olvidado. Así que ahora, una toalla vieja forma parte de mi ropa de vestir a la noche. Es tan cómodo no tener ese dolor jeringándote todo el día … y a tan bajo coste …

……….De forma que he localizado esta serie de agresiones: Presión, frío, corrientes, comidas copiosas en exceso, picantes de los embutidos, alimentos laxantes tomados con regularidad … Lo bueno es que en cuanto cesa la agresión de estos factores físicos, cesa la dolencia.

……….Y es que nuestro cuerpo es una maravilla, si lo sabemos observar …  Pide tan poco …

……….Las agresiones mentales ya son harina de otro costal. Son más traidoras. Algún día, cuando la Medicina avance, cuando pasen muchos Congresos, quizás dentro de cien años o más, todos los Doctores Médicos sabrán ya que las enfermedades son defensas del organismo para protegerse de las agresiones mentales y que aquéllas sólo se curan si se evitan éstas. Para entonces las gentes serán más avanzadas y podrán dominar sus mentes con mayor facilidad que hoy en día, que somos débiles, ingenuos y bobalicones. Y si no, léase el siguiente artículo, que un buen amigo me ha mandado de Internet

……….. . Nuevas agresiones

 Foto http://www.freejpg.com.ar                 Siguiente artículo: 

………. . Nuevas agresiones

……….Fernando Conde Torrens es autor de «Simón, opera magna», «El Grupo de Jerusalén», «Año 303. Inventan el Cristianismo», «La Salud» y una serie de artículos sobre el mundo de las ideas. En  http://sofiaoriginals.com expone los resultados de sus investigaciones sobre la eterna búsqueda del ser humano.

………. . Nuevas agresiones

. Nuevas agresiones

. Nuevas agresiones

. Nuevas agresiones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *