Escuela virtual de Sabiduría de Pamplona.

fcondetorrens@hotmail.com

Paleografía Conclusiones

Paleografía Conclusiones

.

© Copyright  Fernando Conde Torrens, el 28-12-2.009

.

……….Siguiendo con los medios que empleaban los griegos para expresar con toda precisión sus ideas, que fueron muchas, están los acentos y los denominados espíritus. Ciertas vocales que inician palabra se pronunciaban fuertes, como si se les añadiera nuestra «jota», aunque un poco menos pronunciada. Había dos «espíritus», el áspero y el suave. Pues bien, los griegos tenían acentos y espíritus. Y parece que desde tiempos de Aristófanes de Bizancio (año 260 AEC, es decir, siglo tercero antes de Cristo).

……….También tenían Taquigrafía (de taxos y grafia = escritura rápida) y eso parece que data del siglo IV antes de Cristo, por una inscripción hallada en la Acrópolis de Atenas, dice el libro. Tenían una manera simplificada de numerar consistente en dar a cada letra el valor del orden en que se encuentra en el alfabeto. Como escribían a mano y reproducían los libros escritos a mano, tenían un método para calcular el número de letras y el valor de copiar un libro, la Esticometría. En fin, tenían de todo.

……….Todo lo que antecede ha sido fruto de un análisis muy superficial del libro citado, A Handbook of Greek and Latin Paleography, de E. M. Thompson, editado por Ares Publisher Inc. en Chicago en 1.975 y que reproduce el texto del autor editado en Londres en 1.901. En el Prólogo los editores se deshacen en alabanzas del autor, que a finas del XIX produjo una obra que, si ha sido superada, no por ello ha dejado de perder virtualidad en el mundo de la Paleografía.

……….Yo analizo a la luz de lo recién sabido las afirmaciones de que el Nuevo Testamento carecía de signos de puntuación hasta que, pasado el año 1.000 de nuestra era, dos personas separaron y definieron los Capítulos y los versículos. Y dan este hecho como justificación de que no puede haber acrósticos en el texto original, ya que se escribió sin separación de frases (versículos) y sin separación de párrafos tampoco. Y los acrósticos requieren tener definido el inicio y el final de la frase, para tener una referencia sobre dónde colocar las letras del acróstico.

……….Hay reglas de sentido común que cabe aplicar a los escritos del Nuevo Testamento, con independencia de si fueron sus autores los que siempre se dijo o hubo muchos menos autores y se escribieron mucho más tarde que lo que dice las fuentes oficiales. La primera es que el o los autores escribieron los textos al modo en que se escribían los textos griegos de la época. Máxime si la versión oficial fuera la acertada. Estaban escribiendo para ser leídos por sus contemporáneos y tenían que escribir al modo en que se escribía en su época, con signos de puntuación, con acentos, con espíritus, con abreviaturas, con todos los instrumentos al uso.

……….En los más antiguos papiros con que contamos, los datados por Paleografía en los siglos II y III, los papiros Bodmer y Chester Beaty, hay puntos, abreviaturas y espacios en blanco al final de ciertos pasajes, como nos dice el libro de Paleografía que hemos analizado muy por encima. Vimos el día pasado una hoja de un papiro Bodmer. Veamos otro diferente, el papiro 66 de la misma colección, con el inicio del Evangelio de Juan. Si el lector se toma la molestia de comparar los signos de puntuación de este papiro datado por Paleografía el siglo II con los de su Nuevo Testamento moderno, comprobará que coinciden en muchos casos.

……….Como no es fácil tener un Nuevo Testamento en griego en casa, añado algunas explicaciones.

……….Abreviaturas fáciles de ver: Segunda línea al inicio: «KAI Qc- HN O LOGOc .» [Kai Zeos en o Logos = Y Dios era el Logos, o bien, Y el Logos era Dios]. La cuarta y quinta letra, con un trazo horizontal que las cubre, es la abreviatura de Dios, Zeos, la «Z» griega y la «s«, las letras inicial y final. Hay dos abreviaturas de «ZY» con trazo encima, que significa «de Dios«, en la última línea y en la quinta línea desde abajo.

……….Espacio al final de un párrafo: Al final de la séptima línea, un espacio clarísimo. El párrafo siguiente comienza con la frase «Hubo un hombre … = EGENETO ANQRWPOCegeneto anzropos … La letra inicial E no se ve, pero está incrustada en el margen, apenas se aprecia el trazo superior de la E. División de párrafos como dice el libro sobre Paleografía.

……….Puntos que señalan las frases del texto. Los hay : En la mitad de la primera línea., punto alto (1). En la mitad de la segunda, quizás punto medio (2). En la segunda parte de la tercera (3). Al final de la sexta línea, punto medio (4). Al final de la séptima, antes del espacio en blanco (5). El versículo «Hubo un hombre …» tiene en las versiones modernas el número 6, porque hay cinco frases delante.

 ……….

Inicio del Evangelio según San Juan del papiro Bodmer P 66

Paleografía Conclusiones

  P 66 de la colección Bodmer, con el inicio del Evangelio de Juan.

(Fuente: Internet)

 ……….

……….Es decir, basta con la simple vista para comprobar que los signos de puntuación del papiro antiguo coinciden sensiblemente con los que hoy se dan por buenos. Luego podía haber acrósticos. ¿Cómo se puede mantener que el Nuevo Testamento se escribió sin signos de puntuación?

……….La génesis del asunto sospecho que es como sigue. Eusebio de Cesarea escribió el Nuevo Testamento y colocó firmas de Simón para demostrar que la obra no era de muchos, sino de uno. Se hicieron las copias y se distribuyeron por el Imperio. Más tarde, en el Martirio de Policarpo, Eusebio dejó constancia de cuál era la firma que había colocado, Simón, tal como se indicó en el libro Simón, opera magna.

……….Al poco alguien de dentro descubrió el desaguisado. No se contaba ya con el favor del Emperador, por lo que hubo que esperar gran parte del siglo IV, hasta que llegó Teodosio. Entonces se tradujo la versión en griego del Nuevo Testamento al latín, donde los acrósticos desaparecieron, obra de San Jerónimo, siendo Papa San Dámaso. Además, se reprodujeron los textos en griego adoptando la escritura continua, para dificultar el seguimiento de las firmas. Se buscaron y destruyeron las versiones anteriores, las esparcidas por Eusebio y sus ayudantes copistas. Se deseó que sólo hubiera – y se pensó que así era – las nuevas versiones en escritura continua. No obstante, los escritores en griego siguieron empleando todos los signos de puntuación habituales. La Biblia se convierte en la excepción, por el secreto que debe ocultar.

……….En un mundo analfabeto en que el saber es patrimonio de la Iglesia se divulga que unos sujetos, en 1.227 y 1.551, han establecido las divisiones de los Evangelios, divisiones que antes no existían. Nadie con capacidad crítica tiene la posibilidad de analizar tal hecho y es aceptado. Pasan los siglos y por fin a nadie le importa un bledo si los Evangelios tenían puntos, comas o la madre que les dio a luz. Todo sigue igual.

……….Final decepcionante.

       ……….

Siguiente artículo: Paleografía. Conclusiones 2.

 ……….

……….Fernando Conde Torrens es autor de «Simón, opera magna», «El Grupo de Jerusalén»,  «La Salud», recientemente «Año 303. Inventan el Cristianismo» y una serie de artículos sobre el mundo de las ideas. En  http://sofiaoriginals.com/ expone los resultados de sus investigaciones sobre la eterna búsqueda del ser humano.

. Paleografía Conclusiones

 . Paleografía Conclusiones   . Paleografía Conclusiones   . Paleografía Conclusiones

 . Paleografía Conclusiones   . Paleografía Conclusiones   . Paleografía Conclusiones   . Paleografía Conclusiones   . Paleografía Conclusiones

……….

Un comentario en “Paleografía Conclusiones”

  1. Edgardo dice:

    Gracias Fernando por el link. Cuando miro el papiro Bodmer en «paleografía a la carta-3», eso de la iota de Ioannes con dos puntos arriba en la línea 9 del Bodmer de Juan 1 señalando mayúscula, igual que la Ina comenzando en mayúscula luego del punto medio indicando seguido en la línea 11 lo he visto gracias a Ud. En la línea 10 veo otra Ina con dos puntos sobre la iota, pero no veo el punto medio antes. A la omicron en la línea 12 que empieza después de otro final de frase no lleva los dos puntos arriba. ¿Descuidado el escriba u otros motivos? Pero lo más interesante es que leyendo los artículos al llegar a este, algo de lo que le pregunté en otra parte se me aclara, debo buscar ahora cómo encontró esa palabra clave que habrían descubierto también desde dentro después que Eusebio ya no estaba, que los llevó a ocultar los manuscritos griegos y producir la Vulgata, tal como Ud. lo explica: «…en el Martirio de Policarpo, Eusebio dejó constancia de cuál era la firma que había colocado, Simón, tal como se indicó en el libro Simón, opera magna». Pues, busquemos esa carta y veamos. Si allí está la clave, realmente es asombroso. Medio asno soy para comprender al toque, pero poco a poco vamos avanzando…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *