Escuela virtual de Sabiduría de Pamplona.

fcondetorrens@hotmail.com

Pamplona 1900 Calle del General Chinchilla

Pamplona 1900 Calle del General Chinchilla

© Copyright  Fernando Conde Torrens, el Lunes 26-5-2.014

.

.

.

          En el anterior artículo la situación en Roma es aún inestable y eso repercute en la relaciones entre Cleopatra y Julio César. César concierta entrevistas con sus dos hombres de máxima confianza, a fin de tener claro quién pueda sucederle en un futuro.

         Por motivo del atraso tan grande que este blog lleva, intercalaremos artículos sobre un tema fácil, como la comparativa entre Pamplona hacia 1.900 años y la Pamplona actual. Irán intercalados con artículos sobre la historia de Julio César y Cleopatra.

        Hoy empezamos por una calle que me resulta llena de recuerdos.

.

……….  Calle del General Chinchilla    Pamplona 1900 Calle del General Chinchilla

.

        La calle del General Chinchilla era y es corta, sólo tiene dos manzanas. Va de los Jardines de la Taconera, el pulmón de la Pamplona amurallada cuando se construyó, a la Ciudadela, que cerraba la ciudad por el flanco Sur-Oeste. Y forma parte de lo que en Pamplona se llamó «el Primer Ensanche». Este Ensanche se hizo a finales del siglo XIX, en época modernista, y sus edificios son modernistas, de gran diseño. Era un intento de construir en el poco terreno apto para ello que había en uno de los extremos de la ciudad, dentro de las murallas. Por un lado, el Primer Ensanche limitaba con la zona militar, la zona de instrucción de la guarnición. Y, por el otro, limitaba con el mencionado Parque de la Taconera, que tampoco se podía destruir.

        El Primer Ensanche fue un intento tímido, escaso, y no solucionó el problema del corsé que suponían las murallas para la ciudad. Hacían falta viviendas, la gente vivía arracimada, hacinada. Cuarenta años más tarde se recibió el permiso del Gobierno en Madrid para desbordar las murallas. Cómo se hizo, eso ya es otro cantar. Pero casi todas las ciudades de España , y de todo Europa, tenían el mismo problema, el paso de la época en que las murallas defendían del enemigo, a la realidad de 1.900, que no servían ya para eso, como se demostró en la Guerra Carlista, que éstos instalaron unos cañones en el monte de San Cristóbal, que domina la ciudad por el Norte, y bombardearon la ciudad a placer, indefensa aun con sus murallas.

        El autor de estas líneas conoció la Pamplona de 1.950 y puede hablar un poco de ella. Conoció la calle de la que hablamos tal y como la representa la foto que sigue. A Pamplona, por la parte Sur, la limitaban los Cuarteles. Un lateral de las calles Yanguas y Miranda y de la calle del Padre Moret estaban ocupadas por Cuarteles. Y la manzana donde se colocó el Corte Inglés, era otro Cuartel. Los Cuarteles cerraban, terminaban la ciudad. Más allá sólo había casas de agricultores, con sus huertas.

.

Calle del General Chinchilla. Pamplona, hacia 1.900

(Fuente: Postal editada por la CAN, Caja de Ahorros de Navarra, y Diario de Noticias)

.

        Describamos la calle citada. Las dos primeras manzanas, a uno y otro lado de la calle, eran de edificios modernistas. Según se camina hacia la Ciudadela, desde el inicio de la calle hacia donde está tomada la foto, el primer edificio de la derecha, el número 2 era un bonito edificio de dos plantas de ladrillo rojo, que sus dueños lo cedieron a una Congregación de monjas dedicadas a la enseñanza, las RR. MM. Concepcionistas. Lo sé bien porque yo fui a ese Colegio. Fue mi segundo Colegio. El priermo había sido un chalet en la zona de Argaray, donde una profesora me enseñó las prumeras artes. A leer me enseñó mi madre en casa. Entonces se funcionaba así. A sumar y restar, la profesora.

        Luego, a los 6 años pasé a mi segundo Colegio, lejos de casa, las RR. MM. Concepcionistas. Sólo fui a él un año, aquél en que cumplí siete años e hice la Primera Comunión. Cumplir siete años y había que abandonar el Colegio, que era sólo para niñas, cosa común entonces. Cuando salías a la calle General Chinchilla por la puerta del patio del Colegio se olía a cerveza. Siempre había camiones cargando bidones y cajas de «Cervezas El León«, que estaba en los bajos del número 1, enfrente.

        Había otro edificio, contiguo a mi antiguo Colegio, el número 4, que, 25 años más tarde, en algún momento fue sede de la Hacienda Estatal, para los que no eran navarros, que un tiempo también lo fui, no navarro, y donde se iba a presentar las declaraciones que no tributaban a la Hacienda Foral. Y cerraba la primera manzana el edifico que hacía esquina y cuyas torres y fachada Sur se ven en la foto. Hoy es una Escuela Municipal de Música, la de Joaquín Maya, y, al menos, se oyen piezas improvisadas por los alumnos de la misma cuando pasas junto a sus fachadas. Esa manzana parecía sacada de un cuento de hadas. Hemos de ver uno a uno sus edificios.

        En la manzana de enfrente estuvo ubicada la Mancomunidad de Aguas de Pamplona. También eran casas modernistas, pero menos vistosas que las de los números pares. Y la calle que cruzaba era la del Padre Moret. En breve hablaremos de ella.

        Cuando cruzabas la calle Padre Moret ya estabas en zona militar. En la acera de la izquierda, yendo hacia la Ciudadela, estaba el Cuartel del Artillería, si mal no recuerdo. Y enfrente, prolongación de la manzana en que estaba mi antiguo Colegio, la zona de instrucción en la época en que se tomó la foto. Entre la época de la foto y el año 1.950 se construyó, en esa zona verde que se ve en la foto, y dando frente a la calle General Chinchilla, un edificio para uso militar, de oficinas. Y tras él, el Estadio General Mola. Tenía un campo de fútbol, con pista de carreras alrededor, una pista para hockey sobre patines y una piscina de 33 metros de longitud, al fondo, lindando ya con la Vuelta del Castillo. La piscina era, en 1.958, último año en que fui a la misma, no mixta. Unos días por la mañana, hasta las 3, era sólo para hombres y, a esa hora, pasaba a ser sólo para mujeres. Al día siguiente era al revés. Los niños hasta los 13 años podían entrar indistintamente. Esto tampoco extrañaba a nadie, era la moral de la época.

        La entrada a la piscina se hacía por una puerta de la calle Padre Moret, se bordeaba la pista de patinaje y al fondo, a la derecha, estaba la entrada a la piscina. En la entrada, a la derecha, había un bar. Por cierto, los vestuario – separados, para hombres, a la izquierda de la entrada, y para mujeres, a la derecha – estaban ubicados en el interior de la muralla y se entraba a ellos por una pasarela metálica, adosada al exterior de la muralla, que corría unos 15 metros por encima del foso y luego, torciendo a la izquierda,m entrabas dentro de la muralla. A un lado del pasillo se alineaban los vertuarios. El foso separaba la piscina de la entrada con los vestuarios y se pasaba sobre él por una pasarela ancha, de cemento. Bajo la pasarela ancha, en el foso, se veían pilotes de cemento de medio metro de altura, para hacer ejercicios militares.

        Enfrente de la zona descrita estaba al Cuartel de Artillería y eso era terreno vedado para un paisano … Como el interior de la Ciudadela no formaba parte de la calle General Chinchilla, dejamos la situación antigua de la Ciudadela para un artículo posterior. De modo que por esta última parte de la calle General Chinchilla sólo andaban quienes iban al Cuartel de Artillería o a la Ciudadela, entonces ocupada por el estamento militar.

        ¿Cómo es esta zona hoy en día? Bueno … los árboles han crecido mucho y no nos dejan ver el bosque. La Ciudadela y toda la zona militar pasó a manos del Ayuntamiento. Todos los Cuarteles se trasladaron a las afueras de la ciudad y se abrió una arteria amplia, la Avenida del Ejército, que pasa junto a la Ciudadela, pisando el terreno del antiguo campo de fútbol militar. Une la Pamplona de los años 50, que terminaba en los Cuarteles, con lo que se llama «El Tercer Ensanche», la zona moderna de San Juan. El Cuartel de Artillería se empleó durante muchos años como aparcamiento gratuito. Luego se construyó sobre él el Auditorio, que, como estaba pisando un antiguo baluarte de la Ciudadela, se le llamó «El Baluarte». Al fondo, la ladera del monte de San Cristóbal, el que fue, por un coreto tiempo, de los Carlistas.

.

La calle General Chinchilla, hoy

Pamplona 1900 Calle del General Chinchilla

(Fuente: Colección propia)

.

        Ahora vamos a situarnos ya en 1.920. Las murallas se han derribado y la ampliación de Pamplona puede hacerse por la parte Sur-Este. Aquí nos fijaremos en nuestra zona, la Ciudadela, el Parque de la Taconera y, en medio, el «Primer Ensanche». Lo forma una hilera de cuatro manzanas modernistas, que se ven en la parte baja de la imagen. A la izquierda, la Audiencia, con forma de trapecio. La calle que conduce a la Ciudadela, es nuestra calle General Chinchilla. La que separa el Primer Ensanche de la tapia de los Cuarteles es la calle del Padre Moret, que veremos mañana.

        La zona con arbolado de la foto primera, la de 1.900, es la zona despoblada donde unos diminutos soldados hacen instrucción. En ese descampado ya se ha construido el edificio de oficinas militares que se ve en la foto moderna. Con esta panorámica ya se puede comprobar que la foto antigua la saco D. Eusebio Rubio subido a la muralla, encima de la puerta principal de la Ciudadela, donde estaba el cuerpo de guardia. La primitiva Taconera se extendía hasta abarcar esa zona con árboles en el margen izquierdo de la foto, que es nuestro Paseo de Sarasate. Por tanto, el «Primer Ensanche» se hizo a costa de una parte del Parque de la Taconera.

.

Panorámica de la Ciudadela, el Primer Ensanche y la Taconera hacia 1.920

Pamplona 1900 Calle del General Chinchilla

(Fuente: Pamplona-Iruña por los felices años 20. Dibuja y editan Juan María Cía y sus hijos Jesús y Begona)

.

        Mañana seguiremos con la calle que cruza la de hoy, la calle del Padre Moret.

.

Enlace con el próximo día.

.

        Fernando Conde Torrens es autor de «Simón, opera magna», «El Grupo de Jerusalén», «La Salud» y una serie de artículos sobre el mundo de las ideas. En http://sofiaoriginals.com expone los resultados de sus investigaciones sobre la eterna búsqueda del ser humano.

.

Pamplona 1900 Calle del General Chinchilla  Pamplona 1900 Calle del General Chinchilla  Pamplona 1900 Calle del General Chinchilla  Pamplona 1900 Calle del General Chinchilla 

Pamplona 1900 Calle del General Chinchilla  Pamplona 1900 Calle del General Chinchilla  Pamplona 1900 Calle del General Chinchilla  Pamplona 1900 Calle del General Chinchilla 

Pamplona 1900 Calle del General Chinchilla Pamplona 1900 Calle del General Chinchilla Pamplona 1900 Calle del General Chinchilla  Pamplona 1900 Calle del General Chinchilla

Pamplona 1900 Calle del General Chinchilla Pamplona 1900 Calle del General Chinchilla Pamplona 1900 Calle del General Chinchilla Pamplona 1900 Calle del General Chinchilla

Pamplona 1900 Calle del General Chinchilla Pamplona 1900 Calle del General Chinchilla

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *