Escuela virtual de Sabiduría de Pamplona.

fcondetorrens@hotmail.com

Para qué sirve la Historia

Para qué sirve la Historia

.

© Copyright Fernando Conde Torrens

.

……….Hoy he empleado una gran parte del día en el cambio de equipo informático. Seguro que en el futuro trabajaré con más medios y a mayor velocidad, pero lo que se dice hoy, mi inexperiencia me ha jugado alguna mala pasada y el tiempo ha corrido más de la cuenta. Se me he echado encima la noche y sólo puedo hablar de un tema muy cortito, pero que creo que es fundamental, del por qué estudiar, o interesarse, por la Historia.

……….No es, ni lo ha sido nunca, para lucir conocimientos y poder citar a personajes ignotos o poco conocidos. La afición me viene desde hace más de 40 años, allá por los 20. Los primeros libros del Círculo de Lectores que adquirí eran de Historia, aquí los tengo, Historia de Francia, Historia de Inglaterra, Historia de los Estados Unidos, de André Maurois. Fue mucho más tarde cuando me interesé por lo que había sucedido antes del año 500, cuando me interesó el incomprensible origen de nuestras creencias. O el origen de nuestras incomprensibles creencias.

……….Cuando uno dedica mucho tiempo a un tema, es porque el asunto le interesa, le apasiona, le ha agarrado por dentro. E intenta explicarse algo, algo importante, algo personal. Algo que le afecta a uno, de alguna manera. Eso me lleva a hablar del análisis y de la síntesis. Fue también hace muchos años cuando un buen profesor de la vida con el que me topé, me hizo ver claro lo distantes y lo complementarias que eran estas dos facetas de la actividad del intelecto, de la mente.

……….Analizar consiste en separar las partes y verlas desde todos los ángulos, a cada una de las partes. Hay que poderlas describir, aislar, catalogar y comprender. Comprenderlas en su sencillez, en su aislamiento. Cuando hay muchas partes, o parcelas, o facetas, analizarlas todas puede ser largo. Uno no debe pasarse la vida analizando, porque entonces se quedaría a mitad de camino. Uno tiene que empezar a ejercer la síntesis.

……….¿Qué es la síntesis? Es un ejercicio inverso al del análisis. Ahora no se trata de mirar más partes aisladas, sino de reunir todas las facetas analizadas llegando a sugerir un esqueleto, un armazón, una trama que explique la existencia de las partes separadas analizadas hasta ese momento. La síntesis es el momento de las conclusiones, del resumen, de la moraleja, que antes se decía.

……….Es importante poder llegar a una síntesis, muchas veces personal, casi siempre personal, que venga a ser lo que el estudio le ha aportado al estudioso. Si no hay tal síntesis, si no se llega a ninguna conclusión personal, todo el análisis realizado habrá aportado cultura, pero no comprensión. Podremos lucirnos ante los amigos, pero no pasará de ahí la cosa. El estudio habrá sido, y esto es una opinión personal simplemente, un almacenamiento de conocimientos varios, pero apenas habrá supuesto enseñanza.

……….La Historia debe enseñarnos, no sólo informarnos. Debe aportarnos explicaciones, no sólo incrementar nuestra cultura. No voy a relacionar a continuación todos los aprendizajes de mis años de amor a la Historia, sólo voy a hablar, en los días que dure el articulado sobre la Historia de la tribu, de tres aspectos que me han llamado la atención, a saber, del valor del ingenio, de los zig-zags que da este mundo, de sus avances y retrocesos, y de las dos revoluciones de la Humanidad. Ahora se dice que estamos en la tercera revolución, la revolución informática. Pero creo que eso es lo que llamo “pru de pro“, “prurito de protagonismo”.

.

Para qué sirve la Historia

   Foto cedida por un buen amigo, AB.

.

……….He de confesar que me encanta el ingenio, lo admiro cuando lo veo en otras personas y tanto más me admira, y con tanta más frecuencia lo encuentro, cuanto más atrás me voy en el tiempo. Los antiguos usaban el ingenio de manera admirable y frecuente. Por eso, defiendo, llegaron tan lejos. Hablaremos de ingenio y contaremos algunos casos. Llamo ingenio a construir sin materiales, a definir verdades que miles han podido definir antes que uno, pero que no lo hicieron, porque nunca se les ocurrió discurrir de ese modo.

……….Otra conclusión a la que he llegado, analizando la historia de nuestra pequeña familia, es que en nuestra historia hay avances y retrocesos de índole descomunal. Decir que hay avances y retrocesos puede parecer un tópico, algo sabido. No es eso. Lo que defenderé es que los retrocesos a que hemos llegado y en que hemos incurrido son tremendos, incomprensibles y operativos incluso hoy en día y en nuestra propia casa. La Historia no es una larga escalera de ascenso. Son varias escaleras que discurren paralelas. Se asciende en unas, de manera lenta, y se desciende en otras, de manera fulminante. Y el hecho de que pasen mil años no significa que en todos los aspectos hayamos avanzado.

……….En algunos aspectos no hemos alcanzado el nivel que tenían nuestros antepasados hace 2.000 años. Estamos por debajo de ellos. Y esto difícilmente es un tópico. Y no se confunda con la idea de que “cualquiera tiempo pasado fue mejor”. No es nostalgia de la juventud pasada, ni amargura de persona en declive. Es constatación descarnada, evidencia sólo oculta para quien no quiere ver.

……….Pero la tesis que voy a mantener, ahora que nos hemos metido con la Historia de la tribu, es que ha habido, en nuestra ya larga historia, desde las cavernas, recién dibujadas, a la actualidad, sólo dos niveles de desarrollo en lo material. El hombre de las cavernas sería el primer nivel, un nivel escaso, insuficiente, de pura supervivencia. Va a venir a continuación un gran salto, tremendo, la revolución del Neolítico. Tardará siglos en completarse, pero ya se ha completado en el curso del primer milenio antes del cambio de era. En el año 500 antes de Cristo, o AEC, antes de la era común, ya estaba parte de Europa en el segundo nivel.

……….Y en ese nivel hemos seguido hasta apenas antesdeayer. El Neolítico fue el primer salto. El segundo salto se inicia a finales del siglo XIX, y aún estamos dándolo. Este salto se inicia hacia 1.875 y es la segunda revolución de esta Humanidad. La primera, la del Neolítico, ya se ha enunciado. La segunda, la que hoy vivimos y que lleva ya más de un siglo operando. Si miramos entre ambas revoluciones, el nivel es completamente plano en lo material. Discutiremos algún otro plano de esa larga meseta de manera somera.

……….No hay, por tanto, un progreso lento, constante, paulatino a lo largo de los últimos 25 siglos. Hay una inmensa, monótona y desalentadora meseta, donde todo sucede de la misma manera y con los mismos instrumentos. La Humanidad no avanza. Recupera, lastimosamente, el nivel de desarrollo de todo tipo que antes se dio y se perdió. Y en esta recuperación del nivel perdido, va a operar una vez más la aceleración histórica de la que ya hemos tratado apenas hemos asomado las narices por el túnel del tiempo. Ella trabaja en nuestro favor, afortunadamente, aunque debamos ayudarla.

……….Éste es el planteamiento que no tengo más remedio que seguir, porque lo tengo asumido hasta el tuétano. Hemos de ver muchas piezas del rompecabezas de la Historia. Piense el lector no si aquí tenemos o no razón, sino en cuál es su análisis y por dónde vendrá su síntesis personal.

……….Y si lo que aquí le contamos le parece sesgado, insuficiente o pesado, incompleto, superficial o poco claro, busque por su cuenta, hágase con sus fuentes y conviértase, poco a poco, en un amante de la Historia. Ícese hasta un punto lo suficientemente elevado como para contemplar desapasionadamente la historia de las  60 o de las 600 generaciones anteriores. Y cuando haya encontrado un hilo que una a todas ellas, métaselo en el bolsillo y descienda satisfecho del trabajo realizado. Eso es síntesis, diría uno.

……….Mañana, la revolución del Neolítico. O como vivían nuestros bisabuelos de jóvenes.

.

……….NOTA: El programa de texto WordPress me pide que señale algunas palabras, o frases, características en cada artículo. Es para que en Buscadores se puedan encontrar cada artículo con más facilidad. Dichas palabras las resalto en negrita y color verde oscuro

.

Enlace con el próximo día

……….

……….Fernando Conde Torrens es autor de “Simón, opera magna”, “El Grupo de Jerusalén”, “Año 303. Inventan el Cristianismo”, “La Salud” y una serie de artículos sobre el mundo de las ideas. En  http://sofiaoriginals.com expone los resultados de sus investigaciones sobre la eterna búsqueda del ser humano.

……….……….

………. Para qué sirve la Historia   ………. Para qué sirve la Historia   ………. Para qué sirve la Historia   

………. Para qué sirve la Historia   ………. Para qué sirve la Historia   ………. Para qué sirve la Historia   

………. Para qué sirve la Historia   ………. Para qué sirve la Historia   ………. Para qué sirve la Historia   

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *