Escuela virtual de Sabiduría de Pamplona.

fcondetorrens@hotmail.com

París 12 Carlos V Juan II Tres tíos como rémora

París 12 Carlos V Juan II Tres tíos como rémora, o cómo la sensatez del Delfín no sirve de nada si el padre dilapida la unión del reino, cediéndole el feudo de Borgoña  a su hijo preferido.

.

© Copyright  Fernando Conde Torrens, el Lunes 19-1-2.009

.

.

.

1. Entra París en la Historia de la mano de Julio César. Uno de los pueblo galos, los Aeduos, llama en su ayuda a Roma.

2. Roma, con Julio César, expulsa a los Helvecios y, a petición de los Aeduos, derrota y expulsa a los germanos de Ariovisto.

3. Cuando Galos y Romanos quedan solos, la Galia se rebela contra el invasor, amigo de los Aeduos y de unos pocos más. César sitia Alexia.

4. César toma Alexia, pacifica la Galia, celebra su triunfo en Roma y deja paso a Octavio, que será Augusto perpetuo. La Galia es ya una provincia.

5. Nada importante sacude París hasta la llegada del César Juliano, que en París es proclamado Augusto. Con los bárbaros, una nueva etapa.

6. Reinan en Francia los merovingios y luego los carolingios, mientras los vikingos hacen correrías casi cada año.

7. Comentarios sobre los periodos pasados.

8. Hugo Capeto, señor de París, se hace coronar rey en Reims. Le sucede su hijo Roberto. Reyes Capetos hasta las Cruzadas.

9. Felipe Augusto engrandece y embellece París. Luis VIII reinó poco y repartió mal el Reino. San Luis, Luis IX, embelleció París.

10. Termina la línea de los Capetos por línea directa y se inicia la colateral de los Valois. Felipe VI hace frente malamente a la invasión inglesa.

11. A Felipe V le sucede Juan II, todo un caballero medieval, y sufre nueva derrota en Poitiers, cayendo preso. El Delfín Carlos lo hace mejor.

.

………. Se acerca el peor tiempo para Francia, dentro de la Guerra de los Cien Años. Y ello porque a la invasión parcial que Francia ya ha sufrido por parte de Inglaterra, a la que Francia aún no ha derrotado, se van a unir, primero desavenencias, y luego guerra civil declarada entre dos bandos franceses. Los ingleses lograrán importantes mejoras en Francia porque los franceses estaban peleándose entre ellos y uno de los bandos facilitando la entrada de más tropas inglesas. Cierto, es de locos, pero así fueron las cosas.

………. Lo que lleva a la conclusión de que las decisiones tomadas por muy poquitas personas pueden llevar a situaciones que hará falta mucho sentido común y durante bastante tiempo para solventar del modo adecuado. Veremos, claro está, la solución, pero siempre me había interesado conocer el como se llegó a la situación tan desesperada de Francia cuando apareció Juana de Arco.

………. Lo que hoy veremos son los prolegómenos de esa situación desesperada. El primer paso, la cesión del Ducado de Borgoña a un hermano del Rey. Y como la otra vez, no será el hijo de Juan II el que dé los problemas, sino el nieto. Observe el lector la inteligencia de Carlos V actuando de Regente para comprender la debilidad del inglés y la fortaleza propia. Y, al final del relato de hoy, que si los que deciden no tienen sentido común y miran exclusivamente su interés, las cosas generales se tuercen irremisiblemente. Y las propias, también.

……….

El sitio de París.    París 12 Carlos V Juan II Tres tíos como rémora

……….

Llegándose a París – cuando las procesiones

de la Semana Santa. – Con la ciudad sitiada,

Eduardo hizo desfiles – con la idea centrada                           (Eduardo II, rey de Inglaterra)

en provocar a Francia – a la batalla ansiada,

que con su maestría – ya daba por ganada.

Mas el Delfín, astuto, – violos y no hizo nada                        (Carlos V, Regente de Francia)

aguantando impertérrito – la gran protesta airada

de toda la nobleza – y Corte engalanada.

Mandó a diez caballeros – a la gran explanada

entre el Temple y San Pablo – para dejar sentada

la oferta hecha a diez francos – de luchar con la espada

lanza, maza y escudo – y así dejar zanjada

la cuestión en disputa, – sin que fuera aceptada.

Protesta la nobleza, – Carlos da la callada

por respuesta y al poco – una gran granizada

arrasa el campamento – inglés. Por terminada

dio Eduardo su aventura. – La tregua es acordada

entre los dos monarcas. – Y así le es otorgada

al inglés la Aquitania, – éste deja olvidada

la corona francesa – y así queda aceptada

la petición inglesa – de una suma elevada

por el rey prisionero. –

                                        Más hubiera valido                                         

pagar la ingente suma – por verle retenido

en Londres de por vida. – Nada más ha venido

aumentó los impuestos, – mas ni aún así ha podido

completar el rescate; – por eso le ha pedido

a Luis, su hijo segundo, – y el hijo le ha suplido

y a Londres ha marchado. – Mas cuando han transcurrido

veinte meses y un día – de Londres se ha escurrido

y en París aparece. – El padre le ha pedido

que vuelva a sus prisiones – y el hijo ha respondido    

no a tales pretensiones. – Así, Juan ha cogido                             (Juan II, rey de Francia)

un barco y dignamente – en Londres se ha metido

en su cómoda cárcel. – En la misma ha vivido

dos años justamente – y luego ha sucumbido,                            (el año 1.364) (Carlos V el Sabio, 1.364-1.380)

pero antes de volverse – justo tiempo ha tenido

para hacer un regalo – que no hubiera debido.

El duque de Borgoña – murió sin ver cumplido

su sueño de varones – hijos haber tenido.

Su feudo, está ordenado, – al trono ha revertido,

de la Aquitania hubiera – un contrapeso sido.

Pero Juan, inconsciente, – del momento vivido

y de ser necesario – que el reino siga unido,

concedió la Borgoña – al hijo que le ha sido

acompañante en Londres – y con él ha vivido,

Felipe, el que avisaba, – por “Audaz” conocido.                            (Felipe el Audaz, duque de Borgoña)

 

No es por este Felipe – que el problema ha llegado,

pero en muy pocos lustros – la cosa habrá cambiado,

Borgoña será pieza – que irá por otro lado,

porque allá una cabeza – fuerte se ha colocado

y ello es una imprudencia – cuando ya es complicado

enfrentarse al inglés. –

                                       

                                       Pero ahora es obligado

hablar de Carlos V, – ese bravo soldado

que en París aguantara – tras muro resguardado

a que el clima agotara – al enemigo odiado.

Por la margen derecha – a París ha dotado

de una nueva muralla, – la cual ha incorporado

el recinto del Temple – y su contiguo prado,

San Martín y su arroyo, – que así queda aportado

a la Ciudad, no sea – París quizás sitiado

en nuevas ocasiones – por ejército armado.

.

El rey Carlos V y Juana de Bourbon, su esposa

París 12 Carlos V Juan II Tres tíos como rémora

(Fuente: Histoire de France Illustrée. Tomo I, des origines a 1.610. Paris, Librairie Larousse, hacia 1.912.)

.

Incorpora así el Louvre – y lo ha modificado,

casi completamente – y más torres alzado:

Será su residencia, – de hermoso que ha quedado,

Mas Carlos V quiere – tener ya preparado

otro Palacio nuevo – para el que es su invitado,

que viva independiente. – Por eso es que ha mandado

hacer el de San Pablo – y éste lo ha edificado

en el extremo opuesto, – que esté bien alejado

de la regia morada – donde él se ha acomodado.

En esta zona extrema – más torres ha ordenado

se añadan a una puerta – y con ello ha formado

un pequeño castillo, – La Bastilla llamado,

donde el contrario a Francia – será al punto encerrado.

Un lago pasadizo – bajo tierra ha encargado

que enlace La Bastilla, – San Pablo y, prolongado,

salga hasta la campiña – en lugar ignorado

sin entrada a la vista – y muy disimulado,

cerrado de una reja, – con llave y con candado.

Su pasada experiencia – le ha sin duda enseñado

a ser cauto y tener – todo bien preparado.

.

En rojo, el París de Felipe Augusto (1.250). En azul, el París de Carlos V (1.380).

A lápiz, el París de Luis XIII (1.625)

París 12 Carlos V Juan II Tres tíos como rémora

(Fuente: País-Atlas. Fernand Bournon. Paris, Librairie Larousse, hacia 1.912.)

.

Por la margen izquierda – no ha cambiado el trazado

del muro, mas el foso – sí que ha profundizado

y lo ha vuelto más ancho – y mejor preparado,

pues las zonas más débiles – ha todas reforzado.

Con la zona añadida – París ha duplicado

su extensión. Cuando estaba – ya todo preparado

al propio Emperador – germano se ha invitado.

.

Carlos IV y el hijo – París han visitado,                                             (Emperador Carlos IV de Alemania)

con pompa y ceremonia – se les ha agasajado,

en San Pablo, el Palacio, – ambos se han hospedado,

y nuevos edificios – hanse así inaugurado:

El Palacio del Louvre, – cuyo aspecto ha cambiado,

el castillo Vincennes – y dos más de ese lado,

la iglesia de San Mauro – donde han intercambiado

regalos, recibiendo – el que será ya aliado

un gran centro de mesa, – de plata y muy pesado,

y dos preciosos vasos – de buen cristal tallado,

medio metro de altura, – con el borde dorado.

.

Aspecto del Louvre bajo Carlos V

París 12 Carlos V Juan II Tres tíos como rémora

(Fuente: País-Atlas. Fernand Bournon. Paris, Librairie Larousse, hacia 1.912.)

.

Con el rey Carlos V – París es preparado

para ser entre reinos – lugar privilegiado.

Esto a los parisinos – hales mucho agradado

y mucho lo lloraron – cuando se hubo marchado.

.

MIL TRESCIENTOS OCHENTA.     París 12 Carlos V Juan II Tres tíos como rémora

                                   Viene el tiempo peor.

El Delfín es un niño, – que tiene alrededor                             (Carlos VI)

tres tíos; y cada uno – hace lo que es mejor

para sus intereses. – Luis de Anjou es el mayor,

fue rehén con su padre, – pasa en breve a mejor

vida. Juan el de Berri – es todo un vividor,

amante de los cuadros, – del lujo y esplendor.

.

Felipe el Audaz, Duque de Borgoña

París 12 Carlos V Juan II Tres tíos como rémora

(Fuente: Histoire de France Illustrée. Tomo I, des origines a 1.610. Paris, Librairie Larousse, hacia 1.912.)

.

Y Felipe el Audaz, – el hermano menor

del difunto rey Carlos, – persigue con vigor                        (de Carlos V)

Flandes; con Margarita, – hija del que es señor

de Flandes, se ha casado. – El que va a ser motor

de la guerra civil – será su hijo mayor

llamado “Juan sin Miedo” – temerario, mejor,

junto a Luis de Orleáns – que es hermano menor

del rey. Ambos pretenden – el poder y el honor                     

toda vez que al rey Carlos – le entró extraño furor,                 (Carlos VI, joven rey de Francia)

locura parcial, dicen, – o falta de un hervor –

y está seis meses loco – y seis algo mejor.

.

Juan sin Miedo

París 12 Carlos V Juan II Tres tíos como rémora

(Fuente: L´Histoire de France. M Guizot. Paris. Librairie Hachette, 1.877.)

.

Luis domina a la reina – y en plano superior                                (Luis de Orleans, tío del rey Carlos VI)

a Juan se ha colocado. – Juan lograba el favor                            (Juan sin Miedo, duque de Borgoña)

del Delfín Luis, casado – con su hija Ana María.                        (Primer hijo de Carlos el loco, hijo que moriría)

Y la tensión entre ambos – aumenta día a día,

que lleguen a las armas – extraño no sería

porque lazos y alianzas – cada uno establecía.

Así, Juan el de Berri – un día cenaría                                            (Hermano de Luis de Orleans y tío de Juan sin Miedo)

con ambos procurando – que un nexo surgiría,

hubo buenas palabras, – mas ninguno creía

ni en lo que dijo el otro, – ni cuanto que él decía.

.

Juan de Berri

París 12 Carlos V Juan II Tres tíos como rémora

(Fuente: Histoire de France Illustrée. Tomo I, des origines a 1.610. Paris, Librairie Larousse, hacia 1.912.)

.

Continuará …

.

………. Fernando Conde Torrens es autor de «Simón, opera magna», «El Grupo de Jerusalén», «La Salud» y una serie de artículos sobre el mundo de las ideas. En http://www.sofiaoriginals.com/ expone los resultados de sus investigaciones sobre la eterna búsqueda del ser humano.

.

París 12 Carlos V Juan II Tres tíos como rémora  París 12 Carlos V Juan II Tres tíos como rémora  París 12 Carlos V Juan II Tres tíos como rémora 

París 12 Carlos V Juan II Tres tíos como rémora  París 12 Carlos V Juan II Tres tíos como rémora  París 12 Carlos V Juan II Tres tíos como rémora 

París 12 Carlos V Juan II Tres tíos como rémora  París 12 Carlos V Juan II Tres tíos como rémora  París 12 Carlos V Juan II Tres tíos como rémora 

París 12 Carlos V Juan II Tres tíos como rémora  París 12 Carlos V Juan II Tres tíos como rémora  París 12 Carlos V Juan II Tres tíos como rémora 

París 12 Carlos V Juan II Tres tíos como rémora París 12 Carlos V Juan II Tres tíos como rémora  París 12 Carlos V Juan II Tres tíos como rémora

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *