Escuela virtual de Sabiduría de Pamplona.

fcondetorrens@hotmail.com

París 46 Opiniones El Diario de Luis XVI Juicio editorial

En «París 46 Opiniones El Diario de Luis XVI Juicio editorial» hacemos unas consideraciones, sacadas de personas que convivieron con él, del propio Luís XVI, a través de su Diario, que se ha conservado, y finalmente, una explicaciòn de su forma de ser desde nuestra perspectiva. Todo ello en prosa.

.

© Copyright  Fernando Conde Torrens, el Viernes 10-4-2.009

.

.

.

1. Entra París en la Historia de la mano de Julio César. Uno de los pueblo galos, los Aeduos, llama en su ayuda a Roma.

2. Roma, con Julio César, expulsa a los Helvecios y, a petición de los Aeduos, derrota y expulsa a los germanos de Ariovisto.

3. Cuando Galos y Romanos quedan solos, la Galia se rebela contra el invasor, amigo de los Aeduos y de unos pocos más. César sitia Alexia.

4. César toma Alexia, pacifica la Galia, celebra su triunfo en Roma y deja paso a Octavio, que será Augusto perpetuo. La Galia es ya una provincia.

5. Nada importante sacude París hasta la llegada del César Juliano, que en París es proclamado Augusto. Con los bárbaros, una nueva etapa.

6. Reinan en Francia los merovingios y luego los carolingios, mientras los vikingos hacen correrías casi cada año.

7. Comentarios sobre los periodos pasados.

8. Hugo Capeto, señor de París, se hace coronar rey en Reims. Le sucede su hijo Roberto. Reyes Capetos hasta las Cruzadas.

9. Felipe Augusto engrandece y embellece París. Luis VIII reinó poco y repartió mal el Reino. San Luis, Luis IX, embelleció París.

10. Termina la línea de los Capetos por línea directa y se inicia la colateral de los Valois. Felipe VI hace frente malamente a la invasión inglesa.

11. A Felipe V le sucede Juan II, todo un caballero medieval, y sufre nueva derrota en Poitiers, cayendo preso. El Delfín Carlos lo hace mejor.

12. La invasión de Eduardo II fracasa porque Carlos V dirige bien sus fuerzas. Mejora de París. Muerte de Carlos V e inicio de la guerra civil.

13. Juan sin Miedo mata a Luis de Orleáns: Guerra civil. Llama a Enrique V de Inglaterra. Desastre de Azincourt. Toma de Rouen. Matan a Juan.

14. Los ingleses se hacen con el poder en Francia norte y sitian Orleáns, apareciendo Juana Dearco que invierte la situación. Coronación en Reims.

15. Comentarios sobre la marcha del trabajo y episodios finales en la vida de Juan de Arco.

16. La Guerra de los Cien Años da un brusco viraje cuando se pone fin a la guerra civil francesa. Política acertada de Carlos VII.

17. Últimos años de Carlos VII, con un triste final familiar y acceso de su hijo, que fue un Rey desabrido, con su padre y con todo el mundo.

18. Las tres últimas campañas de la nobleza contra Luís XI, la ambición de Carlos en Temerario y su muerte. Muerte de Luís XI.

19. Regencia de Ana de Beaujeu durante la minoría de edad de Carlos VIII. Ínfulas conquistadoras de éste.

20. Carlos VIII es atacado en Italia pero logra vencer y volver a casa. Luís XII hace algunos arreglos y parte para Italia, en alianza con los Borgia.

21. Desventuras de Luís XII en Italia. Acceso al trono de Francisco I.

22. Las guerras casi continuas que Francisco I de Francia mantuvo contra el Emperador Carlos V.

23. Reinado de Enrique II, hijo de Francisco I, que lucha contra Carlos V y, cuando éste abdica, contra Felipe II, hasta su muerte en un accidente.

24. Se inician las guerras de religión por la intolerancia de todos los que moran en Francia en tal época. La Regente Catalina trata de poner paz.

25. Los reinados de Carlos IX y de Enrique III ven aumentar las luchas religiosas. Enrique de Navarra se perfila como posible sucesor.

26. Acceso de Enrique, Rey de Navarra, al trono de Francia al morir Enrique III; será Enrique IV. Apaciguamiento del Reino.

27. Labor política y muerte violenta de Enrique IV. Le sucede su hijo de 9 años bajo Regencia de la madre. 

28. Reina Luís XIII por intermedio de Richelieu. De naturaleza débil, muere joven y deja un niño de 5 años como heredero. Regenta la viuda.

29. Características personales de Luís XIII. La historia del hombre de la máscara de hierro (realmente era terciopelo negro).

30. Derrotas sucesivas de España hacen de Francia un país fuerte. El descontento interior genera La Fronda, una mini-revolución.

31. Hoy de Luís XIV la vida amorosa, – que fuera con todas menos con su esposa.

32. Apoyo a las Artes por parte de Luís XIV.

33. Muerte de Luís XIV y su nieto Luís XV, de sólo 5 años, hereda el trono, bajo Regencia de su tío Felipe de Orleáns.

34. Luís XV accede al trono y gobierna mediante el Cardenal Fleury. Guerra contra Austria.

35. A la muerte de Fleury Luís XV inicia sus reales amoríos. En política exterior fue menos afortunado que Luís XIV, el Rey Sol.

36. La guerra con Prusia termina en derrota. Muere Luís XV rechazado por casi todos, mientras en Francia la sociedad cambia.

37. Los ingredientes: Un Rey sin decisión, una Corte anclada en el pasado, una nobleza ciega, un país arruinado, el descontento popular.

38. Ante la gravedad de la crisis económica, Luís XVI convoca Estados Generales, aunque con tibieza y desgana.

39. Los inicios de los estados Generales que pronto se convierten en Asamblea Nacional. El Rey no coincide con estos planteamientos.

40. Tras la toma de la Bastilla, se produce un movimiento de péndulo: El Rey saca de París las tropas y la Asamblea se acerca al Rey.

41. La anarquía se posesiona de Francia entera con la quema de mansiones señoriales. La multitud toma Versalles: El Rey, a París.

42. Desaparecen de la escena política Necker y Mirabeau. Ascienden Robespierrre, Danton y Marat. Fuga fallida del Rey.

43. Inicia su mandato la Nueva Asamblea y el Rey opone su veto. La turba se lo reprocha. En la guerra contra Austria, Francia pierde batallas.

44. Tras la toma de Versalles, llega la toma de las Tullerías y el Rey pasa a la Torre del Temple. Masacre en la cárcel de París. Batalla de Valmy.

45. Se vota la muerte del Rey. Le seguirán su esposa y muchos nobles. El Terror comienza en París; en Francia, guerra civil; en el exterior, guerra.

.

……….  Rememoremos, unos años atrás.

.

La coronación de Luís XVI (1.774 – 1.793) en Reims, por Moreau el joven

París 46 Opiniones El Diario de Luis XVI Juicio editorial

 (Fuente: Histoire de France Illustrée. Tomo II, des 1.610 à nos jours. Paris, Librairie Larousse, hacia 1.912.)

.

……….  Quien haya seguido de cerca el reinado de Luís XVI habrá podido comprender la peculiar forma de ser de este monarca. Hay varios detalles de su vida privada que no he podido incluir en los versos. Hoy los voy a traducir directamente del libro en que más me he basado para describir su reinado. Veamos unas cuantas anécdotas de su vida que pueden aclarar aún más su forma de ser.

.

Traducción literal de parte de las páginas 193 y 194 de Histoire de France Illustrée. Tomo II.

.

……….  Cuando murió su abuelo, Luís XV, el nieto tenía veinte  años y su esposa, María Antonieta, diecinueve.

……….  Una tarde que bailaba el minué delante de su abuelo, sus vestidos estaban tan mal ajustados y su aspecto era tan desmañado que Luís XV no pudo evitar levantarse para poner todo en orden. “Cuando yo ya no esté – dijo a su vecina, Madame de Monacoeste grueso muchacho va a echar todo a perder.

……….  A veces se adelantaba hacia alguien para hablarle pero, no encontraba las palabras, y daba media vuelta sobre sus talones, echándose a reír. Nadie estaba menos preparado que él para el oficio de Rey en unos momentos en que la existencia incluso de la monarquía estaba en cuestión. Su preceptor, La Vauguyon, no había hecho nada por combatir esta apatía y esta nula confianza en sí mismo que anulaba todas sus actuaciones. Se sentía por debajo de su puesto y estaba como espantado.

.

………. Opiniones.    París 46 Opiniones El Diario de Luis XVI Juicio editorial

.

……….La debilidad y la indecisión de mi hermano – decía su hermano el Conde de Provence (más tarde Luís XVIII) – están más allá de todo lo que se puede decir. Imagínese bolas de billar aceitadas que trata de mantener unidas …

……….  No se ocupaba sino de pequeñas cosas, llevaba la contabilidad de sus gastos como el más meticuloso de los comerciantes, no gastaba nada sino para su bodega, sus cacerías y quizás para su policía secreta. Cuando no estaba de caza, su placer favorito, sólo disfrutaba en medio de sus libros de geografía o bien en su taller de manualidades, donde era un dócil aprendiz del ebanista Gamain.

.

………. El Diario de Luís XVI.   París 46 Opiniones El Diario de Luis XVI Juicio editorial

.

……….  Se conserva su Diario en el Archivo Nacional. Refiere en una línea su primer encuentro con María Antonieta., pero detalla en él las presas que ha matado cada día, los caballos que ha montado, los baños que ha tomado, sus indigestiones y sus dolencias.

……….  El 20 de Junio de 1.789, día de la sesión en el Jeu de Paume, escribe: “Caza de ciervos en Butard, he logrado uno.

……….  El 14 de Julio, día de la toma de la Bastilla, escribe: “Nada.

……….  El 4 de Agosto, “caza de ciervos en Marli, ida y vuelta a caballo.

……….  El 5 de Octubre, día de la toma de Versalles, su residencia: “Cacería en Chatillon, he matado 81 piezas, interrumpido por los acontecimientos, ida y vuelta a caballo.

……….  Cuando la Revolución derrumba el trono, en los días más críticos no hay ninguna anotación; el Rey escribe una vez y otra, como el 14 de Julio, “Nada.

……….  “Luís XVI era un hombre honesto y un buen cristiano, pero no era un rey. Supo amar, supo perdonar, supo sufrir, supo morir, pero no supo reinar. No estaba hecho en absoluto para dirigir la Revolución, la sufrió. La misma debilidad de su gobierno precipitó la crisis.” (Albert Sodel)

……….  El carácter de Maria Antonieta contrastaba poderosamente con el de Luís XVI. Alta, admirablemente hermosa, “manteniendo su cabeza elevada sobre un bello cuello griego”, de ojos azules, cabello rubio ceniza, conquistó todas las simpatías por su encanto, su gracia espontánea y su alegría. Era caritativa, recta y honesta, pero poco cultivada, terca, de genio vivo, que daba tanto a sus simpatías como a sus antipatías una especie de impetuosidad.

……….  El Rey, en su timidez asustadiza, no encajó al principio en la jovialidad de su esposa. Más tarde se acercó a ella y sufrió su ascendiente. Choiseul y sus amigos habían presentido que María Antonieta dominaría al débil Luís XVI, y, para preparar el terreno, le había prodigado, junto con adulaciones, todo tipo de diversiones: Espectáculos, fiestas, salidas nocturnas, bailes de máscaras en el parque de Versalles y hasta bailes en la Ópera. Ella no supo desconfiar de las adulaciones interesadas y se dejó arrastrar a la diversión con una ligereza imprudente y una imprevisión infantil.

……….  Soportaba mal la tiranía de los usos de la Corte … y sustituyó un formalismo que le contrariaba por una sencillez e independencia que fue muy mal interpretada. “Nada podía ser más desastroso, en aquella época, que una pareja real formada por la unión  de la frivolidad con la debilidad.” (Emille Faguet)

……….  Hasta aquí, la traducción. Aporta detalles que abundan en lo que ya se ha visto en la historia en verso, la indecisión real, la falta de autoridad, mortal en una época tan difícil como la que le tocó en suerte. Por mi parte, y para que no sea hoy todo prestado, aportaré mis impresiones, mi explicación.

.

Sello y moneda de «Luís XVI, a Dios Gracias Rey de Francia y de Navarra«. 1.786

París 46 Opiniones El Diario de Luis XVI Juicio editorial

(Fuente: Histoire de France Illustrée. Tomo II, des 1.610 à nos jours. Paris, Librairie Larousse, hacia 1.912.)

.

………. Juicio editorial.    París 46 Opiniones El Diario de Luis XVI Juicio editorial

……….  Trate el lector de introducirse en el magín de Luís XVI. Desde los once años se sabe futuro Rey de Francia, pues sus padres han muerto cuando contaba esa edad. Y es tratado como tal. Nadie le contradice, todo el mundo le da gusto. Su coronación la hemos visto al inicio de este artículo: Toda Francia y representación de todos los Estados europeos estaban allí, asistiendo a su triunfo, a su consagración. Él está hecho para mandar, para ser obedecido. Lo fue su abuelo, Luís XV, y el bisabuelo de su abuelo, Luís XIV. Lo han sido todos los Reyes anteriores. Es ley de vida. Y esa convicción formará parte de la mentalidad de Luís XVI. Él seguirá mandando hasta el último momento, haciendo su voluntad, oponiendo su veto, porque tiene derecho a oponerlo, sin pensar siquiera en las circunstancias, ni en las consecuencias. No hay consecuencias, el papel de un Rey es mandar a sus súbditos. Lo deben saber.

……….  Las monedas que circulan por el Reino llevan su efigie, la de un Rey satisfecho, sonriente a sus 36 años, y su lema, «Bendito sea el nombre de Dios«. Él reina en el nombre de Dios, cuyas leyes cumple y hace cumplir. Dios le protege y protege a Francia. Cierto que otros le dicen que contemporice, como Necker, que afloje las riendas, que ceda partes del poder … pero eso no le gusta, le incomoda, le parece antinatural; él es el Rey, como lo fue su abuelo y el bisabuelo de …

……….  Hay una inconsciencia innata, invencible, un vivir en un mundo cerrado, personal, de imaginaciones, alejado de una realidad social que se expresará a cañonazos y que, ni aun entonces, se hará oír por este Rey absorto en su mundo, en sus pequeñas gratificaciones, en ese pequeño mundo que él dominaba, un mundo inanimado, en el que no hay personas, sólo hay liebres y conejos que huyen, libros que se dejan sobar, maderas que se dejan tallar. Luís XVI  sólo está preparado para tratar con un mundo de animales, o de cosas, no con un mundo de personas, menos con un mundo de personas que quieren cosas, cosas dispares, disparatadas. Y vivió en su mundo, como Alicia, en un mundo sin problemas, un mundo de ensoñaciones, dando gusto a su último interlocutor, haciendo lo que le decía la familia, lo que le decía su esposa. Como él era Rey, lo que mandaba, mandado estaba. A los siervos les correspondía obedecer. Él ya había mandado lo que debían hacer.

……….  No podía suceder otra cosa que lo que pasó, estaba escrito, en el sentido de que lo veía cualquiera que tuviera dos ojos. Pero la familia real, los Borbones franceses vivían en su universo personal. Lo veremos cuando pasen la Revolución y Napoleón. El que hoy hablaba, el Conde de Provence, aún aprendió algo, no demasiado, pero lo suficiente como para morir de Rey y en la cama. El hermano menor, el Conde de Artois, será un Rey Sol desfasado … y, como el primogénito, perderá el trono, aunque no la vida; pero no adelantemos acontecimientos. Curiosos personajes estas últimos Capetos

.

Continuará …

.

………. Fernando Conde Torrens es autor de «Simón, opera magna», «El Grupo de Jerusalén», «La Salud» y una serie de artículos sobre el mundo de las ideas. En http://www.sofiaoriginals.com/ expone los resultados de sus investigaciones sobre la eterna búsqueda del ser humano.

.

París 46 Opiniones El Diario de Luis XVI Juicio editorial  París 46 Opiniones El Diario de Luis XVI Juicio editorial  París 46 Opiniones El Diario de Luis XVI Juicio editorial 

París 46 Opiniones El Diario de Luis XVI Juicio editorial  París 46 Opiniones El Diario de Luis XVI Juicio editorial  París 46 Opiniones El Diario de Luis XVI Juicio editorial 

París 46 Opiniones El Diario de Luis XVI Juicio editorial  París 46 Opiniones El Diario de Luis XVI Juicio editorial  París 46 Opiniones El Diario de Luis XVI Juicio editorial 

París 46 Opiniones El Diario de Luis XVI Juicio editorial París 46 Opiniones El Diario de Luis XVI Juicio editorial  París 46 Opiniones El Diario de Luis XVI Juicio editorial

París 46 Opiniones El Diario de Luis XVI Juicio editorial  París 46 Opiniones El Diario de Luis XVI Juicio editorial  París 46 Opiniones El Diario de Luis XVI Juicio editorial 

París 46 Opiniones El Diario de Luis XVI Juicio editorial  París 46 Opiniones El Diario de Luis XVI Juicio editorial  París 46 Opiniones El Diario de Luis XVI Juicio editorial 

París 46 Opiniones El Diario de Luis XVI Juicio editorial  París 46 Opiniones El Diario de Luis XVI Juicio editorial  París 46 Opiniones El Diario de Luis XVI Juicio editorial 

París 46 Opiniones El Diario de Luis XVI Juicio editorial París 46 Opiniones El Diario de Luis XVI Juicio editorial  París 46 Opiniones El Diario de Luis XVI Juicio editorial

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *