Escuela virtual de Sabiduría de Pamplona.

fcondetorrens@hotmail.com

París 51 Capitulación de Austria Atentado inglés Coronación de Napoleón

París 51 Capitulación de Austria Atentado inglés Coronación de Napoleón”, el momento álgido de Napoleón Bonaparte y como accedió a él.

.

© Copyright  Fernando Conde Torrens, el miércoles 22-4-2.009

.

.

.

1. Entra París en la Historia de la mano de Julio César. Uno de los pueblo galos, los Aeduos, llama en su ayuda a Roma.

2. Roma, con Julio César, expulsa a los Helvecios y, a petición de los Aeduos, derrota y expulsa a los germanos de Ariovisto.

3. Cuando Galos y Romanos quedan solos, la Galia se rebela contra el invasor, amigo de los Aeduos y de unos pocos más. César sitia Alexia.

4. César toma Alexia, pacifica la Galia, celebra su triunfo en Roma y deja paso a Octavio, que será Augusto perpetuo. La Galia es ya una provincia.

5. Nada importante sacude París hasta la llegada del César Juliano, que en París es proclamado Augusto. Con los bárbaros, una nueva etapa.

6. Reinan en Francia los merovingios y luego los carolingios, mientras los vikingos hacen correrías casi cada año.

7. Comentarios sobre los periodos pasados.

8. Hugo Capeto, señor de París, se hace coronar rey en Reims. Le sucede su hijo Roberto. Reyes Capetos hasta las Cruzadas.

9. Felipe Augusto engrandece y embellece París. Luis VIII reinó poco y repartió mal el Reino. San Luis, Luis IX, embelleció París.

10. Termina la línea de los Capetos por línea directa y se inicia la colateral de los Valois. Felipe VI hace frente malamente a la invasión inglesa.

11. A Felipe V le sucede Juan II, todo un caballero medieval, y sufre nueva derrota en Poitiers, cayendo preso. El Delfín Carlos lo hace mejor.

12. La invasión de Eduardo II fracasa porque Carlos V dirige bien sus fuerzas. Mejora de París. Muerte de Carlos V e inicio de la guerra civil.

13. Juan sin Miedo mata a Luis de Orleáns: Guerra civil. Llama a Enrique V de Inglaterra. Desastre de Azincourt. Toma de Rouen. Matan a Juan.

14. Los ingleses se hacen con el poder en Francia norte y sitian Orleáns, apareciendo Juana Dearco que invierte la situación. Coronación en Reims.

15. Comentarios sobre la marcha del trabajo y episodios finales en la vida de Juan de Arco.

16. La Guerra de los Cien Años da un brusco viraje cuando se pone fin a la guerra civil francesa. Política acertada de Carlos VII.

17. Últimos años de Carlos VII, con un triste final familiar y acceso de su hijo, que fue un Rey desabrido, con su padre y con todo el mundo.

18. Las tres últimas campañas de la nobleza contra Luís XI, la ambición de Carlos en Temerario y su muerte. Muerte de Luís XI.

19. Regencia de Ana de Beaujeu durante la minoría de edad de Carlos VIII. Ínfulas conquistadoras de éste.

20. Carlos VIII es atacado en Italia pero logra vencer y volver a casa. Luís XII hace algunos arreglos y parte para Italia, en alianza con los Borgia.

21. Desventuras de Luís XII en Italia. Acceso al trono de Francisco I.

22. Las guerras casi continuas que Francisco I de Francia mantuvo contra el Emperador Carlos V.

23. Reinado de Enrique II, hijo de Francisco I, que lucha contra Carlos V y, cuando éste abdica, contra Felipe II, hasta su muerte en un accidente.

24. Se inician las guerras de religión por la intolerancia de todos los que moran en Francia en tal época. La Regente Catalina trata de poner paz.

25. Los reinados de Carlos IX y de Enrique III ven aumentar las luchas religiosas. Enrique de Navarra se perfila como posible sucesor.

26. Acceso de Enrique, Rey de Navarra, al trono de Francia al morir Enrique III; será Enrique IV. Apaciguamiento del Reino.

27. Labor política y muerte violenta de Enrique IV. Le sucede su hijo de 9 años bajo Regencia de la madre. 

28. Reina Luís XIII por intermedio de Richelieu. De naturaleza débil, muere joven y deja un niño de 5 años como heredero. Regenta la viuda.

29. Características personales de Luís XIII. La historia del hombre de la máscara de hierro (realmente era terciopelo negro).

30. Derrotas sucesivas de España hacen de Francia un país fuerte. El descontento interior genera La Fronda, una mini-revolución.

31. Hoy de Luís XIV la vida amorosa, – que fuera con todas menos con su esposa.

32. Apoyo a las Artes por parte de Luís XIV.

33. Muerte de Luís XIV y su nieto Luís XV, de sólo 5 años, hereda el trono, bajo Regencia de su tío Felipe de Orleáns.

34. Luís XV accede al trono y gobierna mediante el Cardenal Fleury. Guerra contra Austria.

35. A la muerte de Fleury Luís XV inicia sus reales amoríos. En política exterior fue menos afortunado que Luís XIV, el Rey Sol.

36. La guerra con Prusia termina en derrota. Muere Luís XV rechazado por casi todos, mientras en Francia la sociedad cambia.

37. Los ingredientes: Un Rey sin decisión, una Corte anclada en el pasado, una nobleza ciega, un país arruinado, el descontento popular.

38. Ante la gravedad de la crisis económica, Luís XVI convoca Estados Generales, aunque con tibieza y desgana.

39. Los inicios de los estados Generales que pronto se convierten en Asamblea Nacional. El Rey no coincide con estos planteamientos.

40. Tras la toma de la Bastilla, se produce un movimiento de péndulo: El Rey saca de París las tropas y la Asamblea se acerca al Rey.

41. La anarquía se posesiona de Francia entera con la quema de mansiones señoriales. La multitud toma Versalles: El Rey, a París.

42. Desaparecen de la escena política Necker y Mirabeau. Ascienden Robespierrre, Danton y Marat. Fuga fallida del Rey.

43. Inicia su mandato la Nueva Asamblea y el Rey opone su veto. La turba se lo reprocha. En la guerra contra Austria, Francia pierde batallas.

44. Tras la toma de Versalles, llega la toma de las Tullerías y el Rey pasa a la Torre del Temple. Masacre en la cárcel de París. Batalla de Valmy.

45. Se vota la muerte del Rey. Le seguirán su esposa y muchos nobles. El Terror comienza en París; en Francia, guerra civil; en el exterior, guerra.

46. Ampliación sobre la especial personalidad de Luís XVI, que hubiera sido un perfecto sacristán, pero fue un pésimo Rey.       

47. Francia gana en todos los frentes, termina el peligro exterior y se acalla la sublevación de provincias. En París, el Terror en su cima.

48. Muerte de Robespierre y final del Terror. La vida sigue, los nuevos ricos rebelan a la Comuna. Para sofocar la rebelión se llama a Bonaparte.

49. Bonaparte conquista Italia para Francia, venciendo a Austria, a Roma y a Venecia. En París, hay golpes del neófito Estado.

50. Bonaparte fracasa en Egipto ante Nelson. Vuelve a París y se suma al último golpe de Estado. Asciende a Primer Cónsul.

.

        Increíble, pero verídico, estoy sin ordenador. Menos mal que tengo dos y uso el de la red. Mis cosas las llevaba en el ordenador que feneció hace más o menos un año y el que le hice un panegírico digno de un César, o de un Emperador. A éste, que se he echado a dormir esta tarde, no pienso hacerle ni un maldito pareado. Es un ordenador crápula, molesto – su ventilador, que funciona de continuo,  no hace ruido; esto ya es fragor. Lo compré un día que llovía y éste es el resultado. Y no es viejo, sólo tiene … cuatro años …? 

        Por eso, hoy no hay santos, no hay imágenes, para los jóvenes; no puedo escanear, tengo el escaner unido al ordenador perezoso, ruidoso y achacoso. Espero que el lector se haga cargo de mi desgracia: Que te falle el ordenador es peor que se te caiga al suelo y salte, hecha añicos, la máquina de afeitar; siempre queda coger la vieja y afeitarse arañándose. Tengo que confesar que yo lo guardo todo, guardo la vieja, creo que tengo dos viejas, máquinas de afeitar, en casa. Es una manía de la post-guerra, los mayores somos así. 

        Bueno, pues conténtese el lector con el texto; en cuanto me echen una mano y me “zurzan” el disco duro o la “plancha madre”, prometo colocar las imágenes que hoy – desdichado de mí – no puedo insertar. Hoy que estamos de confidencias, en medio de la desgracia informática, permítame el lector que le confiese que me siento especialmente satisfecho del final de hoy.

.

La capitulación de Austria

.

A la vez que Marengo – del Norte el Mariscal,

Moreau, batió al Austriaco – y se plantó al final

a sólo veinte leguas – de Viena capital.

Austria requiere entonces – con urgencia vital

un rápido armisticio, – que no se firma, tal

y como quiere el Corso. – Con ira muy normal

amenaza ir a Viena – y en vaso de cristal

brindar en el Palacio – de Su Alteza Real

el Emperador. Esa – amenaza mortal

hizo entrar en razones – a todo el personal,

las estipulaciones – son ya a carta cabal.

El regreso del Corso – a París fue triunfal,

que al fin la Francia tiene – frontera natural

por sus cuatro costados – y un líder ideal

que une a toda la Francia – y la libra del mal;

y el líder, que lo sabe, – logra un senatorial

Decreto que lo nombra – Cónsul por el total

de sus dichosos días. – César fue un caso igual,

y en los idus de marzo – le trataron fatal;

tuvo el Corso su Brutus; – falló por un dedal.

Que en Milán un Tedeum – hubo en la catedral

y asistió Bonaparte – como hombre principal.

.

Enfrentamiento con los monárquicos

.

Se informó de hecho tal – a Luis el de Borbón,

y misiva cordial – que intenta hacer unión,

pero el Corso responde – que es vana la ilusión,

porque él toda la gente – que sigue religión

católica la quiere – meter en su zurrón,

no darla a un Rey que tiene – la misma condición

de aquél que por inane – permitió este follón.

Tras esta negativa – surge la decisión

de quitarlo del medio – y la restauración,

con Bonaparte muerto, – vendrá a continuación.

.

El atentado inglés frustrado

.

Hubo varios intentos, – mas sin gran precisión,

y así un barril de pólvora – hizo justo explosión

tras el paso del Corso – y mató a un marmitón.

Entonces los ingleses – le pagan a un matón

que viene de Inglaterra – a cumplir su misión,

Cadoudal se llamaba – pero en oposición

está Fouché, un sabueso – que tiene información

de lo que el inglés trama – y a tres que en la prisión

monárquicos había – les somete a presión

y alguno cantaría – y la conspiración  

su fin llegar vería – con una detención

que a otra más llevaría. – Con la culminación

de que se detendría – al buen anglosajón,

y a todos dieron vía. – Pero el mal colofón

que este complot tendría – es que a continuación

Bonaparte diría – que da su aprobación

y a un sobrino lejano – de Luis el de Borbón

lo detienen, lo traen – de neutral población,

lo juzga sin testigos – tribunal de excepción,

lo condenan sin culpa – y luego al paredón.  

Y así el duque de Enghien – cae en compensación

de acciones que no tienen – ninguna conexión

con él, pero las cosas – no siempre justas son. 

.

No siempre justas son – y eso bien lo sabía

el Corso, que con ello – dos cosas pretendía,

dejar una advertencia – de que si se seguía

tratando de matarlo – él les respondería

y que aunque alguno falle, – él nunca fallaría,

y demostrar a Francia – vuelta atrás no cabía

y que con él en vida – no habría monarquía.

Aprovechó el prestigio – que al momento tenía

que el juicio a los monárquicos – mucho revuelo había

levantado en la Francia – del Norte al Mediodía,

y el Senado, que todo – lo que el Corso quería

como suyo tomaba, – una Ley emitía

proponiendo al buen Corso – si Emperador sería

y él respondió, elegante, – que no le importaría

si a su consagración – en Nôtre Dame venía

el Papa desde Roma – y así más luciría.

.

Cadoudal entretanto – con su juicio seguía

y cuando iba al cadalso – el hombre ya sabía

la promoción del Corso – y amargado diría:

Vine para implantar – la franca monarquía

sin pensar que un Imperio – con ello lograría.

.

París 51 Capitulación de Austria Atentado inglés Coronación de Napoleón

.

La auto-coronación de Napoleón

.

Toda Francia en un bloque – su aprobación daría

a que el Corso imperara – pues ¿quién mejor había?

Pío Séptimo vino, – mas poca cosa haría:

En presidirlo todo – su papel consistía;

el propio Bonaparte – nunca consentiría

deber a otro la gloria – y él mismo se pondría

la corona en la testa; – y él mismo cogería

la de su Josefina – y él la coronaría,

que Dama de rodillas – aún verse podía,

pero nunca la Francia, – ni la su Artillería.

Se le podrá achacar – alguna felonía,

como ordenar matar – a quien no debería,

mas lo que hay que tener … – el Corso los tenía.

.

Continuará …

.

………. Fernando Conde Torrens es autor de “Simón, opera magna”, “El Grupo de Jerusalén”, “La Salud” y una serie de artículos sobre el mundo de las ideas. En http://www.sofiaoriginals.com/ expone los resultados de sus investigaciones sobre la eterna búsqueda del ser humano.

.

París 51 Capitulación de Austria Atentado inglés Coronación de Napoleón  París 51 Capitulación de Austria Atentado inglés Coronación de Napoleón 

París 51 Capitulación de Austria Atentado inglés Coronación de Napoleón  París 51 Capitulación de Austria Atentado inglés Coronación de Napoleón 

París 51 Capitulación de Austria Atentado inglés Coronación de Napoleón  París 51 Capitulación de Austria Atentado inglés Coronación de Napoleón 

París 51 Capitulación de Austria Atentado inglés Coronación de Napoleón  París 51 Capitulación de Austria Atentado inglés Coronación de Napoleón 

París 51 Capitulación de Austria Atentado inglés Coronación de Napoleón  París 51 Capitulación de Austria Atentado inglés Coronación de Napoleón 

París 51 Capitulación de Austria Atentado inglés Coronación de Napoleón  París 51 Capitulación de Austria Atentado inglés Coronación de Napoleón 

París 51 Capitulación de Austria Atentado inglés Coronación de Napoleón  París 51 Capitulación de Austria Atentado inglés Coronación de Napoleón 

París 51 Capitulación de Austria Atentado inglés Coronación de Napoleón  París 51 Capitulación de Austria Atentado inglés Coronación de Napoleón 

París 51 Capitulación de Austria Atentado inglés Coronación de Napoleón  París 51 Capitulación de Austria Atentado inglés Coronación de Napoleón 

París 51 Capitulación de Austria Atentado inglés Coronación de Napoleón  París 51 Capitulación de Austria Atentado inglés Coronación de Napoleón

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *