Escuela virtual de Sabiduría de Pamplona.

fcondetorrens@hotmail.com

París 57 1815 Grasse Laffrey Cien días Waterloo

París 57 1815 Grasse Laffrey Cien días Waterloo

© Copyright  Fernando Conde Torrens, el miércoles 6-5-2.009

.

.

.

1. Entra París en la Historia de la mano de Julio César. Uno de los pueblo galos, los Aeduos, llama en su ayuda a Roma.

2. Roma, con Julio César, expulsa a los Helvecios y, a petición de los Aeduos, derrota y expulsa a los germanos de Ariovisto.

3. Cuando Galos y Romanos quedan solos, la Galia se rebela contra el invasor, amigo de los Aeduos y de unos pocos más. César sitia Alexia.

4. César toma Alexia, pacifica la Galia, celebra su triunfo en Roma y deja paso a Octavio, que será Augusto perpetuo. La Galia es ya una provincia.

5. Nada importante sacude París hasta la llegada del César Juliano, que en París es proclamado Augusto. Con los bárbaros, una nueva etapa.

6. Reinan en Francia los merovingios y luego los carolingios, mientras los vikingos hacen correrías casi cada año.

7. Comentarios sobre los periodos pasados.

8. Hugo Capeto, señor de París, se hace coronar rey en Reims. Le sucede su hijo Roberto. Reyes Capetos hasta las Cruzadas.

9. Felipe Augusto engrandece y embellece París. Luis VIII reinó poco y repartió mal el Reino. San Luis, Luis IX, embelleció París.

10. Termina la línea de los Capetos por línea directa y se inicia la colateral de los Valois. Felipe VI hace frente malamente a la invasión inglesa.

11. A Felipe V le sucede Juan II, todo un caballero medieval, y sufre nueva derrota en Poitiers, cayendo preso. El Delfín Carlos lo hace mejor.

12. La invasión de Eduardo II fracasa porque Carlos V dirige bien sus fuerzas. Mejora de París. Muerte de Carlos V e inicio de la guerra civil.

13. Juan sin Miedo mata a Luis de Orleáns: Guerra civil. Llama a Enrique V de Inglaterra. Desastre de Azincourt. Toma de Rouen. Matan a Juan.

14. Los ingleses se hacen con el poder en Francia norte y sitian Orleáns, apareciendo Juana Dearco que invierte la situación. Coronación en Reims.

15. Comentarios sobre la marcha del trabajo y episodios finales en la vida de Juan de Arco.

16. La Guerra de los Cien Años da un brusco viraje cuando se pone fin a la guerra civil francesa. Política acertada de Carlos VII.

17. Últimos años de Carlos VII, con un triste final familiar y acceso de su hijo, que fue un Rey desabrido, con su padre y con todo el mundo.

18. Las tres últimas campañas de la nobleza contra Luís XI, la ambición de Carlos en Temerario y su muerte. Muerte de Luís XI.

19. Regencia de Ana de Beaujeu durante la minoría de edad de Carlos VIII. Ínfulas conquistadoras de éste.

20. Carlos VIII es atacado en Italia pero logra vencer y volver a casa. Luís XII hace algunos arreglos y parte para Italia, en alianza con los Borgia.

21. Desventuras de Luís XII en Italia. Acceso al trono de Francisco I.

22. Las guerras casi continuas que Francisco I de Francia mantuvo contra el Emperador Carlos V.

23. Reinado de Enrique II, hijo de Francisco I, que lucha contra Carlos V y, cuando éste abdica, contra Felipe II, hasta su muerte en un accidente.

24. Se inician las guerras de religión por la intolerancia de todos los que moran en Francia en tal época. La Regente Catalina trata de poner paz.

25. Los reinados de Carlos IX y de Enrique III ven aumentar las luchas religiosas. Enrique de Navarra se perfila como posible sucesor.

26. Acceso de Enrique, Rey de Navarra, al trono de Francia al morir Enrique III; será Enrique IV. Apaciguamiento del Reino.

27. Labor política y muerte violenta de Enrique IV. Le sucede su hijo de 9 años bajo Regencia de la madre. 

28. Reina Luís XIII por intermedio de Richelieu. De naturaleza débil, muere joven y deja un niño de 5 años como heredero. Regenta la viuda.

29. Características personales de Luís XIII. La historia del hombre de la máscara de hierro (realmente era terciopelo negro).

30. Derrotas sucesivas de España hacen de Francia un país fuerte. El descontento interior genera La Fronda, una mini-revolución.

31. Hoy de Luís XIV la vida amorosa, – que fuera con todas menos con su esposa.

32. Apoyo a las Artes por parte de Luís XIV.

33. Muerte de Luís XIV y su nieto Luís XV, de sólo 5 años, hereda el trono, bajo Regencia de su tío Felipe de Orleáns.

34. Luís XV accede al trono y gobierna mediante el Cardenal Fleury. Guerra contra Austria.

35. A la muerte de Fleury Luís XV inicia sus reales amoríos. En política exterior fue menos afortunado que Luís XIV, el Rey Sol.

36. La guerra con Prusia termina en derrota. Muere Luís XV rechazado por casi todos, mientras en Francia la sociedad cambia.

37. Los ingredientes: Un Rey sin decisión, una Corte anclada en el pasado, una nobleza ciega, un país arruinado, el descontento popular.

38. Ante la gravedad de la crisis económica, Luís XVI convoca Estados Generales, aunque con tibieza y desgana.

39. Los inicios de los estados Generales que pronto se convierten en Asamblea Nacional. El Rey no coincide con estos planteamientos.

40. Tras la toma de la Bastilla, se produce un movimiento de péndulo: El Rey saca de París las tropas y la Asamblea se acerca al Rey.

41. La anarquía se posesiona de Francia entera con la quema de mansiones señoriales. La multitud toma Versalles: El Rey, a París.

42. Desaparecen de la escena política Necker y Mirabeau. Ascienden Robespierrre, Danton y Marat. Fuga fallida del Rey.

43. Inicia su mandato la Nueva Asamblea y el Rey opone su veto. La turba se lo reprocha. En la guerra contra Austria, Francia pierde batallas.

44. Tras la toma de Versalles, llega la toma de las Tullerías y el Rey pasa a la Torre del Temple. Masacre en la cárcel de París. Batalla de Valmy.

45. Se vota la muerte del Rey. Le seguirán su esposa y muchos nobles. El Terror comienza en París; en Francia, guerra civil; en el exterior, guerra.

46. Ampliación sobre la especial personalidad de Luís XVI, que hubiera sido un perfecto sacristán, pero fue un pésimo Rey.       

47. Francia gana en todos los frentes, termina el peligro exterior y se acalla la sublevación de provincias. En París, el Terror en su cima.

48. Muerte de Robespierre y final del Terror. La vida sigue, los nuevos ricos rebelan a la Comuna. Para sofocar la rebelión se llama a Bonaparte.

49. Bonaparte conquista Italia para Francia, venciendo a Austria, a Roma y a Venecia. En París, hay golpes del neófito Estado.

50. Bonaparte fracasa en Egipto ante Nelson. Vuelve a París y se suma al último golpe de Estado. Asciende a Primer Cónsul.

51. Aprovechando su popularidad, fruto de sus victorias y del fallido atentado inglés, Napoleón se corona Emperador. 

52. La labor civil de Napoleón, su gran obra. Dos nuevas coaliciones en 1.805 y 1.806, que no triunfan. El bloqueo a Inglaterra.

53. Napoleón entra “medio a buenas” en España, pero el pueblo se rebela y empiezan sus problemas.

54. Napoleón enfrentado con España, con el Papa y con Europa en la quinta coalición. Corre el año 1.809. 

55. Con la guerra en España en su cuarto año, Napoleón invade Rusia, lo que se convierte en un desastre. A los dos años ha de dimitir.

56. Entran en París los soberanos de la Liga aliada. Napoleón parte para la isla de Santa Helena. Luís XVIII inicia su reinado como buen Borbón.

        Hubo un pequeño intento de Napoleón por volver al poder, pero fue inútil: El tren no pasa eternamente por la misma estación y el cartero siempre llama dos veces, pero la Historia no. Estas máximas tienen gran aplicación en la vida, en la de todos, también en la nuestra. Por eso, porque las cosas cambiarán más tarde, y siempre a peor, es por lo que conviene disfrutar de las delicias presente, porque luego nos serán arrebatadas. A Napoleón se las quitaron porque cometió errores y, a la altura que él estaba, los errores se pagan caro; y las cosas le fueron a peor, en su destino final, Santa Helena, lo pasaría peor que en Elba, donde, en cierto modo, estaba entre amigos.

.

Dos grupos se opusieron – al Rey rápidamente,

los que apoyan al Corso – y, en línea diferente,

los más republicanos, – patriotas, comúnmente.

.

1.815

.

Alguien del primer grupo – puso al Corso al corriente,

encima no le pagan – el dinero pendiente,

al hijo secuestraron – y en Austria vive ausente,

y a su mujer juntaron – con otro pretendiente,

que él pensó que vendría – con el hijo igualmente,

así que se le hincharon – al Corso lo pendiente

y se cogió el portante – muy sigilosamente

lanzando una proclama – en clave inteligente:

Llegará la victoria – y muy rápidamente.

Águila tricolor – vuela muy cautamente

de una torre a otra torre – y luego a la siguiente

hasta que en Notre-Dame – termine finalmente.

.

El Corso entra por Grasse – y muy astutamente  

evita las ciudades – hasta que finalmente         

en un pequeño pueblo – se topa el contingente

que para detenerlo – manda el Rey, inconsciente

de que el Corso en la tropa – tiene mucho ascendiente.

.

Mapa de Francia que muestra la ruta secundaria y montañosa seguida por Napoleón

París 57 1815 Grasse Laffrey Cien días Waterloo

(Fuente: Mapa de carreteras editado por Autogrill.)

.

Y así cuando del Corso – está la tropa enfrente

dice el Corso, que es corso – pero también valiente:

Soy vuestro Emperador” – y dando un paso al frente,

desabrocha el chaleco – y dice nuevamente:

Si alguno de vosotros – entiende es conveniente

matarme, aquí me tiene.” – Y así, unánimemente

todos, rompiendo filas, – le aclaman vivamente. 

Llegará hasta París – cada vez más potente

y el Rey saldrá hacia Gante – muy elegantemente

sin dispararse un tiro, – civilizadamente.

.

Napoleón, a la vuelta de la isla de Elba, es aclamado en Laffrey por las tropas del Rey

(Litografía de Ballangè)

París 57 1815 Grasse Laffrey Cien días Waterloo

(Fuente: Histoire de France Illustrée. Tomo II, des 1.610 à nos jours. Paris, Librairie Larousse, hacia 1.912)

.

El Imperio de los Cien Días

.

El Corso comprendió – lo que no el Rey reciente,

que era la libertad – el ansiado ingrediente;

cambió la Real Carta – de forma conveniente

quitándose poder – y dándolo a la gente.

Nadie quedó contento, – contento plenamente:

Para sus partidarios – fue muy condescendiente; 

sufragio universal – es lo que el exigente

republicano ansiaba, – por tanto, insuficiente;

los pocos realistas – rechazan simplemente

todo lo que no venga – de un Borbón no reciente,

pero eso es porque tienen – la Edad Media en su mente.

Los aliados emiten – comunicado urgente

con la mayor condena – sobre el golpe presente,

tachando a Bonaparte – de traidor, de demente

y de enemigo público – con quien no cabe entente.

En Francia se aprobó – mayoritariamente     

las enmiendas propuestas, – mas también fue evidente

que hubo mucha abstención – y con más frío ambiente.

.

La Batalla de Waterloo

.

Cuatro armadas se ciernen, – y es mucho regimiento,

sobre Francia y el Corso – precisa mucho tiento

para vencer a todas. – Inicia el movimiento

y se dirige el Norte, – en un cerrado intento

de vencer al inglés – en un primer momento,

que acampa hacia Bruselas, – luego tomar aliento

y a la armada prusiana – vencer con su talento,

que estaba más al Este, – mas no hubo entendimiento;

uno de los seis cuerpos – fue demasiado lento

los dos primeros días – y ello fue impedimento 

a dar a los ingleses, – un fin raudo y cruento.

.

Plano de la batalla de Waterloo (1.815)

(Fuente: Histoire de France Illustrée. Tomo II, des 1.610 à nos jours. Paris, Librairie Larousse, hacia 1.912)

.

Iba ganando el Corso – con mucho sufrimiento,

pero a la media tarde – y raudo como el viento

apareció el prusiano – y allí se hundió el invento

y el Corso finalmente – levantó el campamento.

.

Waterloo, por J-W. Pieneman (Museo de Ámsterdam). Wellington y Bulow

(Fuente: Histoire de France Illustrée. Tomo II, des 1.610 à nos jours. Paris, Librairie Larousse, hacia 1.912)

.

Si ingleses y prusianos – brindaron con contento,

en el campo contrario – cundía el desaliento,

que todo está perdido, – de Gante hasta Sorrento.

En Estados Unidos – intentó el aposento,

pero al fin al inglés – se rindió macilento. 

El inglés fue muy duro. – El Corso en descontento

terminará sus días. – Y aquí se acaba el cuento. 

.

El recuerdo de Francia

.

Pero al saberse el trato – que el inglés le va a dar,

dejándolo al cuidado – de Lowe, que va a mostrar

un trato bajo y duro, – no hace sino pensar

que todas sus visitas – lo ayudan a escapar –

en piedad su rechazo – comienzan a cambiar,

y más tarde en nostalgia, – para luego llegar

a adorar su recuerdo – y orgullosos estar

de quien tantas mejoras – a Francia supo dar,

ya de pagar impuestos – nadie se va a librar,

ni carreras, ni puestos – se van a reservar 

a los que en noble cuna – llegan a este lugar,

ni el poder eclesiástico – podrá tanto mandar,

y un Código común – la Francia va a estrenar

y, fruto de todo ello, – se va a modernizar

y el camino a otros pueblos, – además, va a enseñar;

la francesa “grandeur” – dicen que ha de arrancar

en las glorias que el Corso – hizo paladear.

.

Reflexiones de Napoleón

.

Y al final escribía: – “Es forzoso mirar

la época del Imperio – y han de considerar

algunos de los logros – que he sabido alcanzar; 

la anarquía sin tope – la supe dominar,

la política errante – la pude yo encauzar,

logré que los franceses – me traten de emular

y todo esto ya es algo – que me han de adjudicar

si la Historia de Francia – alguien quiere estudiar …”                (como aquí …)

.

Continuará …

.

………. Fernando Conde Torrens es autor de “Simón, opera magna”, “El Grupo de Jerusalén”, “La Salud” y una serie de artículos sobre el mundo de las ideas. En http://www.sofiaoriginals.com/ expone los resultados de sus investigaciones sobre la eterna búsqueda del ser humano.

.

París 57 1815 Grasse Laffrey Cien días Waterloo  París 57 1815 Grasse Laffrey Cien días Waterloo  París 57 1815 Grasse Laffrey Cien días Waterloo  París 57 1815 Grasse Laffrey Cien días Waterloo  París 57 1815 Grasse Laffrey Cien días Waterloo  París 57 1815 Grasse Laffrey Cien días Waterloo  París 57 1815 Grasse Laffrey Cien días Waterloo  París 57 1815 Grasse Laffrey Cien días Waterloo  París 57 1815 Grasse Laffrey Cien días Waterloo  París 57 1815 Grasse Laffrey Cien días Waterloo  París 57 1815 Grasse Laffrey Cien días Waterloo  París 57 1815 Grasse Laffrey Cien días Waterloo  París 57 1815 Grasse Laffrey Cien días Waterloo  París 57 1815 Grasse Laffrey Cien días Waterloo  París 57 1815 Grasse Laffrey Cien días Waterloo

París 57 1815 Grasse Laffrey Cien días Waterloo  París 57 1815 Grasse Laffrey Cien días Waterloo  París 57 1815 Grasse Laffrey Cien días Waterloo  París 57 1815 Grasse Laffrey Cien días Waterloo  París 57 1815 Grasse Laffrey Cien días Waterloo  París 57 1815 Grasse Laffrey Cien días Waterloo  París 57 1815 Grasse Laffrey Cien días Waterloo  París 57 1815 Grasse Laffrey Cien días Waterloo  París 57 1815 Grasse Laffrey Cien días Waterloo  París 57 1815 Grasse Laffrey Cien días Waterloo  París 57 1815 Grasse Laffrey Cien días Waterloo  París 57 1815 Grasse Laffrey Cien días Waterloo 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *