Escuela virtual de Sabiduría de Pamplona.

fcondetorrens@hotmail.com

París 58 Vuelta de Luís XVIII Intransigencia de la nobleza

“París 58 Vuelta de Luís XVIII Intransigencia de la nobleza” supone la vuelta a un mundo que ya es pasado. La prudencia de Luís XVIII pudo evitar la catástrofe. Con su  hermano las cosas no serán así.

.

© CopyrightFernando Conde Torrens, el Viernes 8-5-2.009

.

.

.

1. Entra París en la Historia de la mano de Julio César. Uno de los pueblo galos, los Aeduos, llama en su ayuda a Roma.

2. Roma, con Julio César, expulsa a los Helvecios y, a petición de los Aeduos, derrota y expulsa a los germanos de Ariovisto.

3. Cuando Galos y Romanos quedan solos, la Galia se rebela contra el invasor, amigo de los Aeduos y de unos pocos más. César sitia Alexia.

4. César toma Alexia, pacifica la Galia, celebra su triunfo en Roma y deja paso a Octavio, que será Augusto perpetuo. La Galia es ya una provincia.

5. Nada importante sacude París hasta la llegada del César Juliano, que en París es proclamado Augusto. Con los bárbaros, una nueva etapa.

6. Reinan en Francia los merovingios y luego los carolingios, mientras los vikingos hacen correrías casi cada año.

7. Comentarios sobre los periodos pasados.

8. Hugo Capeto, señor de París, se hace coronar rey en Reims. Le sucede su hijo Roberto. Reyes Capetos hasta las Cruzadas.

9. Felipe Augusto engrandece y embellece París. Luis VIII reinó poco y repartió mal el Reino. San Luis, Luis IX, embelleció París.

10. Termina la línea de los Capetos por línea directa y se inicia la colateral de los Valois. Felipe VI hace frente malamente a la invasión inglesa.

11. A Felipe V le sucede Juan II, todo un caballero medieval, y sufre nueva derrota en Poitiers, cayendo preso. El Delfín Carlos lo hace mejor.

12. La invasión de Eduardo II fracasa porque Carlos V dirige bien sus fuerzas. Mejora de París. Muerte de Carlos V e inicio de la guerra civil.

13. Juan sin Miedo mata a Luis de Orleáns: Guerra civil. Llama a Enrique V de Inglaterra. Desastre de Azincourt. Toma de Rouen. Matan a Juan.

14. Los ingleses se hacen con el poder en Francia norte y sitian Orleáns, apareciendo Juana Dearco que invierte la situación. Coronación en Reims.

15. Comentarios sobre la marcha del trabajo y episodios finales en la vida de Juan de Arco.

16. La Guerra de los Cien Años da un brusco viraje cuando se pone fin a la guerra civil francesa. Política acertada de Carlos VII.

17. Últimos años de Carlos VII, con un triste final familiar y acceso de su hijo, que fue un Rey desabrido, con su padre y con todo el mundo.

18. Las tres últimas campañas de la nobleza contra Luís XI, la ambición de Carlos en Temerario y su muerte. Muerte de Luís XI.

19. Regencia de Ana de Beaujeu durante la minoría de edad de Carlos VIII. Ínfulas conquistadoras de éste.

20. Carlos VIII es atacado en Italia pero logra vencer y volver a casa. Luís XII hace algunos arreglos y parte para Italia, en alianza con los Borgia.

21. Desventuras de Luís XII en Italia. Acceso al trono de Francisco I.

22. Las guerras casi continuas que Francisco I de Francia mantuvo contra el Emperador Carlos V.

23. Reinado de Enrique II, hijo de Francisco I, que lucha contra Carlos V y, cuando éste abdica, contra Felipe II, hasta su muerte en un accidente.

24. Se inician las guerras de religión por la intolerancia de todos los que moran en Francia en tal época. La Regente Catalina trata de poner paz.

25. Los reinados de Carlos IX y de Enrique III ven aumentar las luchas religiosas. Enrique de Navarra se perfila como posible sucesor.

26. Acceso de Enrique, Rey de Navarra, al trono de Francia al morir Enrique III; será Enrique IV. Apaciguamiento del Reino.

27. Labor política y muerte violenta de Enrique IV. Le sucede su hijo de 9 años bajo Regencia de la madre. 

28. Reina Luís XIII por intermedio de Richelieu. De naturaleza débil, muere joven y deja un niño de 5 años como heredero. Regenta la viuda.

29. Características personales de Luís XIII. La historia del hombre de la máscara de hierro (realmente era terciopelo negro).

30. Derrotas sucesivas de España hacen de Francia un país fuerte. El descontento interior genera La Fronda, una mini-revolución.

31. Hoy de Luís XIV la vida amorosa, – que fuera con todas menos con su esposa.

32. Apoyo a las Artes por parte de Luís XIV.

33. Muerte de Luís XIV y su nieto Luís XV, de sólo 5 años, hereda el trono, bajo Regencia de su tío Felipe de Orleáns.

34. Luís XV accede al trono y gobierna mediante el Cardenal Fleury. Guerra contra Austria.

35. A la muerte de Fleury Luís XV inicia sus reales amoríos. En política exterior fue menos afortunado que Luís XIV, el Rey Sol.

36. La guerra con Prusia termina en derrota. Muere Luís XV rechazado por casi todos, mientras en Francia la sociedad cambia.

37. Los ingredientes: Un Rey sin decisión, una Corte anclada en el pasado, una nobleza ciega, un país arruinado, el descontento popular.

38. Ante la gravedad de la crisis económica, Luís XVI convoca Estados Generales, aunque con tibieza y desgana.

39. Los inicios de los estados Generales que pronto se convierten en Asamblea Nacional. El Rey no coincide con estos planteamientos.

40. Tras la toma de la Bastilla, se produce un movimiento de péndulo: El Rey saca de París las tropas y la Asamblea se acerca al Rey.

41. La anarquía se posesiona de Francia entera con la quema de mansiones señoriales. La multitud toma Versalles: El Rey, a París.

42. Desaparecen de la escena política Necker y Mirabeau. Ascienden Robespierrre, Danton y Marat. Fuga fallida del Rey.

43. Inicia su mandato la Nueva Asamblea y el Rey opone su veto. La turba se lo reprocha. En la guerra contra Austria, Francia pierde batallas.

44. Tras la toma de Versalles, llega la toma de las Tullerías y el Rey pasa a la Torre del Temple. Masacre en la cárcel de París. Batalla de Valmy.

45. Se vota la muerte del Rey. Le seguirán su esposa y muchos nobles. El Terror comienza en París; en Francia, guerra civil; en el exterior, guerra.

46. Ampliación sobre la especial personalidad de Luís XVI, que hubiera sido un perfecto sacristán, pero fue un pésimo Rey.       

47. Francia gana en todos los frentes, termina el peligro exterior y se acalla la sublevación de provincias. En París, el Terror en su cima.

48. Muerte de Robespierre y final del Terror. La vida sigue, los nuevos ricos rebelan a la Comuna. Para sofocar la rebelión se llama a Bonaparte.

49. Bonaparte conquista Italia para Francia, venciendo a Austria, a Roma y a Venecia. En París, hay golpes del neófito Estado.

50. Bonaparte fracasa en Egipto ante Nelson. Vuelve a París y se suma al último golpe de Estado. Asciende a Primer Cónsul.

51. Aprovechando su popularidad, fruto de sus victorias y del fallido atentado inglés, Napoleón se corona Emperador. 

52. La labor civil de Napoleón, su gran obra. Dos nuevas coaliciones en 1.805 y 1.806, que no triunfan. El bloqueo a Inglaterra.

53. Napoleón entra “medio a buenas” en España, pero el pueblo se rebela y empiezan sus problemas.

54. Napoleón enfrentado con España, con el Papa y con Europa en la quinta coalición. Corre el año 1.809. 

55. Con la guerra en España en su cuarto año, Napoleón invade Rusia, lo que se convierte en un desastre. A los dos años ha de dimitir.

56. Entran en París los soberanos de la Liga aliada. Napoleón parte para la isla de Santa Helena. Luís XVIII inicia su reinado como buen Borbón.

57. Napoleón intenta recuperar el poder, pero su intento se salda con la derrota de Waterloo. Confinado en la isla de Santa Helena acaba sus días.

.

      Van a jugar las fuerzas que funcionaban en aquel entonces y se verá, una vez más, que la singularidad protagonista es más sensata que la pluralidad acompañante. Esto, en las otras alas, es igual; lo vimos cuando Napoleón concedió más libertad a Francia, a la vuelta de Elba : Defraudó a sus seguidores, que eran partidarios de mano dura con el pópulo. Y es que una cosa es “predicar” y otra cosa es “dar trigo“, como decía aquel verso, de no sé quién – pero era un clásico nuestro – que tengo, hasta me he leído y que en breve traeré aquí.

        El testamento de Luís XVIII, un hombre sensato, hasta donde la familia le dejó ser, tiene cierto parecido con el de Luís XIV, un granuja que no tenía familia que pesara. Y ambos difieren profundamente del testamento de Luís XIX.

.

Vuelta de Luís XVIII

.

Mas con lo que hacen otros – hay que continuar

y aquí se verifica – ese viejo cantar

de que “quien detrás venga – muy bien te va a dejar”.

Fouché, que de chaqueta – es experto en cambiar,

y otros tres parlamentan – sin con ello lograr   

que los aliados paren – su guerrero marchar

hacia París y entonces – es forzoso cambiar

y ser un tanto abiertos – y más bazas dejar

a quienes están hartos – del franco lupanar.

.

Y Luís XVIII vuelve, – lo vuelven a aclamar,

que a Francia no le importa – el que venga a mandar,

sino el cargo y las tierras, – que quiere conservar

y Luis, aconsejado, – se apresuró a aclarar

que son sus intenciones – la su Carta ampliar

y dar más libertades – y ya no más viajar;    

que lo de los Cien Días – le han hecho atemperar

y no tan orgulloso – se suele ya mostrar,

y ve claro que sólo – podrá el trono ocupar

si lo que quiere el pueblo – él sabe respetar.

.

Luís XVIII, de joven, cuando era Duque de Provence. Días felices

París 58 Vuelta de Luís XVIII Intransigencia de la nobleza

(Fuente: Histoire de France Illustrée. Tomo II, des 1.610 à nos jours. Paris, Librairie Larousse, hacia 1.912)

.

La intransigencia de la nobleza

.

Y no es él el problema – que todo hará rodar,

que son los emigrados, – que no saben captar

que la Francia ha cambiado – y quieren retornar

a cuando Luís Catorce – reinaba a buen reinar.

Ésos son implacables” – solía comentar

y “ésos” eran su hermano, – que luego va a reinar,  

su cuñada y sobrinos, – que parecen gozar

practicando un deporte, – mariscales cazar.

.

Ejecución del Mariscal Ney, por Gèrome.

(Ney guió las tropas francesas al volver de Rusia. Nótese la cabeza del oficial.)

París 58 Vuelta de Luís XVIII Intransigencia de la nobleza

(Fuente: Histoire de France Illustrée. Tomo II, des 1.610 à nos jours. Paris, Librairie Larousse, hacia 1.912)

.

Las fuerzas políticas

.

Y todo su reinado – es un forcejear,

de un lado, la derecha, – que sólo sabe odiar

a todo el que por Francia – fue hace poco a luchar.

Con ellos está el clero, – y quieren implantar

la censura de prensa – y también controlar

en Francia la enseñanza, – que empiezan a apuntar

peligrosas tendencias – que se deben cortar.

Luego, los liberales, –  que en el centro han de estar,   

que piensan que la Carta – se debe de aplicar,

y que ha de, como siempre, – en Francia un Rey reinar,

y que a un extremo o al otro – se habrán de decantar.

Y en el extremo izquierdo – se van a colocar

los que no quieren Carta, – pues les gusta pensar

que el pueblo es el que tiene – derecho a decretar

cómo han de ser las cosas, – y esto van a apoyar

los que fueron del Corso, – todo aquél que a comprar

los bienes confiscados – se decidió a apostar,

el que es republicano – y el que ve peligrar   

su status si ganara – la derecha sin par.

.

Luís XVIII en su despacho, por Gèrard (Museo de Versalles)

     París 58 Vuelta de Luís XVIII Intransigencia de la nobleza

(Fuente: Histoire de France Illustrée. Tomo II, des 1.610 à nos jours. Paris, Librairie Larousse, hacia 1.912)

.

Política interior, dentro de lo posible

.

El Rey, sin mucha fuerza, – procurará paliar

los fallos de su hermano, – pero va a fluctuar

porque todo su entorno, – claro, le va a empujar

a hacer caza de brujas, – que es lo que va a pasar

en los departamentos, – en que se va a matar

a quien en los Cien Días – no acertó en su actuar

e hicieron una lista – de veinte a fusilar,

y otra de unos cuarenta, – éstos a deportar,

los que eran generales – o gentes que a mandar    

tropas que bien lucharon – por tierra o bien por mar.

Según las circunstancias – el Rey pudo nombrar

los Ministros que quiso – o le hicieron tomar

la diestra ultramontana, – que no puede parar.

Y cuando a un desgraciado – se le ocurrió matar

al hijo al que el hermano – tal vez fuera a dejar             (que no lo dejará, porque deberá abdicar …)

en el trono de Francia, – si consigue llegar

al final de sus días – sin tener que abdicar,

los ultras culpan de ello – y logran expulsar

a Decazes, que lograra – la censura quitar,                 (pronunciar Decás)    

poniendo a Richelieu, – que la vuelve a implantar.

.

El Duque Decazes y el duque de Richelieu, Ministros de Luís XVIII

París 58 Vuelta de Luís XVIII Intransigencia de la nobleza   París 58 Vuelta de Luís XVIII Intransigencia de la nobleza

(Fuente: Histoire de France Illustrée. Tomo II, des 1.610 à nos jours. Paris, Librairie Larousse, hacia 1.912)

.

El Duque asesinado – no va a Francia dejar

sin una descendencia – que la pueda guiar,

pues Madame la Duquesa – a todos va a asombrar

cuando a los siete meses – un varón va a alumbrar,

el niño del milagro”, – le van, claro, a llamar.

.

Los Cien Mil Hijos de San Luís

.

Y estando en una de éstas – sucede algo sin par,

y es que damos la nota – en tiempo y en lugar

cualquiera. Recordemos – que el Corso hizo abdicar

al Rey Fernando Séptimo, – que pudo regresar    

a España cuando al Corso – lograron derrotar.

Fernando, ya en España, – juraba respetar

una Constitución – que no le iba a gustar

y al cabo de tres años – fuese a solicitar

que le manden ayuda, – ayuda militar,  

porque se siente preso – y no puede reinar

como Rey absoluto, – como él quiere reinar.

En Francia se le apoya, – el Rey quiere mediar,

que el otro es su sobrino, – mas no le han de dejar

y así los “Cien Mil Hijos – de San Luís” ve llegar  

el español de a pie, – que vienen a implantar

lo que en Francia quisieran – tener y disfrutar,

y que, claro, lo implantan, – nadie lo va a evitar,

porque están ocupados – en ver qué hay que sembrar

o en calcular a dedo – el impuesto a pagar,     

que falta una política y – cultura popular.

.

El testamento de Luís XVIII

.

El Rey Luís hace versos, – que suele publicar

en regios folletines, – y le gusta estudiar

los clásicos latinos, – pero tiene un pesar –

además de la gota – que no le deja andar –   

que sabe que su hermano – no va a saber reinar,

sabe que sus problemas – le va pronto a pasar

y a punto de pasarlos – le quiere aleccionar:

Mira, he serpenteado – de siempre y sin parar

entre los tres partidos, – como lo hizo el sin par

Enrique, el de Navarra, – mas le he de aventajar,

porque en lecho de plumas – conseguiré acabar

y él iba en su carroza – cuando el apuñalar.

Haz tú, Carlos, lo mismo – y así podrás lograr

que como yo, tranquilo – y con paz, expirar.”   

Y eso dicho, marchose – a un lejano lugar.

.

Continuará …

.

………. Fernando Conde Torrens es autor de “Simón, opera magna”, “El Grupo de Jerusalén”, “La Salud” y una serie de artículos sobre el mundo de las ideas. En http://www.sofiaoriginals.com/ expone los resultados de sus investigaciones sobre la eterna búsqueda del ser humano.

.

París 58 Vuelta de Luís XVIII Intransigencia de la nobleza  París 58 Vuelta de Luís XVIII Intransigencia de la nobleza  París 58 Vuelta de Luís XVIII Intransigencia de la nobleza 

París 58 Vuelta de Luís XVIII Intransigencia de la nobleza  París 58 Vuelta de Luís XVIII Intransigencia de la nobleza  París 58 Vuelta de Luís XVIII Intransigencia de la nobleza 

París 58 Vuelta de Luís XVIII Intransigencia de la nobleza  París 58 Vuelta de Luís XVIII Intransigencia de la nobleza  París 58 Vuelta de Luís XVIII Intransigencia de la nobleza 

París 58 Vuelta de Luís XVIII Intransigencia de la nobleza  París 58 Vuelta de Luís XVIII Intransigencia de la nobleza  París 58 Vuelta de Luís XVIII Intransigencia de la nobleza

París 58 Vuelta de Luís XVIII Intransigencia de la nobleza  París 58 Vuelta de Luís XVIII Intransigencia de la nobleza  París 58 Vuelta de Luís XVIII Intransigencia de la nobleza 

París 58 Vuelta de Luís XVIII Intransigencia de la nobleza  París 58 Vuelta de Luís XVIII Intransigencia de la nobleza  París 58 Vuelta de Luís XVIII Intransigencia de la nobleza 

París 58 Vuelta de Luís XVIII Intransigencia de la nobleza  París 58 Vuelta de Luís XVIII Intransigencia de la nobleza  París 58 Vuelta de Luís XVIII Intransigencia de la nobleza

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *