Escuela virtual de Sabiduría de Pamplona.

fcondetorrens@hotmail.com

París 71 La población civil Gambetta Valor parisino Últimos cartuchos

«París 71 La población civil Gambetta Valor parisino Últimos cartuchos» refleja el fin de una época, la época de la mentalidad imperial. A Francia le fue bien con esa mentalidad, cuando arrolló a naciones más débiles, hoy diríamos «tercermundistas«. Prusia era otra cosa.

.

© Copyright  Fernando Conde Torrens, el miércoles 10-6-2.009

.

.

.

1. Entra París en la Historia de la mano de Julio César. Uno de los pueblo galos, los Aeduos, llama en su ayuda a Roma.

2. Roma, con Julio César, expulsa a los Helvecios y, a petición de los Aeduos, derrota y expulsa a los germanos de Ariovisto.

3. Cuando Galos y Romanos quedan solos, la Galia se rebela contra el invasor, amigo de los Aeduos y de unos pocos más. César sitia Alexia.

4. César toma Alexia, pacifica la Galia, celebra su triunfo en Roma y deja paso a Octavio, que será Augusto perpetuo. La Galia es ya una provincia.

5. Nada importante sacude París hasta la llegada del César Juliano, que en París es proclamado Augusto. Con los bárbaros, una nueva etapa.

6. Reinan en Francia los merovingios y luego los carolingios, mientras los vikingos hacen correrías casi cada año.

7. Comentarios sobre los periodos pasados.

8. Hugo Capeto, señor de París, se hace coronar rey en Reims. Le sucede su hijo Roberto. Reyes Capetos hasta las Cruzadas.

9. Felipe Augusto engrandece y embellece París. Luis VIII reinó poco y repartió mal el Reino. San Luis, Luis IX, embelleció París.

10. Termina la línea de los Capetos por línea directa y se inicia la colateral de los Valois. Felipe VI hace frente malamente a la invasión inglesa.

11. A Felipe V le sucede Juan II, todo un caballero medieval, y sufre nueva derrota en Poitiers, cayendo preso. El Delfín Carlos lo hace mejor.

12. La invasión de Eduardo II fracasa porque Carlos V dirige bien sus fuerzas. Mejora de París. Muerte de Carlos V e inicio de la guerra civil.

13. Juan sin Miedo mata a Luis de Orleáns: Guerra civil. Llama a Enrique V de Inglaterra. Desastre de Azincourt. Toma de Rouen. Matan a Juan.

14. Los ingleses se hacen con el poder en Francia norte y sitian Orleáns, apareciendo Juana Dearco que invierte la situación. Coronación en Reims.

15. Comentarios sobre la marcha del trabajo y episodios finales en la vida de Juan de Arco.

16. La Guerra de los Cien Años da un brusco viraje cuando se pone fin a la guerra civil francesa. Política acertada de Carlos VII.

17. Últimos años de Carlos VII, con un triste final familiar y acceso de su hijo, que fue un Rey desabrido, con su padre y con todo el mundo.

18. Las tres últimas campañas de la nobleza contra Luís XI, la ambición de Carlos en Temerario y su muerte. Muerte de Luís XI.

19. Regencia de Ana de Beaujeu durante la minoría de edad de Carlos VIII. Ínfulas conquistadoras de éste.

20. Carlos VIII es atacado en Italia pero logra vencer y volver a casa. Luís XII hace algunos arreglos y parte para Italia, en alianza con los Borgia.

21. Desventuras de Luís XII en Italia. Acceso al trono de Francisco I.

22. Las guerras casi continuas que Francisco I de Francia mantuvo contra el Emperador Carlos V.

23. Reinado de Enrique II, hijo de Francisco I, que lucha contra Carlos V y, cuando éste abdica, contra Felipe II, hasta su muerte en un accidente.

24. Se inician las guerras de religión por la intolerancia de todos los que moran en Francia en tal época. La Regente Catalina trata de poner paz.

25. Los reinados de Carlos IX y de Enrique III ven aumentar las luchas religiosas. Enrique de Navarra se perfila como posible sucesor.

26. Acceso de Enrique, Rey de Navarra, al trono de Francia al morir Enrique III; será Enrique IV. Apaciguamiento del Reino.

27. Labor política y muerte violenta de Enrique IV. Le sucede su hijo de 9 años bajo Regencia de la madre. 

28. Reina Luís XIII por intermedio de Richelieu. De naturaleza débil, muere joven y deja un niño de 5 años como heredero. Regenta la viuda.

29. Características personales de Luís XIII. La historia del hombre de la máscara de hierro (realmente era terciopelo negro).

30. Derrotas sucesivas de España hacen de Francia un país fuerte. El descontento interior genera La Fronda, una mini-revolución.

31. Hoy de Luís XIV la vida amorosa, – que fuera con todas menos con su esposa.

32. Apoyo a las Artes por parte de Luís XIV.

33. Muerte de Luís XIV y su nieto Luís XV, de sólo 5 años, hereda el trono, bajo Regencia de su tío Felipe de Orleáns.

34. Luís XV accede al trono y gobierna mediante el Cardenal Fleury. Guerra contra Austria.

35. A la muerte de Fleury Luís XV inicia sus reales amoríos. En política exterior fue menos afortunado que Luís XIV, el Rey Sol.

36. La guerra con Prusia termina en derrota. Muere Luís XV rechazado por casi todos, mientras en Francia la sociedad cambia.

37. Los ingredientes: Un Rey sin decisión, una Corte anclada en el pasado, una nobleza ciega, un país arruinado, el descontento popular.

38. Ante la gravedad de la crisis económica, Luís XVI convoca Estados Generales, aunque con tibieza y desgana.

39. Los inicios de los estados Generales que pronto se convierten en Asamblea Nacional. El Rey no coincide con estos planteamientos.

40. Tras la toma de la Bastilla, se produce un movimiento de péndulo: El Rey saca de París las tropas y la Asamblea se acerca al Rey.

41. La anarquía se posesiona de Francia entera con la quema de mansiones señoriales. La multitud toma Versalles: El Rey, a París.

42. Desaparecen de la escena política Necker y Mirabeau. Ascienden Robespierrre, Danton y Marat. Fuga fallida del Rey.

43. Inicia su mandato la Nueva Asamblea y el Rey opone su veto. La turba se lo reprocha. En la guerra contra Austria, Francia pierde batallas.

44. Tras la toma de Versalles, llega la toma de las Tullerías y el Rey pasa a la Torre del Temple. Masacre en la cárcel de París. Batalla de Valmy.

45. Se vota la muerte del Rey. Le seguirán su esposa y muchos nobles. El Terror comienza en París; en Francia, guerra civil; en el exterior, guerra.

46. Ampliación sobre la especial personalidad de Luís XVI, que hubiera sido un perfecto sacristán, pero fue un pésimo Rey.       

47. Francia gana en todos los frentes, termina el peligro exterior y se acalla la sublevación de provincias. En París, el Terror en su cima.

48. Muerte de Robespierre y final del Terror. La vida sigue, los nuevos ricos rebelan a la Comuna. Para sofocar la rebelión se llama a Bonaparte.

49. Bonaparte conquista Italia para Francia, venciendo a Austria, a Roma y a Venecia. En París, hay golpes del neófito Estado.

50. Bonaparte fracasa en Egipto ante Nelson. Vuelve a París y se suma al último golpe de Estado. Asciende a Primer Cónsul.

51. Aprovechando su popularidad, fruto de sus victorias y del fallido atentado inglés, Napoleón se corona Emperador. 

52. La labor civil de Napoleón, su gran obra. Dos nuevas coaliciones en 1.805 y 1.806, que no triunfan. El bloqueo a Inglaterra.

53. Napoleón entra «medio a buenas» en España, pero el pueblo se rebela y empiezan sus problemas.

54. Napoleón enfrentado con España, con el Papa y con Europa en la quinta coalición. Corre el año 1.809. 

55. Con la guerra en España en su cuarto año, Napoleón invade Rusia, lo que se convierte en un desastre. A los dos años ha de dimitir.

56. Entran en París los soberanos de la Liga aliada. Napoleón parte para la isla de Santa Helena. Luís XVIII inicia su reinado como buen Borbón.

57. Napoleón intenta recuperar el poder, pero su intento se salda con la derrota de Waterloo. Confinado en la isla de Santa Helena acaba sus días.

58. El destierro de los Cien Días atempera a Luís XVIII, quien gobierna a pesar de los suyos. La nobleza hace de las suyas. Muere Luís XVIII.

59. Carlos X mantiene las formas de la antigua monarquía, alejándose de los diversos sectores de la sociedad. Terminará abdicando 6 años después.

60. Los políticos culminan la rebelión de la Comuna entronizando a Luís-Felipe, hijo de Felipe-Egalité. Reina y gobierna con visión de Estado.

61. Luís-Felipe no se puede sustraer a las condiciones de su tiempo y, aunque toma decisiones en su mayoría juiciosas, el azar juega en su contra.

62. Una cena de protesta, una barricada estudiantil, un disparo, varias descargas y 20 muertos marcan el final de la monarquía de Luís-Felipe.

63. Por abrumadora mayoría Luis-Napoleón es elegido Presidente de la República. Un golpe de Estado, ejecutado con guante blanco, y Emperador.

64. La forma de pensar de Luís-Napoleón le impiden dar juego político y sigue siendo un remedo moderno de Luís XIV. Mientras todo vaya bien …

65. La política de Luís-Napoleón en Italia no contenta a nadie. La aventura mejicana, de donde se retira, termina en fracaso.

66. Hubo también éxitos en la política exterior, en que aliada de Inglaterra, Francia se llevó una parte, pequeña, en el reparto del mundo.

67. Al mal hacer en Italia y en Méjico se une una apertura de mercados desafortunada. Napoleón III gira a la izquierda y da juego político.

68. Un par de incidentes enfrentan a París con la Prusia de Bismarck. La sucesión de la corona española abre un abismo entre Francia y Prusia.

69. Todos los estamentos de Francia, convencidos de ser la nación invulnerable, terminan por declarar la guerra a Prusia.

70. Francia declara la guerra a Prusia. Tremendo error que a Napoleón III le costará el trono y a Francia 5.000 millones de francos.

.

        Hoy veremos el desenlace obligado: Francia derrotada por una potencia a la que desconoció y, en su ignorancia, retó y Prusia, la posterior Alemania, convertida en la primera potencia europea continental. Los tiempos gloriosos de Francia ya son cosa del pasado. Los tiempos modernos introducen muchos cambios y Francia ha de someterse a ellos. Un sueño se desvanece, las aventuras imperiales, la guerra romántica, el águila imperial … al final veremos la visión que de la misma tenía un amigo nuestro, gruñón empedernido, crítico mortal.

.

La población civil

.

París queda sitiado, – Gambetta escaparía

de la ciudad en globo, – y en Tours conseguiría

reunir un ejército, – al que pronto daría

como meta Orleáns, – que se liberaría,

sembrando la esperanza – en la ciudadanía.

Pero la guerra es cruda, – gana la mayoría

y ésa estaba con Prusia – y ésta derrotaría

a Gambetta y su gente, – que a Burdeos se iría

y no se iba más lejos – porque ya no podía.  

.

Gambetta, fotografía de Carjat

 París 71 La población civil Gambetta Valor parisino Últimos cartuchos

(Fuente: Histoire de France Illustrée. Tomo II, des 1.610 à nos jours. Paris, Librairie Larousse, hacia 1.912.) 

.

El valor parisino

.

Mientras tanto en París – la gente resistía,

carecen de alimentos, – munición poca había,

ladridos y maullidos – nadie en París oía,

que todo perro y gato – a la olla pronto iría.

Resistir es inútil, – aumentar la sangría,

sin ninguna esperanza – de ganar algún día.

.

Los últimos cartuchos, por A. de Neuville

 París 71 La población civil Gambetta Valor parisino Últimos cartuchos

(Fuente: Histoire de France Illustrée. Tomo II, des 1.610 à nos jours. Paris, Librairie Larousse, hacia 1.912.) 

.

No sólo la honra

.

Mientras París se rinde, – Gambetta resistía

y en Burdeos airado – en gritos prorrumpía

al saber que en Versalles – paz con la Prusia había.

Gambetta, pues, dimite, – y Bismarck sonreía    

pues esta discrepancia – a él le favorecía.

.

El cementerio de Saint-Privat, por A. de Neuville

 París 71 La población civil Gambetta Valor parisino Últimos cartuchos

(Fuente: Histoire de France Illustrée. Tomo II, des 1.610 à nos jours. Paris, Librairie Larousse, hacia 1.912.) 

.

La oportunidad monárquica

.

Con la Francia ya en paz – la vida proseguía;      

hubo, claro, elecciones – y en ellas ganaría

el partido que menos – o nada intervenía

en la brutal derrota – que la Francia tenía

en su “Debe” reciente. – Logró amplia mayoría

la gente que apoyaba – la antigua monarquía,

pero ello no condujo, – como alguno quería,

a que viniera el Rey, – que a tal categoría

dos candidatos optan – y ninguno cedía.       

El Conde de Chambord ,- por legítima vía,

y el Conde de París, – cuya línea venía

de la rama Orleáns, – y ninguno quería

manejar la derrota – que su país sufría.

.

Negociaciones de paz

.

Así que la República – allá se instalaría

Y ¿quién mejor que Thiers – en toda Francia había,

con más merecimientos? – Y Thiers dirigiría

la legación que a Prusia – contentar pretendía

dejando en la jugada – lo menos que podría.

.

Thiers, fotografía de Pierre Petit

 París 71 La población civil Gambetta Valor parisino Últimos cartuchos

(Fuente: Histoire de France Illustrée. Tomo II, des 1.610 à nos jours. Paris, Librairie Larousse, hacia 1.912.) 

.

Las estipulaciones

.

Bismarck cuatro provincias – de la Francia quería.

Thiers forzará las cosas – y del pago saldría

una ciudad, Belfort, – que a Prusia resistía                    (pronunciar Belfor, aguda)

tres meses en asedio – y sólo se rendía

ya con la paz firmada, – porque Francia quería.

Mil millones de francos – del pago bajaría,

que era mucho dinero, – aunque recogería

el dinero muy pronto. – Con ello acabaría

la ocupación prusiana. – El tratado decía

que la Prusia en París – un desfile tendría

y, cierto, lo tuvieron, – mas nadie acudiría 

y con banderas negras – París amanecía

y una sábana negra – las estatuas cubría,

no vieran la vergüenza – de lo que sucedía.

.

La coronación en Versalles

.

Y Guillermo en Versalles, – ¡ay!, se coronaría

Emperador de Prusia, – que eso es lo que traía

apoyar crecimientos – con una intención pía,

que el vecino de arriba – después de que crecía  

y sin contemplaciones – la jugada te hacía.

.

Mentalidad imperial

.

Así que entre granujas – mucho mejor sería

mantenerlo pequeño – y de escasa valía      

con ejército flojo, – con pobre economía

y su cuello aplastado – bajo la bota mía.

Se entiende la política – que se lleva hoy en día

de abusar del negrito, – coger lo que tenía,

explotar sus activos, – como ya Roma hacía,

cambiar sus minerales – por cualquier fruslería

y medrar a su costa – lo más que se podría;

no venga otro granuja – y con alevosía

lidere a los negritos, – trunque mi hegemonía,

y libere a los negros – de mi presencia impía     

y mi industria no tenga – lo que antaño tenía,

ni compita en el mundo – como antes competía

con naciones granujas – que siguen en la vía

de la bota en el cuello, – como siempre se hacía.

.

Me temo no hay remedio – en esta Tierra mía

en tanto los granujas – sigan con la manía

de meterse en el bolso – tanto como cabría

y, para ello, escalando – y ocupando a porfía

los puestos principales, – y de noche y de día

haciendo granujadas. – Lo que uno hacer podría     

es pasar de granujas – y de su villanía,

viviendo con el mundo – en paz y en armonía,

o, si uno es belicoso – y sin granujería,

aprestarse a la lucha, – como antaño se hacía,

juntándose con otros – de tal ideología

y exponiendo la vida, – para que luego un día

tras años de batallas, – de lucha y rebeldía,

alcanzada la cima, – ver que en torno no habría

sino una nueva clase, – que se aprovecharía

de todos los resortes – que ya por fin tenía,  

como cada granuja – que en el pasado había

abusado del pueblo – diciendo le servía.

.

El águila imperial vista por Victor Hugo

París 71 La población civil Gambetta Valor parisino Últimos cartuchos

(Fuente: Les Chatiments. París. J.Hetzel et Cíe, Editeur.) 

.

Fábula o Historia

.

Un mono cierto día – sintiendo un ansia loca

la piel de un viejo tigre – encima se coloca.

El tigre fue malvado, – el mono será atroz –

con la piel se ha endosado – un carácter feroz –

y chirriando los dientes – al pronto exclamaría:

¡Yo soy el rey del bosque – por la noche y el día!

Se emboscó entre los árboles, – vagó por la campiña,

y allí sembró el horror, – la muerte, la rapiña;

degolló caminantes, – mató cuanto podía,

hizo cuanto que hiciera – la piel que lo cubría.

Vivía en una cueva – cuajada de despojos.

Todos temen al tigre, – a lo que ven sus ojos.

Y gritaba, mostrando – las carroñas sangrientas:

¡Venid, mirad mi cueva, – repleta de osamentas!

¡Yo hago que todo tiemble, – que me tema y emigre,

nadie a mí se resiste! – ¡Mirad, yo soy un tigre!;

las bestias lo admiraban, – temiendo sus zarpazos,

mas llegó un domador – y lo tomó en sus brazos

y desgarró la piel – y dijo en alto tono:

¡Venid y mirad todos, – no es más que un simple mono!

.

Continuará …

.

……….  Fernando Conde Torrens es autor de «Simón, opera magna», «El Grupo de Jerusalén», «La Salud» y una serie de artículos sobre el mundo de las ideas. En http://www.sofiaoriginals.com/ expone los resultados de sus investigaciones sobre la eterna búsqueda del ser humano.

.

París 71 La población civil Gambetta Valor parisino Últimos cartuchos  París 71 La población civil Gambetta Valor parisino Últimos cartuchos 

París 71 La población civil Gambetta Valor parisino Últimos cartuchos  París 71 La población civil Gambetta Valor parisino Últimos cartuchos 

París 71 La población civil Gambetta Valor parisino Últimos cartuchos  París 71 La población civil Gambetta Valor parisino Últimos cartuchos 

París 71 La población civil Gambetta Valor parisino Últimos cartuchos  París 71 La población civil Gambetta Valor parisino Últimos cartuchos 

París 71 La población civil Gambetta Valor parisino Últimos cartuchos  París 71 La población civil Gambetta Valor parisino Últimos cartuchos 

París 71 La población civil Gambetta Valor parisino Últimos cartuchos  París 71 La población civil Gambetta Valor parisino Últimos cartuchos 

París 71 La población civil Gambetta Valor parisino Últimos cartuchos  París 71 La población civil Gambetta Valor parisino Últimos cartuchos 

París 71 La población civil Gambetta Valor parisino Últimos cartuchos  París 71 La población civil Gambetta Valor parisino Últimos cartuchos

París 71 La población civil Gambetta Valor parisino Últimos cartuchos  París 71 La población civil Gambetta Valor parisino Últimos cartuchos

París 71 La población civil Gambetta Valor parisino Últimos cartuchos  París 71 La población civil Gambetta Valor parisino Últimos cartuchos

París 71 La población civil Gambetta Valor parisino Últimos cartuchos  París 71 La población civil Gambetta Valor parisino Últimos cartuchos

París 71 La población civil Gambetta Valor parisino Últimos cartuchos  París 71 La población civil Gambetta Valor parisino Últimos cartuchos

París 71 La población civil Gambetta Valor parisino Últimos cartuchos  París 71 La población civil Gambetta Valor parisino Últimos cartuchos

París 71 La población civil Gambetta Valor parisino Últimos cartuchos  París 71 La población civil Gambetta Valor parisino Últimos cartuchos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *