Escuela virtual de Sabiduría de Pamplona.

fcondetorrens@hotmail.com

París 9 Felipe Augusto Luis Octavo San Luis Noveno

París 9 Felipe Augusto Luis Octavo San Luis Noveno

© Copyright  Fernando Conde Torrens, el Lunes 12-1-2.009

.

.

.

1. Entra París en la Historia de la mano de Julio César. Uno de los pueblo galos, los Aeduos, llama en su ayuda a Roma.

2. Roma, con Julio César, expulsa a los Helvecios y, a petición de los Aeduos, derrota y expulsa a los germanos de Ariovisto.

3. Cuando Galos y Romanos quedan solos, la Galia se rebela contra el invasor, amigo de los Aeduos y de unos pocos más. César sitia Alexia.

4. César toma Alexia, pacifica la Galia, celebra su triunfo en Roma y deja paso a Octavio, que será Augusto perpetuo. La Galia es ya una provincia.

5. Nada importante sacude París hasta la llegada del César Juliano, que en París es proclamado Augusto. Con los bárbaros, una nueva etapa.

6. Reinan en Francia los merovingios y luego los carolingios, mientras los vikingos hacen correrías casi cada año.

7. Comentarios sobre los periodos pasados.

8. Hugo Capeto, señor de París, se hace coronar rey en Reims. Le sucede su hijo Roberto. Reyes Capetos hasta las Cruzadas.

.

París en tiempo de Felipe Augusto

París 9 Felipe Augusto Luis Octavo San Luis Noveno

(Fuente: París-Atlas. Fernand Bournon. Paris, Librairie Larousse, hacia 1.912.)

.

FELIPE AUGUSTO

Su hijo es Felipe Augusto, – rey sabio y moderado,

Notre Dame se comienza – a alzar en su reinado.

También Los Inocentes – el rey ha financiado,

que es una iglesia grande – a la que han adosado

un amplio cementerio, – para ser enterrado

quien en París fenece – y de un modo ordenado.

El Palacio del Louvre – viose también ampliado,

de una torre bien alta – le ha Felipe dotado

y en París introdujo – moderno adoquinado,

evitando que el barro, – maloliente y pesado,

moleste al caminante, – humilde o potentado.

.

Palacio del Louvre, en la margen derecha del Sena, aguas abajo

 París 9 Felipe Augusto Luis Octavo San Luis Noveno

(Fuente: París-Atlas. Fernand Bournon. Paris, Librairie Larousse, hacia 1.912.)

.

El bosque de Vincennes – halo todo cercado

de valla de madera, – de animales llenado,

ha colocado guardas – y así lo ha transformado

en parque natural – y, claro, está vedado

cazar ciervos y liebres – o matar un venado.

Los muros que su abuelo – había comenzado,

la muralla que cierra – París de lado a lado,

la completa y refuerza, – y cada puerta ha dado

rejas para de noche – dejar París cerrado.

Y al hacer las murallas – de París ha dejado

que haga hornos todo el mundo – y con ello evitado

monopolios que habían – los reyes otorgado

con lo cual unos pocos – tenían controlado

la cocción de los panes – de trigo o de salvado.

Murió Felipe Augusto – y París le ha llorado;

en Francia confiaba – pues él no ha coronado

a su hijo previamente, – no lo ha necesitado,

que su Francia se vuelca – en quien está a su lado.

.

LUIS OCTAVO

.

Luis Octavo ascendió – al trono fácilmente,

todos lo deseaban – y muy fervientemente,

los Capetos estaban – en Francia firmemente

establecidos, pero – en algo fue imprudente,

de cuatro hijos que tuvo – fue un padre muy ferviente

dejó a los tres pequeños – un terreno imponente,

para el mayor, el trono – y el poder preferente,

mas con ello volvía – a etapa precedente

cuando los carolingios – y aquella  antigua gente

repartían el reino – de manera imprudente,

creando circunstancia – muy poco conveniente,

pasa así que a los nobles, – que siempre están enfrente

del rey, se unen hermanos – o un lejano pariente

con un derecho, más – o menos evidente,

para ascender al trono – y el lío es inminente.

 

La Plaza de Grève, margen derecha, antes del Grand Pont

París 9 Felipe Augusto Luis Octavo San Luis Noveno

(Fuente: París-Atlas. Fernand Bournon. Paris, Librairie Larousse, hacia 1.912.)

.

Cometió otra imprudencia, – que prematuramente

murió, sólo tres años – de Francia estuvo al frente;

murió porque le hirieron – fatal y mortalmente

cuando estaba luchando – contra el noble siguiente.

Su hijo mayor tan sólo – era un adolescente,

que doce años cumplía – y afortunadamente

la madre que tenía – hizo frente al presente;

fue Blanca de Castilla – la consorte regente,

frenó en seco a los nobles, – que muy astutamente

pensaron a la Francia – poder hincarle el diente.

Derrotó a los ingleses, – que muy ladinamente

avanzaron sus huestes – con sentir evidente

de que un rey jovencito – es del cielo un presente.

Concertó matrimonios – y lo hizo sabiamente,

ampliando los dominios – Capetos hacia Oriente,

al mayor, Luis, casaba – indisolublemente

con la que la Provenza – tuvo como presente

cuando murió su padre. – Para el hijo siguiente

apañó que Toulouse – era un bien conveniente,

y a la herejía cátara – dio fin de inteligente

manera para Francia. – Y no fue inconveniente

tal tipo de manejos – para cristianamente

educar a Luis Nono, – al que muy puntualmente

hizo ascender al trono – cuando cumplió los veinte.

 .

La Torre de Neslé, en la margen izquierda del Sena, aguas abajo

París 9 Felipe Augusto Luis Octavo San Luis Noveno

(Fuente: París-Atlas. Fernand Bournon. Paris, Librairie Larousse, hacia 1.912.)

.

LUIS NOVENO, SAN LUIS

.

Era Luis rey piadoso, – también fuerte y valiente,

fue fiel a Margarita – lo que no era corriente,

llevó a Francia a un progreso – hasta culturalmente,

Roberto de Sorbón, – del que Luis fue cliente –

era su confesor, – dió generosamente  

donativos muy amplios, – lo que fue suficiente

para hacer un Colegio, – la Sorbona al presente.

Terminó Notre Dame, – la fachada que enfrente

del Sena linda al sur, – y construyó igualmente

la Sainte Chapelle, pensando – hacer la conveniente

Capilla de Palacio. – No es una obra imponente,

es una maravilla – del gótico naciente

con preciosas vidrieras. – Digamos finalmente,

de la suerte que tuvo – San Luis no fue consciente,

Alemania, Inglaterra, – y hasta el mongol de Oriente

estaban con problemas, – por eso fue creciente

la importancia que Francia – en Europa tenía.

 

Y esto nos da la regla – a la que obedecía

la sucesión de Imperios – y la mayor valía

de un rey o una nación, – que todo dependía

de cómo de potente – era el rey que tenía

la nación que frontera – con nuestra tierra hacía.

 

Si el rey era flojillo, – nuestra nación subía

y yo como monarca – tendré fama y hombría,

mas si el otro es un lince, – porca miseria mía,

me quita los calzones – si por ellos porfía.

 

Y tratando de Imperios, – lo mismo pasaría,

que un Imperio es potente – si ninguno crecía

con fuerza suficiente – y escasa cercanía.

Que Cartago fue fuerte – cuando Roma crecía,

y de los dos se impuso – el que al otro podría.

Y Egipto fue más grande – cuando Asiria tenía

sus problemas internos – y así es que no podía

conquistar nada mientras – la su casa barría.

 

Sentadas, pues, las bases – de esta filosofía

de la Historia del mundo, – sepamos qué ocurría

en el París que ansiamos – saber cómo crecía.

 

Posesiones de la Corona en tiempos de San Luis

París 9 Felipe Augusto Luis Octavo San Luis Noveno

(Fuente: Histoire de France Illustrée. Tomo I, des origines a 1.610. Paris, Librairie Larousse, hacia 1.912.)

.

San Luis, que era un buen hombre, – un testamento haría

en el que a su hijo lega – cómo reinar debía,

pero más que Felipe, – el nieto debería

hacer caso al abuelo, – porque se las traía.

.

“Hijo, con este escrito tu padre pretendía

enseñarte principios – de universal valía,

pues recuerdo dijiste – que caso ya me harías.

Ama a Dios sobre todo – y hazlo todos los días,

sin esto nada vales y no te salvarías.

Ten dulce el corazón – y haz muchas obras pías

con los pobres, con todos – que cuidar deberías.

Mantén los buenos modos que de joven tenías

y reprime las malas – costumbres, como hacías.

No impongas a tu pueblo – tasas ni demasías,

salvo ser necesario y que no haya otras vías.

Las gentes de tu entorno – elegir bien debías,

leales y prudentes, – recuerda que leías

la Sagrada Escritura y en concreto Isaías:

“A gentes que a Dios aman – juntarte deberías,

que hagan recta justicia – y no hagan perrerías”

y así de sus virtudes – tú te aprovecharías

y gobernarás Francia bien. Harto bien harías

en que sean prudentes – todas tus compañías,

religiosos o laicos, y con ellas tendrías

frecuentes parlamentos. – Huye de las impías

gentes y escucha atento – a Dios todos los días.”

.

Con otras sugerencias –  sigue este testamento,

que es extenso y prolijo, – por eso más no mento.

De dejar a Luis Nono – creo llegó el momento,

cuando ya el viento sopla – suave por barlovento.

.

La Torre del Temple

París 9 Felipe Augusto Luis Octavo San Luis Noveno

.

(Fuente: París-Atlas. Tomo I, des origines a 1.610. Paris, Librairie Larousse, hacia 1.912.)

Continuará …

.

………. Fernando Conde Torrens es autor de «Simón, opera magna», «El Grupo de Jerusalén», «La Salud» y una serie de artículos sobre el mundo de las ideas. En http://www.sofiaoriginals.com/ expone los resultados de sus investigaciones sobre la eterna búsqueda del ser humano.

.

París 9 Felipe Augusto Luis Octavo San Luis Noveno  París 9 Felipe Augusto Luis Octavo San Luis Noveno

París 9 Felipe Augusto Luis Octavo San Luis Noveno  París 9 Felipe Augusto Luis Octavo San Luis Noveno 

París 9 Felipe Augusto Luis Octavo San Luis Noveno  París 9 Felipe Augusto Luis Octavo San Luis Noveno 

París 9 Felipe Augusto Luis Octavo San Luis Noveno  París 9 Felipe Augusto Luis Octavo San Luis Noveno 

París 9 Felipe Augusto Luis Octavo San Luis Noveno  París 9 Felipe Augusto Luis Octavo San Luis Noveno 

París 9 Felipe Augusto Luis Octavo San Luis Noveno  París 9 Felipe Augusto Luis Octavo San Luis Noveno

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *