Escuela virtual de Sabiduría de Pamplona.

fcondetorrens@hotmail.com

Personas bisexuales y asexuales

Personas bisexuales y asexuales

.

© Copyright Fernando Conde Torrens, el Lunes 18-3-2.019

.

.

.

……….  Vamos con la sensibilidad (4), las personas bisexuales. Para ese caso, las explicaciones dadas en los cuatro primeros artículos ofrecen una posible respuesta. Se trataría de personas que han sufrido en alguna ocasión, la actual o la anterior, abusos por el progenitor del sexo opuesto. A pesar de ello, la víctima mantiene su sexo ancestral en esta ocasión, si el ataque viene del pasado. Pero la deformación o el rechazo del sexo opuesto no han sido tan fuertes como para rechazar de manera rotunda y definitiva el trato íntimo con el otro sexo.

……….  Se daría, en primer lugar, un rechazo del otro sexo y un comportamiento homosexual o lesbiano. Ello cuando la influencia del progenitor abusador fuese ominosa, en convivencia diaria con el mismo, y con él en vida, caso de ser el ataque en esta vida. Con el paso del tiempo – bien sea por maduración de la víctima o por muerte del opresor – pudiera darse una recuperación de la sexualidad no alterada. O bien la ambivalencia, con lo que entramos en el caso que interesa aclarar.

……….  Hay capacidad para ambas sensibilidades, y se elige uno u otro según el ambiente. Esa persona deberá llevar una doble vida. Funcionando con la sexualidad mejor admitida en su vida oficial, y obedeciendo a algo que ha creado hábito y que resulta atractivo, o complementario, en su segunda vida.

……….  Para tener en cuenta la facilidad con que se dan estas pautas sexuales hoy en día, no olvidemos la estimación hecha en artículos pasados de que en el 50% de los hogares se viven situaciones de abuso o represión de la personalidad del hijo o hija por parte del progenitor del sexo opuesto. Y estas actuaciones influyen y determinan el comportamiento del hijo/a, si el mismo no tiene una fuerte personalidad o, lo que es igual, un desarrollo evolutivo fuerte, que le permita superar e ignorar la acción potencialmente deformadora del progenitor temible.

.

Personas bisexuales y asexuales

.

……….  La sensibilidad (5), las personas asexuales (5), bien podría ser un caso particular del caso (4). En tal caso, la influencia del progenitor acosador originaría un rechazo del sexo en general. Se ha perdido el interés por la relación sexual. Se ha deformado el comportamiento genuino y la víctima entiende la relación sexual como un riesgo en el que no quiere volver a caer, volver a verse atrapado o atrapada, bajo ningún concepto.

……….  Esta asexualidad puede ser precoz o tardía. Si se manifiesta a la edad en que normalmente comienzan las relaciones con el otro sexo, la juventud, habría que mirar al ambiente familiar, al progenitor del sexo opuesto. Si el mismo verifica las condiciones de autoritario, posesivo, intolerante, agresivo, e incluso abusador, el origen estaría en esta vida. Si no es el caso y es precoz, el origen estaría en la existencia precedente.

………. Si no es precoz, sino que sucede avanzada ya la vida, tras alguna experiencia amorosa fallida, la raíz debe estar en ella. Habría que mirar en esa dirección para encontrar el origen. Y la persona causante deberá tener las características que ya hemos señalado repetidamente para provocar una inhibición duradera en la persona con la que se ha relacionado.

.

Personas bisexuales y asexuales  Personas bisexuales y asexuales  Personas bisexuales y asexuales Personas bisexuales y asexuales  Personas bisexuales y asexuales  Personas bisexuales y asexuales  Personas bisexuales y asexuales  Personas bisexuales y asexuales  Personas bisexuales y asexuales  Personas bisexuales y asexuales  Personas bisexuales y asexuales  Personas bisexuales y asexuales

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *