Escuela virtual de Sabiduría de Pamplona.

fcondetorrens@hotmail.com

Pintura 18. La fe y los cánones

© Copyright Fernando Conde Torrens, el 4-7-2.007

.

.

.

……….Vimos el día pasado dos características de los pintores romanos de Oriente, a juicio del autor de estas líneas. La primera y más evidente, que el pintor dibuja de memoria arquetipos, al igual que hicieron egipcios y helenos antes que él. Como segundo aspecto, se tratan las figuras una a una y cuando hay que hacer una composición con varios personajes, al tendencia es a adosarlos, uno al lado del otro. Es como si se dibujaran estatuas. Cuando van aisladas son estatuas aisladas. Cuando forman grupo, son un grupo de estatuas. Vea el lector los tres santos con aureolas de la parte derecha de la imagen.

……….Hay ocasiones en que el pintor no puede encajar a los personajes de manera aislada y ha de relacionarlos. Note el lector que, entonces, el nexo es el menor posible, como cuando Jesucristo toma de la mano a un habitante del Limbo para llevárselo consigo a un lugar más digno. Y note también que todos los personajes dan la cara al fiel, a fin de que el fiel los reconozca. Las pinturas de las iglesias cumplían una función didáctica, destinadas a un pueblo fiel que, felizmente, no sabía leer y al que había que llegar por la imagen. Son un grupo, pero realmente son tres figuras que se han acercado sin perder su independencia.

 ……….

Iglesia del Salvador de la Transfiguración. Pskov (Rusia). Frescos del ábside. Bajada al Limbo. Siglo XII.

(Fuente: Bizancio. El esplendor del Arte Monumental. Tania Velmans y otros. Lunwerg Editores, 1.999.)

 ……….

……….En esta forma de ver la pintura nacida en el Imperio romano de Oriente, que se vuelca hacia el tema religioso como consecuencia de la conversión del Imperio al Cristianismo, no hay ningún afán peyorativo no despectivo. Es una opinión desapasionada, que no prejuzga el valor del dibujo no del colorido ni de la buena fortuna de poder contemplar imágenes con mil años de antigüedad. El tratamiento de los vestidos da la impresión de ser asimismo imaginario. Los pliegues siguen líneas armónicas, ideales. En al figura anterior se aprecia este hecho en el extremo del manto del Salvador y del salvado del Limbo. Los dos mantos terminan en sendos y perfectos zig-zags, como debe ser.

……….Lo mismo cabe decir del ropaje de la sirvienta que vierte el agua para el baño del Niño, alguien tenía que hacerlo. Y lo mismo cabe decir del rostro anónimo, impersonal, de dibujo, de la muchacha. También el agua cae de manera perfecta, el chorro todo él de igual grosor durante la caída. El pintor pinta un mundo ideal y saca sus ideas de lo que en su cabeza se considera que debe ser un mundo ideal.

 ……….

Monasterio de Sopocani, en Serbia. Iglesia de la Santísima Trinidad. El baño del Niño. Detalle.

(Fuente: Bizancio. El esplendor del Arte Monumental. Tania Velmans y otros. Lunwerg Editores, 1.999.)

 ……….

……….En ocasiones la escena de grupo es inevitable, por ejemplo en Pentecostés o cuando un personaje importante muere, se supone que rodeado de personas que asisten a su marcha con semblante compungido. Tal es el caso del cuadro colectivo que viene a continuación. Nótese cómo todos los personajes miran de reojo o de soslayo. La manera de dar a entender que están desolados es que busquen con los ojos una solución a la situación que están viviendo, todos están inquietos y con los ojos en movimiento. Nótese lo poco realistas que son los pliegues de los dos mantos paralelos, el gris y el amarillo. Ideada una solución, la receta vale para todos los casos, como con los ojos. Y lo parecidos que son ambos rostros.

 ……….

La Dormición de la Virgen. Fresco de la nave principal de la Iglesia de Panagia Mavriotissa, en Kastoria (Grecia). Hacia 1.250.

(Fuente: Bizancio. El esplendor del Arte Monumental. Tania Velmans y otros. Lunwerg Editores, 1.999.)

……….

……….Se pueden encontrar mil pruebas de que no se pintaba del natural. Los músculos del abdomen de la ninfa marina y sus protuberancias mamarias la sitúan a tono con el animal que impulsa su supuesto carro, algo completamente irreal.

 ……….

Iglesia de la Anunciación del monasterio de Graçanica (Serbia), personificación del mar en el Juicio Final.

(Fuente: Bizancio. El esplendor del Arte Monumental. Tania Velmans y otros. Lunwerg Editores, 1.999.)

 ……….

……….Nos vamos a quedar aquí. Iba a cerrar el tema cuando de pronto … ¡zas! asoma un pavo. No me he resistido a traerlo a colación para ver la fecha en la que siguen apareciendo pavos reales en monumentos cristianos. Pero este pavo no nos aporta nada nuevo a lo que vimos en su día, ya que es de mediados del siglo XIII. Nos quedamos con las fechas que ya teníamos, hacia los siglos VI u VIII, como génesis de los pavos en monumentos cristianos.

 ……….

La presentación de María en el Templo, detalle con pavo.  Monasterio de Cristo en Cora. Constantinopla. Segunda mitad del siglo XIII.

(Fuente: Bizancio. El esplendor del Arte Monumental. Tania Velmans y otros. Lunwerg Editores, 1.999.)

 

……….Ya nos hemos paseado suficientemente sobre la Pintura del tiempo en que los valores religiosos marcan la pauta, de la mano de los Emperadores mal llamados bizantinos y en que sus artistas llevaban el arte de Constantinopla por la naciente Europa. Se fragua una reacción y esa reacción se va a dar en Italia. Pero no adelantemos acontecimientos. Aún nos quedan días en Julio para dar buena cuenta de los movimientos pictóricos que nos están esperando.

……….Porque, ya se sabe, en Agosto cerramos la tienda y nos vamos todos a la playa. Convendrá tomar antes un poco el sol para que no parezcamos nórdicos, albinos o desnutridos la primera semana de Agosto. Pero eso queda a cuenta del lector.

……….

Siguiente artículo: Pintura 19. Los primeros  balbuceos medievales.

……….

……….Fernando Conde Torrens es autor de “Simón, opera magna”, “El Grupo de Jerusalén”, “Año 303. Inventan el Cristianismo”, “La Salud” y una serie de artículos sobre el mundo de las ideas. En  http://sofiaoriginals.com expone los resultados de sus investigaciones sobre la eterna búsqueda del ser humano.

 

.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *