Escuela virtual de Sabiduría de Pamplona.

fcondetorrens@hotmail.com

Pintura 28. El Greco

© Copyright Fernando Conde Torrens, el 27-7-2.007

.

.

.

……….Vamos con mi segundo pintor favorito, en orden cronológico. Se trata de Domenikos Theotocopoulos, El Greco. Nació en Candía, Creta, hacia 1.548 y murió en 1.614, a los 66 años de edad. Educado en su tierra, posiblemente por los monjes, se familiarizó con los iconos de estilo bizantino. Creta pertenecía en aquella época a la República de Venecia, por lo que se supone que El Greco pasó a aprender a Venecia, donde habría asistido al taller de Ticiano. Si nos fijamos en el estilo pictórico, cabría decir que fue discípulo de Bassano, aunque otros aseguran que realmente su maestro fue Tintoretto. En 1.569, a los 21 años, fue a Roma atraído por el Cardenal Alejandro Farnesio. Volvió a Venecia, pero por poco tiempo, ya que se sabe que al poco puso rumbo a España, a su capital, Toledo.

……….El Greco está documentado que estuvo en Toledo desde el 1.577 hasta su muerte, 37 años más tarde. Sólo dos años más tarde, en 1.579, fue llamado por el rey Felipe II para decorar El Escorial, en construcción en aquella época. Es indudable que el estilo del Greco es muy personal. Se ha elucubrado si tenía un defecto en la vista o si pintaba las figuras alargadas de manera totalmente voluntaria. No resolveremos la duda aquí. El caso es que, incluso alargadas en exceso, su pintura es emotiva y muy especial. El Greco es algo posterior a Miguel Ángel y de él son estas palabras relativas a mi otro pintor favorito: “Miguel Ángel fue un personaje de gran importancia, pero no tenía ni idea de pintura”. Él sabría por qué lo decía …

……….He de reconocer un fallo, éste mío, no encuentro el libro que hace tiempo me compré sobre El Greco. Era tan pequeño … que no lo encuentro. En tiempos, antes de mi desviación hacia los libros, mi hobby principal era la Pintura, “como se demostrará en lo que sigue”. Pintaba, hacía exposiciones y hasta vendía algún cuadro que otro. Así fueron las cosas hasta que me dio el gusanillo de la investigación bíblica. Así que cambié de afición y desde entonces ya no pinto nada en casa. Me di cuenta de que no podía hacer las dos cosas, o pintar o escribir. En lugar de pintar, ahora escribo, de ahí el blog. En mi época de afición pictórica, me compraba libros de Pintura. Luego, al cambiar a los libros, pasé a comprarme libros de Filosofía y otros temas ligados a mi búsqueda. Ha sido en esta segunda época – cuando la economía me ha mejorado un poco – que puedo acopiar más libros. De ahí mi carencia de un libro decente sobre El Greco; que El Greco me perdone.

……….Habremos de conformarnos, pues, con lo que pueda sacar de un par o tres de libros que lo tocan como a un pintor más. Como le llamó Felipe II, ya se sabe, El Greco pintó muy especialmente cuadros religiosos. No en vano nuestro monarca era el defensor de la Cristiandad. La producción pictórica de El Greco reproduce todos los episodios más notables de la vida de Cristo y pintó a todos los apóstoles, a algunos más de una vez. Dicen las malas lenguas que El Greco gastaba tanto como ganaba, que le gustaba la vida de apariencia y que alquiló nada menos que 24 habitaciones en el palacio del Marqués de Villena. De ahí que tuviera que aceptar todos los encargos que le hacían, encargos que él culminaba con la rapidez y buen hacer que le caracterizaban.

……….El Greco prescinde casi siempre de toda idea de fondo, paisaje o entorno. Para él lo importante es el personaje foco del cuadro, el resto no existe. Y de ese personaje lo importante son sus extremidades, lo que se ve, el cuerpo tampoco existe, si no es para unir las partes visibles, las que él, el pintor, decide que se vean y que le van a servir para expresar la fuerza del personaje. Véase esta manera de generar el cuadro en su San Juan Evangelista, que sólo tiene un rostro, una mano y una copa. Lo demás es completamente neutro. Incluso la mano que sostiene la copa es apenas un esbozo de mano. Dice la tradición que San Juan murió envenenado, por eso de la copa sale un tufillo mortal y un dragoncillo que protesta incluso por el horrible tufo.

 ……….

San Juan Evangelista. El Greco. 90 x 77 cm. Museo del Prado.

(Fuente: Obras Maestras de la Pintura, tomo 7. Luis Monreal. Planeta, 1.983.)

……….

……….Veamos otro ejemplo, lo son todos, de entorno nulo, la adoración de los pastores. Ni restos del portal de Belén, ni pesebre, ni mulo, sólo un astado en primera fila. El resto, oscuridad que hace que la vista vaya allá donde el pintor quiere. Nótese cómo el pastor de pié tiene el cuerpo envuelto en una ancha camisola y un amplio jubón que desdibujan su cuerpo y lo mismo pasa con los ángeles. Si Miguel Ángel pintaba a todos sus personajes desnudos, El Greco los mete a todos en amplias sábanas de diferentes colores. No se entienda esto como una crítica, es uno de los pintores que más admiro.

……….

Adoración de los pastores. El Greco. 319 x 180 cm. Museo del Prado.

(Fuente: Obras Maestras de la Pintura, tomo 7. Luis Monreal. Planeta, 1.983.)

 ……….

……….Una cosa que debemos acostumbrarnos en los cuadros anteriores al descubrimiento de la luz eléctrica es a captar las luz de las candelas. La luz en interiores la proporcionaban las velas o candelas. Estas velas dan una luz muy local, por uno de los lados van a iluminar al personajes, mientras el lado opuesto de ese personaje estará en la oscuridad. Otro detalle a percatarse, el pintor quiere con frecuencia que la vista se vaya a un punto del cuadro, al tema más importante, al foco. Nunca el foco estará en el centro geométrico del cuadro, sino que estará centrado, pero a un lado. Y se recurre con frecuencia a colocar más luz en ese foco, en este caso en el Niño, aunque las candelas no existan. Y a que todas las miradas de los personajes del cuadro miren a ese foco. Véalo el lector. Y confirme que no hay fondo, o entorno, o portal. Incluso el buey es un símbolo, de no tener el cuerno podría ser cualquier otro bicho.

 ……….

Adoración de los pastores, detalle. El Greco.

(Fuente: Enciclopedia Caxton, pág. 2.810. The Caxton Publishing Campany. London, 1.977.)

……….

……….Jesús con la cruz a cuestas es otra muestra del estilo del Greco. Nótese cómo el cuerpo queda desdibujado, ya que no se corresponde la subida del manto azul con la disposición de los hombros, pero eso no le preocupa al Greco, porque – defiende nuestro protagonista de hoy – una cosa es pintar y otra dibujar. Él sólo pinta. Miguel Ángel dibujaba. Y luego, como los niños, coloreaba sus dibujos.

 ……….

Cristo con la cruz a cuestas. El Greco. 118 x 90 cm. Museo de Arte de Cataluña.

(Fuente: Obras Maestras de la Pintura, tomo 7. Luis Monreal. Planeta, 1.983.)

 ……….

……….Después de la escena del Calvario llega al resurrección. Y El Greco pinta la resurrección, a su modo. No hay tumba, no hay piedra, ni hueco, ni tierra, sólo los personajes que intervienen en el cuadro, donde al parecer alternan los discípulos, que observan el hecho, gozosos, y los soldados, identificados por sus armas, empuñadas sin objeto.

 ……….

Resurrección. El Greco. 275 x 127 cm.

(Fuente: Obras Maestras de la Pintura, tomo 7. Luis Monreal. Planeta, 1.983.)

 ……….

……….La escena del cuadro siguiente sucede en las alturas, el único lugar que El Greco no puede saber cómo es. Cosa que resuelve siendo más explícito que en escenas que suceden en el planeta, con nubes, cielo y luz, la luz dorada bizantina que viene de lo Alto.

 ……….

La Santísima Trinidad. El Greco. 300 x 179 cm.

(Fuente: Obras Maestras de la Pintura, tomo 7. Luis Monreal. Planeta, 1.983.)

 ……….

……….Ya conocemos, pues, el estilo del Greco, bastante diferente que el de Miguen Ángel. Si el primero nos pudo asombrar por la potencia de sus escenas, la perfección de sus cuerpos desnudos y la complejidad de sus composiciones, hoy estamos en las antípodas, en la simplicidad suma. En lo que, para El Greco, era pintar.

……….

Siguiente artículo: Pintura 29. El Greco y los retratos.

……….……….

……….Fernando Conde Torrens es autor de “Simón, opera magna”, “El Grupo de Jerusalén”, “Año 303. Inventan el Cristianismo”, “La Salud” y una serie de artículos sobre el mundo de las ideas. En  http://sofiaoriginals.com expone los resultados de sus investigaciones sobre la eterna búsqueda del ser humano.

          ……….

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *