Escuela virtual de Sabiduría de Pamplona.

fcondetorrens@hotmail.com

Problemas de próstata y vejiga

Problemas de próstata y vejiga

.

.

.

……….   “Es de bien nacidos ser agradecidos” es un refrán al que acudo con frecuencia, al menos mentalmente. Por ello debo agradecer a mis diez informantes, todos ellos familiares o amigos, de mi generación y de la anterior, por la confianza y las confidencias que han tenido conmigo. Ellas me han permitido adentrarme en un tema que al principio creí lejano, pero que con el paso de los años se ha demostrado muy cercano. Gracias a ellos he podido escribir estas líneas

……….   Tocaremos hoy un tema de importancia vital para gran parte de los varones que esto leen, su preciada y singular próstata. Este órgano, pequeño pero fundamental para ciertos menesteres, está amenazado por un mal desconocido que se evidencia crudamente a edades algo avanzadas.

……….   Equilibrios en los órganos.   Problemas de próstata y vejiga

……….   Antes de entrar en materia, porque el asunto es delicado, hablaremos de qué tipos de equilibrios hay. Es materia que se estudia en Física elemental. y que el lector recordará posiblemente. Hay tres tipos de equilibrio: El equilibrio estable, el inestable y el indiferente.

……….   Para explicarlo, imagine el lector un cono. Si lo apoyamos en la base, con el vértice hacia arriba, el cono estará en equilibrio estable. Si lo desplazamos, tirando de la punta hacia un lado y al poco lo soltamos, el cono recuperará su posición inicial, apoyándose de nuevo sobre su base. El equilibrio es estable cuando, ejercida una ligera variación de posición, el objeto recupera su posición inicial.

……….   Si limamos un poco el vértice superior del cono, lo volvemos plano, perpendicular a su eje largo, y apoyamos el cono en ese pequeño círculo diminuto, consiguiendo equilibrarlo, el cono estará en equilibrio inestable. Cualquier pequeña desviación que le causemos originará la caída del cono al suelo. El equilibrio es inestable cuando, ejercida una moderada variación de la posición, el objeto no recupera su posición inicial y cae.

……….   Si colocamos el cono apoyado en su zona curvilínea, lo que se llama una generatriz del cono, el equilibrio es indiferente. Cualquier empujón que demos al cono hará que el cono quede en equilibrio.

……….   Pues bien, también la próstata puede estar en equilibrio estable o en equilibrio inestable. Si con una pequeña variación o alteración de salud de nuestro cuerpo la próstata no sufre por ello, el equilibrio es estable. Pero si ese órgano se vuelve extremadamente sensible, de forma que cualquier variación o alteración a que nuestro organismo sea sometido repercute en ella y le provoca una infección o una alteración apreciable, perjudicial y dolorosa, es señal de que el equilibrio de la misma se ha vuelto inestable.

……….   Eso puede significar que su estado ha llegado a ser límite, que dará problemas a la menor agresión que nuestro organismo sufra. Ello puede ser señal de que tenemos un problema de próstata.

……….   A mí me advirtió un familiar cercano, el cual tenía problemas. Había  ido a visitarle al Hospital, y cuando nos quedamos solos, se apresuró a decirme:

……….   “Escucha bien, Fernando. Mi padre murió por problemas de vejiga. Tu padre tiene también problemas de vejiga y eran hermanos. Yo tengo ya “vejiga exterior”. Así que debes ir lo antes que puedas a mirarte vejiga y próstata. Dile a tu médico los antecedentes familiares y sin duda te dará el volante.”

……….   Y eso hice. Pocos días más tarde estaba ante la máquina de hacer ecografías. Lo primero que hizo el médico que la manejaba fue preguntarme, para mi extrañeza:

……….   “¿Fuma Vd.?”

……….   Le respondí que nunca había fumado. Y respondió:

……….   “En ese caso no tendrá problemas.”

……….   Y en efecto, los órganos que revisó, los míos, estaban perfectamente. Yo tenía unos 40 años. Y, cuando ya me iba, me dijo:

……….   “¡Ande, y no vuelva por aquí por lo menos en cinco años!”

……….   Yo me quedé con la impresión de que le había hecho perder el tiempo. Y no volví “motu proprio” en muchos años; mejor dicho, nunca.

……….   Así me asomé al tema. Pero sólo fue asomarme.

……….  

Problemas de próstata y vejiga

……….  

……….   Deterioro o génesis del problema.    Problemas de próstata y vejiga

……….   Para no dejarlo aquí, como una mera advertencia, vamos a exponer nuestra teoría de qué peligros acechan a la próstata. Peligros que difícilmente se evitan en la práctica. Lo que lleva al hecho, comprobado a través de nuestras amistades, de que un porcentaje muy elevado de varones a los 75 años están operados de próstata y tienen o han tenido problemas de vejiga.

……….   ¿Cómo se ha llegado a esa situación? De eso trataremos en lo que queda de artículo. Pero lo primero que debe quedar meridianamente claro es que esto es sólo una descripción, un relato. De hechos múltiples, pero en ningún caso nada que tenga que ver con el campo médico. Es la  simple observación de un paciente de a pie. El relato de lo que se ve en la calle, si uno tiene amigos provectos, abre los ojos y se interesa.

……….    Parece ser que a los 45 años uno tiene la vejiga como el Creador dispuso y su próstata luce en su versión original.

……….   Aunque todo varón porta de fábrica los elementos que citaremos a continuación, no estará de más que describamos rápidamente cómo operan esos órganos que, no por estar muchos de ellos ocultos, dejan de ser importantes en el desenvolvimiento normal del hombre.

……….   Los riñones eliminan substancias que son desechos de nuestro organismo y las van a verter en la orina, que será expulsada periódicamente a lo largo del día. Cada riñón expulsa el agua de desecho y las substancias inútiles para el organismo a través del uréter, que conduce todo ello a la vejiga. Los uréteres, uno para cada riñón, son conductos estrechos que conectan los riñones con la vejiga.

……….   La vejiga es, para entendernos, un globo de entre 300 y 500 centímetros cúbicos de capacidad, según las personas. Es decir, entre un tercio de litro y medio litro. Consta de una pared gruesa y sumamente elástica. Recibe la orina por los uréteres y la expulsa al exterior a través de la uretra. Está dotada de unos músculos que detectan cuándo está llena y que permiten la salida, los esfínteres, y otro (músculo detrusor) que la comprime, para que la orina sea expulsada al exterior.

……….   De la vejiga parte la uretra. Y a la uretra la rodea en su inicio, al poco de salir de la vejiga, la próstata. La próstata fabrica el líquido, o semen, en el que se verterán los espermatozoides, originados en los testículos.

……….   Lo que nos interesa saber es que si la próstata se inflama, como está en un espacio reducido, interfiere en los órganos contiguos. Y el más próximo es la uretra, a la que abraza. Dicho con más claridad: La próstata rodea el conducto de la uretra. Si se agranda, estrecha el conducto y la orina tiene una dificultad suplementaria para salir.

……….   Sin esa resistencia, el músculo detrusor comprime varias veces al día  la vejiga y expulsa la orina. Si esa resistencia actúa permanentemente, el músculo detrusor no es capaz de ejercer la fuerza suficiente para que la orina sea expulsada y, como al vejiga es elástica, la vejiga aumenta lentamente de volumen, para poder contener la orina que va llegando de los riñones y la que no ha podido salir al exterior.

……….   He oído decir que si hay pugna ente la próstata y la vejiga, gana siempre la próstata. Es decir, si la próstata, inflamada, obtura en gran parte la sección del conducto uretral, por donde sale la orina, el músculo detrusor no va a ser capaz de seguir empujando la orina para que desaloje por completo la vejiga. Como consecuencia de ello, al crecer la vejiga, el músculo detrusor, que está en la corteza de la vejiga, se debilita, ejerce menos fuerza de expulsión. En consecuencia, en esa vejiga creciente en volumen, cada vez mayor, empieza a aparecer lo que se llama “residuo”.

         El musculo detrusor, debilitado, no es capaz de reducir la vejiga lo suficiente como para que salga todo el líquido que contiene. Y una parte del mismo queda como “residuo”, a la espera de la próxima micción.

         Esta inflamación de la próstata opera cada día, durante años, dificultando la micción, impidiendo el vaciado de la vejiga, que va creciendo. La experiencia dice que a los 45 años se tiene una vejiga de tamaño normal. Mediciones de vejigas a los 65 años da que el crecimiento de la vejiga a consecuencia de la inflamación de la próstata puede ser hasta de cerca de 100 centímetros cúbicos al año.

……….   Eso significa que crece casi en medio libro cada cinco años, es decir, que al menos duplica su volumen inicial cada cinco años. Eso significa que en 25 años, a los 70 años, esa vejiga puede tener un volumen de 2´5 litros, del orden de cinco veces su volumen inicial. En tal caso tanto la vejiga como la próstata estarán, hace ya tiempo, en lo que hemos llamado “equilibrio inestable”. Es decir, darán problemas; algo habrá que hacer.

……….  

……….  

………. 

Problemas de próstata y vejiga  Problemas de próstata y vejiga  Problemas de próstata y vejiga  Problemas de próstata y vejiga  Problemas de próstata y vejiga  Problemas de próstata y vejiga  Problemas de próstata y vejiga  Problemas de próstata y vejiga  Problemas de próstata y vejiga Problemas de próstata y vejiga Problemas de próstata y vejiga  Problemas de próstata y vejiga  Problemas de próstata y vejiga  Problemas de próstata y vejiga  Problemas de próstata y vejiga

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *