Escuela virtual de Sabiduría de Pamplona.

fcondetorrens@hotmail.com

Reparto y paz entre los Diádocos 14

Reparto y paz entre los Diádocos 14. Año 301.

Copyright Fernando Conde Torrens, el 4-6-2.010

.

        Año 301 Reparto y paz entre los Diádocos 14

.

        Hemos seguido con bastante detalle las guerras entre los generales sucesores de Alejandro (diadocos = sucesores, en griego) para tener una idea completa de qué sucedió en el pasado en las tierras sobre la que se esparció la ideología occidental, que es la ideología griega. No se olvide el lector de que en este blog nos interesan fundamentalmente las ideas. De no haberse dado la conquista de Alejandro – que, si no era griego de pura cepa, era macedonio, o sea, griego aclimatado – no nos hubiéramos interesado por la lejana Mesopotamia.

        Pero, dado que en un tiempo fue territorio en que se habló griego y en el que, en las ciudades helenísticas fundadas o engrandecidas por los descendientes de los Diádocos, crecieron y expandieron las ideas brotadas en la Atenas del siglo V, nos interesaremos por esos reinos en la medida en que prosiguió esa cultura en ellos. Y así, procuraremos conocer mejor Pérgamo, donde un monarca local fundó una biblioteca que rozaba en importancia a la que un Ptolomeo favorecía en Alejandría, biblioteca de todos conocida. Y procuraremos saber más de la Ciencia que allí se cultivaba. De su auge … y de su posterior eclipse.

        Cuando, siglos más tarde, el Islam conquiste dichas tierras e instale en ellas la ideología islámica, nos dejarán de interesar Egipto, Mesopotamia y Asia Menor. Somos así de exclusivistas.

        La razón es que no se puede abarcar todo. Bastante material proporcionan las diferentes Imperios, los diferentes reinos, los diferentes reyes y las diferentes ideas que han brotado en Occidente a lo largo de los siglos pasados. Trataremos de entrar en el interior de las ciudades de habla griega en el tiempo que va desde la conquista de Alejandro, hacia el año 333 antes de nuestra era, hasta que esas ciudades cayeron en poder de Roma. Luego conservaron todavía su personalidad cultural, porque Roma no imponía ideas propias; sencillamente, porque no las tenía. Y así siguieron las cosas hasta que allá por al año 325 a Constantino se le ocurrió propagar, con toda la potencia de la autoridad imperial, la nueva religión del Cristianismo. Religión que Teodosio y sus hijos convirtieron en obligatoria. Esa religión, ese conjunto de ideas entraron en colisión con las ideas impulsadas desde Grecia y terminaron por arrinconarles y enterrarlas.

        Asistiremos a la transformación que tal hecho supuso, allá por el año 400 de nuestra era. Y a otra transformación, la que se produjo, unos 250 años más tarde, allá por el 640, cuando los árabes empezaron a morder lo que había sido antiguo Imperio Romano y era en aquel tiempo el Imperio Romano de Oriente, mal llamado Imperio Bizantino por los europeos del Oeste.

        Los Diádocos se repartieron el Imperio de Alejandro e hicieron de él cuatro partes, una para cada uno de los vencedores de Ipsos. Casandro siguió poseyendo Macedonia y Grecia, libre ésta de la enojosa presencia de Demetrio, el hijo de Antígono. Lisandro siguió con su Tracia. Seleuco se posesionó de Siria y Asia Menor y Ptolomeo añadió la Fenicia , el moderno Líbano, a sus posesiones anteriores. Con este reparto todos quedaron conformes y ya no volvió a haber nuevas guerras entre ellos. No tenían edad.

        No disponemos de un mapa de la partición del Imperio de Alejandro inmediatamente posterior a la batalla de Ipsos, sino de otro inmediatamente anterior. No tendrá dificultades el lector en imaginar que el colosal territorio de Seleuco se aumenta con Asia Menor y Siria, que en el mapa que sigue vienen en verde, como perteneciente a Antígono. Y en extender los pequeños dominios de Casandro en Macedonia a la verde Grecia. Ptolomeo consiguió una pequeña zona al Norte del Sinaí y lindando con Siria – donde se señala la ciudad de Triparadisos – que comprende la Fenicia. A fin de cuentas no había intervenido en Ipsos.

.

Distribución casi final del Imperio de Alejandro. Año 301.

Reparto y paz entre los Diádocos 14

(Fuente: Historia de la Humanidad, tomo 9. Grecia helenística. Rebece Rubio et alia. Arlanza Ediciones, 2.000.)

.

        Pero si no hubo más guerras entre los padres, sí las hubo entre los hijos, o Epígonos, los llegados después, y sus descendientes. No podían estarse quietos. Pero de eso hablaremos más adelante. Antes nos ocuparemos de la forma de vivir, de la cultura, de las ciudades que se llamarán helenísticas, porque en ellas floreció al cultura generada en Grecia, en la Hélade.

        El artículo de hoy viene a ser un enunciado de intenciones, como la de que a partir de hoy la periodicidad de este blog vuelve a ser de tres días a la semana, lunes, miércoles y viernes, por haber terminado mi período de clases intensivas. El tiempo es bueno y las perspectivas, también.

.

Enlace con el próximo día.

.

………. Fernando Conde Torrens es autor de «Simón, opera magna», «El Grupo de Jerusalén», «La Salud» y una serie de artículos sobre el mundo de las ideas. En http://www.sofiaoriginals.com/ expone los resultados de sus investigaciones sobre la eterna búsqueda del ser humano.

.

.  Reparto y paz entre los Diádocos 14  . Reparto y paz entre los Diádocos 14

. Reparto y paz entre los Diádocos 14  . Reparto y paz entre los Diádocos 14

. Reparto y paz entre los Diádocos 14  . Reparto y paz entre los Diádocos 14  . Reparto y paz entre los Diádocos 14

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *