Escuela virtual de Sabiduría de Pamplona.

fcondetorrens@hotmail.com

Retención de agua y recuperación vesical

Retención de agua y recuperación vesical

Copyright Fernando Conde Torrens, el 18 de Octubre 2.019

.

……….  El anterior artículo de esta serie en este enlace.

.

.

……….   Retención de agua por el organismo.   Retención de agua y recuperación vesical

……….   Es éste un fenómeno que se da cuando el organismo tiene un problema importante de salud. No se da ante alteraciones de la salud de poca monta, como un catarro o una gripe. Se da ante cuadros como los que estamos describiendo. No hace falta que sean mortales, pero sí que tengan cierta singularidad, que sea algo que no pasa todos los años. Y estas alteraciones de próstata, vejiga o riñones suceden muy de vez en cuando. El organismo no soportaría una sucesión continua de anormalidades de este tipo. El aparato urinario es débil, delicado, vulnerable. Hay que cuidarlo, o nos puede mandar al otro barrio.

……….   La medición de cuánto agua hay en nuestro organismo lo da una báscula que tenga ese control. Estas básculas son electrónicas. Requieren que los pies estén húmedos, por ejemplo al poco de salir de la ducha. Con el pie seco no funciona ese dato.

……….   Es observación de alguno de mis informantes que en el proceso sufrido el porcentaje de agua de su organismo pasó de ser el 45%, cuando estaba normal de salud, a ser el 57%, cuando estaba con problemas de próstata-vejiga.

……….   Cuando la vejiga fue disminuyendo su tamaño y el residuo llegó a ser un 30% superior del que se consideraba normal en sus circunstancias, siendo éste de unos 500 cc., el agua fue disminuyendo, pasando a ser un poco menos del 50%. O lo que es igual, cuando el residuo fue de 650 cc., siendo el objetivo a alcanzar los 500 cc. Fue para él un indicio de recuperar algo parecido a la normalidad.

……….  

……….   RRecuperación de la vejiga tras la operación.     Retención de agua y recuperación vesical

……….   Vamos a presentar al lector algo que no hemos visto en sitio alguno: Cómo controlar y predecir el momento en que nuestra vejiga, que estaba con un tamaño muy superior al normal, recuperará su tamaño definitivo tras las vicisitudes pasadas.

……….   Se trata de un gráfico que indica el tamaño de nuestra vejiga a lo largo del tiempo. Para ello tenemos  que partir de tres puntos concretos en el tiempo. El momento inicial en que estalla el problema. Ése será el momento álgido, el peor instante del proceso, la sirena de peligro.

……….   El momento central será una vez operado. A tal altura del proceso es habitual hacer una medición “urodinámica”. Es una prueba en la que por medio de una máquina que mide presiones – de ahí el adjetivo de “dinámica” – le meten al paciente  – por medio de una sonda – agua a la temperatura del cuerpo, hasta llenar la vejiga. La máquina mide la presión dentro de la vejiga, de ahí lo de “dinámica”. Y mide el “total” del volumen de la vejiga, dato importante. A continuación el paciente debe orinar por su propio esfuerzo.

……….   Esto se hace después de haber estado algunas semanas sondado, tras la operación, para que la zona cicatrice. Como la vejiga está a rebosar, aunque sin estar forzada, tras un largo titubeo – por el tiempo que la uretra ha estado aparcada de la circulación – al final uno hace lo que se espera de él. Y, para finalizar, la máquina expulsa el líquido que forma el “residuo” tras la micción y lo mide. Eso da el valor del “residuo”, que hay que preguntar a la enfermera que nos ha hecho la prueba. Y recordarlo, así como el volumen total.

……….   El médico nos dirá qué valor espera él que alcance nuestra “vejiga”. Es decir, en qué momento podemos considerar que la vejiga ha recuperado el tamaño que puede esperarse tenga después de todo el trastorno que ha sufrido. Ése es el valor final. 

……….   Para hacer dicho gráfico pocas explicaciones hay que dar al que ha manejado Excel. Se trata de ajustar un polinomio de grado tres a tres puntos. El primero, el valor del primer “total” cuando se detectó el problema, valor que suele ser grande, cuando aún no hemos tomado ninguna medida y el problema vesical está en todo su esplendor. Supongamos que es 2.000 centímetros cúbicos, es decir, dos litros. Eso sucede en el día 1, pues en el eje horizontal pondremos los días que han pasado desde ese día. Ya tenemos el primer punto, 1 y 2.000 cc.

……….   Al mes de la operación nos mandan hacer una medición “urodinámica”. Antes de la operación habremos estado un cierto tiempo sondado, para evitar que la próstata inflamada siga originando problemas hacia arriba. Supongamos que hayan sido dos meses, o 60 días. Viene luego la operación y la prueba “urodinámica” la hacemos a los 45 días de operados, con la zona ya cicatrizada. Nos dice la enfermera que el volumen total de la vejiga es de 750 cc. Como han pasado 60+45 = 105 días, el segundo punto de la gráfica será 105 y 750 cc.

……….   Y como tercer dato, el médico que nos lleva el tema nos dice que el volumen final de la vejiga que él espera que se consiga será de unos 500 cc. No puede ser 300 cc., como cuando éramos jóvenes, pero con 500 cc. nos deberemos dar por satisfechos, dado que esa vejiga ha sufrido lo suyo y no podrá recuperar toda su elasticidad como si no le hubiera pasado nada. El tercer punto será 200 y 500 cc.  

……….   Una explicación sobre este último punto, la meta, el objetivo. Estamos en el día 105, cuando hemos bajado de 2.000 cc. de “volumen total” inicial a 750 de “volumen” actual, tras tres meses y medio (105 días) de tener la próstata en cortocircuito, aparcada, inoperante. En ese tiempo el volumen de la misma ha descendido fuertemente. Pero debe llegar a  500 cc. Esto supone fijar una asíntota horizontal en el infinito a la altura de 500 cc. Podemos sustituirlo por diez puntos 190 y 500, 191 y 500 hasta 199 y 500.

……….   Y ahora ajustamos la línea de tendencia con una curva polinomial de grado tres, la primera que tiene asíntota. Y llegamos a un gráfico muy similar al que viene a continuación.

……….   Curva en un caso real. Puntos: 1-2.400, 118-750, 250-500.

 ……….  

Proceso de reducción vesical

Retención de agua y recuperación vesical

……….  

……….   Este gráfico se puede hacer a mano. Basta tener en cuenta los tres puntos del trazado que se han indicado. Se toma un papel cuadriculado y se trazan los dos ejes, horizontal y vertical en el extremo inferior y en el izquierdo. Si se quiere reproducir a mano el gráfico de arriba, en la horizontal se toman 250 unidades de medida, da lo mismo qué longitud tenga cada una. Y se señalan 10, 20, 30, etc., hasta 250. En vertical se toma la unidad que se pueda para que en lo más alto esté 2.500.

……….   Ahora se busca el punto 1-2.400, que estará prácticamente en el eje vertical. Es la primera medida que se hizo. Luego buscar en horizontales, 118. En ese punto, subir hasta 750. Y marcar en azul grueso ese punto, que es la segunda medida de la máquina “urodinámica”. El tercer punto, a la derecha de todo del eje horizontal, buscar la altura de 500. Es el tercer punto.

……….   Ahora a mano, trazar una curva uniforme, lo más continua posible, que pase por los tres puntos. Esa es la que indica el volumen que debiera tener la propia vejiga. Eso sirve para predecir qué volumen va a tener nuestra vejiga si no hay incidencias.

……….   ¿Qué incidencias puede haber?

……….  

……….  

……….  

Retención de agua y recuperación vesical  Retención de agua y recuperación vesical  Retención de agua y recuperación vesical  Retención de agua y recuperación vesical  Retención de agua y recuperación vesical  Retención de agua y recuperación vesical  Retención de agua y recuperación vesical  Retención de agua y recuperación vesical  Retención de agua y recuperación vesical  Retención de agua y recuperación vesical  Retención de agua y recuperación vesical  Retención de agua y recuperación vesical  Retención de agua y recuperación vesical

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *