Escuela virtual de Sabiduría de Pamplona.

fcondetorrens@hotmail.com

Sofía Castromenos y el tesoro de Príamo Grecia clásica 21

«Sofía Castromenos y el tesoro de Príamo Grecia clásica 21» narra las aventuras de la esposa para secundar al esposo.

 

© Copyright  Fernando Conde Torrens, el 14-1-2.006

.

..……..Lo de siempre, amigo lector. Terminada Troya, comencé a preparar el tema siguiente y hete aquí que me parece una revista dedicada a Toya con imágenes que completaban lo que ya había expuesto. He decidido sacar un extra sobre Troya. Y a la vez quiero justificar mi aparente desorden.

……….Estoy de mudanza. Mudanza interna, pero mudanza, como si me fuera a la Patagonia. Un simple cambio de habitación es como trasladarme al Polo Norte. Claro que salgo ganando. Estos artículos se han venido escribiendo no desde un despacho, sino desde un cubículo, guarida de un animal de pelaje hirsuto. Estoy de mudanza desde mediados de Diciembre, ya hemos pintado, pero casi la mitad de mis libros están en cajas de cartón. Antes estaban en el suelo del cubículo, sobre sillas y armarios, o encima de la calefacción: El cubículo es escueto, da a un patio interior y tiene poca luz, escribo siempre con luz artificial. Voy a tener una habitación más grande y exterior; ése ese el motivo de haberme decidido a la temible mudanza. Voy a tener un verdadero despacho, pero hasta que no traigan las librerías, una para cada pared, estoy vendido. De ahí mis lapsus.

……….Mi fuente recién descubierta es la revista National Geographic Historia, número 2. En ella, el Dr. Óscar Ramírez, investigador de la Universidad Complutense, expone un resumen de la situación actual de las investigaciones en torno a Troya que merece la pena ser divulgado. Al mismo tiempo, añadiré alguna anécdota que no está expuesta en relatos anteriores.

……….Citado por el investigador de la Complutense es el hecho de que realmente no fue Schliemann el primero que excavó en Troya y defendió que Troya estaba sobre la colina de la actual Hissarlik. Aunque hasta ese momento se había considerado que Troya era sólo una obra literaria, a mediados del siglo XVIII ya un escritor defendió que Troya había existido, aunque no llegó a localizarla. Otro autor de finales del siglo XVIII afinó más y dedujo, erróneamente, que Troya estaba en un lugar que nunca estuvo. Pero ya había un lugar candidato a asiento de la Troya homérica. A mediados del siglo XIX, en 1.863 otro autor inglés dedujo que Hissarlik era el lugar de la antigua Troya: Tenía razón, sabemos hoy. Él no tenía pruebas y para conseguirlas se fue a Turquía y se fue a ver a la persona más entendida en la antigua Troade, Frank Calvert., cónsul de Estados Unidos e Inglaterra en la zona.

……….Frank Calvert había apostado por esa localización errónea y se fue a visitarla con el Director del Museo Británico. Sobre el lugar se convenció de que no era correcta la hipótesis y entonces se fijó en Hissarlik, el lugar exacto. El Director del Museo hizo un plan con Calvert para que iniciara excavaciones en Hissarlik por cuenta del Museo Británico, pero los fondos, 100 libras de las de entonces, no llegaron nunca. Calvert, convencido de la bondad de sus deducciones, y puesto que una misión alemana había descubierto el fiasco de la localización incorrecta, decidió pasar a la acción y, como Evans en Creta, compró de su bolsillo la parte sur de la colonia de Hissarlik e hizo unas catas en su terreno. Descubrió restos del Templo de Atenea, en la Troya griega, muros de la Troya helenística, el bastión noroeste y parte de la muralla de Troya VI, además de llegar a niveles de la Edad del Bronce. Esto sucedía en 1.865. A Calvert se le acabó el dinero y se paró.

……….Por aquel tiempo Schliemann tenía su entusiasmo, pero aún no había oído hablar de Hissarlik. Fue en 1.871 cuando Schliemann metió la pala en Troya y se hizo un nombre para el futuro. Lo que parece indicar que «poderosos caballero es don dinero«, que se decía en esta tierra en la postguerra.

……….Bien, ya tenemos a Schliemann, casado con la hermosa Sophia Kastrommenos, encontrando lo que luego se llamará Troya II y que él tomó por la Troya homérica. Máxime cuando halló un tesoro, al que bautizó como «el Tesoro de Príamo«. El hecho es que sus excavadores descubrieron  el escondrijo donde estaban las joyas. Schliemasnn supo que las autoridades turcas sabían que habían aparecido joyas. Y, antes de que las autoridades se las reclamaran, encargó a su esposa que tomara el primer medio de transporte que encontrara hacia Grecia y se llevara las joyas en su necessaire. Dicho y hecho. Las joyas salieron de Turquía y llegaron a Europa. Turquía la puso una multa a Schliemann, multa que Henrich pagó sin demora, amén de entregar a Turquía algunas joyas del «tesoro», y asunto arreglado.

……….Pero el tesoro de Príamo era muy grande, constaba de casi 9.000 piezas, algunas muy pequeñas, es cierto. Y Schliemann repitió la operación del avión para sacarlo casi entero. Al final de su vida, Schliemann donó el tesoro a su país, Alemania. Unas 1.500 piezas, seleccionadas como las más valiosas, se encerraron en tres cofres que se guardaron en los sótanos del Museo de Berlín, el Berlín que iba a caer en manos rusas al final de la Segunda Guerra Mundial. Ya hemos comentado que los tres cofres, con lo mejor del «Tesoro de Príamo» desaparecieron tras la guerra y en 50 años nunca más se supo. Estaban en Rusia, of course.

……….Ahora falta saber quién se quedará con el «Tesoro» que no fue de Príamo, si las autoridades de Turquía, porque Troya estuvo allí, los herederos de Schliemann, porque sin él nunca hubiera aparecido el tesoro, o las de Rusia, porque … ya tienen el «Tesoro».

……….La foto que conoceremos gracias al citado artículo dio la vuelta al mundo a finales del siglo XIX. No era para menos.

……….

La esposa de Schliemann, Sophia Kastrommenos, con las joyas del «Tesoro de Príamo»

Sofía Castromenos y el tesoro de Príamo Grecia clásica 21

(Fuente: National Geographic Historia , nº 2. Troya, del mito a la Historia)

 ……….

……….Conocemos algunas joyas, las diademas. Veamos un pendiente, que Sophia Kastrommenos lleva encima del collar.

……….

Pendiente de oro, una de las joyas halladas por Schliemann

Sofía Castromenos y el tesoro de Príamo Grecia clásica 21

(Fuente: National Geographic Historia , nº 2. Troya, del mito a la Historia)

……….

……….Para captar la magnitud del tesoro, nada mejor que un dibujo que hizo el propio Schliemann de una parte principal del mismo.

 ……….

«Tesoro de Príamo», grabado del siglo XIX. Piezas halladas en Troya II, no en la de Príamo

Sofía Castromenos y el tesoro de Príamo Grecia clásica 21

(Fuente: National Geographic Historia , nº 2. Troya, del mito a la Historia)

……….

……….He vuelto a emplear formato grande, para que se puedan apreciar mejor las piezas del tesoro. En breve hablaremos de «tesorillos» iberos, que también nuestras mujeres lucían joyas en el Neolítico … Pero sigamos con el aventurero Schliemann, que hasta el último instante de su vida estuvo saliéndose de los comportamientos standard.

……….Ofrece el autor citado un nuevo retrato de Henrich Schliemann, que es el que sigue.

……….

Henrich Schliemann

Sofía Castromenos y el tesoro de Príamo Grecia clásica 21

(Fuente: National Geographic Historia , nº 2. Troya, del mito a la Historia)

……….

……….Otro hombre sin quien Troya seguiría sepultada bajo metros de tierra fue Homero. Tampoco debemos olvidarle. Y tampoco lo hace el investigador al que sigo, quien reproduce una estatua de Homero hecha en época romana, siglos después de vivir el famoso poeta.

……….

El Poeta Homero, busto romano

Sofía Castromenos y el tesoro de Príamo Grecia clásica 21

(Fuente: National Geographic Historia , nº 2. Troya, del mito a la Historia.)

 ……….

……….Indica el autor del artículo que fue el prestigio de Homero y lo divulgado de su obra los factores que empujaron la arqueología e hizo posible el descubrimiento de Troya. Y eso es incuestionable. Grecia, porque Troya se liga a Grecia gracias a Homero, y Egipto han sido dos países que han seducido a Occidente. Ejercen sobre nosotros una especie de fascinación, bien por sus hazañas pasadas, bien por su actualidad tan dispar. En Grecia uno se siente con facilidad inmerso en una época 2.000 ó 2.500 años atrás. Y no por sus habitante, sino por los recuerdos que se conservan. No he estado en Egipto, pero tengo la sensación de que allí sucederá lo mismo y será gracias a sus habitantes y a los recuerdos que encierra.

……….

Enlace al próximo día: Las diez Troyas en Grecia clásica 22.

……….

……….Fernando Conde Torrens es autor de «Año 303. Inventan el Cristianismo», «Simón, opera magna», «El Grupo de Jerusalén», «La Salud» y una serie de artículos sobre el mundo de las ideas. En www.sofiaoriginals.com expone los resultados de sus investigaciones sobre la eterna búsqueda del ser humano.

.

Sofía Castromenos y el tesoro de Príamo Grecia clásica 21  Sofía Castromenos y el tesoro de Príamo Grecia clásica 21

Sofía Castromenos y el tesoro de Príamo Grecia clásica 21  Sofía Castromenos y el tesoro de Príamo Grecia clásica 21

Sofía Castromenos y el tesoro de Príamo Grecia clásica 21  Sofía Castromenos y el tesoro de Príamo Grecia clásica 21

Sofía Castromenos y el tesoro de Príamo Grecia clásica 21  Sofía Castromenos y el tesoro de Príamo Grecia clásica 21

Sofía Castromenos y el tesoro de Príamo Grecia clásica 21  Sofía Castromenos y el tesoro de Príamo Grecia clásica 21

.Sofía Castromenos y el tesoro de Príamo Grecia clásica 21 

Sofía Castromenos y el tesoro de Príamo Grecia clásica 21  Sofía Castromenos y el tesoro de Príamo Grecia clásica 21 

Sofía Castromenos y el tesoro de Príamo Grecia clásica 21  Sofía Castromenos y el tesoro de Príamo Grecia clásica 21

Sofía Castromenos y el tesoro de Príamo Grecia clásica 21

Sofía Castromenos y el tesoro de Príamo Grecia clásica 21  Sofía Castromenos y el tesoro de Príamo Gr

Sofía Castromenos y el tesoro de Príamo Grecia clásica 21  Sofía Castromenos y el tesoro de Príamo Grecia clásica 21

Sofía Castromenos y el tesoro de Príamo Grecia clásica 21  Sofía Castromenos y el tesoro de Príamo Grecia clásica 21

Sofía Castromenos y el tesoro de Príamo Grecia clásica 21  Sofía Castromenos y el tesoro de Príamo Grecia clásica 21

Sofía Castromenos y el tesoro de Príamo Grecia clásica 21  Sofía Castromenos y el tesoro de Príamo Grecia clásica 21

Sofía Castromenos y el tesoro de Príamo Grecia clásica 21  Sofía Castromenos y el tesoro de Príamo Grecia clásica 21

.Sofía Castromenos y el tesoro de Príamo Grecia clásica 21

Sofía Castromenos y el tesoro de Príamo Grecia clásica 21  Sofía Castromenos y el tesoro de Príamo Grecia clásica 21

Sofía Castromenos y el tesoro de Príamo Grecia clásica 21  Sofía Castromenos y el tesoro de Príamo Grecia clásica 21

Sofía Castromenos y el tesoro de Príamo Grecia clásica 21

Sofía Castromenos y el tesoro de Príamo Grecia clásica 21  Sofía Castromenos y el tesoro de Príamo Grecia clásica 21

Sofía Castromenos y el tesoro de Príamo Grecia clásica 21  Sofía Castromenos y el tesoro de Príamo Grecia clásica 21

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *