Escuela virtual de Sabiduría de Pamplona.

fcondetorrens@hotmail.com

Tao te ching

 El Tao te ching  de Lao Tsé es un libro sorprendente. Es profundo y emplea un lenguaje paradójico, llamando a unas cosas profundas con nombres de cosas habituales. Eso puede desconcertar al lector. Cuide el lector la versión que adquiere. Casi ninguna es fiel al Conocimiento original. En el comentario con Andrés se dan las claves para enternder a Lao Tsé.

.

.

      XV.   Tao te ching

    Que tu cuerpo y el alma vital estén unidos en un abrazo sin separación.

    Que el aliento vital te vuelva tierno y fresco, como tierno y fresco es un niño recién nacido.

    Amando a los demás, gobernando a tu pueblo, aprende la Sabiduría de la no-acción.

    Conociéndolo todo, procede como si nada supieras.

.

      XVI

    Sea tu meta el máximo de vacío. Conserva la firmeza de la paz.

    Conocer lo constante es estar iluminado. No conocer lo constante es caer en la ceguera y el desastre.

.

      XXIII   Tao te ching

    Quien sigue el camino del Tao se identifica con el Tao.

.

      XXIX

    El mundo es un jarro sagrado que no se puede manipular ni retocar.

    Quien trata de hacerlo, lo deforma. Quien lo aferra, lo pierde.

    Por eso el sabio no intenta modelarlo, luego no lo deforma.

    No lo aferra, luego no lo pierde.

.

      XXXIII   Tao te ching

    Quien conoce a los hombres es hábil. Quien se conoce a sí mismo es sabio.

    Quien vence a los otros es fuerte. Quien se vence a sí mismo es poderoso.

.

      XXXVI

    Para recibir, hay que haber dado primero. A esto llamamos Sabiduría sutil.

    Lo débil y lo tierno vence a lo duro y lo fuerte.

    Que nunca salga el pez de la profundidad del agua.

    Las armas del Reino no se muestran al extranjero.

.

      XLVII   Tao te ching

    Sin ir más allá de las puertas de tu casa, puedes conocer los caminos del mundo.

    Sin mirar por la ventana, puedes conocer los caminos del cielo.

    Cuando más nos alejamos, menos conocemos.

.

      LVI

    Lima las aristas. Desecha lo divisible.

    Empaña lo que brilla. Adáptate a tu polvo.

    Esto es identificarse con el Misterio Profundo.

.

      LXIII  Tao te ching

 

    Practica la no-acción, actúa sin actuar.

.

      LXXXI

    Las palabras veraces no son hermosas. Las palabras hermosas no son veraces.

    Lo bueno no es elocuente. Lo elocuente no es bueno.

    El sabio no es erudito. El erudito no es sabio.

.

Tao te ching

     Tao te ching

.

      (Tao Te Ching. Lao Tsé. Adiax, S.A. 1.980. Traducción de Juan Fernández Oviedo)

. Tao te ching

. Tao te ching

. Tao te ching

Fernando Conde Torrens es autor de “Año 303. Inventan el Cristianismo”, recientemente editado, “Simón, opera magna”, “El Grupo de Jerusalén”, “La Salud” y una serie de artículos sobre el mundo de las ideas. En http://sofiaoriginals.com/ expone los resultados de sus investigaciones sobre la eterna búsqueda del ser humano.

 

7 comentarios en “Tao te ching”

  1. Salvador dice:

    Absolutamente inspiradoras.

    1. Fernando Conde Torrens dice:

      Buenos días, Salvador. Tengo varias ediciones del “Tao te ching”. Sólo la que reproduzco es acertada. Para traducir una obra hay que saber de qué va la obra. Los demás no sabían. Ni se me ocurre cobrar por lo que aprendí gratis.
      Un abrazo.

  2. Andrés Francisco dice:

    Frases para meditar. Una pregunta señor Conde, si usted tuviera poco tiempo y quisiera leer 5 buenos libros de filosofía, ¿ cuáles leería y aconsejaría? Por cierto, brutal su libro “Año 303: inventan el cristianismo”.

    1. Fernando Conde Torrens dice:

      Gracias, Andrés. Me coge sin la biblioteca a mano. Pero de memoria:

      El “Tao te Ching” de Lao Tsé, pero con unas indicaciones para entenderlo mejor que se las doy a petición.

      La obra completa de Maese Eckhart, dominico alemán del siglo XII más o menos.

      “La nube del no conocer”, Anónimo inglés.

      “Sobre la Belleza”, de Plotino, sexta parte de una de sus Enéadas. Pero, atención, donde dice “Belleza”, “to kalon”, lea “Perfección”, “Plenitud”. Se tradujo siempre mal adrede.

      Y si quiere acercarse al Conocimiento auténtico, la única y verdadera Sofía (Sabiduría, Conocimiento), lea todo lo que hay en este enlace: http://www.sofiaoriginals.com/sabiduria/textos-de-sabiduria/

      y luego – o menor antes – vea este vídeo: https://www.youtube.com/watch?v=cW2s7n7d950

      Los últimos sean los primeros.

  3. Andrés Francisco dice:

    Le agradezco sus recomendaciones, las tendré muy en cuenta. Respecto al “Tao te Ching” de Lao Tsé con sus comentarios, ¿tiene algún libro suyo? Es un libro imprescindible que necesita de análisis y meditación, si las aclaraciones vienen a pie de página mucho mejor. ¿Alguna recomendación para “Tao te Ching”? Por cierto, sobre sus 7 reglas sobre la vida y la felicidad la más difícil es la última “Para el monólogo interior”,….para controlarla el vida necesita de más acción, lógica y racional, y menos de pensamientos, es mi opinión.

    1. Fernando Conde Torrens dice:

      Hola Andrés: La única versión aceptable del Tao te Ching es una que … no la tengo aquí, tiene un dragón en la portada, de encuadernación no cosida, pegada. Las claves son que el príncipe, o el rey, es el “buscador”, el sabio, el que sabe, sepa más o menos. El enemigo son todos los que nada saben, ni se interesan por saber. El reino es la cima de la montaña sagrada, el Nirvana, la Meseta de la Web. Casi toda palabra está en sentido sutil, elevado, trascendente. No el literal, ése hay que dejarlo a un lado; el otro es el bueno, el insinuado. No pasa nada si alguna máxima no se entiende, tal vez se entienda dentro de varios años.

      “la más difícil es la última “Para el monólogo interior”,” Claro, ya se dice que ésa es para sacar Matrícula. No es necesaria sino para poner en marcha la Mente Superior o el Corazón Superior. No antes. Antes se puede intentar estar aplicándola 5 minutos, luego 10 y así hasta 15. Con 15 minutos de ejercitarla, ya vale: Se es capaz de lograrlo. Ése o menos será el tiempo de conexión con una Capacidad Superior. No es estar todo el día con ella a cuestas, ¡qué horror …!

      Un abrazo …

  4. Andrés Francisco dice:

    Gracias, señor Conde, yo de niño y de adolescente era de “corazón superior” (si se me permite al expresión), y de nula mente superior, era algo natural en mí, y recononozco que se sufre mucho por eso. Con el tiempo anulé una en detrimento de la otra y fui más feliz, siendo más frío y menos “corazón”.
    Tiene toda la razón al decir que una persona buscadora no es compatible con una que no lo es en absoluto, el crecimiento personal depende de ello, del conocimiento, que no es completo nunca y sobre todo de la actitud, el querer saber. Siempre he pensado que la verdad existe, y lo sigo pensando, y ello me condujo a la religiosidad en el cristianismo, supongo que como todos los buscadores en alguna fase de su vida, cada uno en su cultura. Hace tiempo me di cuenta de que algo “fallaba”, que no podía ser todo cierto en los evangelios, pues había muchos disparates, contrasentidos e incluso injusticias en los evangelios y estaban en contra de relativismo, de la lógica y la razón . ¡Qué diferentes son unos de otros,y qué paz dan, y qué paz quitan! Como me decía un amigo “la religión es neurotizante”, y qué verdad es.
    Posiblemente me equivoque pero creo que para encontrar el punto adecuado en el interior de uno y se sepa leer cualquier buen libro de filosofia debe tener uno, formación y alimentar el vacío interior en la meditación para encontrar la verdad de uno más próxima.
    Y digo yo, señor Conde, ¿cómo se logra el pensamiento perfecto que nos lleve a la paz y alegría en este mundo tan materialista, superficial e hipócrita de “no buscadores más de lo suyo propio”, lobos egoístas con lágrimas de cocodrilo? (Exigen la verdad para ellos, pero no la dan desde ellos, desde su yo interno, ni les interesan).
    ¡Ay, el pensamiento perfecto!
    Saludos y gracias por responder tan amablemente.
    Postdata: buscaré el libro del “dragón “.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *