Escuela virtual de Sabiduría de Pamplona.

fcondetorrens@hotmail.com

Tertulia con J de G

……….He terminado de leer -12/05/17- el libro de Fernando Conde “Año 303: Inventan el cristianismo”, tras una semana sumergido en las aguas del conocimiento que es en definitiva ésta gran obra y sobre la que, remedando a Ulises, he navegado por lo desconocido –porque todo lo ignoraba- en una odisea deseada y que por fin me ha desembarcado en la playa soñada que hasta ayer mismo sólo podía vislumbrar, intuir, haciéndose ahora una realidad por la que puedo caminar: desenmascarar la gran impostura de la religión cristiana …

……….

……….Porque si la Biblia detenta inmerecidamente la distinción de “libro sagrado” entre los creyentes tanto como entre los ajenos de las religiones monoteístas, y el Cristianismo lo es, la obra escrita por Fernando no puede ser menos sagrada, al contrario, ésta sí que es sagrada, porque nada hay más sagrado que la búsqueda de la verdad, el conocimiento de la verdad y su difusión. La Biblia es un libro para las moscas: para cazarlas, para criarlas… El libro de Fernando lo es para dejar de ser un estúpido insecto, para caminar de pie.

……….

……….Mi corazón ha estado en un pálpito permanente. Me he sentido un ser especial, un elegido, un privilegiado que ha tenido la suerte de estar ahí en el momento indicado, es decir, ahora, en el nacimiento de este libro sublime. Un libro demoledor, como lo fueron en su día las conclusiones científicas de Darwin, hoy sendero por el que camina la ciencia humana siempre ávida del conocimiento frente al sometimiento y negación de la religión.

……….

……….Pocas obras leídas me han marcado de forma tan honda y gratificante: siento una felicidad interior tal, que me cuesta poner palabras sin caer en la adulación. Me ocurrió al leer “así habló Zaratustra”; me sucedió con Ortega y Gasset; y más recientemente con el escritor navarro Pedro José Francés, “La maldición divina” con el que además puedo intercambiar opiniones, cosa que no siempre es posible, más bien casi nunca. No es fácil que personas aristocráticas –según entendía Nietzsche- estén al alcance de uno.

……….

……….En primer lugar quisiera que Fernando, el autor, tuviera constancia y conciencia de la importancia incalculable que su esfuerzo y perseverancia de más de 30 años, gracias a los cuales un ignorante como yo, pero adicto por saber el por qué de las cosas, en tan sólo 5 días y con menos de 33€ ha adquirido un conocimiento inconmensurable. Es impagable el saber que la obra de Fernando está destinado a transmitir y personas como él deberían estar en el Olimpo de nuestra sociedad en lugar de esos mediocres y perniciosos dioses o dios, vírgenes, santos o actores, deportistas y cantantes de rock que solemos colocar en lo alto de nuestra (a todas luces) oscuridad mental que también prodigamos y con fiereza instintiva defendemos.

……….

……….Basta leerse la obra para que todo encaje perfectamente. Cosas que sabíamos no encajaban, pero que como nadie las ponía en duda, las asumíamos como algo normal, ahora podemos comprenderlas. ¿Cómo una religión nueva pudo extenderse de forma tan prodigiosa? Máxime cuando sabemos por lo que nos toca vivir, lo difícil que es cambiar las “tradiciones” y costumbres de la gente. ¿Y cómo entre culturas tan dispares como las de Occidente y Oriente?

……….

……….Fernando con su libro nos ha liberado, nos ha cortado las cadenas, nos ha quitado los grilletes … Y la reacción ante tanta libertad y liberación ha sido: por un lado, la habitual de los que viven de oprimir, de fabricar grilletes, de vigilar encadenados… desde ataques furibundos a silencio sepulcral; y por otro lado, los pocos que se hayan enterado, y de los enterados, los pocos que hayan percibido que el asunto es primordial, han reaccionado exactamente igual que los esclavos negros de los campos de algodón en Alabama: “¡Qué vamos hacer ahora sin amo!”…. Así es, en nuestra católica Navarra, como en los demás lugares, seguiremos paseando al santo o a la virgen de turno por fiestas, seguiremos sometiendo todas nuestras fiestas y asuntos importantes sociales o particulares bajo la disciplina religiosa, celebraremos la Navidad, la Semana Santa y demás fiestas santas de guardar porque las “tradiciones” hay que cumplirlas por encima de la verdad, la razón y el sentido común: ¡¡¡Faltaría más!!!

……….

Tertulia con J de G

    Hay Tertulias que son un oasis

……….

……….Fernando Conde Torrens  13 – Mayo – 2.017.   Tertulia con J de G

 …………

……….Buenas tardes, J., que así te llamaré. Al que me elogia le llaman “lacayo” y cosas peores, y deseo evitar esa posibilidad. Me ha alegrado mucho tu mensaje, no tanto por los elogios, como porque lo hayas experimentado. Son las consecuencias de percibir, y prueba de que “la Verdad os hará libres” la dijo un Maestro. “Y os pondrá alas en el corazón”, podría añadirse.

.

……….En efecto, “nada hay más sagrado que la búsqueda de la Verdad”. Y cuando damos con Ella, como me pasó a mí, se experimenta algo de otra dimensión. Como decía Plotino, “el que lo ha experimentado ya sabe de qué hablo.” Tú lo llamas “felicidad interior”, eso es.

……….

……….Es cierto, es “un libro demoledor”. No porque me propuse que lo fuera. Me di cuenta cuando lo leí, ya terminado. Es así porque hallé muchos ejemplos que demostraban cómo fue el proceso de redacción. Y el proceso de redacción fue vergonzoso, impresentable, ignominioso. Y se puede ver la catadura de los autores. Y da pena ver qué doctrina ha alimentado a Occidente durante 17 siglos. Así estamos. Es como si se mostraran todas las vergüenzas de nuestra médula doctrinal.

……….

……….Descuida que tengo conciencia del valor de lo descubierto y expuesto. Por eso, aunque empecé la investigación para mí, lo edité para todo el mundo. Una información así no podía quedar escondida.

………. Tertulia con J de G

……….Creo que el tiempo que das, 5 días, es todo un récord. No eres el único, pero es récord. Y sé que habrás disfrutado y te habrá apenado que se terminara. Pero luego hay una pequeña propina, que espero que hayas saboreado.

………. Tertulia con J de G

……….El efecto del libro es, como bien dices, que “cosas que sabíamos no encajaban … ahora podemos comprenderlas”. Por eso el libro está escrito especialmente para personas así, inconformistas con lo oscuro, y con ganas de ver claro. Y entonces la reacción es la tuya, expandir esa buena onda.

………. Tertulia con J de G

……….No me preocupa la reacción primera que indicas: “desde ataques furibundos a silencio sepulcral”. Es la propia de quienes viven y cobran a fin de mes de la falsificación cristiana. Lo que me desazona es la reacción de los más, de los demás, de los que no cobran, de los no propagandistas, de los científicos no clérigos, no Profesores de “Cristianismo primitivo”. Que, por motivos diferentes, guardan silencio sepulcral. ¿Tienen miedo a ser marginados? ¿Les da igual que se engañe a todos los demás? ¿Qué está fallando ahí? ¿Por qué nadie osa, ni siquiera el contacto privado? ¿Tan “atado y bien atado” está todo, como con el otro? Estas cuestiones me dejan un tanto perplejo. ¿Tan domesticado está el mundo académico, que todos siguen firmes, sin pestañear, inmóviles …? Porque enterarse está al alcance de todos …

………. Tertulia con J de G

……….Y sin embargo …

………. Tertulia con J de G

………. Tertulia con J de G

4 comentarios en “Tertulia con J de G”

  1. Coincido totalmente con J sobre la trascendencia de tu investigación, apreciado Fernando Conde Torrens. Está hecha en fundamento sólido. Es una obra magistral. Vuelvo a conminarte que la completes con estudios adicionales sobre Lactancio, Arnobio, mismo Eusebio mas los PADRES DE LA IGLESIA, APOLOGISTAS y ENEMIGOS INVENTADOS. Puedes trabajar sobre fundamentos clave. Por lo mismo te llamo a abandonar las elucubraciones que has armado con lo de LA SENDA, EL CAMINO, LA SABIDURÍA, y similares las cuales no tienen fundamento divino (ya que no está probado que haya dios alguno ni que se comunique contigo o con alguien más) ni tienen fundamento en la sabiduría de los antiguos, porque no nos muestras la fuente. Si solamente pudieras abandonar esta locura, tu obra sería perfecta. Te lo pido también porque estás, como todos, en una carrera contra el tiempo. ¿Cuánto más podría haber producido el cerebro privilegiado de NEWTON si no hubiera perdido inútilmente miles y miles de horas con la alquimia y ocupaciones similares?. Con mi mejor intención, desde Chihuahua, México. ARMANDO ORTEGA MATA.

  2. Fernando Conde Torrens dice:

    Puesto que nombras a Einstein, apreciado Armando, sigo por ese camino. De todas formas, renuncio por adelantado a convencerte, pero no importa. Toda persona tiene un “sector” de inteligencia, y la aplica a las cosas que mejor se le dan, y, si lo hace bien, y viene bien dotado, destaca. Pero esa misma persona tiene su “pequeño corazoncito”, y una parte de su vida se la quiere dedicar a él, a su persona, a su visión importante, a su objetivo existencial, a cumplirlo, a completarlo. Y eso hizo Einstein, y eso estoy haciendo yo, igualito.

    Te parece que la Alquimia fue pérdida de tiempo para Einstein. Diría que no. Yo empecé por la Alquimia también, Armando, al principio. Porque buscas donde intuyes que hay. Y hace tiempo, había muy poco donde mirar. En tiempos de Einstein, menos aún. Y la Alquimia trataba de temas que no se encontraban en otros sitios … De lo intangible. Como Carlos Castañeda, o los petroglifos de Ica, creo que eran, o Lobsan Rampa, o Von Daniken. Ya sé ahora que varios de ellos eran pistas fallidas, pero uno busca. Y acaba encontrando. Tú también lo hiciste, seguro, para llegar a tu sitio actual.

    No sé si Einstein encontró algo valioso. Yo lo encontré en los textos de escritores griegos de hace alrededor de 2.500 años. Eso fue lo primero, a continuación comencé mi investigacion sobre el Cristianismo. Y actué por comparación, con lo aprendido antes. Sin lo aprendido antes, es fácil que no me hubiera metido a analizar la que había sido mi doctrina hasta entonces.

    Pero aqui viene esa ley que no he leído en sitio alguno que dice que “cada Dimensión hay que explorarla con el instrumento de esa Dimensión.” La Dimensión que Einstein estaba explorando estoy seguro de que lo hacía con el instrumento debido, porque si no no hubiera estado muchos años en esa búsqueda. Luego eso demuestra que él lo tenía desarrollado, instalado. Ahí está la clave. En tenerlo desarrollado. Y prueba de que así era son sus certeras y luminosas máximas, que sorprenden, no procedentes de su revolucionaria “Teoría de la relatividad”, sino de mucho más adentro. A eso lo llamo “saber”. Y eso se logra poniendo en marcha el instrumento dichoso.

    Sin el instrumento, la importancia de la Alquimia, o de “LA SENDA, EL CAMINO, LA SABIDURÍA y similares” no se capta. Lo cual está muy bien, que no se capte. Otro amigo de FB decía algo así como “ojalá encuentre el sentido algún día”. Cuando se muera, seguro que lo encuentra, aunque ya nada podrá variar. Se encuentra en vida.

    Ésta es la explicación de eso en lo que no coincidimos, el instrumento. Te responderé aquí, en la Web con detalles, pero no en FB. Allá es más ji-jí-ja-já y no pega ponerse serios.

    Un abrazo, Armando.

  3. Hola Sr Conde: Veo que hay personas que elogian su trabajo porque son unos redomados ateos, y esto como que los alivia de temer estar equivocados en sus vidas.Ellos se pierden la mejor parte de su trabajo, que es el verdadero camino a la verdad y dejar de pensar que somos meros simios evolucionados (Darwin nunca insinuó eso). A Newton los científicos de pacotilla lo criticaban pq era Astrólogo. Él contestaba: “Yo he estudiado el asunto, Ud no..!”.

    1. Fernando Conde Torrens dice:

      Hola, Roberto: Estás en lo cierto, cada cual ve lo que es capaz de percibir. Hay que aceptarlo. Lo bueno es ser capaz de percibir lo sutil. Para eso hay que tener una determinada “contitución interior”. Dicho con más precisión, hay que haber desarrollado un mínimo de Capacidades Superiores. Porque cada “instrumento” vibra con las cosas de su Dimensión. El que no las tiene en marcha, al menos en un porcentaje pequeño pero apreciable, no ve, no capta.

      Tampoco importa. Lo que no puede ser, no puede ser. Cada uno vivimos en el tramo de nivel de Evolucion al que hemos logrado acceder. La lástima es que no se enseñe a los jóvenes qué es el nivel de Evolución, para que los más avanzados se propongan mejorarlo. Ignorando hasta que existe, la mejora es más lenta, perdemos muchos años sin enterarnos y sin las ideas claras, explorando en solitario, en plan “amateur”. Y eso, en lo único importante que tenemos que hacer en la vida, es una tremenda pérdida de tiempo. POr eso conviene divulgarlo, sin forzar la máquina. Para mí el proselitismo activo es la raya roja a la que no hay que llegar. Divulgar, sí; pero en tu casa, con los “tuyos”, donde la entrada sea gratuita y voluntaria.

      Un fuerte abrazo, Roberto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *