Escuela virtual de Sabiduría de Pamplona.

fcondetorrens@hotmail.com

Tertulia con Lucas 2

Tertulia con Lucas 2, el 18-12-2.011

.

.

.

        Nuestro detractor, de pseudónimo Lucas, ha respondido así a la Tertulia anterior:

.

Ha sido muy hábil al poner una página que no admite comentarios.

Simplemente voy a comentar una falsedad que dice y que me extrañaría mucho que fuese fruto de un error: “No ha habido ningún estudio filológico del Nuevo Testamento, ninguno”

No tiene más que buscar un poco por Google Books para darse cuenta de que eso es falso. O, limitándonos solo a España, entrar en la base de datos de tesis doctorales TESEO.

Si no ha habido ningún estudio filológico, ¿por qué la inmensa mayoría de los expertos afirma que Pablo de Tarso escribió solo 7 cartas del NT y que las otras 6 son pseudónimas? ¡Si incluso se han hecho estudios por ordenador!

Y si no se ha hecho ningún estudio filológico, ¿por qué hay consenso entre expertos en que las dos cartas de Pedro no son de Pedro?

¿Y cómo es que la Universidad Complutense tiene una cátedra de Filología Neotestamentaria si no ha habido estudios filológicos?

.

        La respuesta de esta casa:

.

Tertulia con Lucas 2

 Papiro P66, Coleccion Bodmer. Con signos de puntuación. Comparar con la versión en griego

.

        Estimado Sr. Lucas,

        Sr. Lucas, no es falsedad lo que he afirmado, ni que esté en un error,  lo que sucede es que la comunicación epistolar, como la que hacemos Vd. y yo, tiene lagunas y quizás no me he expresado con la debida amplitud.

        Al decir “No ha habido ningún estudio filológico del Nuevo Testamento, ninguno”, me refería al Nuevo Testamento en su totalidad, conjuntamente, para averiguar etapas redaccionales, si las hubiera, autorías de los diversos libros, etc. Me explicaré más ampliamente.

        Un abate francés, Quercy o algo parecido, no encuentro el libro en estos momentos, hizo un análisis filológico de TODA la Regla de la Comunidad de Qumran y obtuvo las, creo recordar que, 4 etapas redaccionales de la misma. Lo mismo se hizo de Tirant lo Blanch y también creo recordar que la última parte – se indicaban los capítulos – era de otro autor. Es decir, tienen instrumentos los profesionales de la Filología para determinar las autorías de textos antiguos.

        Un estudio global, sin prejuicios, objetivo, profesional, de todo el Nuevo Testamento no se ha hecho. Otra cosa son los “afeites estéticos”: Dar por hecho que todas la obra de Pablo de Tarso es de un tal Pablo de Tarso y restarle media docena de Epístolas. O deducir que las Cartas de Pedro, con esa mención ingenua que hace de las Epístolas de Pablo, “de difícil comprensión”, no son de Pedro, sino que son una falsificación, un vaticina ex eventu, pero sin vaticina. A eso llamaba un estudio filológico de TODO el Nuevo Testamento, pero lo di por sobreentendido y no puse el vocablo TODO.

        Mi respuesta a su pregunta “¿por qué la inmensa mayoría de los expertos afirma que Pablo de Tarso escribió solo 7 cartas del NT y que las otras 6 son pseudónimas?”:

         Las 6 serían falsificaciones, Sr. Lucas, falsificaciones, nada de pseudónimas. Pseudónimas es otra cosa, legal. Dice mi Diccionario Espasa Quince:

        Seudónimo/a: “Dícese del autor que oculta con su nombre falso su nombre verdadero.” (Diccionario Espasa Quince)

        Por ejemplo, mi primer libro, “La Salud”, lo firmé con un pseudónimo. Yo escribí el libro, pero no puse mi nombre en la tapa, sino que me inventé un pseudónimo y puse eso. Pero yo escribo el libro y yo pongo un nombre, que es MI pseudónimo. “El Caballero Audaz” era el pseudónimo de José María Carretero Novillo (1.890-1.951) y siempre ha sido algo aceptado que alguien firme su obra con un pseudónimo.

        Pero esas 6 Epístolas desterradas del acervo paulino NO FUERON ESCRITAS POR Pablo y firmadas con otro nombre, sino que fueron escritas por un falsario y adjudicadas durante siglos por el falsario y la Iglesia a Pablo. Que no es lo mismo. ¿Se da cuenta de la política de guante blanco que se tiene con todo lo relacionado con el NT? A lo que es una falsificación se le llama eufemísticamente pseudónima, faltando a la verdad. Falsificación vil.

        “Estudios por ordenador:” Sr. Lucas …No me diga que es Vd. como el empleado de aquel Ministerio que decía a una persona que le reclamaba algo. “¡¡No puede estar equivocado, está hecho por ordenador!!” Un ordenador manejado por un inepto no da frutos acertados, sino del talante de quien lo maneja. Me sorprende Vd., Sr. Lucas.

        Le diré mi versión de ese expurgue de Epístolas a Pablo: Les sobraban Epístolas. Dedico un Capítulo al final de “El Grupo de Jerusalén” a analizar los lugares y las fechas en que se escribieron supuestamente las Epístolas paulinas y les sobraban, tenían demasiadas, y por eso se cargaron la mitad de ellas. Claro que como el tema no le interesa y ha decidido no profundizar, pues qué más da. Tampoco yo voy a perder tiempo.

        Sobre la eliminación de las Cartas de Pedro, tendría que preguntar a los que han decidido que era más político olvidarse de ellas y declararlas “seudónimas”. ¿Por qué debo dar razón de las motivaciones políticas de personas a las que desconozco? Puede ser porque hayan hecho un análisis filológico y ese estudio diga que son falsas. O puede que haya fallos en esas Cartas, como lo que dijo Dios Padre sobre el Jordán, o puede que delaten que Pedro no sabe qué novedades aportar, tras haber convivido toda la vida pública con Cristo, o la mención de Pedro llama a Pablo, vete a saber.

         Para que no se me entienda mal de nuevo: Un estudio filológico sobre un detallito sin importancia alguna, sobre un pasaje concreto, o sobre el uso de tal palabra, o sobre los semitismos en el NT, o sobre las familias de manuscritos que se conservan aún, o sobre mil asuntillos que no toquen la autoría global de todo el Nuevo Testamento hasta dan un toque de cosa científica, de supuesto interés, de profundización en el tema. Dan seriedad, y se pueden aducir como que el tema éste está en constante estudio. Naranjas de la China, Sr. Lucas. Ficción, Filología ficción. Por eso no era error mi afirmación, sino constatación.

        Ya he dicho no hace mucho que tengo especial cariño a la Universidad Complutense. El Profesor que imparte una materia no es responsable del uso que los alumnos hagan de las enseñanzas que el Profesor les ofreció. No metamos a los Profesores, ni a las Universidades, en este asunto, bastante hacen con enseñar lo mejor que pueden a alumnos con los que a menudo hay que hacer gran acopio de paciencia: Y de eso sí que sé, Sr. Lucas.

        Estoy de acuerdo con Vd. en que hay aportaciones de expertos filólogos sobre temas puntuales del Nuevo Testamento, temas ligeros, inofensivos, que no supongan peligro para el montaje global, para el sistema establecido. Lo que falta es un estudio con los instrumentos que los Filólogos conocen, y que me son desconocidos, sobra la autoría global del NT. Si supiera, Vd. o cualquier lector, de un estudio así, global, que analice el vocabulario de las diferentes escritos del NT, ruego de comunicarlo a este blog.

        ¿Y por qué no hay? Digo yo que será por el mal pago que reciben los que opinan o trabajan en contra del sistema ideológico imperante. De eso tenemos en el blog una serie titulada “Malas reacciones”, que se inicia con este enlace, y sigue con otros cinco más. Pero, claro está, tampoco tengo por qué ser yo quien responda a ese “por qué”, sino cualquiera, menos yo, que sí que, sin medios, ni demasiados conocimientos, investigo. Y lo que hallo no gusta, en ciertos círculos.

.

——————————————————————–

.

        Como ve, Sr. Lucas, tiene Vd. tribuna abierta en este blog. Ni Vd. ni yo debemos cansar a los lectores, pero los hay a los que les gusta este tipo de discusiones. Contribuimos, perorando, a hacer luz. Bendito sea Dios.

        Un saludo, Sr. Lucas.

        FCT.

.

……….  PD: De mi oferta de mandarle los dos libros editados con mi investigación sobre el Nuevo Testamento, el Sr. Lucas no dice ni palabra. No le deben interesar …

.

Enlace con el próximo día. (http://www.sofiaoriginals.com/d1119imperioseleucida20.htm)

.

……….  Fernando Conde Torrens es autor de “Simón, opera magna”, “El Grupo de Jerusalén”, “La Salud” y una serie de artículos sobre el mundo de las ideas. En http://www.sofiaoriginals.com/ expone los resultados de sus investigaciones sobre la eterna búsqueda del ser humano.

.

Tertulia con Lucas 2  Tertulia con Lucas 2  Tertulia con Lucas 2  Tertulia con Lucas 2  Tertulia con Lucas 2  Tertulia con Lucas 2  Tertulia con Lucas 2 

Tertulia con Lucas 2  Tertulia con Lucas 2  Tertulia con Lucas 2  Tertulia con Lucas 2  Tertulia con Lucas 2

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *