Escuela virtual de Sabiduría de Pamplona.

fcondetorrens@hotmail.com

Tertulia con Sigma 5

………. “Tertulia con Sigma 5” cierra el ciclo con este Contertulio.  Tertulia con Sigma 5

.

.. Tertulia con Sigma 5

        La comunicación de nuestro Invitado, en este enlace.

. Tertulia con Sigma 5

. Tertulia con Sigma 5

………. Amigo Sigma,

………. me alegro de tenerle como lector y me alegra oír su opinión de que hacía falta ampliar el contenido de “Simón, opera magna”. Verá, hace muy pocos días leía en un libro que un experto en esto de los documentos antiguos descubrió una carta del papa Clemente. Oíamos de pequeños, “Lino, Cleto, Clemente, …” pues bien, de ese Clemente, el tercer Papa después de Pedro. Descubrió una carta del Papa Clemente, del siglo I en un lejano monasterio, la estudió durante 15 años y en 1.973 publicó dos libros: Uno, repleto de anécdotas curiosas, relativas al descubrimiento, para el gran público, y otro, un prolijo y detallado informe, con toda su investigación, para el mundo científico, dos universos distintos. De haber sabido esto, tal vez hubiera hecho lo mismo, si bien tengo el grave inconveniente de no ser un científico o experto en el tema en que lo era Morton Smith. Con lo publicado en esta Web trato de suplir lo que no pude incorporar en el libro “Simón, opera magna”. Nunca es tarde.

………. Sobre el capítulo tercero del libro me han llegado noticias de todos los estilos. Siento haberle hecho sufrir, nunca fue ésa mi intención. Ese capítulo fue una “licencia literaria” que me tomé. Un escritor puede permitirse ciertas licencias, un poeta puede alterar ciertos acentos, o alargar una sílaba, para que le cuadre un verso; pues bien, yo me permití crear una ficción para poder explicar al lector cómo fueron las cosas, sin tener que explicarle cómo había llegado a esas conclusiones. Ésta es la razón del capítulo tercero.

………. Guardo en mi faltriquera una historia novelada, el primer tomo de la trilogía; espero poder editarlo en breve. En el capítulo tercero puse a prueba mi capacidad de novelar una pequeña historia. Hay quien me ha dicho que fui muy osado al añadir eso a un libro serio. Hay quien me ha comentado que se lo creyó a pies juntillas. Y hay quien preferiría que eso no fuera cierto, porque le sonaba mal. Fue un recurso literario, y con él poder clarificar las cosas desde un principio. Cuando se ha terminado el libro, creo que el tema tiene poca importancia, es parte del continente.

………. Veamos lo de las 500 horas aplicando Métodos de búsqueda. Creo que en el fondo coincidimos, cada uno tiene sus prioridades. Nadie manda en las prioridades de cada cual y entiendo su postura, no le merece la pena. Eso lo deja muy claro, Sigma, cuando se pregunta “¿merece la pena perder 500 horas …?” Con esa expresión de “perder” ya deja su postura clara como el agua, no va a perder las 500 horas de vellón. Perfecto, si bien espero que su ejemplo no lo sigan todos los lectores y haya quien pueda emplear, que no perder, ese tiempo en hacer sus comprobaciones (Este párrafo está escrito con la ironía que da la confianza).

………. Me he reído mucho con su expresión de que Vd, sin necesidad de aplicar tanto algoritmo ya había llegado a la misma conclusión. Sus razonamientos posteriores, en cambio, son serios y reflexivos y los comparto. Hablemos de las puertas abiertas.

.

Tertulia con Sigma 5

     Tertulia con Sigma 5

.

………. En efecto, hay un camino por delante, por aquello de que cuando una puerta se cierra, una ventana se abre. Que sepa que yo hablo del camino no en el blog, sino en la Web. Y vamos a lo de la responsabilidad. Le contaré una historia verídica, un sucedido. Hace de esto unos 20 años, un día me propuse limpiar mi mente y mi interior de todo lo que no fuera verdad, cosa cierta, verdad universal. Sorprendentemente, comenzaron a llegar algunas de esas Verdades Universales, cosas que eran verídicas para los griegos del año 500 antes de la era por inventar, y lo eran asimismo para los chinos de la misma época y de la actual. Yo no sabía de dónde me llegaba aquello y me entraron dudas de si lo que iba acumulando como Verdades Universales realmente lo eran. Sólo tenía mi impresión.

………. Comencé entonces a leer a personas que había dejado huella en la historia del pensamiento de Occidente. Y descubrí en Plotino alguien que sabía lo mismo que yo estaba aprendiendo de manera autónoma. Y entonces me dije: Si me equivoco, no me equivoco yo solo; nos equivocamos Plotino y yo. Y seguí leyendo lo que enseñaba Sócrates. Y al tiempo pude decirme: Ahora, de equivocarnos, estamos equivocados Sócrates, Plotino y yo. Al cabo de pasar revista a los presocráticos, la lista de los que nos equivocábamos juntos era tan larga que sería una inmodestia mencionarla.

………. Diez años después me decidí a empezar a comunicar algo de lo que había aprendido. Y comprobé con personas de hoy que eso se podía enseñar, y que había personas que podían aprender, o mejorar su grado de comprensión, o comprender con más rapidez. Estos últimos diez años me han deparado grandes satisfacciones no materiales y ni una sola queja, ni una sola reclamación. A estas cosas sólo se acercan los que son afines a ellas, los que no es lo suyo huyen de estas cosas, pero esta idea no es mía, la han expresado de manera mucho más lírica personas que sabían la tira. El que yo llamo Simón es uno de ellos.

………. Por eso no siento peso de responsabilidad alguna, lo que no significa que me declare un irresponsable, sino que en estas cosas se da una auto-regulación, sólo el que puede beber se acerca a la fuente. No es que la fuente esté escondida, ni reservada a unos pocos predilectos. Es que – como oí decir a uno de los fundadores del Cooperativismo – éste tiene un algo centrífugo que expulsa a los no idóneos. Pues igual.

………. Hasta cuando quiera, Sigma. Un afectuoso saludo.

. Tertulia con Sigma 5

………. Fernando Conde Torrens es autor de “Simón, opera magna”, “El Grupo de Jerusalén”, “La Salud” y una serie de artículos sobre el mundo de las ideas. En www.sofiaoriginals.com expone los resultados de sus investigaciones sobre la eterna búsqueda del ser humano.

…………. Tertulia con Sigma 5

. Tertulia con Sigma 5

. Tertulia con Sigma 5

. Tertulia con Sigma 5

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *