Escuela virtual de Sabiduría de Pamplona.

fcondetorrens@hotmail.com

Tertulia con un lector desmoralizado

“Tertulia con un lector desmoralizado” es otro testimonio del desaliento por el fallo de las firmas debidas al azar.

.

.

………. Comunicación de un lector desmoralizado    Tertulia con un lector desmoralizado

.

        Estimado Sr. Conde:

                                     Supongo que mi opinión no será de su agrado e incluso igual me empieza a considerar entre sus enemigos, pero, al contrario de lo que parece, los amigos son los que dicen las verdades.

          Resumiendo, en mi opinión, la tesis de “Simón, opera magna” está en estos momentos por los suelos. Teníamos dos cadenas de firmas, de las cuales una, según las últimas deducciones del propio autor, se debe al azar. Pues bien, si de dos cadenas de firmas una se debe al azar no hay que saber muchas matemáticas para decir que al menos hay una probabilidad del 50% de que la otra sea fruto del azar. Esto sería la debacle.

         La tesis ha cambiado tanto y está tan en el aire que no me parecería honesto sacar una segunda edición con unas pocas correcciones. Creo que debe madurar más la idea y posteriormente sacar un nuevo libro con otro título incluyendo las nuevas tesis y nuevas averiguaciones. Y Ud. relajarse un poco.

         O mucho me equivoco o no creo que necesite el dinero de esta segunda edición. Los lectores del blog nos conformamos con las historias que nos cuenta de la forma de escribir de los copistas, los falsificadores, etc… y sería el recopón que finalmente demostrara por uno u otro método que los textos actuales están adulterados a conciencia. ¿A quién va a convencer de que compre un libro con una tesis en continua revisión para la cual tiene que leer diariamente un blog, para lo cual a sus lectores (amigos) habituales tiene que ocultarles parte del texto o bien obligarles a comprar un libro que saben que no está actualizado para poder acceder a unos textos que ya han leído, etc, etc.

         ¿No se da cuenta que no tiene ni pies ni cabeza? Relájese y disfrute. Si necesita apoyo económico para seguir su investigación dígalo. Igual lo apoyamos interesadamente o por simpatía. Pero, por favor, siente la cabeza.

         Le ruego que no me conteste, me gusta más leer su aportación diaria al blog. Si mi opinión no le sirve, simplemente tirela a la papelera.

         Un saludo.

……………………..  Lector.

.

Tertulia con un lector desmoralizado

   En homenaje

.

……….  Fernando Conde Torrens        Tertulia con un lector desmoralizado

.

………. De ninguna manera, mi querido amigo, voy a cambiar mi opinión sobre Vd. me diga lo que me diga. Se ve a las claras que lo dice con dolor en el corazón, compartiendo el mío. Para ser más exacto, en mi caso fue sobre todo desolación, no sólo dolor. Pero duró horas, hasta que me dije que no las había encontrado, pero podían estar allá dentro, escondidas, esperándome. Y que seguiría buscando.

………. Revisando sus párrafos, acierta en casi todo lo que diagnostica o me recomienda. La tesis sobre la falsificación no estaba por los suelos; la prueba de las firmas, la única prueba existente, ésa sí, estaba por los suelos, se había esfumado. Pero lo hallado en “El Grupo de Jerusalén“, las dos etapas de redacción con ideas opuestas, se mantenía con toda su fuerza. Lo que pasa es que es mucho menos vistosa que las firmas. No es tan determinante, tan demoledora, ni mucho menos.

………. “Sería el recopón” aventura, atreviéndose a imaginar un final feliz de la ventura investigadora. Tras eso iba, pero no lo podía decir a las claras, no convenía. Mejor que todos los detractores cantaran victoria y me dejaran investigar tranquilo, convencido de mi fracaso. Y a eso me dediqué otros 12 años.

………. Su Tertulia es de las pocas – si no la única, alguna tenía que ser – que se perdió, y sólo ha quedado su Comunicación, no mi respuesta. Ésta se redacta mucho más tarde, cuando ya “Año 303. Inventan el Cristianismo” ha visto la luz. Y aprovecho para decir lo que no quería decir cuando nadaba entre dos aguas.

………. La realidad fue que seguí trabajando denodadamente para completar los hallazgos iniciales. No necesité relajarme, como me indica, porque no estaba contraído, ni nervioso. Seguí trabajando, como lo había hecho antes de redactar los dos libros ya editados. La relación de los logros que se dieron en este período, de los años 2.005 a 2.015, está en el Epílogo del tercer libro de la trilogía, “Año 303. Inventan el Cristianismo“. Ése es el recopón, empleando su expresión.

………. Comprenderá que me siento inmensamente satisfecho y orgulloso del trabajo realizado. Pero he dejado trozos de mi ser en el empeño. Poner en redes sociales la Web ha requerido cambiar todos sus artículos a WordPress, y ese trabajo aún no está completado, sólo la mitad de la misma. Ello ha supuesto perder la mitad de los lectores, que espero se recuperen cuando toda esté visible y optimizada.

………. Ya me gustaría volver a ver por aqui a mis interlocutores de los primeros años del siglo XXI, en especial a los favorables, como Vd., mi sufrido amigo. No pierdo la esperanza, aunque ya sé que hay asuntos en los que el tren – a diferencia del cartero – no pasa dos veces por el mismo sitio.

………. Con mis mejores deseos, reciba un fuerte abrazo.

.

Tertulia con un lector desmoralizado  Tertulia con un lector desmoralizado  Tertulia con un lector desmoralizado  Tertulia con un lector desmoralizado 

Tertulia con un lector desmoralizado  Tertulia con un lector desmoralizado  Tertulia con un lector desmoralizado  Tertulia con un lector desmoralizado 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *