Escuela virtual de Sabiduría de Pamplona.

fcondetorrens@hotmail.com

Tertulia confluyente con CV

Tertulia confluyente con CV

.

.

.

        Estimado CV: La lectura detenida de su escrito, especialmente la parte final, me ha desvelado un eventual consenso existente entre ambos, que me parece conveniente resaltar, a salvo de su mejor opinión, o de la de cualquier lector. Llevamos tiempo discutiendo sobre la historicidad de Jesús, el galileo, (uso esta nomenclatura para evitar connotaciones de divinidad en él). Pero parece que estamos de acuerdo en otro aspecto más importante aún, la esencia del mensaje profundo que en el Nuevo Testamento (o NT) se transmite. Porque también hay allí otros mensajes no profundos.

        Discrepamos en el continente, en quién fue el personaje que expuso esa doctrina profunda. Vd. defiende que Jesús, el galileo, y yo, que Eusebio de Cesarea. Pero parece que ambos valoramos muy positivamente la doctrina profunda que el autor, fuera quien fuese, puso en el NT. Es decir, concordaríamos en el contenido. Eso deduzco de las frases finales de su escrito, del que elimino los pasajes del NT, que sustituyo por puntos suspensivos, para no desviar al atención del lector:

        Jesús mismo resumió toda su doctrina en dos ideas principales: amar a Dios sobre todas las cosas y al prójimo como a uno mismo …  Incluso dijo que sus seguidores debían amar a sus enemigos y orar por ellos …. (Por cierto, que estas declaraciones de Jesús descalifican a la inmensa mayoría de quienes se hacen llamar hoy cristianos, empezando por los de arriba.) ….

 

 

        Una cosa es lo que de profundo se predica en el Nuevo Testamento y otra, la versión popularizada, o enseñanza de facto, en la que históricamente los predicadores del NT han hecho hincapié y siguen ellos mismos. Es decir, a lo que se ha quedado reducido tal doctrina por obra y gracia de quienes la han enseñado.

   

        Y sigue Vd …

        La ley judía, resumida en los diez mandamientos, decía «No matarás». Pero Jesús va más allá de la interpretación meramente legalista y explica que quien alberga odio hacia su prójimo ya ha incumplido la ley y ha dado el primer paso hacia el asesinato …. Así, no es cuestión de no llegar al asesinato para no sufrir el castigo, sino de cortar de raíz el sentimiento que puede llevar a uno a desear cometerlo. Esa ética tan avanzada y radicalmente distinta de todo cuanto conocían sus contemporáneos …..

 

        Queda claro la mayor exigencia de esa enseñanza profunda que la de la moral de la época. En eso estamos de acuerdo. En lo que no concuerdo es en la última frase suya … “Esa ética tan avanzada y radicalmente distinta de todo cuanto conocían sus contemporáneos …..

        Esta Ética tan avanzada, estimado CV, era Sabiduría, Conocimiento. Y se estaba divulgando en la Magna Grecia desde tiempos de Pitágoras, en torno al año 500 AEC. con Parménides, Heráclito, Demócrito, Empedocles, Anaxágoras, Sócrates, sus discípulos directos, los fundadores de las tres Escuelas de Atenas, sus sucesivos directores, autores de docenas de obras sobre Sabiduría (mal llamada Filosofía) como Cleantes y Crisipo, Los maestros que enseñaron en otros lugares, como Epicteto, en Nicópolis, Amonio Sakas, en Alejandría, Plotino en Roma, Hipatia, en Alejandría y un largo etcétera. Lo que pasa es que sus obras se quemaron y no han llegado a nosotros. Como estoy en plan conciliador no diré que las quemaron las autoridades cristianas, empezando por san Cirilo de Alejandría. Ni me inventaré que tal doctrina les estorbaba.

        La Sabiduría era una Ética avanzada; completamente certero su juicio. Y diferente a la que operaba en aquel entonces entre la masa, entre los reyes, entre los poderosos del mundo. El autor que la vertió en el NT tomaba del acervo de Sabiduría que él conocía y vivía. Ésa es la Historia real, Sr. CV. …

        Y sigue Vd …

 

        En la sociedad en que Jesús vivió, las diferencias sociales eran tremendas. Los rabinos enseñaban que era «mejor quemar las palabras de la Ley que enseñarlas a una mujer» (Talmud de Jerusalén, Sotah, III:6). A los primos hermanos de los judíos, los samaritanos, se les odiaba tanto que en cierta ocasión la gente increpó a Jesús con el insulto «eres samaritano y tienes demonio» … Eso por no hablar del odio y el desprecio de los judíos hacia los griegos o los romanos. Sin embargo, es célebre el pasaje de los evangelios … en que Jesús predica sin reparos a una mujer samaritana. De hecho, se presenta a Jesús aceptando como discípulos a todo tipo de personas: lo mismo sacerdotes y prebostes que prostitutas y mendigos; hombres y mujeres; judíos y extranjeros. En su predicación, el galileo enseñó que un clérigo no es mejor que un publicano …, y que un samaritano puede ser mejor persona que un sacerdote de pura sangre levítica …

 

        Exactamente, la Sabiduría está muy por encima de la xenofobia (odio al extranjero), tan común entonces, y ahora. Y del egoísmo reinante en una gran parte de la población de Grecia, del mundo helenístico (del que estamos analizando aspectos en este blog por estas fechas), y del Imperio Romano posterior.

        Y aún me atreveré a decir más: En los Evangelios se divulga la práctica de la Ética que la Sabiduría exige a sus seguidores, esto es, los frutos. Pero nada se habla en los Evangelios de los medios, o capacidades peculiares, que hay que poner a punto para poder lograr esos frutos. Para leer eso en el NT hay que irse a la web en el que este blog está insertado y leer “Textos de Sabiduría”. Y se conoce entonces algo, muy poquito, apenas dos palabras, sobre la Esencia, o semilla de Logos, que el humano porta. La pregunta es ¿por qué el autor no fue más extenso, más detallado? ¿Por qué tuvo que esconderlo, como lo escondió?

        Quien no ha desarrollado esa cosa, nada entiende de Sabiduría y ni la ve. A la inversa, quien la capta es porque ha desarrollado, tal vez sin ser muy consciente de ello, la cosa ésa. El lector que guste, dese por aludido.

        Y añadiré algo que será considerado políticamente incorrecto por todos los que no han encontrado la cosa entre sus entretelas: Hablar de Ideología con cierto peso, sólo quienes han desarrollado la cosa. Los que no lo han hecho no tienen ni voz ni voto en esto de Ideología. Son analfabetos, lo que digan, o defiendan, no vale nada … Es como si un sordo disertara sobre las Sinfonías de Beethoven. Sólo puede repetir lo que haya leído sobre ellas, pero decir algo personal, sentido, propio, de eso nada. Y si la Sabiduría era perseguida y quemada desde tiempos de Teodosio e Hipatia … lo que de ella pueda leerse, poco tiene que ver con ella. Esto en el ejemplo del sordo.

        Y termina Vd …

        “Esto, en mi opinión, convierte al individuo que la inspiró, Jesús … en uno de los personajes más interesantes y dignos de estudio de la historia.”

        ¿Que habría que investigar sobre el autor que colocó una doctrina tan genial en el NT.?

        ¡¡¡Por descontado!!!

        Pero en eso estoy solo, Sr. CV. …

.

Tertulia confluyente con CV

      Papiro P66 con signos de puntuación. Juan 1-1 y ss. Colección Bodmer

.

 

       2 Enero 12

Enlace con el próximo día.

Fernando Conde Torrens es autor de “Simón, opera magna”, “El Grupo de Jerusalén”, “La Salud” y una serie de artículos sobre el mundo de las ideas. En http://www.sofiaoriginals.com/ expone los resultados de sus investigaciones sobre la eterna búsqueda del ser humano.

.

Tertulia confluyente con CV  Tertulia confluyente con CV  Tertulia confluyente con CV  Tertulia confluyente con CV  Tertulia confluyente con CV  Tertulia confluyente con CV 

Tertulia confluyente con CV  Tertulia confluyente con CV  Tertulia confluyente con CV  Tertulia confluyente con CV  Tertulia confluyente con CV  Tertulia confluyente con CV

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *